martes, 30 de junio de 2009

Dice Joan Margarit que...

"El buen poema es una partitura que cada lector o lectora interpreta usando su vida como instrumento, con sus propias miserias y alegrías. Los sentimientos son iguales para todos pero cada uno interpreta la partitura de forma distinta."

domingo, 28 de junio de 2009

Hay personas que dedican sus días a vivir con un rencor extremo hacia los demás. Son esos que aprovechan la mínima para lanzar improperios o cuchillas contra sus envidiados. Aquellos que, pase el tiempo que pase, siempre recuerdan porque nunca olvidan. Son esos que 'odian' a los que no piensan o actúan como ellos. Odian desde la amargura de una vida sepultada al ostracismo. Odian a los demás por no haber sido capaces, ellos mismos, de progresar ni en las ideas, ni en lo personal, ni en lo profesional. Son los rencorosos y, sin ánimo de acritud, los rencorosos nunca viven.

sábado, 27 de junio de 2009

Farrah Fawcett... uno de mis iconos.




El mismo día, coincidiendo en la historia, fallecen dos iconos de una generación, la nuestra, la mía, en la que aparecieron los grandes. Ayer los medios de comunicación del mundo tenían que compartir las páginas de noticias, las páginas de obituarios, para ambos: Farrah Fawcett y Michael Jackson.

Lo cierto es que los periódicos, los medios de comunicación, prácticamente todo el mundo, ha hecho más eco del fallecimiento, en circunstancias extrañas, de Michael Jackson que del fallecimiento, con historia romántica incluída, del 'ángel´ Farrah Fawcett.


En mi caso, y sirva este post de, breve y humilde, homenaje, me ha emocionado más la pérdida de esa rubia 'Ángel de Charlie' perteneciente ya a esas imágenes de las series de TV, transitorias a la adolescencia de mi generación.
No tiene nada que ver el uno con el otro. Nada que ver la vida más o menos anónima, sin demasiadas excentrecidades, de Farrah a las máximas de Michael Jackson. Posiblemente haya muchos que no han conocido, ni sabido, de una de las actrices más bellas; casi todos del excéntrico Michael Jackson. Por eso, desde el corazón, mi pequeño homenaje al recuerdo de uno de mis iconos de la pantalla que, desgraciadamente, nos ha dejado.

Dice Juan Ramón Jiménez que...

"Estoy completo de naturaleza,
en plena tarde de áurea madurez,
alto viento en lo verde traspasado.
Rico fruto recóndito, contengo
lo grande elemental en mí (la tierra,
el fuego, el agua, el aire), el infinito.

Chorreo luz: doro el lugar oscuro,
transmino olor: la sombra huele a dios,
emano son: lo amplio es honda música,
filtro sabor: la mole bebe mi alma,
deleito el tacto de la soledad.

Soy tesoro supremo, desasido,
con densa redondez de limpio iris,
del seno de la acción. Y lo soy todo.
Lo todo que es el colmo de la nada,
el todo que se basta y que es servido
de lo que todavía es ambición."

jueves, 25 de junio de 2009

martes, 23 de junio de 2009

Mario Conde: Entrevista Magazine El Mundo

Por su interés reproduzco entrevista publicada en el Magazine El Mundo, de este fin de semana:








MARIO CONDE


«Hay instituciones que están muertas, pero no lo saben. Me recuerda a El sexto sentido»




El interés por lo trascendente le viene de lejos, pero fue en la cárcel donde el ex presidente de Banesto, el hombre más envidiado y emulado de los 80, dio rienda suelta a su debilidad por las cuestiones esotéricas. Hoy, recién publicado su libro Cosas del camino, se atreve a profetizar en Magazine la 'nueva conciencia' que vendrá tras la crisis.


Entrevista realizada por SILVIA GRIJALBA.



Tiene algo de personaje de El Greco peinado hacia atrás, con esa elegancia que aportan la delgadez, algunas arrugas y un cierto aire de melancolía que no tenía el amo del universo de hace 20 años. Pero no, no va en chándal (como se ha leído por ahí), ni vestido con una túnica blanca, ni entona cánticos exóticos, ni, como él mismo remata, ha perdido la cabeza. «Hombre», apostilla con leve sonrisa, «no sería raro que alguien pudiera pensarlo. Pero eso es que no me conoce, porque yo siempre he estado interesado por estos temas, desde que tenía 17 años».



Con «estos temas», Mario Conde se refiere a la espiritualidad, y la espiritualidad, claro, va por dentro. Por fuera, Mario Conde nos recibe con su porte intachable de siempre: zapatos castellanos, corbata de seda y un impoluto traje gris cruzado.



Romper con el tópico es complicado. De entrada, resulta difícil creer en el nuevo Mario Conde que se ha dejado entrever en sus últimas entrevistas televisivas: un estudioso del mundo espiritual, sin aparente rencor después de la lluvia caída, que ha pasado los años de prisión meditando y estudiando el Tao y la Biblia. Porque recordemos de quién estamos hablando. De Mario Conde, el adalid del éxito, el hombre más envidiado, odiado, admirado y emulado durante los años 80… Si Tom Wolfe le hubiera conocido, seguro que le habría inspirado una nueva versión de La hoguera de las vanidades, tan larga, que ahora tendría una segunda parte de la novela aún más interesante que la primera.



P.Cuando usted estaba en la cárcel, su mujer le dijo que no iba a haber quién le sacara de allí, que estaba haciendo exactamente lo que llevaba años deseando: estudiar, leer, meditar…
R.Sí, efectivamente. En una visita que Lourdes me hizo con mi hija Alejandra, ésta me dijo que me veía feliz, cuando, claro, lo lógico, si vas a ver a tu padre a la cárcel, es que esté derrotado, deprimido… Pero tenía razón. Estaba haciendo lo que yo, a los 17 años, cuando Lourdes y yo nos conocimos, quería hacer. Levantarme de madrugada, disfrutar del silencio de esas horas, estudiar, profundizar en temas relacionados con la espiritualidad, la trascendencia y meditar, que es algo que me ayudó entonces y que sigue siendo muy importante en mi vida, porque al fin y al cabo, lo que consigue es ponerte en contacto contigo mismo, con tu esencia y eso sólo se logra así, con el silencio. Eso es lo que siempre me ha interesado y había tenido que dejar un poco de lado durante años, porque con Banesto había tenido menos tiempo para dedicarme a ello. Mario Conde ha abandonado su mirada de Mario Conde, la que imaginamos que pone cuando habla de su pasado financiero. Relaja la mandíbula, baja la voz, entrelaza los dedos…. Cuenta que, al principio, a los 17 años, pensó que la respuesta estaba en el catolicismo. Después, según confiesa, hacia el 68 –claro–, pasó por una etapa existencialista, pero Sartre tampoco le convenció e inició el largo recorrido, la investigación propia, sincrética, apartada de la ortodoxia de las religiones establecidas....



P. Usted ha dicho que las creencias son «analgésicos para el alma». ¿Vivimos en una sociedad de la analgesia, donde no se busca la cura sino la anestesia?
R. Sí, efectivamente, estoy convencido de que las creencias religiosas son analgésicos espirituales, pero no curan. Hay un momento en la historia de la farmacopea (no así en China) en la que se abandona al hombre y en vez de intentar curarle, se pasa a intentar apaciguar el dolor y se empieza a volcar todo el esfuerzo en crear analgésicos. Y eso se traslada, especialmente en la edad moderna, al tratamiento del espíritu. Es la necesidad de atenuar esa angustia de no saber quién soy, de dónde vengo y adónde voy. Y esta sociedad se preocupa de apagar el dolor físico, sin curar, se apoya en las creencias que aportan las religiones para amortiguar el dolor espiritual, pero también de una manera superficial, sin profundizar.



P. ¿Qué es para usted la espiritualidad?
R. La espiritualidad es un sentido de trascendencia. Hay un fenómeno no tangible, que tiene que ver con lo que uno siente, por ejemplo, al ver determinados fenómenos de la naturaleza. A partir de esa emoción sutil, te empiezas a plantear que hay una dimensión con algo que podemos llamar El Todo. Y empiezas a pensar que, quizá, cabe la noción de una materia más sutil que a lo mejor no es aprehensible por los sentidos. Esto, en la Edad Media, sería motivo de herejía, pero ahora sabemos que hay una materia que nos rodea, que son las ondas. De ahí se asciende a lo que podíamos llamar el concepto «alma».



P. Pues ya puestos, ¿qué es el alma?
R. El alma es eso que nos individualiza mientras estamos por aquí.



P. Pero a eso hay quien le llama personalidad.
R. En este mundo del espíritu, hay que acostumbrase a que la terminología no tiene la misma precisión que la ciencia. Sí, hay quien le llama personalidad, pero la personalidad se compone con elementos intrascendentes, como tu nombre, de dónde eres o quiénes son tus padres. Por encima de esos factores tenemos un alto reconocimiento interior y eso coincide, precisamente, con la capacidad de emocionarse ante determinadas cosas.



P. En su libro Cosas del camino, usted se refiere a esa corriente que relaciona cosas tan dispares como la física cuántica y lo espiritual, Dios, el alma…
R. Los buscadores científicos del alma dicen que la física cuántica no consigue demostrar que el alma existe, pero es que tampoco encuentran la materia esa de la que hablan. Han descompuesto el átomo, han llegado a los quarks y, al final, lo que encuentran es un vacío… Ese vacío no es vacío, ese vacío está lleno de sustancia sutil. Tan sutil, tan sutil, que nosotros, que somos unos groseros, le llamamos alma. ¿Que quieren llamarle energía? Pues energía. ¿Que quieren llamarle lo que sea? Pues nos ponemos de acuerdo, y le llamamos «tunfun», pero está claro qué es.



P. ¿A qué achaca usted el auge de corrientes espirituales fuera de las religiones «oficiales»?
R. A que, por una parte, cuando confundes lo religioso con lo espiritual y lo religioso con una forma de poder, más pronto o más tarde aquello no funciona. Y, en segundo lugar, Occidente, el Occidente mayoritariamente católico, ha fracasado en la gestión del Misterio. No es tanto que la gente se separe de la creencia en el Misterio, es más bien que no se cree que ese intermediario tenga que ser el que lo gestione y quiere hacerlo él mismo, directamente.



P. ¿Y es ahí es donde se explica ese triunfo de algunas filosofías orientales?
R. Efectivamente, en Occidente se está produciendo una cosa interesante que es el orientalismo. Llevamos demasiado tiempo viviendo en una cultura de la frivolidad, y lo espiritual no cabía. Hay una serie de gente que está convirtiéndose, entre muchas comillas, a la espiritualidad oriental, porque está cansada de pelear con los curas y las iglesias. En muchos casos es un acercamiento anecdótico, epidérmico, pero bueno…



P. ¿Hay cierto esnobismo?
R. Algo de eso hay. Técnicas como la meditación están teniendo más aceptación porque no nos suenan a nada de lo que nos han inculcado, ni a esa lucha con los curas… A lo mejor, queda menos elegante decir que estás sentado en el banco de una iglesia de pueblo, rezando, que decir que estás asistiendo a un curso de meditación.



P. Algunos conectan la crisis económica actual con la digamos «cultura de la frivolidad» que ha vivido Occidente durante las últimas décadas…
R. Yo ya lo dije hace tiempo, que estamos en una crisis que no es sólo económica, que es algo mucho más profundo. Concretamente, hablé de ello en el Vaticano en 1992 y en la Universidad Complutense de Madrid. Yo creo que es una crisis de sistema. Sí, muchos hablan de una «crisis sistémica», pero dan a entender que es únicamente del sistema financiero. Pero los sistemas financieros los gestionan personas. Unos señores que son presidentes, que son consejeros delegados, que son directores generales de los bancos, de los que controlan los bancos…



P. Cuando habla de «sistema», ¿a qué se refiere exactamente?
R. Un sistema es algo muy sencillo. Es la manera que tiene el hombre de relacionarse con el hombre y con las cosas. La gente percibe actualmente que, en el capitalismo en su versión más salvaje, el modo de relacionarse el hombre con el hombre, y el hombre con las cosas, no sirve. Y se pueden poner muchos parches, se pueden aplicar miles de trillones de dólares, pero ahí no está la solución… Hay un refrán: «Que tus bienes reparen tus males», pero los bienes del dinero no pueden reparar estos males, porque la cuestión es que no son males del dinero. Se trata de una crisis mucho más profunda, es una crisis de valores.



P. De valores, pero hay que advertir que no estamos hablando de los bursátiles…
R. Sí, sí, claro. Pero lo que puede parecer una broma no lo es tanto. Hace unos meses di una conferencia en Galicia hablando de todo esto, comentando que estábamos asistiendo a una crisis de valores, etcétera. Al final, en el turno de preguntas, un señor bastante mayor pidió la palabra y me dijo: «Don Mario, ya que usted habla de la crisis de valores, ¿nos puede decir en qué valores tenemos que invertir para ganar dinero?». Hubo una carcajada general, claro. A aquel hombre no le cabía en la cabeza que se pudiera hablar de otros valores. No he visto nunca una manera más gráfica de explicar que estamos ante una crisis de valores.



P. ¿Usted es de los que creen que esta crisis es positiva, que va a traer algo bueno?
R. Sí. Yo tengo mucha ilusión con lo que viene después de esta crisis. Me gusta vivir esta etapa de cambio. Cuando tenía pocos años, pensaba: «Al descubrimiento del cosmos no voy a llegar, América y todo eso ya está descubierto… ¡Pues vaya aburrimiento!». Pero ahora vamos a descubrir algo realmente nuevo: un nuevo proceso en las relaciones humanas, y eso me hace estar muy contento.



P. Habla de una transformación total, y las transformaciones suelen ser dolorosas.
R. Por supuesto, hay cosas inevitables. Yo creo que, lamentablemente, habrá rebrotes racistas. Sí, habrá momentos duros, pero todo eso pasará y lo que está por venir es muy positivo. Las estructuras básicas van a cambiar. Yo veo un nuevo sistema financiero, veo una sociedad que se va a fijar más en la estructura social de la convivencia y no en la acumulación por la acumulación.



P. Quizá ahora sea el momento de retomar esa idea que tuvo en 1993 de hacer una Fundación del Hombre…
R. Pues es algo que me vuelve a rondar la cabeza. Sí, estando en Banesto, en 1993, estaba muy enfadado con el hombre, con el producto humano que estábamos construyendo. Quería montar una Fundación del Hombre para decir: «Reflexionemos sobre lo que estamos haciendo, hacia dónde vamos», desde una dimensión espiritual. Eso ha sido algo que, como ya digo, me ha preocupado siempre, lo que pasa es que pocas veces trascendía a los medios de comunicación. Pero durante mi etapa en Banesto también organicé un Encuentro de las tres religiones, por ejemplo.



P. Una de las personas con las que contactó para crear esa Fundación del Hombre fue el marqués de Nothfort, uno de los nombres más relevantes de la masonería británica. Siempre se ha hablado de su relación con esa institución. ¿Pertenece usted a ella?
R. Efectivamente, el marqués de Nothfort era el gran maestre de Inglaterra, pero yo ya hace más de 20 años que no tengo ningún contacto con la masonería. En España ha sufrido muchos ataques. Por una parte, desde fuera, con el franquismo, que tenía una especie de obsesión con la conspiración judeomasónica. Y, por otra, desde dentro, porque había mucha gente que estaba metida en ella movida por cualquier cosa menos por una cuestión espiritual. Lo veían como una hermandad de socorros mutuos o como una vía para llegar al poder… Y eso mismo ha provocado su muerte. Se están haciendo, según me consta, esfuerzos muy notables por regenerarla en nuestro país, para devolverle su verdadero sentido, pero no estoy seguro de que se consiga.


P. Volviendo al día después de la crisis, ¿ve usted ya algún atisbo de esa «nueva sociedad» en la que tanto confía?
R. Sí, se está conformando una masa crítica de conciencia. Me refiero a eso que, si aludimos a Jung [Carl Gustav, psiquiatra suizo fundador de la psicología analítica], también podríamos decir que es un «inconsciente colectivo», aunque yo lo llamaría «consciente colectivo». Está empezando a surgir esa masa crítica, que es muy importante, porque ese pensamiento colectivo en una dirección concreta hace que el resto sintonice con esas ondas de pensamiento. No es algo nuevo. Un monasterio cisterciense, por ejemplo, es un lugar donde se crea una masa crítica de pensamiento, donde los monjes rezan, piensan y crean esa corriente que beneficia a toda la Humanidad.



P. Donde parece que no acaba de llegar esa masa crítica es a algunas grandes instituciones…
R. Sí, a mi todo esto me recuerda a la película El sexto sentido. Hay instituciones que están muertas, pero ellas no lo saben. Es como en la Revolución Francesa, cuando llevaban a los nobles para guillotinarlos y ellos saludaban a la muchedumbre, pensando que en vez de abuchearlos, los estaban aclamando.



P. Alguno podría pensar que dice esto (si obviara que ya lo decía en los 90) porque está resentido con todo «aquello»...
R. Si yo mintiera al decir que salí de allí sin odio y sin rencor sería un imbécil, entre otras razones, porque esas cosas se notan... Realmente, me permito ver el sistema financiero sin ningún tipo de rencor y decir claramente, porque lo sé: «Es que esto no es». Y, además, lo digo desde el que ya no tiene ninguna aspiración, de ningún tipo. A estas alturas: ¿a qué voy a aspirar? Pero sé que puedo ser muy útil y por eso tengo que decirlo aquí o en mi blog, donde ya hay una serie de gente que se da cuenta de todo esto.



DECÁLOGO DEL JEFE ARMÓNICO


A partir de las reflexiones de Gary Hirsch, presidente del Enlightened Bussiness Institute y uno de los grandes ideólogos de la materia, la Fundación Ananta propone un decálogo para la empresa.
1. Aumentar el bienestar de los demás.
2. Respetar los compromisos financieros.
3. Actuar con ecuanimidad.
4. Transmitir sólo impresiones verdaderas.
5. Unir a la gente.
6. Hablar con profesionalidad y respeto.
7. Hablar sólo de cosas significativas.
8. Ser feliz con lo que tienes.
9. Celebrar los logros ajenos.
10. Ser consciente del potencial oculto de todas las cosas.




PENSAMIENTOS PROFUNDOS


Cosas del Camino es el segundo libro relacionado con el mundo espiritual que publica Mario Conde. El primero fue Palabra de Tao, una reflexión sobre los textos atribuidos a Lao Tse, filósofo chino del siglo VI a.C. Ambos se han editado en Nous, pequeña empresa de la que Conde es socio, con una distribución casi exclusiva por Internet. Cosas del Camino es un libro de aforismos que Conde escribió durante su estancia en la cárcel. Éstos son algunos de ellos:
El consumidor de mitos es inconcebiblemente cruel con quien levanta sus velos.
Lo que Occidente entiende hoy por hombre digno es, como mucho, un aficionado a la indignidad.
Lo que los humanos llaman paz es sólo un recreo de su violencia.
Lo “conveniente” es sólo el eufemismo de lo deshonesto.
El hombre superior es aquél que en el proceso evolutivo se encuentra más cerca del espíritu.
La profundidad jerarquiza a los individuos, y lo efectúa de manera implacable.

lunes, 22 de junio de 2009

Lo importante es ir, recorrer el camino, disfrutar de él y de su experiencia, apasionarnos con lo que hacemos; el resultado es lo de menos.

domingo, 21 de junio de 2009

La I Carrera de Madrid Norte vs Sur: Objetivo Cumplido.


CLASIFICACIÓN GENERAL AQUÍ

Está claro que cuando no se hacen las cosas bien, simplemente hay que reconocerlo y tratar de que no vuelva a ocurrir. Reconozco que me he tomado la carrera de hoy un poco a la ligera, sin cuidar los preámbulos, y lo he notado bastante, demasiado.


Lo cierto es que anoche cené un poco por encima de lo que acostumbro. Además, en ese exceso de calor que nos acompaña, me tomé mi Gin Tonic fresquito con algo más que un puñado de frutos secos antes de acostar. Reacción: noche con molestias y prácticamente sin pegar ojo.


Así las cosas a las 6.30 ha sonado el despertador. Llevaba rato esperando el sonido, hasta que por fin avisó que tenía que salir de entre las sábanas para poder tomar algo antes de la salida. No me apetecía nada desayunar, el sueño me vencía y creo que es la primera vez que medio me arrepentía de haberme inscrito. Todo sensaciones negativas. Al final un zumo de naranja, un kiwi y un café han caído en un estómago revuelto, con sabor a panchitos, pistachos y almendras de la noche anterior.


Tocaba elegir la camiseta. Algo que no me ha gustado de esta I Carrera de Madrid ha sido eso, la camiseta. El tejido no es el idóneo para practicar running y menos para personas que como yo sufrimos de rozaduras importantes. Me ha parecido bastante raro que optaran por este tipo de camiseta (tejido normal, de las de vestir) para un evento deportivo en el que lo principal era la camiseta de los participantes (naranja Norte – verde Sur). Pero bueno, es su primera edición y no vamos a criticar mucho. Realmente como hacía algo de fresco mi decisión ha sido echarla para ponérmela, si veía que todo el mundo la llevaba, encima de la mía de correr.



A las 7.40h he aparcado el coche en Atocha, cerca del Retiro (lugar de llegada) para luego volver desde allí. He cogido el metro en Atocha-Renfe camino a la Plaza de Castilla pensando que iba algo tarde. En el vagón varios corredores, con su camiseta verde (Sur) viajaban como yo así que eso me ha tranquilizado.



A las 8.30 estaba recogiendo el chip y tratando de entrar en calor porque hacía un poco de fresquito. Me he alegrado de llevar las dos camisetas así que no he dudado en ponerme la ‘oficial’ encima de la mía (algo que más tarde me arrepentiría).




A las 8.45 h el ambiente era bastante bueno. A la izquierda los que corrían por el equipo Norte (la mayoría), con su capitán, Rafael Medina, y a la derecha los que lo hacíamos por el Sur (bastante menos) con nuestro capitán Poti (¿). La novedad de esta carrera es que se suman los tiempo de cada uno de los componentes de los equipos para sacar la media y ver qué equipo gana (el Sur).



A las 9 h la salida. Mi novedad en esta carrera es que es la primera que hago solo, sin la compañía y referencia de Clemente Moreno. Le he echado de menos desde el principio. He salido bastante alocado y sin referencia de tiempo con lo cual al kilómetro y medio, en la subida de Pio XII he comenzado a notar unas sensaciones más que negativas. He tenido que bajar ritmo, aunque la carrera era más cómoda que otras de las que hemos corrido ultimamente y con más tramos de bajada que de subida.


Hasta el kilómetro 6 he ido sufriendo. No quería mirar el reloj para no saber lo que quedaba. Algo negativo también de la organización, desde mi humilde punto de vista, es que no han marcado bien –o yo no he visto- los kilómetros (al menos el 5 y ). A partir del kilómetro 6, llegando al Corte Inglés de Serrano, me he notado algo mejor. Los calores producidos por las dos camisetas eran extremos y me obligaban a ir buscando la sombra continuamente.



He pasado más o menos bien por la Puerta de Alcalá y el recorrido por Alfonso XII, pero me esperaba la cuestecita final: la subida tras la entrada al Retiro por la Puerta del Ángel, interminable. Así ha sido la dichosa cuesta: sufrimiento final, subida infernal, piernas que no sabía si eran mías, lentitud total y, sinceramente, unas ganas de finalizar como fuera.



No he podido ni realizar mi ya famoso y patentado (jeje) tirón final. Estaba agotado y con el estómago pesado. He entrado en meta con un tiempo de 46’ 01” (pensaba iba a ser peor) en una carrera que era para haber bajado, en mi caso, hasta 45’. Los más aplicados seguro habrán realizado un tiempo fabuloso. En mi Forerunner la distancia que marcaba era de 9.776 m. Otras veces suele clavar, creo que le faltaban unos metros para los 10km.


Una experiencia más y ya sé lo que no hay que hacer nunca.


Después de todo, ahora que escribo estas líneas, me siento a gusto y satisfecho. Una carrera más y otro objetivo runner cumplido.



A por el siguiente compañeros.

sábado, 20 de junio de 2009

Dice Epicuro que...

"Nacemos una vez, pues no es posible nacer dos veces, y no es posible vivir eternamente; pero tú, no siendo dueño de tu futuro, intentas postergar tu felicidad. De este modo, la vida se consume en una espera inútil, y la muerte nos sorprende sin haber podido disfrutar de la tranquilidad."

viernes, 19 de junio de 2009

Vicente Ferrer, perdemos un Gran Hombre.-


Dar a cambio de nada. Repartir sin interés por recibir.

Hemos perdido otro ejemplo más de vida entregada a los demás, de Hombre ejemplar para todos los egoístas que somos el resto.



Falleció Vicente Ferrer a los 89 años de edad. Vicente Ferrer deja 135.000 huérfanos, exactamente el número de niños apadrinados en la actualidad por la Fundación que lleva su nombre. Seguramente muchos más sentirán la pérdida de un padre. En los últimos 55 años, este hombre, que «soñó con ayudar a los demás», trabajó con ahínco para mejorar las condiciones de vida de los más desfavorecidos de la India.


Ferrer (Barcelona, 1920) falleció ayer rodeado de su mujer y tres hijos tras en la localidad india de Anantapur, tras agravarse su estado de salud por los problemas respiratorios que padecía desde hace tiempo. El cooperante, de 89 años, ingresó el 19 de marzo en el hospital de Anantapur por un accidente vascular cerebral y, tras ser trasladado a Vellore, fue dado de alta el 25 de abril para seguir la recuperación en su domicilio, donde sin embargo en los últimos días su estado de salud había empeorado.



Buscar ejemplos de vidas entregadas a los demás, en este siglo XXI cargado de egoísmos, materialismo y envidias, no es algo fácil.

La humanidad pierde un Gran Hombre. Descanse en Paz.

La Ventana del Gato...


jueves, 18 de junio de 2009

Pero que largo se hace el tiempo -los minutos, las horas, los segundos- cuando deseamos tanto llegar.

miércoles, 17 de junio de 2009

Si vamos, debemos ir. Si queremos algo, debemos buscarlo. Nada llega si esperamos sentados. Siempre he tratado de definir bien mis objetivos y he ido tras ellos con toda ilusión, con toda mi fuerza y con la máxima humildad y respeto. El fracaso o el éxito a llegar a la meta ni me han encumbrado ni derrumbado, simplemente me han dotado de la suficiente experiencia como para plantearme otros nuevos retos.

martes, 16 de junio de 2009

Dice Lao-Tsé que...

"No hay nada más blando y débil que el agua,
pero nada la supera en vencer a lo duro.
Nada puede sustituirla.
Lo débil vence a lo fuerte
y lo blando vence a lo duro.
esto es algo que todo el mundo sabe
pero nadie lo practica.
Por eso el Sabio dice:
El que soporta los oprobios del mundo
es quien preserva el reino.
El que carga con las desgracias del mundo
es el rey del mundo."

lunes, 15 de junio de 2009

Running en la Casa de Campo



Reconozco que el cambio de temperatura, a más, es algo que esperaba y casi deseaba en este año más que nunca. Pensaba que los rodajes y salidas de running iban a ser más llevaderas de lo que han sido en este crudo invierno. Mira que ha hecho frío, incluso nevado, y ahí hemos estado mis zapatillas y yo haciendo kilómetros. Pero no. El calor y el bochorno que tenemos estos días, que parece nos va a acompañar durante todo el verano, consigue que el esfuerzo en mis salidas sea superior. Eso sí: las sensaciones continúan siendo igual de fantásticas.


Esta semana, que terminó ayer, no ha estado muy mal en cuanto a kilómetros se refiere. Seguro que para muchos es ridículo, para mí, un runner aficionado y popularcillo, no está mal si además lo comparo con otras que puedo hacer mucho menos. Han sido 44.22 km repartidos en 5 días de salidas y con un ritmo medio de 5'10". Estoy medianamente satisfecho teniendo en cuenta que mi jornada laboral es larga y, en la mayoría de los días, lleva aparejadas tensiones varias, almuerzos y demás eventos que no positivizan mucho el ambiente runner.


Mi última salida de la semana fue ayer. Siempre trato que la del domingo sea algo más larga que el resto. Además, en este caso, fue una de esas salidas que me merece la pena recordar. Cambié de lugar de rodaje (Getafe) para bajar, por primera vez, a correr por el pulmón madrileño de la Casa de Campo. Además salí acompañado de Clemente, del Club Moreno's, popular convencido.


La verdad es que la mañana acompañó bastante en cuanto a climatología. A las horas que comenzamos (9.45h), si hubiéramos tenido una mañana soleada hubiéramos 'caído' achicharrados en medio de la frondosidad del parque.


Ha sido una experiencia espectacular, un recorrido inolvidable y, sin dudarlo, un lugar que repetiremos para disfrutar de las sensaciones que te proporciona el running y la naturaleza. Hemos pecado algo de inexpertos. No sabíamos por dónde ir y, de hecho, no hemos realizado el recorrido que pretendíamos: vuelta a la Casa de Campo. Otra vez será. Pensamos que la Casa de Campo tiene un perímetro de cerca de 17 km y nosotros hemos hecho 12.33 km. También creíamos que a lo mejor había alguna especie de circuitos marcados, pero no. Casi al final del trayecto cogimos el camino equivocado y acortamos por dónde no debíamos de haberlo hecho. Eso sí, hemos subido y bajado una cuesta infinita, hemos tenido innumerables zonas de cambio de ritmo y hemos disfrutado: de eso se trataba.


Me he quedado sorprendido gratamente de la cantidad de gente que sale a correr y montar en bici por estos caminos de la Casa de Campo. A esas horas muchos ya volvían de su rodaje y otros, como nosotros, muchísimos, comenzaban su aventura campestre. Ha sido un recorrido algo duro pero, repito, fantástico.


Por cierto, si alguien conoce bien el trayecto del perímetro de la Casa de Campo o dónde encontrar un plano que lo indique, se lo agradecería. Aunque lo cierto es que no hay nada como la aventura del runner...

domingo, 14 de junio de 2009

Debemos de parar de vez en cuando, escucharnos más por dentro, sentirnos. Estamos demasiado obsesionados con todo lo externo, con todo lo que se mueve alrededor de nuestras vidas. El exterior nos marca el interior y debería ser todo lo contrario. Parar. Parar unos instantes, detenernos en el camino y escucharnos: pega tu oído a ti.

sábado, 13 de junio de 2009

Parece que las paredes me vocean...

Parece que las paredes me vocean
en este inmenso silencio
que intenta hacer tronar el viento.

Pero estoy aquí,
ajeno.

Es como si esa luna
hoy completamente llena
desde allá en lo alto
derramara su fuerza
contra las hormonas del tiempo.

Se ha parado
se para.

Parece que al escapar del día
al dejarme ir de ese asfalto
que rezuma calor
que pervierte cada paso
no encuentro más que voces
esas voces que no cesan
en perseguir cada silencio
cada susurro apagado
mientras alardean de ser
el vivo espejo
de cada espíritu dormido.

Dormido...

Y así cierro los ojos
y me veo perdido en ese cielo
hoy tan iluminado por la noche
que no deseo
ni tan siquiera
despertar en otro momento.

miércoles, 10 de junio de 2009

Dice Omraam Mikhaël Aïvanhov que...

"Meditad sobre la imagen del manantial, esta agua cristalina que brota de la tierra y no cesa de fluir. Aunque alguien vierta en él algunas impurezas, la corriente se las lleva. Es este fluir inenterrumpido del agua el que hace que el manantial siempre esté puro, vivo.
Así pues, tomad el manantial como modelo, haced que brote la vida en vosotros, haced que brote el amor, y siempre estaréis protegidos. Incluso las malas influencias, las críticas, las maldades, no las sentiréis. Ni siquiera os daréis cuenta que han tratado de ensuciaros o de dañaros, porque todo lo malo que pueda llegaros, como el manantial, lo rechazaréis."

lunes, 8 de junio de 2009

Próximo Objetivo: LA CARRERA DE MADRID


Para el 21 de junio de 2009 ya me he marcado el próximo objetivo y la próxima carrera: La Carrera de Madrid.
Esta vez será la primera edición de una carrera que parece divertida y cómoda desde el principio. Vivir y sentir una nueva forma de competir en una carrera popular. Ahora ya no se compite individualmente para conseguir superar un reto propio o simplemente terminar porque es algo que uno se ha propuesto, sino que ahora se pasa a competir en equipo, en un gran equipo formado por familiares, amigos, vecinos, etc. todos aquellos que comparten contigo, además de la afición de correr, pertenecer bien al norte o bien al sur de Madrid.
La idea es dividir la Comunidad de Madrid en 2 y que el Norte corra contra el Sur resultando vencedor el equipo que sumando todos los tiempos de sus componentes logre completar los 10km en menor tiempo.
En mi caso, correré en el Equipo Sur.

Hora: 9:00 a.m.
Salida: Plaza Castilla [altitud: 735m]
Meta: Retiro [altitud: 686m]
Distancia: 10 Km.

Es recorrido de la carrera se define por ser de un nivel de exigencia mínimo y por recorrer Madrid desde la misma Plaza Castilla hasta el Parque del Retiro.
  • SALIDA: Plaza Castilla· Mateo Inurria en dirección a Pio XII
  • · Pio XII hasta Principe de Vergara
  • · Principe de Vergara hasta Serrano
  • · Serrano hasta Pta. de Alcalá
  • · Pta. Alcalá por Alfonso XII
  • · Entrada al Parque del Retiro por la Puerta del Ángel Caído
  • · LLEGADA: Paseo del Duque Fernán Nuñez [Pso. de Coches, Retiro]


Bueno pues a entrenar y a disfrutar...
Blog La Carrera de Madrid

Felicidades Partido Popular!!!!!


Y ahora, todos a una, a seguir trabajando JUNTOS que es la única forma de conseguir el objetivo.

sábado, 6 de junio de 2009

¿Quién muere de verdad? Aquél del que nadie se acuerda. Recordar es hacer vivir los que ya no están.

jueves, 4 de junio de 2009

Dice Alicia Delibes que...

...y yo estoy totalmente de acuerdo:

"Solamente la defensa de la libertad individual puede evitar el triunfo de las ideologías totalitarias. La pérdida de la conciencia individual, la entrega de la propia responsabilidad en la voluntad general, representada por el Estado, marcan el punto de no retorno en el camino hacia la servidumbre."

miércoles, 3 de junio de 2009

No me gusta insultar a nadie. De verdad, es algo que me parece fruto del rencor o de la 'amargura' personal. No debemos insultar a nadie por mucho que creamos lo merezca. Mi consejo es que si algún día te puede más el desahogo y el deseo y no puedes evitar hacerlo, insulta hacia dentro sin que el receptor lo escuche. El mejor insulto que se puede dedicar siempre será aquel que no se dice. es mi teoría y mi consejo.

lunes, 1 de junio de 2009

2ª Carrera Liberty Seguros: objetivo cumplido.

Y allí estábamos a las 8.30h, con sueño y el cuerpo un poco lleno de los excesos de la noche del sábado. Pero el compromiso es el compromiso, aunque tampoco puedo negar esas ganas de machacar con las zapatillas el asfalto madrileño.

Ya a esas horas tempranas el calor se hacía notar. No he dejado de repetirme lo mismo: en invierno las carreras son a las 9h., ahora que el calor es importante -incluso peligroso-, algunas carreras las organizan a las 10h. que es una hora en la que la temperatura y el sol hacen mella en los cocotes de los corredores.



Pero allí estábamos con las camisetas puestas y dispuestos a comernos estos 10km madrileños de la 2ª Carrera Liberty Seguros.



A las 10 en punto la salida en la calle Goya frente Palacio de Deportes. Creo que no éramos más de 8.000 corredores.





Clemente y yo como balas hemos cogido la calle de Alcalá bajando hacia la Plaza de Cibeles. El recorrido por los Paseos de Recoletos y de la Castellana hasta Concha Espina ha sido más duro de lo que pensábamos. Cerca de 3km en subida con un desnivel mínimo que, en mi caso, se ha hecho duro. Giro a la derecha en el Estadio Santiago Bernabéu y tremenda subida rematando el estado cargado de las piernas hasta Príncipe de Vergara. Príncipe de Vergara más o menos bien aunque el cansancio en las piernas no dejaba recuperar tiempo. Llegada a calle Goya y subida de los últimos 200 metros hasta meta con un calor extraordinario que ha hecho que varios corredores fueran cayendo desfallecidos en el final del trayecto. Un tiempo de 50' 03" en una carrera en la que la temperatura y el sol han provocado que no haya sido algo incómoda. Pero objetivo cumplido.










Los atletas Luis del Águila, Manuel Garnica y Rafael Botello se proclamaron hoy vencedores de la II Carrera popular Liberty Seguros: 'Una meta para todos'.





En la categoría absoluta, el veterano Luis del Águila fue el primero en alcanzar la meta, en un tiempo de 31:48., por delante de Khasay Tadele y Mircea Marian, que fueron segundo y tercero, respectivamente. En féminas, la más rápida fue Cristina Rozalen, seguida por Elsilia Torres y Marisa Ubierna.



Entre los deportistas con discapacidad que corrieron de pie, la victoria fue para el cordobés Manuel Garnica, sexto en el maratón disputado durante los Juegos Paralímpicos de Pekín. Con un tiempo de 35:26, el atleta con deficiencia visual atravesó la línea de meta por delante del barcelonés José Antonio Castilla, el otro favorito, quien ha representado al equipo nacional en los Juegos de Atlanta, Sidney, Atenas y Pekín.



En la modalidad de sillas de ruedas, el triunfo se lo llevó Rafael Botello, miembro también del equipo paralímpico español, que recorrió los diez kilómetros en 23 minutos y 26 segundos.



Pese a todo he de decir que hemos disfrutado de este recorrido urbano, hemos tenido fantásticas sensaciones que, unidas siempre a la compañía de Clemente, en ese silencio nuestro, ese silencio que acompaña y consigue que superemos juntos los momentos de caída y bajón que tenemos a lo largo de esos 10.000 metros. Es como la vida misma. Y cómo él mismo dice "en esos 50 min de silencio en los que nos decimos todo; es un placer sentirse a gusto con alguien en el "silencio"… Que mayor prueba de complicidad en estos días en los que nos ha tocado vivir…"



Ha sido una carrera más dura de lo que pensábamos. Demasiada subida, demasiado calor. Nos habíamos puesto el objetivo de bajar los 50'. No lo hemos conseguido, otra vez será. Hemos clavado los 50' y, en mi caso, he recibido la lección de que debo entrenar y rodar más en cuestas. Muchas veces en los recorridos diarios, cuando sales por la noche, tratas de evitar para no machacar mucho las rodillas; hay que hacer al menos un día de 'cuestas'.



Pero lo importante -yo no pienso dedicarme a esto de la competición- ha sido el terminar con buena forma y participar, una vez más, en una carrera de 10km que son las que mejor me sientan. Y para la próxima ya intentaremos bajar de 50' y si no pues no pasa nada.




A por el próximo objetivo..