lunes, 29 de septiembre de 2008

Carrera Perfecta. 28.09.08







La Carrera Perfecta se ha celebrado, hoy con salida y llegada en el Retiro, y con más de 10.000 participantes. Una organización excelente llevada a cabo (y no es peloteo, lo he vivido) por la Comunidad de Madrid y su Consejería de Deportes. Un recorrido perfecto por el centro de nuestra capital, un recorrido para disfrutar que es lo que hemos hecho los que allí nos hemos congregado. Una Primera Edición que de seguro llevará a muchas más.




A las 8h., con más frío que sueño, nos adentrábamos en el Parque del Retiro para recoger el chip de tiempo de carrera. No hemos sido los primeros en llegar. Cientos de camisetas rojas saludaban un amanecer nublado y bastante fresco. Es en esos momentos cuándo uno se hace la pregunta de 'pero qué coño hago yo aquí, un domingo, a estas horas?'. La pregunta, evidentemente, tiene su respuesta cuando terminas de correr los 10 kilómetros, junto al resto de corredores que como tú han preferido madrugar y disfrutar de este paseo ligero por Madrid.





A las 9h. se ha dado la salida. La Puerta de Alcalá, la Cibeles, el Palacio Real, Atocha, la Puerta del Sol, la Calle Alcalá y el Paseo del Prado han sido los puntos principales de los 10.000 metros de recorrido. A los 30'21" ya entraba Chema Martínez en la meta. A otros nos quedaban todavía kilómetros.





Reconozco que ha sido una carrera algo más dura que la Human Race. El cuerpo frío, la hora temprana y un recorrido bello pero duro. Mi momento complicado ha estado en la subida de La Cuesta de Moyano, nunca mejor llamada la 'cuestecita'. No quedaban más de 2 km pero esos metros de casetas de libros, tan disfrutadas y divertidas en otros momentos, se me han hecho eternos. He recuperado junto a la Puerta de Alcalá para llegar con más aliento a la línea de meta.La lluvia y el frío nos ha recibido con el calor del resto de corredores que habían llegado o llegaban.



Una fantástica organización en toda la carrera, atención en los avituallamientos y, sobre todo, en el final. Y cómo no, la compañía de Clemente Moreno en toda la carrera, en ese silencio que ambos amamos, en esa paz que llega a convertirse en espiritual durante todo el recorrido, en esa inmensidad y superación que te aportan un par de zapatillas contra el asfalto.



Hasta la próxima...








viernes, 26 de septiembre de 2008

Y dice Vila-Matas que...

"Tengo una táctica ante cualquier enemigo que pueda surgirme: cuando ataca, no me doy por enterado, practico la indiferencia, y pueden pasar años; no complazco al adversario respondiéndole y haciéndole propaganda, dejo que siga en su ciénaga aspirando a ocupar mi lugar, ese estrado inalcanzable.
Cuando el enemigo se retira, le persigo. Cuando está fatigado o veo que el imbécil olvidó ya sus pullas, ataco. Despiadadamente."
Vaya con Enrique. ¿Qué es un enemigo, qué un adversario?
Entre los rincones inexpertos
de mi cabeza,
entre rarezas e insensateces,
encontré un post-it
pegado a mi cerebro...

Un garabato medio ensangrentado
unos versos balbuceantes
que resumían sin medida:
'no dejes de recordar
eres más mortal'.

En ese momento
me recordé.

lunes, 22 de septiembre de 2008

La vida es un conjunto de pequeñas batallas. No hay nada más enriquecedor que superar las perdidas y satisfactorio que disfrutar, desde la humildad, de las ganadas. Lo importante es seguir perdiendo o ganando batallas: eso quiere decir que existes, que estás vivo.

viernes, 19 de septiembre de 2008

Dice Laurens Van Den Muyzenberg que ...

"Los verdaderos líderes tienen la facultad de analizar una cuestión desde muchas perspectivas y, en base a esa amplia visión, tomar las decisiones correctas. Tienen una mente tranquila, serena, concentrada, entrenada y centrada, que no se ve turbada por emociones y pensamientos negativos. Y el verdadero liderazgo reconoce la inevitabilidad del cambio, la necesidad de un sentimiento de responsabilidad universal y la importancia de combinar un sistema económico con valores morales. ésa es la senda del líder."

martes, 16 de septiembre de 2008

'El tiempo en mis manos', Aurora Pérez

Es curioso que la autodisciplina del corredor sea comparable, muchas veces, con la esencia de superación de cualquier persona que así lo busque. Arañar segundos y minutos a los metros y kilómetros; arañar segundos y minutos a la vida. Son esos momentos de esfuerzo solitario, de sacrificio personal, los que sirven, a la vez, para encontrarse con uno mismo y tratar de alcanzar ese reto que es la paz personal, el encuentro y la superación en el día a día. No hace mucho, en la revista Runner's World, leía un artículo escrito por Aurora Pérez, en el que dejaba plasmados en palabras cada una de sus sensaciones experimentadas en esos momentos (minutos, horas) que vive corriendo. Recojo aquí algunas de sus palabras y, por qué no, las hago mías tan sólo como una persona que experimenta, día a día, esa sensación única que te da la práctica de este humilde deporte...


"Si un día no me hubiera dado por esto de correr esperaría parada el paso del tiempo sin acompañarlo, lo vería deslizarse ante mí sin ser capaz de atraparlo con mi aliento. No sabría manejarlo a mi antojo, no podría acelerarlo para alcanzar antes mi meta ni hacerlo lento en mi resuello, infinito en mi mente y pasajero en mi reloj. No estaría absorta en mi particular lucha por dominarlo, por vencerlo, por detenerlo. Lo vería pasar ante mí sin formar parte de él. Si no fuera corredor no tendría la misma percepción de los minutos que pasan, del espacio comprendido entre la partida y la llegada. Nunca las horas empleadas en recorrer cuarenta y dos kilómetros serían en sí mismas tan especiales, ni los segundos empleados en los ciento noventa y cinco metros tan importantes, tan eternos, si no corriera.
Si no fuera corredor tardaría más en abandonar los lugares que aborrezco y llegaría más tarde a los lugares que anhelo. Si no fuera corredor sería más difícil dejar atrás mis penas y lograr antes mis sueños. Ser corredor me permite alcanzar cosas que de otra forma no tendría, me permite dejar cosas que de otra forma no sabría dejar. Si no fuera corredor no vería que mientras mi cabeza y mi cuerpo se elevan disminuyendo la distancia que me separa del cielo aumenta mi perspectiva sobre la tierra. Si no fuera corredor no sabría qué largo es el trayecto hasta conseguir el triunfo, qué efímera su presencia.
Si no fuera corredor no habría aprendido a escuchar lo que me dice cada parte de mi ser, no sabría cuan frágil soy cuando alguna parte de mi se rompe, qué ardua es la travesía hasta recomponer los trozos rotos y qué fuerte alcanzo a ser cuando completo el rompecabezas.
Siendo corredor encuentro la calma interior que me ayuda a saber cuando he de avanzar despacio para recrearme en mis pensamientos, o cuando debo avanzar deprisa porque en nada quiero pensar. "
Y añado yo : si no fuera corredor cuántas cosas no habría pensado, cuántas cosas no habría meditado, cuántas cosas hubiera decidido mal o peor. Correr es algo más que hacer practicar un deporte: es encontrarte contigo, es una terapia. Correr es un largo camino... como la vida.

lunes, 15 de septiembre de 2008

Dice el Dalai Lama...

"Es imposible que la gente establezca relaciones positivas con los demás si su único objetivo es satisfacer sus propios deseos"

domingo, 14 de septiembre de 2008

LA SENDA DEL LIDER, Dalai Lama y Laurens van den Muyzenberg

Uno de los libros que ocupa alguno de mis pocos momentos de silencio es este. Ya desde sus primeras páginas es inspirador y recomendable. Su Santidad el Dalai Lama nos introduce en el texto con sus reflexiones siempre llenas de sabiduría y sentido:

"La felicidad es algo distinto a la mera satisfacción de nuestros deseos materiales e inmateriales; esta distinción es importante. La raíz de la felicidad no está en lo que deseamos o lo que tenemos, sino en algo completamente diferente. Proviene de una sensación de satisfacción que existe sin importar lo que ganemos o logremos." DALAI LAMA

viernes, 12 de septiembre de 2008

La vida es como un libro en blanco y cada uno escribe sus páginas como quiere y desea. Pasan los días, meses y años y cada uno llena sus páginas de experiencias, alegrías o penas. es la historia, la historia de nuestra vida. Hay libros gruesos o delgados, depende, como en nuestras estanterías, incluso los hay con esas páginas que no dicen. El límite se lo pone cada uno a lo largo del camino. Unos tocan el suelo y vuelan hasta el cielo y otros se mantienen flotando llevados por el viento. Los hay con rumbo fijo y aquellos que como una veleta se mueven dependiendo del viento.

¿Y cómo trato de escribir mis páginas yo? Depende. A veces toco el cielo y otras el suelo, a veces río y otras lloro; depende del día, depende de la página que escribo. Siempre aprendiendo y también errando; siempre soñando y arriesgando. Así es. ¿Mejor, peor? Quién sabe qué. Vivo y soy yo; tan sólo eso ya es auténtico.

jueves, 11 de septiembre de 2008

Séneca y el Arte de la Serenidad...

A cada uno le da por una cosa y yo lo respeto. A mí me da en momentos como este, tensionado y estresado, por leer textos que me permiten aprender y olvidar, serenarme y reflexionar. Y además, como no soy egoísta, los comparto...




“INVITACIÓN A LA SERENIDAD”
SÉNECA

Lecciones para el hombre ocupado:

1. Nuestra vida se extiende mucho para quien sabe administrarla bien.

2. ¿Se atreve alguien a quejarse de la soberbia de otro cuando él mismo nunca tiene tiempo libre para sí?
3. Nada puede ejercitarse bien por un hombre ocupado, ni la elocuencia, ni las artes liberales, pues cuando un espíritu distraído, no cobija nada muy elevado, sino que todo lo rechaza como si fuese inculcado a la fuerza.

4. A los hombres más poderosos, los que están situados en altos cargos, se les escapan palabras en las que anhelan el descanso, lo alaban, lo prefieren antes que a todos sus bienes.

5. Hay que suavizar todas las cosas y hay que sobrellevar todas con buen ánimo.

6. Aquel que dedica todo el tiempo a su propia utilidad, el que dirige cada día como si fuese el último, ni suspira por el mañana, ni lo teme.

7. Debe conservarse con sumo cuidado lo que no se sabe cuándo va a faltar.

8. El mayor impedimento para vivir es la espera, porque dependiendo del mañana se pierde el hoy.

9. Este camino de la vida, continuo y apresuradísimo, que, en vela o dormidos, recorremos al mismo paso, no es visible a los hombres ocupados sino hasta que han llegado al final.

10. Es propio de una mente segura y tranquila el recorrer todas las partes de su vida. Los espíritus de las personas ocupadas, como si estuviesen bajo un yugo, no pueden volver, ni mirar hacia atrás.

11. El tiempo presente sólo pertenece a los hombres ocupados, el cual es tan breve que no puede atraparse, y este mismo se les sustrae, turbados como están en sus muchas ocupaciones.

12. Hay que ser indulgentes con el espíritu, y hay que darle descanso una y otra vez.

13. Es ocioso aquel que tiene sentido para su ocio.

14. No son ociosos aquellos cuyos placeres encierran buena parte de trabajo.

15. De todos, sólo son ociosos quienes tienen tiempo libre para la sabiduría, pues no sólo defienden bien su vida: cualquier tiempo lo añaden al suyo.

16. La vida más breve y más llena de inquietudes es la de aquellos que olvidan el pasado, miran con indiferencia el presente, temen el futuro.

17. La vida de quienes preparan con gran esfuerzo lo que poseerán con un esfuerzo mayor es desgraciadísima. Con gran trabajo consiguen las cosas que quieren, con ansiedad mantienen las que han conseguido, entretando no hay ningún cálculo del tiempo, de ese que no va a tornar nunca más.

18. No esperes hasta que las circunstancias te dejen en libertad, sino sepárate tú mismo de ellas.

19. Es enemigo de la serenidad un compañero perturbado y que se lamenta de todo.

20. Hay que pensar cuándo más leve sea el dolor de no tener que el de perder, y comprenderemos que la pobreza le corresponde un tormento menor en cuanto es menor la posibilidad de mermar.

21. Habituémonos a desprendernos de la pompa y a valorar la utilidad de las cosas, no sus adornos.

22. En todas partes es un vicio lo que es excesivo.

23. Da entrada a la razón en las dificultades: pueden ablandarse las circunstancias duras, dársele amplitud a las estrechas y las graves oprimir menos a quienes las soportan con elegancia.

24. No envidiemos a los que están situados por encima de nosotros: las cosas que parecían más excelsas se derrumbaron.

25. Quien tema a la muerte, no hará nunca nada por un hombre vivo, pero quien sepa que este hecho estaba pactado en el mismo momento en que fue concebido, vivirá según la ley de la naturaleza, y, a su vez, con la misma fortaleza de espíritu, se mantendrá firme para que ninguna cosa que le suceda sea inesperada.

26. Es más tolerable y más fácil no adquirir que perder.

27. Que no se apodere de vosotros la inconstancia, vicio en extremo enemigo de la serenidad.

28. Quien se dedica a muchas cosas, a menudo entrega a la suerte el dominio de sí mismo.

29. Es propio del hombre reírse de la vida antes que lamentarse.

30. Es mejor aceptar con tranquilidad las costumbres públicas y los defectos humanos, y que no se escapen involuntariamente ni la risa ni las lágrimas.

31. En tus males conviene que te conduzcas de tal modo que des al dolor sólo cuanto la naturaleza ordene, no cuanto ordena la costumbre.

32. No es grata y segura la vida de quienes viven siempre bajo una máscara.

33. Hay que mezclar y alternar estas cosas: la soledad y la compañía de la multitud.

34. No hay que tener la mente en la misma tensión constantemente.

35. Hay que dar un alivio a nuestros espíritus: tras haber descansado surgen los mejores y más vivos proyectos.

36. A través de las ocupaciones se pasa la vida.

37. Ante todas las cosas es necesario evaluarse a uno mismo, porque las más veces nos parece que podemos más de lo que en verdad podemos.

38. Los patrimonios, causa máxima de la aflicciones humanas.

39. La mejor medida del dinero es no caer en la pobreza ni alejarse demasiado de la pobreza.

40. ¡Qué tarde es comenzar a vivir cuando hay que abandonar la vida!.

miércoles, 10 de septiembre de 2008

lunes, 8 de septiembre de 2008

Juan Francisco Casas: dibujo con el boli Bic

Descubrir personas que dedican su tiempo al noble arte de crear, artistas, que uno no conoce, es siempre placentero y gratificante. Se mueven alrededor nuestro más personajes que utilizan el arte de destruir que el de crear. Este fin de semana, en uno de los semanarios de los periódicos del domingo, me encontré con un dibujante/pintor atípico: Juan Francisco Casas.




Atípico, la verdad, no por su persona u obra sino por cómo crea, por la herramienta que utiliza a la hora de realizar sus casi fotográficos dibujos: el boli bic. Sí, dibuja con boli bic, el de toda la vida, azul, consiguiendo unos dibujos que poca diferencia tienen con una fotografía ya que el realismo que se descubre en las imágenes es extraordinario.





Sus obras son de gran formato, trabajadas en semanas, de pie, sin apoyarse sobre lo hecho y, sobre todo, sin poder borrar y corregir.



Juan Francisco nació en el año 1976, en Jaén, y ha expuesto ya en las principales ciudades de América y Europa, llegando sus dibujos a cotizarse ya por encima de los 12.000 euros. De momento, podemos disfrutar, al menos yo lo hago, de sus dibujos en su página web.

viernes, 5 de septiembre de 2008

lunes, 1 de septiembre de 2008

NIKE' HUMAN RACE. 31.08.2008

Correr puede ser poesía, dependiendo del día. Lo que sí es -para quién disfruta y gusta-, es un momento o instante de encuentro, más o menos prolongado, con uno mismo. Pocos son los que corren dando voces (yo creo que ninguno, al menos no conozco caso) y sí muchos los que tratan de buscar ese silencio de la carrera para olvidarse de lo ajeno y buscar lo propio -¡qué difícil esto, Moreno!-.

Y ayer fue uno de esos días en los que la carrera, el entorno, el momento, se convierte en poesía; el esfuerzo se pierde para engrandecer el momento. Ayer participamos -como ya anticipé en anteriores post- en el Nike Human Race de Madrid. Fui uno más de esos más de 11.000 anónimos que este 31 de agosto decidimos participar en esta carrera solidaria en Madrid; a la misma hora, en otras 24 ciudades del mundo, otros muchos miles de runners hacían lo mismo.

He de decir que fue una carrera fantástica: cómoda, divertida, deportiva e inigualable. Correr por el centro de Madrid un domingo por la tarde creo que, sinceramente, debería ser obligatorio.

Llegamos a las 18 h. a la Casa de Campo. Allí dejamos el coche aparcado para dirigirnos en Metro (la organización proporcionaba dos billetes de metro) al Retiro, lugar de salida del evento. El metro era una marea humana 'roja'. A esas horas, en esta fecha, con cierto calor en la calle, sólo hombres y mujeres, familias enteras, vestidos con la camiseta/roja roja, utilizábamos el transporte para dirigirnos a nuestro emblemático parque. Cuando llegamos, el color rojo era el protagonista de este pulmón verde madrileño. Unos calentando, otros 'repostando', otros con los nervios y, algunos, meditando el recorrido con antelación.

Los Pinker Tones comenzaban a calentar el ambiente hasta las 20h. que el Alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, dio la salida. Yo lo he visto en fotos, lógicamente, ya que mi colocación en salida fue entre el grupo de carrera no competitiva: 60'.

A partir de ese momento el ruido se convirtió en silencio y el silencio en ruido. Una temperatura ideal, un recorrido, repito, fantástico. Corrimos cómodamente, sin esfuerzos, disfrutando casi del paseo por el Retiro, la Cuesta de Moyano, el Paseo del Prado, la Carrera de San Gerónimo, la Puerta del Sol, la Plaza Mayor, la Cuesta de San Vicente y, cómo no, la Casa de Campo en un atardecer increíble. Todo perfecto.


Si tengo que poner un 'pero', pero sólo uno, lo hago en la llegada. Tras pasar la línea de meta, aglomeración y parada en seco, falta de organización en la entrega de agua en un momento en el que se hace algo imprescindible. Cierto es que el resto de organización merece un sobresaliente.

No el cansancio, aunque sí la edad y el tener que madrugar hoy, nos hicieron decidir no quedarnos al concierto que a partir de eso momento daría comienzo.

Según la organización, la prueba ha recaudado en total más de tres millones de dólares que serán donados a tres organizaciones benéficas: la Lance Armstrong Foundation, a favor de la lucha contra el cáncer, WWF Adena, la organización mundial de conservación del medio ambiente, y la Agencia de Refugiados de las Naciones Unidas (ACNUR).

Una carrera para el recuerdo, una experiencia y un instante más en ese libro de la vida...
Se puede apreciar que he escrito este 'post' en plural. No corrí sólo. A mi lado, encontrándonos en ese silencio, viviendo el mismo momento, lo hacía mi primo hermano Clemente. Su compañía fue parte de la magia de cada kilómetro. Cada uno tiene sus recuerdos, es evidente, yo tengo los míos: este será uno de ellos.

A por la próxima...

Dice Lie-tsé...

"Ved el vacío de las cosas que puede ayudarnos a cultivar la tranquilidad y la paz de espíritu. Si no sabéis cómo manteneros tranquilos en este mundo, os ahogaréis en todo tipo de problemas innecesarios. Perderéis vuestra visión del Camino y, cuando os deis cuenta de ello, será demasiado tarde, ya que al perder el Camino también os habréis perdido a vosotros mismos"

Lie-tsé