sábado, 30 de abril de 2011

viernes, 29 de abril de 2011

Los días en los que se te llena la cabeza de pensamientos negativos, da la sensación que no los vives. En cambio, los días que sólo tienes pensamientos positivos, es como si vivieras el doble.

Música Running 2011: Nina Zilli - Bacio D'A(d)dio.

Nada... que me gusta mucho!!!

Dice la Biblia que...

"Cuando veo el cielo que tú mismo hiciste, y la luna y las estrellas que pusiste en él, piendo: ¿Qué es el hombre? ¿Qué es el ser humano? ¿Por qué lo recuerdas y te preocupas por él? Pues lo hiciste casi como un dios, lo rodeaste de honor y dignidad, le diste autoridad sobre tus obras., lo pusiste por encima de todo: sobre las ovejas y los bueyes, sobre los animales salvajes, sobre las aves que vuelan por el cielo, sobre los peces que viven en el mar, ¡sobre lo que hay en el mar!" (Salmos 8, 3-8)

jueves, 28 de abril de 2011

Correr es una manera más de meditar, de buscarme y encontrarme, de estar conmigo, de introducirnos en nuestro interior y tratar de extraer ese límite que siempre rozamos.
Todo sucede porque tiene que suceder, nada escapa ni es casual. No hay un por qué, simplemente sucede. La única pregunta es el cómo y el cuándo.

Lo que veo... y 30.

La sociedad cambia, y la clase política también. Comienza a ser mayoritario el político interesado frente al político vocacional e idealista. Una lástima.

miércoles, 27 de abril de 2011

En los últimos meses estoy viviendo una de esas etapas personales en las que vivo en una autoexigencia constante, que me está provocando una situación que tendré que analizar en cuanto me deje en algún momento. Tan malo es no exigirse como exigirse demasiado. Tan malo es el exceso como el defecto. Tan malo es dejarte vivir como no dejarte. Tan malo puede ser uno consigo mismo, como con los demás.

Motivación: 'Despierta'- Verti Seguros

Este anuncio me gusta muchísimo, no me canso... me parece muy motivador. Hay que escuchar la letra atentamente y el ritmo final es buenísimo. DESPIERTA!!!!!


Dice Nicolás Gómez Dávila que...

"Las amistades duraderas suelen necesitar torpezas compartidas"

martes, 26 de abril de 2011

Tendría que decidir olvidar la vida, incluso olvidar los sueños. Despreocuparme de mi para volver a encontrarme en aquel primer instante. ¿Cual fue? En ese que das un paso y todo comienza a cambiar. En ese que das un paso y todo es olvidar, hasta que te paras y recuerdas. Y es entonces cuando sientes que ese olvidar es lo que tienes. Porque no tienes nada más que un pasado que cuando olvidas recuperas, una y otra vez. Te persigue y ejecuta, te atemoriza y alegra. Te acompaña.
Lo más interesante para un hombre debería ser saber sobre si mismo, escudriñar en su interior hasta ser capaz de conocerse y saber quién es. Lo esencial de la sabiduría esta en nosotros, aunque creamos lo contrario y busquemos lejos.

Mi madrid y... 79.

Soy demasiado mayor como para darle a alguien el placer de esconder su incapacidad criticándome.

lunes, 25 de abril de 2011

Running 2011... y 16: 42,05 km... Resssaca!!!




¿Y después del Maratón qué? Eso digo yo.

Pues después del Maratón he tenido una semana tranquila, reconfortante y de descarga. Una semana que, unida a los días festivos de Semana Santa, he conseguido que sea, fundamentalmente, familiar y agradable. Lo necesitaba.

Resacoso todavía. Resacoso y como en una nube, tras haber superado un nuevo reto para mí: correr los 42 km en un tiempo medianamente digno.


Ahora, ya recuperado y descansado, me pregunto ¿y qué tocará?

De primeras, y para no perder la motivación, tras los kilómetros de ayer con Clemente Moreno's Running, comencé a leer el libro que compré la semana pasada y que ya, de primeras y tras la lectura de las páginas iniciales, recomiendo: 'Nacidos para correr' del periodista Christopher McDougall.




Una aventura épica que comenzó con una simple pregunta: ¿Por qué me duele el pie?Aislados por las peligrosas Barrancas de Cobre en México, los apacibles indios Tarahumara han perfeccionado durante siglos la capacidad de correr cientos de millas sin descanso ni lesiones. En este fascinante relato, el prestigioso periodista —y corredor habitualmente lesionado— Christopher McDougall sale a descubrir sus secretos. En el proceso, nos lleva de los laboratorios de Harvard a los tórridos valles y las gélidas montañas de Norte América, donde los cada vez más numerosos ultra corredores están empujando sus cuerpos al límite, y finalmente a una vibrante carrera en las Barrancas de Cobre entre los mejores ultra corredores americanos y los sencillos Tarahumara. Esta increíble historia no solo despertará tu mente; además inspirará tu cuerpo cuando te des cuenta de que, de hecho, todos hemos nacido para correr.



Un libro que me acompañará estos días, mientras vuelvo a comenzar mis salidas con un poco de orden y organización.

Por lo tanto esta semana pasada, de recuperación, la he dedicado prácticamente a caminar a ritmo. Y lo hice desde el día siguiente al Maratón, desde el lunes. Me calcé mis zapatillas y me puse a caminar a buen ritmo durante una hora, tratando de descargar los músculos de todo el cuerpo.

El martes repetí, pero el miércoles me picó un poco el gusanillo y troté unos kilómetros a cerca de 5:30 min/km. Creo que esta salida a ritmo fue un error pues el jueves tenía otra vez las piernas cargadas y cansadas.

El viernes y el sábado descansé totalmente aunque no paré de andar, eso sí, en plan turista y metiéndome un dopaje natural a base de Cruz Campo, salmorejo, rabo de toro, vinos varios, pescaítos, jamoncito, torrijas... suficiente como para que el domingo por la mañana mi mente, cuerpo y piernas estuvieran preparados para hacernos 14 km a un ritmo ya más normalizado.

Y así ha terminado esta semana primera tras convertirme en un novel maratoniano:




El total de kilómetros hechos esta semana, del 18 al 24 de abril, ha sido de 42,05 km. Los ritmos no son representativos ya que han sido tres salidas de caminar a ritmo alto y dos de running a ritmo medio. Pero ahí están esos kilómetros...

Totalmente recuperado...

Dice Oscar Wilde que...

"Sólo hay una cosa en el mundo peor que estar en boca de los demás, y es no estar en boca de nadie."

sábado, 23 de abril de 2011

La manera más literaria de viajar es en tren. Leer mientras los kilómetros pasan. Pensar, mientras te ves reflejado en el cristal y los campos y villas pasan; es como si todo quisiera correr menos tú, ese que simplemente está cómo perdido, buscando acariciar las páginas y olvidando las letras.

Lo que veo... 29.

Dice la Biblia que...

"Señor tú que juzgas a las naciones: júzgame conforme a mi honradez; júzgame conforme a mi inocencia.
Dios justo, que examinas los pensamientos y los sentiemientos más profundos, ¡pon fin a la maldad de los malvados, pero al hombre honrado mantenlo firme!" (Salmos 7, 8-9)

viernes, 22 de abril de 2011

El político siempre debe ser una persona abierta a escuchar, nunca cerrada; debe ser una persona que invierta parte de su tiempo en conocer, en saber más, en crecer, nunca una persona apalancada y quieta.

Motivación: Hawaii Ironman Triathlon 2010 Word Championships.

Algún día... ¿quién sabe? Bonito vídeo...

Dice Omraam Mikhaël Aïvanhov que...

"El pensamiento del hombre está todo el día en actividad, jamás se detiene. Sólo que no sabe utilizar este instrumento extraordinario, y como no sabe utilizarlo, no sólo su pensamiento no le aporta gran cosa, sino que se convierten para él en un medio más para atormentarse y destruirse.


El pensamiento es una fuerza, un poder, un instrumento que el Señor nos ha dado para permitir que lleguemos a ser como Él, creadores, pero creadores en la belleza, en la luz, en la perfección. Con el pensamiento podemos entrar en contacto con regiones, materiales, quintaesencias y criaturas, tanto del mundo divino como del mundo de los infiernos. Por esto es tan importante tomar conciencia del poder creador del pensamiento, para no ir a chapotear en las ciénagas, sino convertirnos en obreros en el campo del Señor."

jueves, 21 de abril de 2011

martes, 19 de abril de 2011

Running 2011... y 15: 74,59 km... CON MARATÓN!!!







Todavía ando en una nube, y escribir el resumen running de la semana pasada se me hace algo complicado. Fundamentalmente porque las únicas sensaciones que recuerdo son las del domingo 17 de abril del año 2011, de 9 a 13 h., corriendo por Madrid los 42,195 km del Maratón de Madrid. El resto quedó eclipsado.

Y la semana transcurrió pensando única y exclusivamente en eso: MAPOMA. No pensé en otra cosa desde el lunes.

Hice algunas salidas, no muy largas para no cansar piernas, aunque creo también, y debo resaltar, que uno de los rodajes más importantes que he hecho, desde que comencé a correr hace tres años, fue el del viernes por la mañana en compañía del gran Martín Fiz. Un trote preMaratón, organizado por Reebok, por el centro de Madrid y El Retiro que sirvió para calentar mente y músculos de cara al domingo.

En fin, esta semana pasada quedó con 4 salidas, en las que incluyo el MAPOMA, y la terminé enormemente satisfecho. Ahora toca descansar un poco que, coincidiendo con la Semana Santa, será bastante fácil hacerlo.

Así quedó:




El total de kilómetros hechos esta semana, del 11 al 17 de abril, ha sido de 74,59 km a un ritmo medio de 5:34 min/km y una velocidad media de 10,80 km/h.



Una semana preciosa en todo, una semana histórica para mi en cuanto a running se refiere y una semana que recordaré siempre.


Hay un antes y un después cuando pasas por la línea de meta de la distancia que recorrió Filípides.


No es que sientas que has corrido un Maratón, es que te sientes Maratoniano. No es que te sientas especial, es que eres especial, al menos para ti.

Feliz semana amigos.
La ilusión es imprescindible para tratar de superar cualquier reto que nos propongamos. Luego viene la disciplina, el coraje y la constancia; el no arrugarse ante los bajones y tratar de mentalizarse de que nada es fácil. Al final, puede o no conseguirse, si no es así pues 'otra vez será'. Y a volver a empezar hasta conseguirlo.

lunes, 18 de abril de 2011

MARATÓN DE MADRID 2011: 3h:50'.19".. RETO conseguido.



Escribo esta crónica con una gran satisfacción, aunque muy cansado todavía y con las piernas tan pesadas que prefiero no moverme de la silla para no tener que arrastrarlas. Pero me encuentro mucho mejor de lo esperado, aunque el esfuerzo físico y mental de ayer por la mañana ha sido de los más importantes de mi vida.



Sólo puedo decir que lo hemos conseguido. Un reto más. Mi primer Maratón. Mis primeros 42 a los 42, tal y como nos habíamos propuesto... y en nuestra ciudad, Madrid, en uno de los Maratones más importantes del mundo y -ahora hablo con mínima experiencia- de una importante dureza.


Lo hemos terminado, lo hemos conseguido en un tiempo bastante digno para lo esperado y programado: 3h:50'.19". Primero pretendíamos terminar, luego pensamos que si terminábamos no queríamos hacer más de 4 h. -aunque si las hubiéramos hecho tampoco hubiera pasado nada- y al final hemos bajado unos minutos a esas horas. Estamos muy satisfechos.



A las 6.30h. sonó el despertador y salté de la cama. Comenzaba el ritual: vestir, echar vaselina en lugares propensos a rozaduras, colocar bien los calcetines y las zapatillas ZigTech -perfectamente atadas y preparadas para la batalla- y bajar a desayunar.



La verdad es que había descansado bastante más de lo que pensaba y las piernas parece estaban en forma. La noche anterior comí y cené bien, estuve todo el día hidratándome e incluso me permití tomar una cervecilla mientras veía el partido con mi enano.


El desayuno como siempre: zumo de naranja, galletas integrales con miel, un plátano y un café cargado.

Últimos preparativos y comprobar que todo estaba en orden. Antes de salir lo fundamental: la colocación del dorsal al que este año se añadía un nuevo sistema de chip. La temperatura 10ºC, no estába mal, aunque la previsión era de sol toda la mañana y aumentando grados. En marcha...


A las 8 h. estaba aparcado, ya con Clemente, en la zona cercana a la salida, en la calle Juan de Mena. Rodeados de corredores que llegaban en coche, otros subían andando desde Atocha, otros acompañados de toda la familia. Respirar un ambiente así es algo increible.


En la zona ya de salida, entre Cibeles y Colón, unos y otros calentando de un lado a otro. Los camiones guardarropa perfectamente indicados y preparados. Nosotros nos dedicamos a andar para no quedarnos fríos. No queríamos gastar mucha energía.


A las 8.45 h. el pis de rigor y ya colocados junto al resto de corredores para comenzar lo que sería nuestro PRIMER MARATÓN.


A las 9 h. en punto se dio la salida y comenzaron a correr los primeros atletas. Nosotros no llegamos a la línea de salida hasta 7 minutos después. Creo que nos habíamos colocado demasiado atrás aunque, sinceramente, para no molestar a los más atrevidos y sin saber nuestro tiempo, era lo más adecuado y educado. A las 9.07 h comenzamos nuestro XXXIV MARATÓN DE MADRID 2011.


Salimos tranquilos, hablando, disfrutando, comentando de unos y otros, riéndonos... encantados de la vida y de estar allí entre tantos otros alucinados del running. En mis auriculares la primera canción que sonó fue de los Iron Maiden, bien.


La subida por la Castellana muy agradable, creo que al ritmo adecuado. La verdad es que tampoco la gente te permitía correr más y buscábamos la experiencia del resto que, aparentemente, tenían más que nosotros. Por cierto, muchísimos corredores de otros países y regiones españolas. El turismo Maratón existe.


Según mi GARMIN hemos pasado el km 10 sobre los 54'. Bien, tranquilos y con buenas sensaciones y la temperatura ideal.


A partir del km 15 tomamos la decisión, inteligente desde todo punto de vista, de comenzar a beber agua o powerade en los avituallamientos. La temperatura comenzaba a subir.


Bajar por la Gran Vía y entrar en Preciados para aparecer en Sol ha sido toda una maravilla. Aquí todavía disfrutábamos del buen ritmo, de la maravilla del correr por Madrid a esas horas y de ir rodeados de gente con un ambiente estupendo.

En ciertos lugares las personas que nos animaban nos daban la moral necesaria para pensar más en esa Meta todavía lejana.

En Ferraz, dónde el sol ya comenzaba a coger fuerza, pasábamos el km 21,097 de la Media Maratón. No quería mirar el reloj pero al final lo he hecho. Marcaba 1h:51'. Si seguíamos así, a este ritmo, podíamos meternos en menos de 4 h. Pero claro, lo que quedaba de Maratón era la parte más complicada, el auténtico Maratón.


En el km 25.5 entramos en la Casa de Campo. Seguíamos bien, aunque comenzábamos a notar las piernas cargadas y alguna molestia en la rodilla.

Los 6 km de recorrido en la Casa de Campo han sido estupendos. Notaba el cansancio, notaba la pesadez de piernas, pero he conseguido mantener un ritmo cómodo que me permitía seguir.

A partir de aquí muchos corredores comenzaban a andar o abandonar. El calor apretaba y aunque había zonas con chorros de agua para refrescar, el sol se clavaba en la cabeza.


La bajada por la Avd. Portugal, saliendo de la Casa de Campo, tras la subida, me sirve para recuperar un poco y tomarme el gel. Pero noto como las piernas comienzan a flojear y agarrotarse.


Antes de llegar al km 34, en el Pº Ermita del Santo, me ha dado una especie de flato. Ha sido como un pinchazo en el lado derecho que me ha hecho flojear un poco. Preveía que a partir de aquí la cosa se pondría difícil. Efectivamente.


A partir del km 36 ha comenzado para mi el verdadero suplicio del Maratón. Las piernas me pesaban muchísimo, subíamos y subíamos y la cabeza comenzaba a dar vueltas a todo y pensar esas cosas que se piensan cuando estás haciendo un esfuerzo extremo al que no estás obligado ni acostumbrado.

No sé por qué, en estos kilómetros, he comenzado a recordar el libro de Murakami 'De qué hablo cuando hablo de correr'. Sus frases, sus experiencias, sus consejos... todo se reflejaba en cada metro de esfuerzo y me motivaba para seguir.


Han sido esos kilómetros, hasta llegar a Alfonso XII, los más largos de los 42. En esos kilómetros lentos, esforzados, sacrificados, veía cómo muchos atletas se echaban a un lado para pararse o ponerse a andar; otros sufrían tirones y tenían que parar a estirar; esos, con cuerpo y equipación de atleta profesional, que iban frenando y se detenían exhaustos; y otros, con apariencia de no haber corrido nunca, pesados o con edad avanzada, me pasaban como si tal cosa a un ritmo que más parecía acababan de comenzar el maratón. Aquí se ve de todo y se piensa de todo. Pero en este punto kilométrico en mi cabeza sólo tenía pasar la línea de meta.


Al llegar a Alfonso XII el ambiente de gente era maravilloso. Bebí un buen trago en el avituallamiento del km 40 y me recuperé y subí un poco. Quedaban 2 km joder, 2195 miserables metros. A por ellos. No había mirado el reloj desde el km 22.


Clemente tiraba, también se había recuperado bastante, tenía fuerzas. Ha mantenido en todo el recorrido una especie de Maratón Interactivo: se animaba él mismo, me animaba, animaba a los demás, instaba a las personas que nos veían a que nos animasen, aplaudía, gritaba... todo un genio de la comunicación deportivoshow. Si no hubiera sido por él, los kilómetros jodidos me hubieran sido extremadamente más jodidos.



Y por fin entramos en El Retiro. Aquí el gentío hacía que las piernas se moviesen más deprisa, que no pesaran lo que pesaban, que no dolieran lo que dolían... META META META.


RETO CONSEGUIDO


He parado el Garmin en 3h:50'20 y no se ha equivocado en mucho porque nuestro tiempo parcial (salida/meta) oficial ha estado en 3:50'19" a un ritmo de 5':27" min/km y una velocidad media de 11 km/h... más que felices... felicísimos.


Somos Maratonianos. Se dice fácil y lo parece cuando ves a más de 11.000 hombres y mujeres inscritos en un martón que finalizan 8.500 personas. Parece fácil cuando lees los blogs de otros compañeros corredores. Sí, puede parecer fácil pero llegar hasta aquí no lo es... y por eso merece un respeto desde el primer atleta que entra en meta hasta el último que lo termina en las 6h. Si hace 3 años me dicen que iba a correr y terminar un Maratón en estas condiciones, de verdad, no me lo creo.


La organización del Maratón ha sido excelente, por lo tanto Felicidades.


No son muy buenos, el pulso corriendo es difícil de mantener, pero quedarán en el recuerdo:







Mi agradecimiento cariñoso a Clemente que me anima y tira cuando me ve bajo y, sobre todo, al Eterno por darme la salud y la fuerza suficientes para disfrutar de estos retos que voluntariamente me pongo y propongo.


Mi agradecimiento también, siempre lo hago, a mis zapatillas: mis Reebok ZigTech. Han demostrado ser lo que son, unas zapatillas de calidad y de aguante para largas distancias. No he tenido problemas en los pies y, lo que es más importante, mis rodillas están mejor de lo que de otra forma, con este número de kilómetros, a ritmo, y en asfalto hubieran estado.


Hasta el próximo...

Dice Omraam Mikhaël Aïvanhov que...

"En lugar de esperar indefinidamente que los demás os hagan favores, que os den pruebas de confianza, de respeto, de amistad, de amor, y sobretodo en vez de apesadumbraros si esto no sucede, comenzad vosotros a manifestarles todos estos buenos sentimientos. Suceda lo que suceda luego, siempre saldréis ganando. Porque si a pesar de vuestros esfuerzos, los humanos no responden a lo que esperabais, estos esfuerzos ponen en marcha algo en el mundo invisible y entidades luminosas acuden a ayudaros. Entonces, cada vez que tengáis la ocasión, esforzaos en reconfortar, animar e iluminar a los seres, y comprobaréis que un poder superior os aportará su apoyo. Si necesitáis amor y luz, primero tratad de dárselo a aquellos que todavía lo necesitan más que vosotros, y el mismo Dios acudirá a amaros e iluminaros."

domingo, 17 de abril de 2011

Las 21 palabras del siglo XXI de Franl Luzt

“21 palabras” del siglo XXI: Imaginar, Descomplicado, Estilo de vida, Compromiso, Resultados, Innovación, Reinventar, Eficiencia, Derecho a , Enfocado al paciente, Inversión, Elegancia casual, Independiente, Tranquilidad, Certificado, Estadoounidense, Prosperidad, Espiritualidad, Seguridad financiera, Enfoque equilibrado, Cultura de…

Puede ser. Interesante, habrá que tener en cuenta.

Dice Séneca que...

"En todo ejercicio que practiques vuélvete presto del cuerpo al alma; de ésta ocúpate noche y día."

sábado, 16 de abril de 2011

He pasado la tarde tranquila, descansando, pensando en mañana. A veces pensamos demasiado en mañana, deberíamos dejarlo para ese momento, para mañana y dedicar nuestro instante a el ahora. Pero mañana es mi cita con el MARATÓN. En unas horas me levantaré -dudo si dormir algo- y comenzaré con el ritual: vestir, calzar las zapatillas, desayunar bien, comprobar reloj e iphone, auriculares, salir a la puerta y comprobar temperatura, tomar un café, ajustar dorsal a la camiseta y salir hacia Madrid... En ese momento, cuando aparco el coche y salgo a la calle, cuando comienzo a cruzarme con corredores incluso más madrugadores que yo; en ese momento comenzará mi MARATÓN.

Espero cumplir el RETO.

Pre MARATÓN MADRID 2011 con Martín Fiz y Reebok ZigTech...







Estoy nervioso, bastante nervioso. Hoy ya no he dormido bien: toda la noche dando vueltas y pensando en mi estado físico. En estos momentos es en los que se piensa en lo que se debía o no haber hecho antes. Pero no es momento de echar la vista atrás sino adelante.

Me he levantado cansino. Es como si me encontrase con todas las malas sensaciones físicas en un momento: que me pesan las piernas, que me molesta la rodilla, que me duele el cuello, que se me caen un poco los 'mocos' y parece comienzo constiparme, que me noto pesado, que hará frío o calor... ufff! Imagino esto ocurre cuando te desvirgas en la carrera épica, en lo máximo de lo máximo, en los 42KM, en el MARATÓN.

Mi Pre Maratón de Madrid 2011 comenzó ayer. Por la mañana asistí, invitado por los amigos de Reebok, a un evento en el Reebok Sport Club de Madrid en el que Martin Fiz y los responsables de Reebok nos contaron a un grupo reducido de periodistas deportivos (Corricolari, Marca, Planeta Running, As...) y un par de blogueros (RA de Vamos Corriendo por Madrid y yo mismo de Cuando el Silencio Me Llama) las bondades de la nueva línea de calzado y ropa deportiva con la tecnología Zig Tech de Reebok.



Un encuentro muy familiar, reducido, amigable y entrañable. Muy bien organizado y del que sin duda guardaré un magnífico recuerdo. Tras la presentación de las prendas y zapatillas (que yo conozco por uso y experiencia) nos fuimos junto a Martin Fiz a trotar unos kilómetros en el Retiro. Así que todos vestidos y uniformados, calzados con las fantásticas ZigTech, y tras unos estiramientos en el Paseo de la Castellana, dirigidos por Martin, salimos hacia el Retiro. Calor pero agradable.



En el Retiro hicimos el perímetro, unas cuantas fotos y vuelta por Serrano al Sport Club.

Martin Fiz entrañable. No ha dejado de comentarnos sus experiencias, de darnos consejos, de contarnos su día a día de entrenamiento y, sobre todo, de demostrarnos lo grande que es: como persona y como atleta.



De los responsables de Reebok sólo puedo decir que son un encanto y que han conseguido hacernos sentir bien desde el primer momento. Soy consciente del riesgo que conlleva la apuesta revolucionaria que están haciendo en material deportivo, y más en un mercado como el español, bastante conservador a la hora de cambios. Seguro lo conseguirán: son gente joven y experimentada, arriesgados y audaces. Me han sorprendido. Yo sólo puedo aportar que hace unos meses, de forma voluntaria y arriesgada (como siempre hago) decidí probar, cambiar a Reebok Zig Tech, y tras algo más de 700 kms puedo decir que acerté.

También me alegró muchísimo conocer a uno de los blogueros que sigo: RA, de 'Vamos corriendo por Madrid'. Un tío fantástico y ya experimentado en esto del correr. No dejó de darme consejos en todo el recorrido sobre el Maratón.

Y tras este fantástico inicio preMaratón, comida agradable con el que será mi compañero en la MARATÓN, Clemente Moreno: sidra, buen vino y un bacalao que me tuvo con la boca seca toda la tarde.


Y por luego a la Feria del Corredor, a por el Dorsal y a comenzar a sentir los nervios deportivos en el estómago.

Volví a saludar a los amigos de Reebok en el stands de la Feria y, cómo no, volví a agradecerles la fantástica experiencia de la mañana.

Y aquí estoy, sentado, escribiendo, deseando aparezca el sol por la ventana, pensando en que hoy comeré y cenaré 'pasta', que me acostaré todo lo temprano que pueda y que no dormiré mucho pero que mañana, pase lo que pase, a partir de las 9 h, no dejaré de DISFRUTAR cada kilómetro que mis piernas me permitan correr.

A todos los participantes, a todos los maratonianos: SUERTE MAÑANA!!!

Madrid vuelve a convertirse así en la gran fiesta del atletismo popular, una cita esperada todos los años por miles de aficionados a las carreras populares cuyo único objetivo es atravesar la meta, sin importarles demasiado el puesto de llegada.

Al igual que ocurrió en la pasada edición, uno de los principales enemigos de los maratonianos volverá a ser este año el calor. Las previsiones meteorológicas para este domingo, óptimas para el paseo, no son tan buenas para afrontar los 42.195 metros de una carrera como el maratón, ya que se esperan temperaturas que rondarán los 25 grados centígrados.

Los atletas que correrán el Maratón, la prueba reina del atletismo de fondo, serán más de 10.500. Destaca el alto número de atletas internacionales que se han decidido a viajar a Madrid para participar en el Maratón, que en esta ocasión proceden de 55 países de los cinco continentes y que suman 1.556. El 6,9% de los corredores inscritos en el Maratón, concretamente 725, son mujeres.

Los atletas, que partirán a las 9 de la mañana del Paseo de Recoletos, contarán a lo largo del recorrido con numerosos puntos de avituallamiento, hospitales de campaña, puntos de refrigeración y grupos de animación que, distribuidos a lo largo de los más de 42.000 metros, harán más fácil alcanzar la línea de meta, situada un año más en el Parque del Retiro.

La suerte está echada Amigos!!!!

Dice Omraam Mikhaël Aïvanhov que...

"La palabra "espiritual" no se refiere a los asuntos llamados religiosos. Toda actividad que impele al ser humano hacia algún tipo de desarrollo ––físico, emocional, mental, intuitivo, social––, si es para salir de su actual estado, es esencialmente de naturaleza espiritual, e indica la vivencia del ente divino interno. El espíritu del hombre es inmortal, perdura eternamente, progresa gradualmente etapa tras etapa en el Sendero de Evolución, desarrollando firme y sucesivamente los aspectos y los atributos divinos."

viernes, 15 de abril de 2011

Querido hijo...

No te excuses nunca cuando hayas hecho algo mal. La excusa no corrige, no convencerás y quedarás peor que si no lo hubieras hecho. Cuando se hace algo mal, se asume y se reconoce.

Música Running 2011: The Offspring - You're Gonna Go Far Kid

Esta canción me acompañará el domingo...

Dice la Biblia que...

"El perezoso es, para el que lo envía, como el vinagre a los dientes o el humo a los ojos." (Proverbios 10, 26)

jueves, 14 de abril de 2011

Corro, luego vivo. Vivo, luego corro.

Motivación: 'Correr hasta que el cuerpo aguante' por Miguel Angel Barroso.-



Cuando dejó el taxi a los 60 años estaba tan gordo que no se podía ni mover. «Pesaba 110 kilos y cada vez que me tiraba al suelo para hacer alguna chapuza en los bajos del coche era un suplicio. Me dije: “Hasta aquí hemos llegado”. Como no pensaba hacer régimen para adelgazar, empecé a correr. Recién jubilado corrí mi primer maratón de Madrid. Hice 3h.45. Ahora ya me cuesta más: el último año, 4h.50. Pero tengo pilas para rato. No lo dejaré hasta que me dé un patatús. Si no entrenara me aburriría todo el año». Emilio Menéndez, madrileño de aluvión —nació en Asturias pero echó raíces en la capital—, mueve (que no arrastra) sus 76 años y su palmito por el parque Juan Carlos I, donde es el terror. «Los jóvenes no pueden seguirme». Entrena tres días por semana y los domingos se mete cien kilómetros en bicicleta por el carril que llega a Soto del Real. «¿Revisiones? Ni hablar. Los médicos son fábricas de pastillas. ¿Mi mujer? No se queja. No tengo vicios. No fumo ni bebo. Solo corro. Y después de un maratón me subo andando los once pisos hasta mi casa y me “aprieto” una Coca Cola con un culín de whisky, que es bueno para el corazón. Luego, por la tarde, me doy un paseo con la parienta. Al tercer día empiezo a correr otra vez, suave; no hay prisa hasta el año que viene». El abuelo del maratón, con dieciséis participaciones en su haber, presume de tres vástagos bomberos. «Están en forma, pero ninguno tiene mis piernas». Uno de ellos le suele esperar con un nieto en la Casa de Campo para acompañarlo los últimos 15 kilómetros. Cuando llega a la meta se pone una cresta de punki para la foto. «Me gusta mucho el cachondeo». La noche anterior a la prueba duerme mal. Durante las largas horas de sudor no piensa en nada especial; tal vez en la última ruta que ha hecho en bici o en el Real Madrid de sus amores. Conoce, de su época de taxista, cada hito del paisaje urbano. «Voy a mi aire. No sigo demasiado las instrucciones del manual. Me gusta comer de todo, menos lo que recomiendan para esta actividad, los espaguetis y esas cosas. No bebo hasta que llego a los 20 kilómetros, y llevo dos o tres ampollas de glucosa». Pasará los días previos en Ibiza, adonde ha viajado con el Imserso, y allí realizará los últimos entrenos para, llegado el día D, estar en Recoletos y parar su crono en las cinco horas... 42.195 metros después.




Veintiún años más joven que Emilio, pero con una experiencia superlativa, Antonio Gallardo, madrileño de Cuatro Caminos, es un tallo fibroso para quien correr se ha convertido en una terapia. «El día que no lo hago estoy como un animal enjaulado; me falta mi dosis de endorfina. Creo que los maratonianos somos, por lo general, gente más feliz. Nos sentimos en paz con todo el mundo». Acude a la cita con unos folios escritos cuidadosamente a mano a lo largo de más de tres décadas. Sus números asustan: lleva 70 maratones en las piernas (ha corrido todas las ediciones del Mapoma, es decir, 34 con ésta), dos Ironman (la prueba más exigente del triatlón), 105.000 kilómetros (entrenando y compitiendo), otros 131.000 en bicicleta, 2.400 nadando... Su mejor marca la consiguió en Madrid en 1989: 2h.24.27 (siendo un atleta no profesional se quedó a nueve minutos del ganador). «Iba al monte a andar y escalar con mis colegas. A los 22 años nos dio por probar en el maratón. Tardé 4h.35. Iba un rato corriendo y otro caminando. Ahora entreno a profesores y alumnos de la Universidad Carlos III. De aquellos viejos camaradas solo uno aguanta el tirón». Vive con su padre, de 92 años, que es su primer fan y le hace fotos durante la prueba. «Soy muy riguroso con la alimentación —pasta, patatas, legumbres... y, de vez en cuando, carne, pescado y huevos duros). Entreno entre una y tres horas al día, todos los días. Descansar es de cobardes (sonríe). Hay que hacer 60-80 kilómetros a la semana para llegar en buenas condiciones. Corriendo, ¿eh?, nada de trote social. Los que me conocen, se acercan en la línea de salida y me preguntan qué plan tengo. Si les interesa mi ritmo, se acoplan. Hasta el kilómetro 30 vas bien. Luego, lo mejor es olvidar lo que has hecho y pensar en lo que queda. Ah, y si pasas junto a una estación de metro... ¡ni la mires!».






Hay momentos en los que parece que pierden muchos aunque se crean, unos pocos, que ganan. Puede ser una incongruencia ¿verdad? Pues así ocurre siempre que ganan los que no lo merecen. Y curiosamente ocurre, más tarde que pronto, que aquellos muchos que creían ganar, se convierten en los muchos que pierden.

miércoles, 13 de abril de 2011

Motivación: Mi Motivación Deportiva.

Este vídeo me lo dedicó el amigo Alberto Cuerda para motivarme camino a mi primer Maratón. Creo que no sólo es un vídeo de motivación deportiva, es también de motivación para la vida, para el día a día. Así que hoy se lo dedico, yo también, a unos cuantos Amigos que saben que lo son y serán...

Dice Séneca que...

"Es muy feliz y dueño de seguro de sí aquel que espera el mañana sin inquietud. Todo el que dice: "he vivido", al levantarse recibe cada día una ganancia."

martes, 12 de abril de 2011

Creo que cuando más feliz me siento es cuando sonrío a aquellos que creen ser mis enemigos. Fundamentalmente porque yo no me siento enemigo de nadie, y eso me genera paz y sosiego.

700 km en compañía de Reebok ZigTech.




Han pasado ya algo más de 700 km desde nuestro primer encuentro. Un encuentro confiado, aunque precavido, que nos ha llevado a una convivencia máxima e inseparable. Sí. Fueron los Reyes Magos de este año 2011 los que decidieron, tras leer algunos artículos, tras conseguir coger y acariciar un par y tras encontrarlas y poder subirme a ellas, los que nos presentaron en aquella primera cita convertida en primeros kilómetros. Hablo de mis Reebok ZigTech.

Y todavía nos quedan kilómetros por correr juntos, todavía nos quedan días de entreno y carreras en las que participar; nos quedan muchos miles de metros de asfalto y tierra, de buenos ritmos o casi paseos... nos queda vida y convivencia que será la prueba final.


Creo que tras estos kilómetros, 700 (la mitad en la vida normal de una zapatilla running), estoy en condiciones de valorar, de opinar, sobre estas revolucionarias zapatillas Reebok ZigTech desde un punto de vista crítico y objetivo.

Es verdad que en mis primeros momentos, cuando descubrí este modelo de zapatillas, me impresionó su diseño que generaba, de primeras, una llamada de atención. En aquel momento escribí un post sobre ellas denominándolas 'cantada' o 'pasada'.


Pero me arriesgué. Y me arriesgué fundamentalmente porque mis articulaciones comenzaban a darme algún que otro problemilla, mis rodillas se cargaban demasiado y, desgraciadamente, mis días de salidas running corriendo en asfalto y cemento superaba, considerablemente, a mis kilómetros en tierra. ¿Qué podía perder? Nada, tan solo ganar. Y gané.


Y a partir del 7 de enero comencé mi relación con las Reebok ZigTech. Y dejaron de ser una 'cantada' para convertirse en una 'pasada'. Dejé de ver las zapatillas como un modelo que llama la atención, de moda y que podría ser algo más comercial que verdaderamente funcional, a ser una zapatilla running que ayuda y mejora el rendimiento de aquellos corredores populares que hemos apostado y decidido usarlas.

Y cuando digo que ayuda y mejora el rendimiento no estoy diciendo que te pones las ZigTech y bates todos los records de velocidad y marcas personales o te pones a hacer kilómetros como si tal cosa. No. Me estoy refiriendo que consiguen disminuir el cansancio, que consiguen que tus articulaciones sufran menos y, por ello, consiguen que puedas meter a tus piernas muchos más kilómetros (si estás preparado para ello, claro). Y yo creo que con 700 km puedo certificarlo.



Mido 1,83 y peso entre 75 y 76 kgr. Con estas características que me ha dado el Eterno, diré que la amortiguación de la zapatilla es fantástica no en vano la forma de la suela, en zig zag, consigue reducir bastante el impacto contra el suelo. Esto, evidentemente, dónde más se nota es cuando haces kilómetros en asfalto.

Otra característica para mí positiva es la estabilidad. Es una zapatilla muy confortable y a la vez muy estable. A mi esto me da muchísima seguridad sobre todo cuando corro en terrenos con suelos desiguales (campo, montaña).

Diré que es una zapatilla de entrenamiento, para hacer kilómetros a ritmos altos o bajos, para disfrutar corriendo y no para hacer marcas o records personales. Aunque también. Digo esto porque al ser una zapatilla algo menos ligera que otras, esto se nota en los tiempos. En mi caso, con otras algo más ligeras le bajo 7 seg. al kilómetro. Pero, como es mi caso personal y yo lo que valoro es no terminar con las rodillas y piernas destrozadas, porque entre otras cosas no me gano la vida con esto, prefiero que así sea.

Y como virtud fundamental de la zapatilla diré que es que consigue que tus articulaciones no sufran en exceso cuando le metes una cantidad de kilómetros importantes en un entrenamiento (más de 20) y en superficies extremadamente duras (cemento de aceras o asfalto de calzadas).


Un 'pero' que debe mejorar: la suela es algo resbaladiza en determinadas superficies, sobre todo cuando llueve. Algún susto me he llevado. Le han adaptado, en la suela, algunas partes con un material más adherente pero, aun así, resbala un poco en determinadas suelos mojados.

Otro 'pero', pero en este caso humorístico: cuando vuelvas de hacer kilómetros por el campo no olvides quitar las chinas que quedaran entremetidas en la suela, te puedes llevar alguna bronca en casa por arañar el suelo....

Broma a parte, he de decir que son unas zapatillas fantásticas con las que no sólo he hecho kilómetros de entrenamiento sino que me han acompañado ya en alguna Carrera Popular, en la Media Maratón de Madrid y, sin dudarlo, son mis zapatillas elegidas para correr el Maratón de Madrid el próximo domingo.

Felicidades a Reebok y a seguir pensando en los runners...


Aquí os dejo algunos vídeos promocionales que están apareciendo por ahí.









Dice la Biblia que...

"Ser paciente es muestra de mucha inteligencia; ser impaciente es muestra de gran estupidez." (Proverbios 14, 29)

lunes, 11 de abril de 2011

Cuando tengo esos dolores de cabeza, que me provoca dar vueltas y vueltas a pensamientos y temas a los que me es imposible responder, mi mejor analgésico es abrazarme, esconderme, entre las páginas de alguno de esos libros que siempre tengo a mano y que me hacen reflexionar sobre lo verdaderamente importante, que es la vida: Séneca, Montaigne, Aristóteles, La Biblia e incluso Ciorán... se comportan como el mejor calmante del mundo.

Running 2011... y 14: 65,60 km... y llega!!!





He terminado la última semana de acumulación de kilómetros antes del MAPOMA 2011. Una semana en la que he tenido 4 salidas, con diferentes sensaciones y 2 salidas de caminar a ritmo (me encanta hacerlo).


Y ahora entramos en la semana de descarga y nervios. Todavía no tengo claro los días que saldré a correr ni los que saldré a caminar. No quiero parar, aunque sí buscar un ritmo lo suficientemente lento como para no cansarme muscularmente. La suerte está echada y sólo esperamos que el clima y las fuerzas nos acompañen en un día para mi importante.


Sólo de pensar en superar los 42,195 km se me ponen los pelos de punta; sólo pensar en que por cualquier circunstancia no llegue a superarlo me hace enfadar.

Vamos con ilusión y con ilusión haremos todo lo que esté en nuestras 'piernas' para disfrutar de una mañana running divertida.


Lo dicho. Mi semana comenzó el lunes con una salida de descarga caminando a ritmo rápido. El martes, con una temperatura importante y 'particulas africanas' en el aire, que entorpecían la respiración, me hice mi primer Cerro de la semana. Y digo el primero porque menos el jueves el resto de días fue mi recorrido.


Ayer domingo terminamos con un fantástico recorrido Clemente y yo. Bajamos al Cerro pero lo pasamos un poco, por esos caminos que avanzan hacia Perales y que parecen perderse entre las siembras y los olivos. Es una bendición correr por el campo en Madrid. Es de gratitud tener salud y fuerzas para hacerlo.


Así hemos terminado esta semana:


. Lunes 4: 56':57" 5,15 km (caminar)

. Miércoles 6: 1h.07:03" 5,75 km (caminar)



El total de kms realizados esta semana, del 4 al 10 de abril, ha sido de 65,60 km. El ritmo medio (correr) ha quedado en 5:21 min/km y la velocidad media en 11,20 km/h.


En el próximo resumen, si El Eterno lo quiere, estaremos escribiendo sobre el Maratón.


Feliz semana amigos...

Dice Ovidio que...

"La envidia, el más mezquino de los vicios, se arrastra por el suelo como una serpiente."

domingo, 10 de abril de 2011

Lo absurdo es intentar rescatar un sonido del silencio. El silencio sólo se explica en ese instante en el que olvidamos qué pensamos: cerramos los ojos y más allá de la oscuridad de nuestros párpados no sentimos ni nuestros latidos. Ese momento, ese instante, te llena, también, de vida.

Lo que veo... 27.

En el Cerro de los Ángeles...

Dice Andrés Trapiello que...

"Un fracaso es siempre más estable que un éxito, y por lo mismo, más maleable. El triunfo tiene simepre algo de momentáneo; el malogro, en cambio, viene de atrás, de muy lejos y podemos trabajar conél como en mármol. En el éxito hay algo siempre de plastilina."

sábado, 9 de abril de 2011

Querido hijo...

Nada en la vida te será agradable hasta que seas capaz de hacerlo bien: ni jugar, ni hacer deberes, ni estudiar, ni trabajar, ni siquiera amar o ser amado.
La persona que corre habitualmente, suele ser una persona exigente consigo mismo, disciplinada. Y si se es una persona exigente para sí, también se es para con los demás.

Música Running 2011: Marea - En tu agujero.

Bueno... para el running tienen buena marcha...

Dice el Pirké Avot que...

"4.27 El Rabí dijo: No mires el frasco sino lo que contiene; un frasco nuevo puede estar lleno de vino viejo, y un frasco viejo puede que ni siquiera contenga vino nuevo."

viernes, 8 de abril de 2011

Querido hijo...

Cada milímetro que crezcas significará esfuerzo; cada paso que andes, sacrificio; pero cada minuto que vivas, hijo, será gratitud por poder seguir creciendo, conociendo, haciendo... viviendo.

Lo que veo... y 26.


Las obsesiones son negativas en la vida: te provocan estres y te pueden equivocar a la hora de tomar decisiones.

jueves, 7 de abril de 2011

'Ese Monumento de papel' por Arturo Pérez Reverte

Pues resulta que voy a la librería de Antonio Méndez, en la calle Mayor, y le digo oye, compañero, ¿tienes la Biblia nueva que acaba de sacar la Conferencia Episcopal? Y Antonio, que es amigo hace veinte años, me mira de reojo y dice te veo chungo, maestro, una Biblia a tus años. De qué vas, Tomás. ¿Has visto la luz, o qué? Y yo le respondo que menos choteo, chaval, o la compro en el Corte Inglés. Grandes superficies, que se dice ahora. Y además quiero dos, una para regalar. Pues la tengo que pedir porque no la tengo, redunda Antonio. Y yo le digo: debería darte vergüenza. Un librero sin Biblia nueva en el escaparate. Ya sé que no vas a misa ni yo tampoco, y que monseñor Rouco y sus mariachis te caen, como a mí, igual que una patada en el duodeno. Pero no estamos hablando de opio del pueblo, ni de tocapelotas nietos de Trento, ni de estragos históricos y sociales, sino de cultura, chaval, que para ser librero no te enteras. De uno de los caudales de sabiduría que nos hizo lo que somos, cóscate, Viejo y Nuevo Testamento, cultura judeocristana que, combinada con el Islam mediterráneo, Grecia, Roma y toda la parafernalia, hizo lo que llamamos Europa y de rebote Occidente: sitio que lo mismo también te suena, Antoñete; aunque a esa vieja Europa, en tiempos referente moral del mundo, cuna de derechos humanos y crisol de cultura, ya no la reconozca ni la madre que la parió. Dicho en lenguaje de librero, para entendernos, te hablo del mayor bestseller de la Historia, necesario para quien pretenda estar al tanto de lo que es y lo que hace. Para tenerlo tan a mano como a Cervantes, Shakespeare y Montaigne: cuatro patas de la mesa donde algunos apoyamos los codos cuando estamos cansados. No sé si me explico.


Concluida la guasa entre Antonio y yo, una semana después tengo al fin esa nueva Biblia en casa; y, aparte el pequeño inconveniente de maldecir en arameo el tacto áspero de su encuadernación en tela bajo las guardas -la tela en los libros siempre me dio dentera-, disfruto con sus páginas de papel sutil y agradable al tacto, la limpia tipografía y el peso reconfortante del volumen en las manos. Es un hermoso ejemplar con la nueva traducción canónica de los textos sagrados al castellano, que será utilizada en todos los actos litúrgicos y catequéticos, o como se diga, de la Iglesia Católica de aquí. El canon, para entendernos, de la Biblia oficial en lengua de Cervantes. Esto lo convierte en libro de extraordinaria importancia; pues, aparte la lectura íntima que haga cada cual, su texto, leído en misa y utilizado a partir de ahora en las actividades relacionadas con el asunto, influirá directamente, en la lengua que hablan y escriben varios millones de católicos de habla hispana. Que se dice pronto.


Pero ésa, la de la peña practicante, sólo es una parte. Al fin y al cabo, la Biblia es también, y sobre todo, un magnífico caudal de diversión, reflexión y conocimiento. Un monumento indispensable para comprender sobre qué cañamazo se tejió lo que algunos cabrones reaccionarios y gruñones como el arriba firmante todavía llamamos, con una mezcla de melancolía y de guasa escéptica, cultura occidental; dicho sea sin ánimo -o con ánimo, qué puñetas- de ofender. En ese contexto, la Biblia es una fuente extraordinaria de relatos, aventuras, batallas, traiciones, amores, emociones y simbolismos; materia de la que hace tres mil años viene nutriéndose el mundo civilizado y que inspiró a los más grandes filósofos y artistas de todas las épocas; literatura, música, pintura y cine incluidos. Nadie que busque lucidez e inteligencia, que quiera interpretar el mundo donde vive y morirá, puede pasar por alto la lectura, al menos una vez en la vida, del libro más famoso e influyente -para lo bueno y lo malo- de todos los tiempos. El Antiguo y el Nuevo Testamento, para unos historia sacra y revelación divina, y para otros llave maestra de cultura e ilustración, son imprescindibles para comprender cómo llegamos aquí, lo que fuimos y lo que somos. Compadezco a quien no tenga un Quijote y una Biblia en casa, aunque sólo sea para decorar un mueble y leer cuatro líneas de vez en cuando. Y quien sí sea lector, que calcule. Sólo la Biblia, releída una y otra vez, bastaría para colmar una vida entera. Y ojo. Insisto en que no se trata de religión, sino de cultura. La de verdad; no esa papilla desnatada, presuntamente educativa, impuesta por quienes legislan desde su cateta mediocridad. Oponer prejuicios a la Biblia es como oponerlos a una catedral: no hace falta creer en Dios para visitarla y admirar su belleza. Para sentir lo majestuoso de la memoria que atesoran sus viejas piedras.