miércoles, 31 de marzo de 2010

El puzzle de Elsa Pataky...

... y las piezas que faltan?
Querido hijo...


Nunca impongas nada ni dejes que te impongan nada. Nunca obligues a algo ni a los tuyos, ni a los demás ni a ti mismo. Las imposiciones obstruyen la libertad de pensar y el derecho de elegir...

Dice Francisco López-Seivane que...

"Mientras el hombre no acepte la responsabilidad de la búsqueda personal, mientras necesite la tutela de una institución, mientras se halle dispuesto a aceptar lo que no sabe, no puede hablarse de un hombre espiritual, sino de un feligrés, un seguidor, una persona gregaria refugiada en la confortable seguridad de la masa, fortalecida por la compañía de muchos, limitada a aceptar lo que le digan y a conformar su conducta según le impongan.
Espiritual, en cambio, es quien bucea en las profundidades, quien vive en las esencias, quien tiene hambre de conocimiento, quien se complace en desterrar falsas creencias porque eso le acerca a la verdad."

martes, 30 de marzo de 2010

Tu poder eres tú: si quieres puedes y si puedes haces por lo tanto si haces es porque puedes.

Haruki Murakami 'De qué hablo cuando hablo de correr'


Artículo publicado hoy en el Diario Público.es. Llevo más de un año esperando la publicación en castellano de este libro. Por fin parece llegará en breve, ya estoy buscaándolo. De momento dejo un avance con este artículo bastante interesante:
'Murakami corre luego escribe'


Haruki Murakami es un obrero del talento. Cuatro horas de tecla al amanecer, sin esperar que todo lo que salga sea bueno. Mucho esfuerzo y mucho ingenio para poder llegar a ser un escritor gigante, sin serlo. Mucho entrenamiento y muchas horas para dejar a punto el músculo de la voluntad, la concentración y la respiración. El autor de Tokio Blues aprendió a sudar, a hacer pico y pala de ficción todos los días, con las zapatillas puestas: "En mi caso, la mayoría de lo que sé sobre la escritura lo he ido aprendiendo corriendo por la calle cada mañana. De un modo natural, físico y práctico", reconoce en el libro De qué hablo cuando hablo de correr, publicado por Tusquets, en el que explica al detalle cómo entiende su oficio.




El escritor respira
El autor se cuida físicamente para soportar el esfuerzo de ser escritor

Sólo un autor japonés de bestsellers podría pensar en cuidar de su respiración mientras se dedica a correr cada día una nueva página de su novela y a formular una lección sobre la correcta utilización del cuerpo en la conquista del libro perfecto: "Si no hay equilibrio entre inspiración y espiración resulta muy difícil poder dedicarse profesionalmente a escribir novelas durante muchos años. Hay que ser capaz de seguir respirando mientras se contiene la respiración". De este libro, con tono de diario de corredor de maratones, sale el Murakami prosaico que todos los Murakami llevan dentro.

Tiene un pasado
Nadie nunca fue escritor al nacer. En el caso de Murakami, terminó sus estudios, abrió un club de jazz cerca de la estación de Sendagaya, en Tokio, en el que cabían un piano y un quinteto, y a los 30 años, un buen día, decidió que escribiría una novela, sin más. "Así que fui a la librería Kinokuniya y me compré un paquete de folios con cuadrícula y una pluma Sailor de unos mil yenes. Fue una inversión de capital muy modesta". De esos folios salió Oíd cantar al viento. Los siguientes tres años Murakami abría el local, lo cerraba y se iba a casa a escribir hasta quedarse dormido. Era la época en la que se fumaba 60 cigarros y no quería ni oír hablar de sudar. "Lo que más feliz me hizo al convertirme en novelista fue poder levantarme y acostarme temprano".

Murakami prefiere el rock trotón al jazz a la hora de correr por las mañanas
Escucha música rock
Pero no mezcla informática con música porque "es lo mismo que lo de no mezclar la amistad o el trabajo con el sexo". La curiosa ley de Murakami le hace preferir el minidisc al iPod. Y carga siempre música rock en vez de jazz, porque para correr "lo mejor es un ritmo lo más simple posible". Ahí guarda el Sympathy for the Devil de los Rolling Stones (del que le "llega al alma" el coro del estribillo), el Reptile de Eric Clapton, los Lovin Spoonful, Red Hot Chili Peppers, Gorillaz, Beck, Creedence Clearwater Revival y los Beach Boys.


Ejercita su fondo
"Uno de los pocos dones de los que puedo presumir es mi gran resistencia"
Haruki Murakami está obsesionado con cuidar su cuerpo para soportar el esfuerzo de llegar a convertirse en un escritor profesional, que pretende "escribir durante un periodo prolongado novelas dignas de tenerse en cuenta". Está convencido de que su constitución física le hace tener largas distancias en sus piernas y largas novelas en su escritorio. Y como todo corredor de fondo, Murakami lucha contra el tiempo como novelista. "Sólo soy un escritor que, consciente de sus limitaciones, intenta prolongar un poco más, aunque sólo sea un poco, sus habilidades y su vitalidad", cuenta.

También piensa
Pero sólo después de correr. Para Murakami, el acto de correr roza lo metafísico. "Corro, luego existo", llega a escribir mientras relata su participación en una ultramaratón, en la que completó 100 kilómetros en algo más de 11 horas. Murakami es un obrero que se traba el talento en soledad: dos horas de carrera y las cuatro o cinco de escritura. En el silencio es en lo único que se muestra similar al resto el Murakami menos Kafka. "Mientras corro, simplemente corro", "corro para lograr el vacío", "mientras corro casi nunca pienso en nada serio".

Sufre y le gusta
Haruki Murakami disfruta con su sudor. "El dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional" escuchó a un corredor rumiar una y otra vez como un mantra, para sí mismo, durante una carrera. Él lleva casi 30 años corriendo, los mismos que escribiendo, y se repite que no es un corredor de los buenos, pero al menos tiene una gran capacidad de resistencia. "Es uno de los pocos dones de los que puedo presumir".

Tiene una toxina
"Escribir novelas es una labor insana", reconoce en el libro Murakami, para quien los actos artísticos contienen agentes insanos y antisociales. Para el autor japonés, los escritores tienen una fea sustancia que se desata cuando se mete en una historia nueva. Para entendernos, hay "una especie de toxina que se halla en el origen de la existencia humana y que aflora al exterior". Sin la intervención de este veneno no se puede llevar a cabo una "auténtica labor creativa". Así que Murakami ha elaborado durante mucho tiempo un sistema que lo inmuniza de esa peligrosa toxina que anida en su cuerpo "Para tratar con cosas insanas, las personas tienen que estar lo más sanas posibles. Esa es mi teoría".

Sube montañas
Ya ha quedado claro que correr es para el novelista la costumbre "más provechosa y la que más sentido da" a su vida, y que ha escrito un libro lleno de proverbios y aforismos que desvelan a un autor que se castiga con la rutina y las obligaciones. Un esforzado escritor de método, maniático como cualquiera, con pantalones cortos y camiseta de tirantes. De ahí que en otra de sus metáforas más simples se descubra tocado por el mal del montañero: Murakami, como escritor, necesita enfrentarse al reto de la dificultad de ascender a la cima. O morir en el intento. "Superarse a uno mismo o perder, no hay más opciones. Siempre que escribo una novela larga tengo grabada esa imagen en mi mente".


No es un artista
El escritor japonés confirma e insiste en el hecho de que correr le cambió la vida y que aunque le digan que "eso no es propio de artistas", él seguirá plantándose en la calle con sus zapatillas favoritas unas Mizuno cuya suela "se aferra al terreno con seguridad, con honestidad, con solidez", para correr todos los días una hora y media y terminar un maratón al año. "Tengo la impresión de que si, cuando decidí hacerme escritor, no se me hubiera ocurrido empezar a correr largas distancias, las obras que he escrito serían sin duda bastante diferentes". Abajo los mitos: el maratón es mucho más importante que Kafka. Murakami sólo piensa cuando escribe, existe porque corre.

Dice Anthony de Mello que...

"Preocúpate por estar despierto, vive ahora y no te importará el futuro. Cuando tu mentalidad cambia, todo cambia para ti, a tu alrededor. Lo que antes te preocupaba tanto, ahora te importa un bledo y, en cambio, vas descubriendo cosas maravillosas que antes te pasaban inadvertidas."

lunes, 29 de marzo de 2010

Running Getafe y Casa de Campo... y 10: 59.39 km.



Las semanas son como son, no puedo preguntarme por qué quedan así o pasan así, nadie sabe, aunque sí puedo reconocer que suponen un rodaje discontinuo, desordenado: como los días, con altos y bajos. El running puede llegar a convertirse en un reflejo de nuestro día a día, de nuestro estado mental y/o emocional: si estamos bien vamos a tope, si mentalmente, por los motivos que sean, bajamos, nos descontrolamos y no encontramos el orden ni el ritmo adecuado de entrenamiento.

Así ha sido mi semana: discontinua. Hasta el viernes que, mentalmente centrado y profesionalmente 'pasado', tomé las riendas de todo. A lo mejor también influía la llegada del fin de semana. Vaya usted a saber.

El caso es que de todas mis salidas de estos días 'marzianos' me quedo con la de ayer domingo. Volví, volvimos, a la Casa de Campo. Volví a encontrarme mentalmente especial y volví a rodar con la fuerza que me suele caracterizar normalmente. No estuve solo... la compañía de Celemente me motiva y consigue que los kilómetros sean menos sacrificados. Nos falta un Moreno en el Club Moreno´s Running... llegará.

Ayer fue un día tan peculiar como que cuando levanté, a las 7.30h, para tomar algo antes de la salida, el reloj todavía marcaba las 6.30h del día anterior. Quiere decir que fue la noche del cambio de hora 'jodida': se duerme una menos. Pero no me costó mucho, aunque sí reconozco que chocó bastante sacar a dar el paseo a Mozart con una oscuridad parecida a la de la noche pasada.

Merecía la pena. Todo merece la pena en la vida. El ritual estaba en marcha: vestirse tratando de no hacer ruido, desayuno suave (tostadas con aceite, zumo de naranja, kiwi) y pronto para digerirlo antes de comenzar a correr, paseo con Mozart a una temperatura excesivamente baja para lo habitual en estas fechas, cafetito negro en la soledad de la terraza mientras amanece y... salida hacia la Casa de Campo.

Llegué poco antes de las 9h, lo que serían las 8h de ayer. Exceso de puntualidad, como siempre, como es mi vida. Fui de los primeros ya que he podido aparcar pegado al lago y no había el ambiente habitual. También influye el inicio de las vacaciones de Semana Santa, además del ya mencionado cambio de horario.

Poco a poco el descampado se va llenando de coches. Los veo llegar con ese ritmo lento, tranquilo. Todavía hace frío y la sensación de humedad acompaña los primeros movimientos del día. El sol se refleja sobre la película de agua. Unos corredores solos, otros acompañados, despacio, sin prisa, comienzan a correr en el despertar del día... Un movimiento común: apretar el botón de start del reloj y ya... hasta dentro de una hora, de hora y media o dos, cada uno su tiempo, cada uno sus kilómetros, no se apretara el stop .
Es uno de esos momentos mágicos que te ofrece la vida. Puedes tomarlo o no, puedes dejarlo pasar... pero miras el cielo y agradeces a los dioses, cada uno al suyo, a ese Gran Arquitecto de la Vida, poder estar ahí, respirando, sintiendo, sufriendo, buscando el limite de tu cuerpo, de tu mente... Te hubieras quedado en la cama, en este domingo, como la gran mayoría... pero aquí estas, como muchos otros, envuelto en oxígeno y sudor, sintiendo la paz que provoca escuchar cada latido de tu corazón...
A las 9.10h llega Clemente y, sin pensarlo mucho, comenzamos a correr con la pretensión de volver a hacer el perímetro de este pulmón madrileño. Vamos a nuestro ritmo, tranquilos, adaptando los músculos en los primeros minutos. Hace frío, las manos no entran en calor. ¿Cuándo coño cambiará el clima? Clemente no para de hablar en el primer kilómetro, siempre temas interesantes, siempre buscando la profundidad de las palabras bajo el silencio que marca el ritmo de rodaje. A los dos kilómetros sólo se escucha nuestra respiración y parece el cuerpo ha entrado en calor. Vamos algo jodidos, no sé, como si nos costara más de lo normal cada kilómetro, cada cuesta. Vamos en dirección La Coruña y las subidas son bastante inclinadas.
La tapia se hace eterna mientras el sol refleja nuestas sombras... La sombra del corredor, esa sombra dónde no se ve el esfuerzo, el sudor, pero se siente el ritmo que se va alargando a medida que pasan los kilómetros.
Cierto es que igual que subes bajas, aunque no llegamos a saber si esta dirección será más o menos cómoda que la contraria. Hoy no nos cruzamos con muchos corredores. Los primeros kilómetros me cuestan muchísimo, no voy lo cómodo que me gustaría. A partir del 9/10 km comienzo a disfrutar y, llegando al final de nuestra carrera puedo decir que tengo fuerzas para apretar el ritmo y correr un kilómetro más de regalo alrededor del lago.
Hemos terminado haciendo algo más de 19 km y con esa sensación de paz, de orgullo, de alegría, que queda cuando te das cuenta que si quieres puedes. Y la mañana se convierte en una sonrisa y llegas a casa cantando y feliz... todo gracias a un madrugón y unos kilómetros de libertad. Y siento que comencé la semana mal pero la terminé a gusto, contento. En casa espera la familia y es suficiente para tener esa sensación de máxima felicidad, de plenitud...
Y esta semana discontinua queda así:
  • Lunes 1h:3':48" 11.84 km
  • Martes 1h:1':46" 11.46 km
  • Viernes 1h:23'.56" 16.37km 5.08min/km
  • Domingo 1h:43'.41" 19.72 km 5.16min/km
Al final no ha estado mal, me faltó un día de salida pero los kilómetros son razonables. El total de kilómetros la semana del 22 al 28 de marzo ha sido de 59.39 km a un ritmo medio de 5.20 min/km.

No ha estado mal, no me quejo. A seguir....

domingo, 28 de marzo de 2010

sábado, 27 de marzo de 2010

'¿Dónde está el límite?' por Josef Ajram Tarés, el libro.-


Es uno de esos libros que deseaba comenzar a leer y me ha costado conseguir. Sentía curiosidad por saber más de este tipo, al que sigo en su magnífico blog, que más allá de ser un broker al uso, se dedica a marcarse otro tipo de retos en los que pone al límite su capacidad física.

Cierto es que se ha convertido en una 'marca comercial', cierto es que tiene seguidores y detractores, pero la verdad es que el que entrena hasta la extenuación, trabaja y se esfuerza en conseguir sus objetivos es él. Lo mínimo es el respeto y/o ejemplo que puede aportar a otro tipo de conductas.

Es curioso pero en la librería dónde por fin encontré el libro, ayer tarde, lo tenían en la sección de psicología. Nunca lo hubiera buscado allí y, lo más curioso, los dependientes tardaron en dar con él un buen rato. Buscaron en biografías, en deporte, en empresa, en finanzas... hasta que alguien pensó que podía estar en la sección de 'psicología': allí estaba.
Lo tengo, lo leeré este fin de semana, y ya comentaré...

“No soy ningún ex broker que un buen día tuvo un bajón, decidió replantearse la vida, empezar de cero, abandonar la Bolsa y dedicarse a ir en bicicleta.
No, no soy de ésos.
Decidí convertirme en ultrafondista y participar en las pruebas más duras del mundo para tratar de averiguar dónde estaba el límite del cuerpo humano –dónde estaba mi límite–, del mismo modo que un buen corredor de Bolsa husmea, escucha, tantea y arriesga para aprovechar una buena onda y averiguar hasta cuándo aguantar y en qué momento hay que vender.”

Música Running: Cinderella - Gypsy Road

Lo más... ahí están, anoche estaban...

Dice Francisco López-Seivane que...

"Quién cree poseer una verdad, se estanca. Quien opta por aceptar doctrinas, renuncia al desafío cotidiano de lo nuevo, al avance, a la sabiduría, a la evolución. En cambio, el buscador siempre encontrará una verdad mejor que la anterior."

jueves, 25 de marzo de 2010

Dice Francisco López-Seivane que...

"El silencio no es la nada, es la plenitud. Todo vive allí en un orden perfecto, transparente. Cuando una mente agitada, recalentada, sobrecargada de emociones y excitación traspasa el umbral de los sonidos y se adentra en la quietud de las esencias, una misteriosa mano balsámica la aplaca, sosiega, tranquiliza, libera y cura de las heridas autoinfligidas, introduciéndola en una nueva dimensión."

miércoles, 24 de marzo de 2010

Carla Bruni por Helmut Newton.-


Hay que reconocer que es una buena foto de juventud de la primera dama francesa, realizada por el maestro Helmut Newton.
Las fotos, ésta y otra no expuesta aquí, tomadas en los años ochenta, cuando Bruni se dedicaba al modelaje serán subastadas próximamente.

Dice Alfonso Milagro que...

"La prudencia rige los actos de todo el hombre, de toda la vida y todas las demás virtudes del hombre dejan de serlo, no bien dejen de ser regidas por la prudencia.
La valentía sin prudencia se convertirá en arrogancia; la virtud sin prudencia será ostentación, cuando no presunción."

martes, 23 de marzo de 2010

Música Running: Muse - Time Is Running Out Live

Como siempre: bueníssimos... Este vídeo me lo ha recomendado y enviado mi hermano Juan... Y esta noche me acompañará Muse en mis kilómetros...
A correr!!!!!!!

Si somos los arquitectos de nuestro propio destino ¿por qué tratamos de ponernos tantos obstáculos nosotros mismos que hacen más difícil nuestro camino?

lunes, 22 de marzo de 2010

Running Getafe y 9: 35.16 km

No sé a vosotros pero a mi esto de las fiestas me trastoca el ritmo.

esta semana iba a ser de relax en kilómetros ya que la otra me excedí y tenía molestias en rodillas y ampollones (ensangrentados) en los pies. Así que comencé descansando el lunes para volver a salir el martes con un kilometraje cómodo. El miércoles descansaba para salir jueves y viernes; finalmente salí el jueves y fallé el viernes por ser día de celebraciones familiares.

El sábado no quise salir ya que tenía la carrera INTERCAMPUS el domingo, así que otro día de descanso más. Y el domingo, en teoría descansadito, una carrera puafff.

Vamos que ha sido una semana desorganizada y, como bien refleja la foto, mirando al cielo por no decir el limbo. Eso sí: curadas las ampollas y menos molestias en rodillas.

Así quedó la cosa:


  • Martes 16: 1h:01'.57" 11.46km a 5.25

  • Jueves 18: 1h:03'.31" 11.65km a 5.27

  • Domingo 21: 46'.50" 10.05km a 4.40 + 12'.03" 2 km a 6

Con lo cual esta semana del 15 al 21 de marzo he hecho un total 35.16 km a una media aproximada de 5'.20" el kilómetro. Con eso me quedo...


A seguir amigos...

Dice Joseph Joubert que...

"Sería cierto decir que a menudo nos aman más por nuestros defectos que por nuestras buenas cualidades."

domingo, 21 de marzo de 2010

XII Carrera Popular INTERCAMPUS LEGANÉS-GETAFE 2010: Objetivo Cumplido.-






Uff... qué carrera más rara me ha salido. Iba mentalizado, confiado, que me acercaría a los 45' y lo que he hecho es acercarme a los 47'. Un recorrido que engañaba bastante: comienzo descendente, para terminar los últimos kilómetros, los recorridos por El Bercial de Getafe, prácticamente ascendente.

Me levanté a las 7.30h para desayunar algo: mi zumo de naranja, unas galletas y un café solo. No mucho porque pensaba iba con menos de dos horas. El día ha amanecido bastante gris y cuando sacaba a pasear a Mozart ha comenzado a loviznar un poco.

La salida era del Campus de Leganés así que he preferido coger el Metro-Sur en Espartales (cerca de casa) hasta Leganés Centro, cerca del Campus de la Carlos III de Leganés. Hacía unos años que no utilizaba el MetroSur y menos que veía la estación completamente vacía. En no más de 15 minutos me encontraba en Leganés.

Al salir del metro ya comenzaba a llover un poco más, no con intensidad pero sí suficiente para humedecer y enfriar la temperatura. Mi primera sorpresa: tenía entendido que la salida era a las 9.30h y resulta que sería a las 10 h. Me sobraba una hora. Demasiado tiempo.



He recogido el dorsal y el chip rápidamente, creo que he sido de los primeros. Ya desde el primer momento he notado una excelente organización en todo: entrega de dorsales, guardarropa e información continua sobre la carrera.

Con el exceso de tiempo sobrante me he dedicado a dar vueltas alrededor de la Universidad, andando deprisa para no quedarme frío, mientras comenzaban a llegar todos los participantes: los madrugadores y los menos madrugadores.

A eso de las 9.30h he comenzado a calentar un poco para colocarme en salida a las 9.50. No puedo evitar comentar que desde el principio he echado de menos a mi compañero de kilómetros, Clemente Moreno, que hoy andaba de viaje y disfrutando, de seguro, de un merecido fin de semana.

Saludados al Concejal de Educación y al Alcalde de Leganés -es de educación y deformación profesional hacerlo, no puedo evitar- que se encontraban para dar la 'salida a la carrera', no para correr, y me han conocido entre los participantes mientras me colocaba en el espacio de los 45'/50'.

Muchas caras conocidas de las que me cruzo en mis noches running por Getafe. Las carreras populares son un aliciente que yo no utilizo en demasía, hoy me he dado cuenta. El ambiente era más que fantástico pero mis sensaciones, no se por qué, no eran tan positivas como deseaba en esos instantes antes de comenzar a correr. No sé si me había quedado excesivamente frío, los nervios de siempre o si la semana no había tenido los kilómetros suficientes de rodaje... el caso es que no me sentía tan cómodo como me gusta sentir.

A las 10h. ha sido el momento de la salida.


Efectivamente, nada más salir del Campus, tras girar a la izquierda, comenzamos un descenso de aproximadamente un kilómetro. Esta bajada tan al inicio de la prueba me ha provocado no encontrar el ritmo adecuado. Sales más aprisa de lo normal, a lo loco, sin más referente que el resto de corredores que salen envalados -la mayoría- y crees que vas a tu ritmo pero siempre vas más rápido de lo normal. En mi caso el primer kilómetro y el segundo he ido a poco más de 4:20, lo normal es que no corra a más de 5' los primeros kilómetros.


No me he sentido cómodo hasta pasar el kilómetro 5 que ya entrábamos en Getafe. Subiendo por la Avenida de la Paz, en El Bercial, he notado un hormigueo en la mano izquierda que me ha asustado. Estoy seguro que me ha ocurrido otras veces y no he reparado en ello, pero hoy no podía dejar de pensar en el maldito hormigueo que, como era de esperar, se ha pasado a los pocos minutos. He decidido bajar el ritmo un poco, además de que ya íbamos en subida.



El puente de la calle Terradas (KM 8) lo he subido bien -terreno conocido- y cuando he cogido el Paseo de la Estación he vuelto a coger ritmo y estar a gusto tratando así de disfrutar al máximo de los dos kilómetros que quedaban.

He entrado en Meta, según el Suunto en 46:42 y según el RunKeeper (Iphone) en 46:50. Está claro que, a falta de saber el resultado del chip, por ahí rondará el tiempo. No era mi objetivo. Pensé que hoy podía acercarme algo más a los 45' ya que el terreno era factible para ello. El caso es que no ha sido así, que a lo mejor tenía demasiada ambición para lo que son mis últimos entrenamientos (esta semana, con festivos incluidos, ha sido algo baja) y -sin lugar a dudas- la falta de mi referente y compañero influye bastante.


Aún así he de decir que siendo mi segunda carrera en solitario, ha sido mejor que la anterior. He llegado a meta bastante cómodo, no tan cansado como en otras ocasiones. He disfrutado más de los últimos kilómetros que de los primeros. Esto quiere decir que podía haber forzado algo más. Creo que el haberme puesto a pensar cosas raras con el hormigueo me ha hecho acomodarme a un ritmo más tranquilo. De hecho, cuando he entregado el chip, me he bajado corriendo a casa (2 km), rematando mínimamente el kilometraje de semana.


Organización de Carrera: muy bueno.
Recorrido: aunque engañaba un poco, en general, muy cómodo.
Meta: Ok todo, con una buena organización final.
Bolsa: Muy bien, camiseta técnica, barrita cereales, agua, lata fanta y lata cocacola.

El primero en llegar ha sido: Anouar Dabab con un tiempo de 29:29 a 2:56 de ritmo.





Dice el Dalai Lama que...

"Poco importa el lugar del mundo del que seamos originarios: en el fondo, somos los mismos seres humanos. (...)
(...) el hecho de haber nacido humano es fundamental y no cambiara hasta que muera. Todo lo demás, ser alguien instruido o no, ser rico o pobre, es secundario."

sábado, 20 de marzo de 2010

Motivación: Un padre.

Ayer fue el Día del Padre... ¿Cuántos padres? Siempre ahí...
Un pequeño homenaje, un pequeño instante de motivación...
Desde '¿Dónde está el límite?'... ¿Tiene límite un padre para con un hijo? No...

Querido hijo...

Cuestiónatelo todo siempre, no te importe ser 'la mosca cojonera', es la única forma de descubrir las verdaderas verdades de la vida.

jueves, 18 de marzo de 2010

Motivación: Julián Bernal.


Se va una de esas personas que nos han servido como motivación a la hora de runnear y hacer kilómetros. Un hombre ejemplar en el que no dejaremos de fijarnos y recordar sus andanzas y hazañas atléticas: Julián Bernal Medina.


"Yo les diría que, si no quieren o no pueden correr, que caminen unos kilómetros todos los días. Eso es salud. No vale la pena estar metidos en casa o en un bar tomando copas, es mala costumbre."








Falleció la mañana del martes a los 91 años de edad en Ferrol, ciudad en la que pasó sus últimos cincuenta años de vida y en la que fraguó su tardía pero próspera carrera deportiva.

Veterano y ejemplar atleta. La muerte sobrevino a Bernal prácticamente en activo, pues hace apenas diez días que sumó a su palmarés un último título, el de Campeón de España de cross logrado en el circuito coruñés de la Torre de Hércules.





"A veces me acobardo y me pregunto qué hago corriendo, pero luego sigo hasta el final"

Nacido en la localidad burgalesa de Sotragero el 16 de febrero de 1919, asentado en Ferrol desde hacía medio siglo, fue en esta ciudad en la que en mayo del 77, a los 78 años de edad y tras quedar viudo, sintió la llamada del atletismo, deporte que practicó con ahínco, constancia y sacrificio hasta su muerte.


En estos casi 33 años acumuló a sus espaldas más de 750 carreras y 4.000 kilómetros, además de un extenso palmarés que lo situó como uno de los atletas veteranos más relevantes del mundo. No en vano, se proclamó campeón mundial en la distancia de 5.000 metros en 2005, en San Sebastián, y logró colgarse un bronce en esta misma distancia en el Mundial de Italia, en 2006.


"Yo voy a mi ritmo."




Entre sus logros más destacados, figuran la plusmarca mundial en los 3.000 metros, en la categoría de veteranos entre 85 y 90 años. Tanto en campo a través como en buena parte de las carreras en pista -200, 400, 800, 1.500, 3.000- Julián Bernal logró inscribir su nombre como campeón de España y gallego.


Mi admiración por este hombre que ha fallecido haciendo lo que más le gustaba: correr. Sirva de ejemplo para todos y, en particular, para aquellos que gustamos y disfrutamos de esta pequeña locura de hacer kilómetros porque sí. Me encantaría tener fuerzas y verme así dentro de cuarenta años...

"no hay mejor momento para empezar a hacer algo, que cuando empiezas a creer que es demasiado tarde"

Dice San Agustín que...

"Uno no cae en el combate, más que cuando ha dejado caer... sus ánimos".

miércoles, 17 de marzo de 2010

Mi Madrid y... 19.








Dice Platón que...

"Yo al principio tenía muchas ganas de dedicarme a la política, me hacía ilusión, pero cuando empecé a observar que los acontecimientos se movían de un lado a otro sin ningún sentido, sólo por azar, sentí vértigo, y, aunque nunca dejé de pensar de qué manera podría mejorar la situación, e incluso el sistema de gobierno, sí que desistí de esperar que se produjera el momento oportuno para actuar, y acabé por considerar que todas las ciudades que conozco están mal gobernadas. Porque creo que, con respecto a sus leyes, son malas de forma irremisible, y se tendría que aprovechar algún momento propicio para hacer una reforma extraordinaria. Tengo que reconocer, en favor de la buena filosofía, que de ella depende que se pueda conseguir una visión de las cosas que son justas, tanto en los asuntos públicos como en los privados. La desdicha del género humano no acabará hasta que los verdaderos filósofos no lleguen a los cargos públicos, o hasta que los que mandan en las ciudades, gracias a un especial favor divino, no aprendan a filosofar de verdad."

martes, 16 de marzo de 2010

El reflejo de la luz...

El reflejo de la luz
desecha el resto de colores,
es como si las sombras
perdieran esa forma
que las convierte en eternas.

Cada movimiento es lento
cada susurro
un abrazo al silencio
y así
en ese estado
en el que sólo las musas
vienen y van
llegan y me sorprenden,
incluso asustan,
me reconvierto
y llego
sediento al cosntraste
de Tu capacidad
de Estar
no más allá
ni acá...
Estar.

Música Running: Muse - Knights Of Cydonia

Ufff! Bestial... esta noche me llevará...

Me quedo con esos momentos, que son los que son. Momentos en los que te das cuenta que las cosas que te hacen feliz no son ni tantas ni tan grandes. Momentos de luz en la máxima ceguera en la que estamos acostumbrados a movernos. Momentos tan breves, a veces, pero que son capaces de abrirte los ojos para no cerrarlos más.
Me quedo con esos momentos por los que merece la pena no dejar de luchar.

lunes, 15 de marzo de 2010

Escuela Infantil Galapagar, primera piedra.


La Comunidad construirá 20 nuevas Escuelas Infantiles para el curso 2010/11 que supondrá más de 2.500 nuevas plazas públicas de 0 a 3 años. Esto se traduce en una inversión de 20,4 millones. Los nuevos centros públicos que entrarán en funcionamiento el próximo curso escolar forman parte de las 53 nuevas Escuelas Infantiles que el Ejecutivo autonómico está poniendo en marcha en 2010.

La Presidenta regional, Esperanza Aguirre ha puesto la primera piedra de una nueva Escuela Infantil pública 'Carlos Ruiz' en esta localidad madrileña. Con la puesta en marcha de este nuevo centro, el Gobierno regional incrementa en un 91,4% la oferta de plazas de 0 a 3 años sostenidas con fondos públicos.

Durante su intervención, Aguirre ha destacado que con iniciativas como ésta "el 50% de los niños madrileños menores de 3 años ya están escolarizados. Es una proporción francamente alta, ya que la media española de escolarización en este tramo de edad es el 34%. Es decir, la escolarización media de los menores de 3 años en España está muy por debajo de la que existe en la Comunidad".



Este 50% de escolarización de niños menores de 3 años sitúa a Madrid sólo por detrás de dos países de la Unión Europea, Dinamarca y los Países Bajos. Además, la Comunidad se encuentra 16 puntos por encima de la media nacional en la escolarización de 0 a 3 años, que ya alcanza al 50% de los niños de la región menores de 3 años.


La nueva Escuela Infantil pública ofrecerá 127 nuevas plazas del primer ciclo (0 a 3 años) que estarán distribuidas en un aula para niños de 0 a 1 años, tres aulas de 1 a 2 años y cuatro para niños de 2 a 3 años. Sus instalaciones, de algo más de 773 m2, contarán también con una sala de usos múltiples, una zona de administración y otra de servicios. La inversión regional para la puesta en marcha de esta infraestructura educativa asciende a 820.000 euros.
Iniciación al inglés
El nuevo centro público de Galapagar se unirá al Programa de Iniciación a la Lengua Inglesa que ya desarrollan 180 Escuelas Infantiles de la región, gracias al cual los niños de 0 a 3 años tienen su primer contacto con este idioma a través de juegos y canciones. Con esta incorporación, dos de los cuatro centros públicos de Infantil y Primaria de esta localidad impartirán clases en inglés.
La oferta educativa pública de Galapagar (26.000 habitantes, según el último censo municipal) está compuesta en la actualidad por una Escuela Infantil, cuatro colegios de Infantil y Primaria (de 3 a 12 años) y dos Institutos de Educación Secundaria (12 a 18 años). En ellos están matriculados 3.050 alumnos en el presente curso.



El Gobierno regional ha destinado este curso 33,7 millones para financiar los cheque-guardería (100.000 euros más que el curso pasado). Estas ayudas están beneficiando a 29.285 familias, lo que supone un incremento de casi 1.300 respecto al curso pasado. En Galapagar, 173 familias cuentan en el curso actual con un cheque-guardería, que supone una ayuda de hasta 160 euros al mes para sufragar el pago de una Escuela Infantil privada. La inversión total de la Consejería en estas ayudas para las familias de Galapagar ha ascendido a 202.642 euros.

Running Getafe y Casa de Campo... y 8: 74.27 km, me he 'pasaó'.-



No sé cómo ha ocurrido. Esta semana he hecho eso que nunca se debe hacer en el mundo del running y que tantas veces hemos escuchado y leído como 'llamada' a lesión segura: aumentar en más de un 10% los kilómetros de una semana a otra. El caso es que, más allá de dolores musculares y tirones varios, me siento fantástico. Sé que es una irresponsabilidad pero me he sentido con fuerzas y ganas y, por ello, he tirado. No lo volveré a hacer, creo.
Tampoco ha sido algo que tenía organizado ni previsto. Ha surgido. He tenido una semana tranquila, a nivel laboral, y eso me ha permitido salir casi todos los días y con una mente totalmente despejada.
El remate fue el viernes. Salí tranquilo, a buen ritmo, decidí -ya que era de día- irme hacia el Polígono de Los Ángeles para luego volver a Getafe por la Avenida de John Lennon y reenganchar por Avenida Fuerzas Armadas y Ferrocarril hasta casa. Me salió un rodaje largo y atractivo. Fui sumido en mis pensamientos y es verdad que el día que, más allá de la música que suena en el iphone, consigo conectar conmigo mismo, esa tarde no hay kilómetros para cansarme. Creo que fue, antes de llegar a casa y salir, la llamada de un amigo comentándome que los temas 'se arreglaban' como merece. Me llenó de alegría, de buenas vibraciones y pensamientos positivos. Todo llega. Así fueron los 14 km que salieron: fantásticos.



Pero la mejor salida, posiblemente la mejor desde hace muchísimo tiempo, fue ayer. Ayer domingo fue realmente especial. Habíamos quedado Clemente (primohermano) y yo en volver a la Casa de Campo para hacer unos kilómetros de domingo. La última y primera vez que estuvimos fue en junio pasado y nos salieron poco más de 12 km ya que nos equivocamos de recorrido. Teníamos una espina clavada para hacer el perímetro total (unos 17 km) de este fantástico lugar, pulmón, de nuestro Madrid.
Todo ha salió redondo. Especial.
A las 7.30h me desperté sin que sonara el despertador. Desperté feliz. No sé, hay veces que te despiertas como si no hubiera en el mundo nadie más feliz que tu. A mi lado N y A respiraban completamente dormidos, sumidos, seguro, en esa felicidad que te aporta la tranquilidad del hogar. No me costó levantar, tratando de no hacer ruido (cosa casi imposible en mi). Había dejado la ropa preparada así que no tardé mucho en bajar para tomar algo: vaso de agua, zumo de naranja, tostadas con aceite y un kiwi. Tras la gasolina, un paseo con Mozart comprobando que nos iba a acompañar un sol fantástico pero que no superábamos una temperatura de más de 2º C.
A las 8.45 h tomaba un café en el bar de siempre y compraba la prensa que me acompañaría tras la carrera. No sé, me sentía pletórico.

Cogí el coche, puse el cd del gran Frank Sinatra y al compás de sus éxitos ('New York, New York', 'My way', etc), tranquilamente, disfrutando del momento, hasta la Casa de Campo. Momentos, instantes... Momentos en los que te das cuenta que las cosas que te hacen feliz ni son tantas ni son tan grandes, son las que son, las que tienes, no hay que ir más allá... Habrá que luchar por ellas pues.


Así que a las 9.45 h llegaba Clemen y a las 9.55 comenzábamos nuestra ruta perimetral a la Casa de Campo. Tranquilos, disfrutando, a veces incluso charlando, hemos cogido la dirección hacia la M30/Coruña. Ruta dura, lo reconozco. Más subida que bajada desde el inicio. Casi más cross running que running. Una sensación de libertad oxigenada, de superación, de orgullo, de vida, que hasta la cuesta más empinada nos hacía mover como si nos pincharan en el culo. No nos hemos desviado ni un metro de 'la tapia', tratando de hacer un recorrido perimetral.



Nos hemos cruzado con cientos de runners y aficionados a la bici. Incluso hemos tenido algún momento de aglomeración. es increíble la cantidad de gente que dedica su tiempo a correr. Como anécdota diré que nos hemos cruzado con Dani Martín (El Canto de el Loco) que hacía el mismo recorrido en dirección opuesta. Había leído que solía practicar running.

El último tramo fue prácticamente de bajada. Ya cansados ha venía bastante bien aunque al ir campo a través la tensión es máxima y el sufrimiento de las rodillas se hizo notar. Justo cuando llegábamoso al lago -lugar de salida- se me ha parado el Iphone quedándose sin batería y no guardando los últimos quinientos metros de recorrido. Cosas del directo y de la tontería de no ponerlo a cargar anoche. No ha pasado nada que no se pudiera arreglar porque lo importante es que ya habíamos hecho la ruta con el itinerario perimetral de toda la Casa de Campo y con nuestros 18 km en las piernas. Me he sentido más feliz todavía.

Estiramientos, algo de líquido para recuperar y a casita a duchar. Otra de esas salidas que pasará al grupo de las inolvidables.


Por lo tanto, esta semana atípica, de las que no creo se repitan en un tiempo (por salud física, fundamentalmente) ha quedado así:
  • Lunes 8: 1h 03' 53" 12.20km 5:14
  • Martes 9: 55' 45" 10.67km 5:14
  • Miércoles 10: 55' 34" 10.50km 5:15
  • Jueves 11: 43'51" 8.51km 5:08
  • Viernes 12: 1h 17' 00" 14.23km 5:25
  • Domingo 14: 1h 41' 15" 18.16km 5:35
El total de kilómetros esta semana del 8 al 14 de marzo ha sido 74.27 km a un ritmo medio de 5:14. Creo que ha sido un exceso, lo reconozco, y esta semana próxima bajaré a mi nivel normal. Las sensaciones han sido buenas pero tengo molestias en la rodilla y dos ampollones en los pies.
Pero que me quiten lo... corrido!
A correr amigos!

domingo, 14 de marzo de 2010

"Humanísimo Delibes" por Juan Manuel de Prada

Escribo este artículo con el alma en los zancajos, palpando las paredes de la escritura como un ciego al que acabasen de encerrar en una cárcel que no conoce. Las palabras se resisten a acudir a mi pluma; llegan vestidas de luto, en procesión exhausta y cabizbaja, como si renegaran de su sonoridad. En cada una de esas palabras anida la orfandad, porque se me ha ido un maestro al que tributé mi veneración desde la infancia, al que he leído sin descanso desde entonces, como quien acude a un manantial de aguas cristalinas cada vez que lo acucia la sed. Hoy me ocurre lo mismo que a esas viejas casonas atestadas de muebles a las que la mudanza de sus amos convierte en hangares lóbregos. ¿Quién se atreverá a habitarlos después de que su dueño se haya marchado?
Cuando un amigo se nos muere, algo de nosotros mismos se muere con él. Con la muerte de Miguel Delibes se muere un poco la literatura, que ha sido la vocación que ha iluminado mis días, la vocación que su alto ejemplo alimentó, allá en mi juventud provinciana y retraída. No tuve la suerte de contarme entre sus amistades; pero la admiración que siempre le he profesado ha sido una forma de silenciosa y obcecada amistad. Para testimoniarla, en los anaqueles de mi biblioteca se alinean, comprados con las propinas de los domingos, los modestos volúmenes de bolsillo de la editorial Destino, donde Delibes fue publicando, con impertérrita lealtad, casi toda su obra. En ellos he encontrado siempre una literatura empeñada en el hombre, una respiración fraterna que detiene su mirada en los humillados y en los ofendidos, en los débiles y en los solitarios, en ese magma de herida y trémula humanidad que se ha quedado sin voz, que se ha quedado sin norte, que se ha quedado sin resuello. Y sobre toda esa humanidad sufriente la escritura de Delibes descendía como un bálsamo reparador.
Delibes era, ante todo, un creador de personajes, palpitantes de pasiones ancestrales que a veces apenas se nombraban y a veces adquirían la resonancia del trueno, sobre el telón de fondo del paisaje castellano, que nadie como él supo elucidar, que nadie como él supo amar de un modo tan arrebatadamente tranquilo, si el oxímoron es tolerable. Personajes que aman con atolondramiento y sufren con una suerte de resignada beatitud, que miran el mundo con una perplejidad recién estrenada, que sienten y callan pudorosamente; y también personajes enardecidos de un odio ancestral, personajes entreverados de alimaña o bestia acorralada, personajes ásperos y sufridos como la tierra que los modeló, personajes humanísimos en busca de Dios o del diablo, en busca de un milagro o de una redención. ¿Cómo olvidar el candor rebelde del Nini, el patetismo hondo del viejo Eloy, las tribulaciones menudas del cazador Lorenzo, la nobleza campesina y elemental de Pacífico Pérez, el conmovedor desgarro de Daniel el Mochuelo, la escarnecida inocencia de Azarías, el atribulado monólogo de Carmen ante el cadáver de Mario? Son criaturas únicas que nos acompañarán siempre, con su dolor ensimismado y su pequeñez aterida; criaturas sostenidas por un hilo de hermosa e invicta caridad, que es el signo distintivo del verdadero escritor.
En pocos escritores como en Delibes se confirma de manera tan cabal aquel axioma que identifica el estilo con el hombre. Era el suyo un estilo transparente, austero, templado, como una luz de domingo derramándose sobre la meseta castellana; un estilo sin alardes formales, pero al mismo tiempo desdeñoso de afectados desaliños, que devolvía a las palabras su misión primigenia de mencionar con exactitud las cosas y desvelar su sentido más profundo. Descansa en paz, maestro; con tu obra contribuiste a salvar lo que queda de humano dentro de nosotros.

Música Running: Pol 3.14 - Bipolar

Nuevo grupo madrileño que he descubierto en la serie 'Los Hombres de Paco'... esta mañana me acompañaron en mi Iphone mientras corría por la Casa de Campo.
Tienen buenos temas... no suenan mal.

Dice Pascal que...

"La verdad está tan obnubilada en este tiempo y la mentira está tan sentada, que, a menos de amar la verdad, ya no es posible conocerla."

sábado, 13 de marzo de 2010

Próximo Objetivo: INTERCAMPUS LEGANÉS-GETAFE 2010


Así es. Mi próxima carrera de 10 km será en un recorrido cercano: la XII Carrera Popular Intercampus Leganés-Getafe (este año la salida toca en Leganés). El año pasado tuve la oportunidad de ver la salida de los corredores sin participar (Getafe); este año no he podido evitar inscribirme aún sabiendo que es un fin de semana complicado (puente y festividades varias). Por cierto que es la primera vez que utilizo internet para hacer la inscripción en una carrera.
Así que no me lo he pensado. Demasiado cerca para evitar tentación de probar una nueva popular. Lo peor: correré sin compañero habitual, Clemente 'Moreno'. Lo he hecho por voluntad y porque creo que necesito obligarme a participar más en este tipo de carreras populares como forma de ir cumpliendo o cubriendo objetivos.

Parece que este año, al ser la salida en Leganés, el itinerario es algo más rápido (se desciende en más kilómetros). El caso es que las piernas han de funcionar sea cuesta arriba o cuesta abajo. Los kilómetros son los mismos y el recorrido, que luego indico, no deja de ser 'medianamente' duro.

Ya contaré mi experiencia. De momento... a por los 10 Intercampus y a disfrutar, que es lo único que cuenta!
Fecha: Domingo 21 de marzo de 2010.
Salida: Plaza pública del Campus de Leganés (Avda. de la Universidad)
Hora de salida: 10 horas
Meta: Patio de las Promociones , C/Madrid 128 (Getafe)
Tiempo máximo: 75 minutos, con un límite de paso en el kilómetro 5 de 35 minutos.
Recorrido: Carrera en Ruta de 10 km, a recorrer desde el Campus de Leganés de la Universidad Carlos III al Campus de Getafe. Recorrido urbano sobre asfalto, en ligera pendiente descendente
Organiza: Universidad Carlos III de Madrid
Colaboran: Ayuntamiento de Getafe y Ayuntamiento de Leganés
Patrocinador oficial: IberCaja
Límite de inscritos: 2000 plazas Por riguroso orden de llegada hasta agotarlas. Existirá una reserva de plazas para la categoría universitaria.
Edad mínima para inscribirse: 16 años cumplidos el día de la prueba.
Cronometraje: Por el sistema de chip en zapatilla.

viernes, 12 de marzo de 2010

Miguel Delibes, otro maestro que se va.


Se nos van los maestros. Nos dejan en la orfandad literaria. Miguel Delibes es el último de los grandes del siglo XX que todavía nos acompañaba.


Nos quedan sus letras, nos quedan sus libros: sólo los grandes son capaces.


"Porque si la aventura del progreso, tal como hasta el día la hemos entendido, ha de traducirse inexorablemente en un aumento de la violencia y la incomunicación; de la autocracia y la desconfianza; de la injusticia y la prostitución de la Naturaleza; del sentimiento competitivo y del refinamiento de la tortura; de la explotación del hombre por el hombre y la exaltación del dinero, en ese caso, yo, gritaría ahora mismo, con el protagonista de una conocida canción americana: “¡Que paren la Tierra, quiero apearme!”"


Dice Saint-Exupéry que...

"Ésa es la verdad del hombre: sólo existe gracias a su alma, a su ánimo, a su coraje, a su fuerza, a su vida interior, a tener un punto de referencia, y a no desfallecer nunca...".

jueves, 11 de marzo de 2010

Los verdaderos maestros de la vida, del pensamiento y espiritualidad, están en la historia, en los clásicos. No hay que buscar mas allá ni más acá. Lo actual es sucedáneo de aquellos que fueron gurús del arte de la vida y la felicidad.

Música Running: La Oreja de Van Gogh '11 de marzo'

¿Dónde estabas tu aquella mañana?
De vez en cuando, kilómetro a kilómetro, también merece la pena escuchar una voz y unas notas menos aceleradas.
Un pequeño homenaje...

Dice Platón que...

"Es hermoso y divino el ímpetu ardiente que te lanza a las razones de las cosas; pero ejercítate y adiéstrate en estos ejercicios que en apariencia no sirven para nada, y que el vulgo llama palabrería sutil, mientras eres aún joven; de lo contrario, la verdad se te escapará de entre las manos."

miércoles, 10 de marzo de 2010

La vida se valora o no se valora y hay que valorarla; se vive o no se vive y hay que vivirla, leche.

Momento en Sigüenza...


Dice Juan Manuel de Prada que...

"... el que sabe no opina: se guarda su conocimiento en el corazón, como hizo María; o, a lo sumo, lo confía a unos pocos amigos, como hizo Sócrates. Es el que no sabe quien más interés muestra en airear a la luz pública los trapos sucios de su ignorancia, con la esperanza de sacar de sus casillas al sabio y obligarlo a responder. Y así, la sabiduría descansillada del sabio, en liza con la opinión del ignorante, semeja una opinión más; y puesto que el número de los ignorantes es infinitamente más abultado que el de los sabios, esa sabiduría sacada de sus casillas es acallada por la algarabía chillona de los opinantes, que a la postre resultan vencedores, no tanto porque sus razones (que suelen ser sinrazones) sean más convincentes, sino porque la sabiduría desencasillada del sabio se ha fundido en la algarabía reinante, hasta hacerse indescernible."

martes, 9 de marzo de 2010

Querido hijo...

Busca siempre la pasión en la vida: en el amor, en los ideales, en el deporte, en la literatura, en el estudio, en el arte, en la música, en la religión ... en todo aquello que te enriquezca espiritual y personalmente. Nunca busques el placer en aquellas herramientas artificiales, que bajo absurdas fachadas, inmediatamente te provocarán dolor y devastarán tu cuerpo: el alcohol, las drogas, las medicinas no necesarias...

Motivación: Josef Ajram.-


Este tío es la 'caña'. Llegué hasta él por un artículo que leí no sé dónde y, este mes, vuelve a aparecer en una de esas revistas que leo mensualmente dedicadas al 'Hombre'. Se llama Josef Ajram y no tiene límites en lo que a retos deportivos se refiere.

Tiene un blog fantástico que ya está entre mis favoritos en motivación deportiva y, por qué no, aquí os dejo la entrevista publicada en la revista DT de este mes de marzo...


Josef Ajram ha hecho del reto un modo de vida. Este ultrafondista, bróker de profesión, prepara ahora un programa de Televisión Española sobre competiciones extremas. Lo que más nos sorprende es que consigue dormir ocho horas diarias. Hablamos con él de su modo de vida extrema.

Su web (http://www.josefajram.com/) cuenta con 70.000 visitas al mes y cerca de 20 patrocinadores. Y en los próximos días comenzará a rodar una serie de programas para Televisión Española. ¿Por qué? Principalmente, porque es un ultrafondista, de ésos que hacen del entrenamiento un modo de vida para luego vaciarse en competiciones extremas en las que, por ejemplo, hay que correr 250 kilómetros por el desierto. Pero es que, además, es bueno -quedó tercero en la última Ultramán, disputada en Canadá en agosto- y añade a su personalidad otros ganchos, como un cuerpo lleno de espectaculares tatuajes o una profesión, digamos, llamativa: la de bróker. Se llama Josef Ajram, es catalán, tiene 31 años y es de origen sirio. “El cóctel ‘joven-bróker-tatuado’ que se dedica a hacer locuras deportivas por el mundo llama mucho la atención”, reconoce.


Explícanos eso de ser bróker... ¿En qué consiste tu trabajo?

Soy profesional del day trade, la rama más agresiva de este negocio, en la que nos dedicamos a aprovechar las oscilaciones diarias de los valores haciendo grandes rotaciones de capital.

Suena fuerte... ¿Sueltas más adrenalina ahí que en la competición?

Un día de mucho movimiento de Bolsa es la máxima expresión posible de la adrenalina, es decir, el mejor polvo de tu vida (con perdón).

Pregunta típica, pero obligada en tu caso. ¿Cómo es un día en tu vida?

Me levanto a las seis; me entreno en ayunas; trabajo tres horas; me entreno al mediodía; como en el restaurante RA, mi favorito; hago labores varias; me entreno sobre las 18 horas; llego a casa y paso tiempo con mi mujer.¿Qué se piensa durante un Ultramán (10 km a nado, 415 en bici y dos maratones en tres días)? Que no podría estar haciendo nada mejor en mi vida.


Me da la impresión de que uno de tus tatuajes es casi un lema.“No sé dónde está el límite, pero sé dónde no está”.

Es una filosofía de vida que marca mi día a día y que está creando un movimiento social. Se han vendido 9.600 pulseras con esa frase en tres meses.

Tras un ultrafondista se adivina mucha disciplina. ¿Te permites de vez en cuando dejarte llevar? Para unas cañas... o para pasar de todo.

¡Por supuesto! Me encanta bailar y siempre que puedo lo hago. Eso sí, al día siguiente, a entrenar. No hay excusas.

¿Nos das unos consejos sobre lo que más sabes? Primero: ¿a qué tengo que renunciar para ser un buen deportista? Segundo: ¿dónde invierto 6.000 euros que tengo ahorrados?

Para ser un buen deportista has de lograr la necesidad de tener que hacer deporte cada día, disfrutar de los entrenos y marcarte algún objetivo. ¿6.000 euros? Depende del perfil de riesgo. Si eres conservador, no invertiría ahora mismo en la Bolsa; si eres muy arriesgado, compraría Renta Corporación.