sábado, 29 de junio de 2013

jueves, 27 de junio de 2013

martes, 25 de junio de 2013

Dice Luis Blanco Vila que...

"El arte es una manifestación expresiva de los sentimientos, es un hecho humano como tantos, no es único; menos aún la literatura, que sale viciada en sus contenidos; pero nadie puede impedir que sea así. Y hasta diría que debe ser así, mientras se mantenga la intención y el deseo de veracidad.
Por eso, frente a la imposibilidad del arte puro, no tenemos más remedio que aceptar el arte -y la literatura- con compromiso. Gracias a ese compromiso se puede hacer la historia de los sentimientos de los pueblos, que es, también, la historia de sus errores y sus pecados. También de sus aciertos, claro."

lunes, 24 de junio de 2013

'¿Por qué no te LEES?' de José Luis Moreno

Ya tengo en mis manos mi nuevo libro: '¿Por qué no te lees'.  De los tres que he publicado, posiblemente este sea el más personal. En él se contienen mis pensamientos y reflexiones de estos últimos cuatro años. Mis soliloquios, mis ideas, mis penas y alegrías; todo aquello que he ido anotando en mis cuadernos y posteado por aquí.

Creo que es una buena lectura para este verano. Una de esas lecturas que invita a pensar y a la reflexión y, sobre todo, que invita a conocerme un poco más. 

Lo podéis encargar en vuestra librería más cercana o comprarlo por aquí o aquí:





Siempre Gracias.

134.6.13

134.6.13. El poder termina por generar indiferencia y poca sensibilidad. No conozco muchos hombres con poder cercanos y sensibles a las realidades; tampoco conozco muchos que de por sí lo sean.

domingo, 23 de junio de 2013

Fixed Soldiers Night

Dice la Biblia que...


«No os amontonéis tesoros en la tierra, donde hay polilla y herrumbre que corroen, y ladrones que socavan y roban. Amontonaos más bien tesoros en el cielo, donde no hay polilla ni herrumbre que corroan, ni ladrones que socaven y roben. Porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón.

»La lámpara del cuerpo es el ojo. Si tu ojo está sano, todo tu cuerpo estará luminoso; pero si tu ojo está malo, todo tu cuerpo estará a oscuras. Y, si la luz que hay en ti es oscuridad, ¡qué oscuridad habrá!». (Mt 6, 19-23)

viernes, 21 de junio de 2013

'Éxito' por Juan Manuel de Prada

Interesante Artículo publicado ABC/ XL Semanal.

Tal vez porque alcancé el éxito (o lo que el mundo entiende por éxito) siendo muy joven, he tenido ocasión de reflexionar mucho sobre su naturaleza. La vanidad nos hace creer que el éxito -cuando es propio- es consecuencia natural (y justísima) de nuestros merecimientos; y el resentimiento nos hace creer que el éxito ajeno es consecuencia de la fortuna (y, por lo tanto, injusto o siquiera arbitrario). Ambas consideraciones son erróneas, y en el fondo hijas de la misma insidiosa malignidad. El éxito, en puridad, no es más que la recompensa que el mundo nos concede cuando se siente halagado por nuestros actos; y nuestra envidia del éxito ajeno no es sino deseo de participar de ese halago. Con esto no quiero decir que quien disfruta (o más bien padece) el éxito no lo merezca, o que para alcanzarlo se haya resignado a halagar al mundo; por el contrario, creo que hay personas exitosas que poseen prendas admirables, del mismo modo que creo que no todas las personas exitosas han querido halagar al mundo a sabiendas. Pero esto es lo de menos; pues lo que caracteriza el éxito no es lo que nosotros somos, sino lo que desde fuera se percibe de nosotros. El éxito es siempre mendaz, porque no depende de nuestros merecimientos; quienes lo alcanzan, como quienes lo persiguen sin llegar nunca a alcanzarlo, son víctimas del mismo espejismo.
Esta falacia del éxito es algo de lo que cuesta mucho darse cuenta. Quien alcanza el éxito tiende a emborracharse con él, pensando que todos los honores y reconocimientos que recibe son pocos; y quien pugna en vano por alcanzarlo percibe el fracaso como una amputación o un despojo inicuo, más lacerante todavía cuando contempla que otros han alcanzado el éxito sin apenas esfuerzo (o, en todo caso, con un esfuerzo no mayor que el suyo). Aquí reside la malignidad del éxito, y la razón por la que resulta a la larga tan destructivo, tanto para quienes lo disfrutan (o padecen) como para quienes lo anhelan. Aceptar que el éxito es mendaz, que el aplauso del mundo no es consecuencia de nuestra genialidad sino del provecho que el mundo saca de nosotros, es una durísima prueba a la que pocos están dispuestos a enfrentarse.
Casi todas las personas que han alcanzado el éxito llegan a desarrollar la creencia absurda de que es una gratificación debida; por eso, cuando su éxito decae o palidece, se dan de coscorrones contra las paredes, incapaces de entender su desgracia. Hay también una minoría de personas exitosas más conscientes que llegan a captar que el éxito alcanzado es la consecuencia directa de haber halagado al mundo; pero suelen tornarse cínicas, y siguen dando al mundo lo que al mundo le halaga, pues el éxito ha generado en ellas adicción. Lo mismo ocurre entre las personas 'fracasadas': la mayor parte concluyen que su fracaso es hijo de la ingratitud de un mundo que se niega a recompensar su talento; y los pocos conscientes de que su fracaso es la expresión del rechazo del mundo se esfuerzan desesperadamente por halagarlo, mendigando esa recompensa que se les escamotea.
Yo alcancé el éxito a una edad temprana; e, ingenuamente, pensé al principio que lo había alcanzado por merecimientos propios. Con el paso del tiempo, llegué a descubrir que mis merecimientos (reales o ficticios) nada tenían que ver con mi éxito; y que, si deseaba retenerlo, tendría que esforzarme en halagar al mundo. Esto solo se puede lograr de dos maneras: mediante la asimilación del espíritu del mundo o mediante el fingimiento constante. La primera es algo semejante a practicarse una lobotomía indolora: se trata de darle al mundo lo que el mundo te demanda, vaciándote de ti mismo y llenando el hueco resultante con la borra que hace las delicias del mundo; al principio puede parecer algo indigno, pero es una indignidad de la que uno se olvida muy fácilmente. La segunda manera es más aflictiva, porque la conciencia del fingimiento te hace sentir como un pelele; pero esta aflicción tiene su lenitivo, que es el propio éxito, un éxito cínicamente logrado a costa de tu conversión en un pelele.

Y, luego, en fin, está el repudio del éxito, el rechazo del éxito como algo despreciable y envilecedor. La senda que conduce al repudio del éxito ha sido transitada por muy pocos hombres: es incómoda y áspera, porque exige abajamiento y en el hombre hay una tendencia natural a ascender; es cruel y oprobiosa, porque a quienes por ella se internan solo les aguarda el vituperio del mundo. Todos los días le pido a Dios su asistencia para adentrarme en ella.

133.6.13

133.6.13. La política se suele hacer desde un nivel muy por encima del suelo; eso hace que los del suelo, que son la mayoría, no crean. 
La política se debe hacer del suelo hacia arriba, no de arriba al suelo.

jueves, 20 de junio de 2013

Lo que veo... Granada.


Dice Osho que...


"No hace falta transformar el mundo entero;
para empezar a transformar el mundo 
basta con transformarse uno mismo, 
porque formas parte de él. 
Si un solo ser humano se transforma, 
este cambio se transmite a miles 
y miles de personas. 
Se convierte en el punto de partida 
de una revolución que puede dar origen 
a un nuevo tipo de ser humano".

lunes, 17 de junio de 2013

131.6.13

131.6.13. La moral no puede ser impuesta por reglas o mandamientos. La moral debemos imponernosla cada uno de nosotros a través del conocimiento.

domingo, 16 de junio de 2013

Love Of Lesbian - Los Toros en la Wii

Muy buenos...

Dice Juan Luis Lorda que...

"La caridad hace crecer el entendimiento en el matrimonio, el cariño en las familias y la solidaridad en las sociedades. Lleva a compartir lo que se tiene y a ayudar al que lo necesita; a ser sensible ante las necesidades de los demás; a estar dispuestos a colaborar. También a perdonar, superar y borrar de la memoria las ofensas."

sábado, 15 de junio de 2013

130.6.13

130.6.13. La verdad es que los caminos se cruzan, se separan y sólo Dios sabe si volverán o no a cruzarse. Es la vida y la vida es ese camino por el que deambulamos todos.

viernes, 14 de junio de 2013

Lourdes Ibañez y la Asociación Semilla.

No es habitual, en el día a día que habitamos, encontrarte con personas que vivan de la pasión de dar a la sociedad a cambio de nada. Estamos rodeados de aquellos que sólo exigen sin aportar, de egoístas de la vida y del sistema que sólo critican sin construir, que sólo buscan satisfacción personal sin pensar en el de al lado. Y me pongo yo como primer ejemplo para que nadie se de por aludido.

Una de las oportunidades que me brindan mis responsabilidades, es el privilegio de  conocer muy de cerca, tocar, vivir e incluso sufrir, los verdaderos dramas a los que se enfrentan día a día miles de ciudadanos. Muchos de esos ciudadanos mal viven o sobreviven gracias a instituciones como  organizaciones (Asociaciones ó Fundaciones) sin ánimo de lucro o la propia Iglesia, en las que su único fin es llegar allá dónde no llegan las administraciones, ayudando a las personas que más lo necesitan.

Es triste que la crisis se esté llevando por delante, también, a entidades de este tipo. La falta de ayudas hace que muchas de ellas dejen de funcionar y tengan que cerrar sus puertas a aquellos que más lo necesitan. El drama es el desamparo que sufren esas cientos de miles de almas, cada vez más, que quedan en esa  tierra de nadie, sin un clavo a dónde agarrar ni un futuro cierto.

La Asociación Semilla es una de esas entidades que da más a la sociedad de lo que recibe de ella. Su presidenta, Lourdes Ibañez. Lourdes es una mujer todo corazón y alma de esta asociación. Una mujer llena de principios y valores como  pocos otros anónimos que, como ella, dedican su vida, se enriquece, ayudando a los demás.  Tengo el honor de conocerla y eso ha hecho, también, que la tenga una consideración y cariño especial.  Ojalá y el resto, los demás, aportásemos un poquito, sólo un poquito, para que esos muchos pudieran vivir algo mejor de lo que viven y su futuro fuera, al menos, algo más digno.

En esta entrevista conoceréis un poquito mejor la Asociación Semilla y a Lourdes, su presidenta.



129.6.13

129.6.13. No sé si el odio hace más o menos valientes a las personas.   Ellos sabrán, yo nunca he odiado a nadie.

jueves, 13 de junio de 2013

Dice Juan Luis Lorda que...

"El ser humano no es sólo cabeza, también es corazón. La cabeza descubre muchas cosas, pero hay muchas otras que sólo se aprecian con el corazón."

miércoles, 12 de junio de 2013

Anuncio Estrella Damm 2013 - Love of Lesbian 'Fantastic Shine'

Sin duda, para mi, mejor anuncio de cervecita de verano y, como no puede ser de otra manera, con una fantástica canción de un magnífico grupo Love of Lesbian 'Fantastic shine'...

128.6.13. La vida no deja de enseñarte si queremos escucharla, sentirla e incluso leerla. Sólo tenemos que estar atentos y querer aprender.

martes, 11 de junio de 2013

lunes, 10 de junio de 2013

127.6.13. Uno no sabe muy bien dónde puede encontrarse con esos momentos que te emocionen. Lo cierto es que un hombre se va labrando por dentro a base de esos pellizcos que te endurecen o desgarran el corazón.
126.6.13. No es lo mismo esperanza que ilusión. La ilusión puede ser un espejismo, un sueño irrealizable; la esperanza es algo que se espera, algo que sin duda llegará.

domingo, 9 de junio de 2013

Políticos Extraordinarios spot Aquarius





Sé que son muchos los que desahogan su desazón, su crítica -no sin cierta razón- sobre los políticos. Yo que soy persona crítica, autocrítica por naturaleza, no puedo más que dar la razón a muchas de esas afirmaciones pero, nunca es bueno generalizar.

La política y los políticos han existido y existirán siempre. Y siempre habrá excelentes políticos y muy malos políticos. Como habrá políticos que defiendan lo mejor para su pueblo y ciudadanos con su vida o políticos que sólo piensen en sí mismos.  No hay malos políticos sólo cuando las cosas van mal, como no hay ni buenos ni malos cuando todo va bien. Lo que a veces deberíamos pensar es que gracias a la democracia que nos asiste, podemos elegir a aquellos que queremos que nos representen y solucionen nuestros problemas que, de un partido político u otro, nuevo o viejo, con ideología clara o confusa, en el momento de ser elegidos se convierten en esos políticos de que hablamos. Todo es política.

Y los ciudadanos, también, en un menor grado, tenemos algo de responsabilidad cuando elegimos a 'políticos' que, por no dar importancia en su momento, nos llevan a situaciones tan desastrosas como las que vivimos actualmente y que otros, de mejor o peor forma, posiblemente no como quisieran, se ven obligados a arreglar.

Dicho esto, me parece excelente el anuncio de Aquarius y, aunque estoy seguro va a recibir muchas críticas -como también ocurrirá con este post- yo lo aplaudo. La mayoría de las personas que se dedican a la política lo hacen de manera honrada, honesta y responsable, como no podría ser de otra manera.  En un número elevadísimo se dedican a la política de forma vocacional, voluntaria y no remunerada, como servicio a sus pueblos o simplemente por creer en un proyecto. Merecen el respeto de todos.

Dice Noelia Molanes que...

"Los diarios son el germen del espíritu creativo y una paradoja existencia: a veces eternizan emociones fugaces y pasiones de rápida combustión. Pero también son la memoria abrupta y conservan, con reveladora pureza, la esencia de un instante, ese trozo de 'yo' sepultado -con mayor o menor determinación en los sótanos del tiempo. Cualidades, todas ellas, que le confieren cierta mística: el trozo de la vida que reflejan parece emerger, como el genio de la lámpara, sólo con volver a abrirlos."

sábado, 8 de junio de 2013

125.6.13. Humildad y arrepentimiento, dos grandes virtudes cristianas. No querer ser por encima de los demás. Asumir el error, asumir que se ha hecho mal. No pensar en sí mismo y sí en los demás. Rectificar nuestro camino reconociendo que es el equivocado. 
Tan difícil de llevar a la práctica en este mundo que hemos construído.

viernes, 7 de junio de 2013

miércoles, 5 de junio de 2013

123.6.13. La pereza es uno de nuestros mayores enemigos. Siempre hacemos menos de lo que podríamos hacer.

lunes, 3 de junio de 2013

domingo, 2 de junio de 2013

Querido hijo...

Sé prudente, actúa con justicia, se templado en tus actos no dejándote llevar por los deseos y fuerte para enfrentarte a las mayores dificultades que puedas encontrar en tu camino.

Fixed Gear Bike is Fun, but...

Dice Osho que...

"Un poeta llega a co­no­cer cier­tas cosas que son re­ve­la­das solo en una re­la­ción poé­ti­ca con la reali­dad.
El poeta es tonto en todo cuan­to se re­fie­ra a la in­te­li­gen­cia mun­da­na. Jamás des­ta­ca­rá en el mundo de la ri­que­za y el poder. Pero en su po­bre­za co­no­ce un tipo dis­tin­to de ri­que­za en la vida que nadie más co­no­ce. Para un poeta el amor es po­si­ble, para un poeta Dios es po­si­ble. Solo aquel que es lo bas­tan­te inocen­te como para dis­fru­tar de las pe­que­ñas cosas de la vida puede en­ten­der que Dios exis­te, por­que él exis­te en las pe­que­ñas cosas de la vida: exis­te en la co­mi­da que in­gie­res, en el paseo que das por la ma­ña­na. Exis­te en el amor que sien­tes por tu ser amado, en la amis­tad que tie­nes con al­guien. Exis­te en cosas tan pe­que­ñas. No exis­te en las igle­sias; las igle­sias no for­man parte de la poe­sía, sino de la po­lí­ti­ca. 
Vuél­ve­te más y más poé­ti­co. Se re­quie­ren aga­llas para ser poé­ti­co; se ne­ce­si­ta ser lo bas­tan­te va­le­ro­so como para dejar que el mundo te llame tonto, pero solo en­ton­ces se puede ser poé­ti­co. Y al serlo no me re­fie­ro a que ten­gas que es­cri­bir poe­sía. Es­cri­bir poe­sía no forma de­ma­sia­da parte de la poe­sía; solo es una parte pe­que­ña y en ab­so­lu­to esen­cial. Uno puede ser un poeta y no es­cri­bir jamás una sola línea de poe­sía, al tiem­po que se pue­den es­cri­bir miles de poe­mas y no ser un poeta. 
Un poeta es un es­ti­lo de vida. Es amor por la vida, re­ve­ren­cia por la vida, es una re­la­ción de co­ra­zón a co­ra­zón con la vida."

sábado, 1 de junio de 2013

122.6.13. Lo que ilustra nuestras vidas no son imágenes acopladas a nuestra retina, eso pasa; son sentimientos y emoción, son canciones con su música y sus letras, son novelas y versos, son sonrisas y lágrimas. Lo que ilustra nuestras vidas es lo que nos rodea más allá del materialismo absurdo que trata de acapararnos.