domingo, 30 de noviembre de 2014

30.11.2014 Personas y #versosdArte.

Así, como sin darnos cuenta, llegamos al domingo, al final de mes y, con esa rapidez del tren que no para, nos adentramos en el final del año.

Un fin de semana lluvioso tras una semana húmeda y resbaladiza. Cuando llueve en Madrid, parece que todo se llena de malos humos que con esa humedad quedan adheridos en todas partes. Simplemente hay que andar con cuidado, aun así, es fácil el resbalón. Eso pensarán muchos en semanas como esta.

Nosotros hemos tratado de sortear el mal tiempo. El mal tiempo, incluso las maldades, se superan sonriendo, trabajando y creando. Eso tratamos de hacer. Nadie dijo que las cosas fueran fáciles. Nunca he querido cosas fáciles, aunque debo reconocer que uno va llegando a esa edad en la que le cuesta más hacer kilómetros

En las dificultades nos medimos como personas y profesionales. Pero me quedo con lo primero: nos medimos como personas. Todos nos creemos personas pero no todos somos Persona
La Persona se va haciendo con el tiempo, en un poco a poco, en un paso a paso. Por aquí y por allá; resbalando y levantando. La persona se va haciendo agarrando y sujetando, sabedor que de vez en cuando también tendrá que agarrarse y sujetarse.
Y así, comenzando cada día con esa ilusión por crear, por seguir dejando nuestra pequeña huella, para unos mejor para otros peor, pero nuestra huella siempre.
Persona es quien deja algo, no quien está todo el día pidiendo o criticando al resto. 
Persona es quien sonríe aunque por dentro esté llorando de tristeza, porque sonreír a la mañana tormentosa es ver el sol aunque esté escondido.



Crear una marca no es fácil, pero es fascinante. Es como si tras ciertos devaneos parieras algo que, en una simple palabra, en un término inconexo,  se represente tu idea vital, tu proyecto, tu modo y sentido de vida. Y es lo que tratamos de hacer, poco a poco, paso a paso, con #versosdArte.

#versosdArte comenzó siendo unas palabras trazadas en un cuaderno. Poco a poco me venía a la cabeza la idea por sorpresa; cuando escribía mis versos, cuando trataba mis fotografías o, simplemente, contemplaba o leía algo de otro autor que me hacía sentir emoción.
Y le fui dando forma hasta convertirlo en un proyecto, en una marca, que no sólo me emociona a mi sino que emociona ya a otras Personas
Convertir en  proyecto una idea, una palabra, no es fácil. 



#versosdArte ya es un proyecto que ha comenzado a caminar. Despacio, paso a paso, sin prisa.

Cuando uno tiene otras ocupaciones, los proyectos personales parece quedan para esos momentos en los que puede dedicarles su tiempo, el propio, ese que creemos nos pertenece. Tal vez por eso parezca que todo camina despacio, pero camina.

Lo más importante en una marca personal es creer. Cuando crees ya solo tienes que dedicar tus esfuerzos, con pasión y sin desanimar, en hacer que crezca. Si consigues además Personas que también crean todo puede parecer más fácil.

Y, de momento, aunque poco a poco será más, #versosdArte ya es emoción, ya es sentimiento y ya es pasión.

En poco tiempo un vino #versosdArte, unas camisetas #versosdArte, una editorial #versosdArte, un aceite #versosdArte... un mundo de sentimiento y emoción alrededor de la poesía, de los versos. Y cómo no, #versosdArte será solidaridad a través de la Asociación Versos Solidarios, algo que, sin duda, cerrará ese círculo de sentimiento y emoción que además de personas nos haga Personas.

Y con estas líneas termino la semana y el mes. Acompañado por un pequeño catarro que intentó no dejarme salir a correr esta mañana. Pero no, no lo consiguió. La cabeza me pedía quedar en casa, a mi compañero las circunstancias no le permitieron salir -algo que eché de menos- y la niebla tras la lluvia de la noche amenazaba otra tormenta. Hice lo que sentía. Calzarme las zapatillas y limpiar mi mente mientras dejaba el catarro a cada kilómetro. Felices y espirituales doce mil metros por las calles getafenses, salvando los charcos y esas hojas invernales que, en el suelo, pueden hacerte caer. Y si nos caemos, pues a levantar.

Todo es querer, todo es poder.

Música Running: Nina Zilli - Per Sempre

Siempre impresionante...

No llego a comprender cómo los que más posibilidades tienen en su vida más las desprecian y desaprovechan.

sábado, 29 de noviembre de 2014

Querido hijo...

Es muy difícil tener siempre aquello que se desea, por eso es imprescindible aprender a vivir sin apegarnos a las cosas.

Dice Chuang Tzu que...

"El propósito de las palabras es transmitir ideas;
cuando las ideas se han comprendido
las palabras se olvidan.
¿Dónde puedo encontrar un hombre
que haya olvidado las palabras?
Con ese me gustaría hablar."

viernes, 28 de noviembre de 2014

28.11.2014 Y tú más...

Aquellos que sentimos España, y somos la mayoría, esos que no nos gusta que esto parezca, o llegue a parecer, un corral lleno de gallinas, nos aterra leer y ver lo que estamos contemplando. 
A veces pienso, y comento en mis círculos más íntimos, que da la sensación de que todo esto obedece a una especie de conspiración soterrada que busca romper un sistema que, con sus deficiencias, ha conseguido mantener y colocar nuestro país dónde merecía.



Analizando hoy la prensa, los artículos de todos los medios -de los de allá y acá- sobre el debate de ayer en las Cortes, da más la sensación de estar ante una riña de colegio que ante la discusión de aquellos que tienen la responsabilidad, y deber,  de corregir aquello que no funciona como debería. 

"Y tú más"

Así no. 
Así no se corrige con responsabilidad y buen hacer. El corrupto no es el sistema: son algunas, las pocas, personas que utilizan el sistema en su beneficio. 
No están corruptas las instituciones, ni siquiera las organizaciones políticas, empresariales, sindicales o sociales: se corrompen algunos hombres.

Si quien tiene la responsabilidad de gobernar en estos momentos, ofrece soluciones y propuestas que intentan impedir malos comportamientos, el partido mayoritario de la oposición tiene dos posibilidades: apoyarlas o proponer otras mejores. Si no hace eso, si simplemente se niega por el hecho de negarse, a mi, como ciudadano, lo que me preocupa es que quiera mantener las vías que posibiliten la corrupción por interés. 

Aquél que se corrompe no obedece a ideologías, obedece a sí mismo.

España necesita de un gobierno responsable, creo lo es, defiendo lo es; necesita también de una oposición leal sobre todo en estos momentos en los que peligra este sistema que tanto ha costado. 

Feliz noche.

Mi Madrid y... 167


Lo simple es lo que te hace iniciar más o menos feliz un día; lo que somos capaces de complicarlo luego, es lo que te hace perderlo. Pero así somos las personas.

jueves, 27 de noviembre de 2014

27.11.2014... Bueno, pues sí, creo!!

He terminado el día bien, pero no pensaba caer por aquí y escribir. No me apetecía, ni apetece mucho. He terminado pronto, tras un día agradable, como lo está siendo la semana, dando pasos y cumpliendo medianamente objetivos, sembrando más que recogiendo, pero con esa ilusión, felicidad y pasión que no me quita nada. 
No hay sentimiento más importante, sin contar el amor, que creer. Creer es amar. 
Es difícil amar sin creer o creer sin amar. Amo a mi familia y amigos porque creo en ellos. Creo en mi trabajo y proyectos porque no he dejado de tener pasión por ellos y amo lo que hago porque creo en ello.

Y es difícil. Es muy difícil, creer en estos tiempos que vivimos, pero no hay que dejar de hacerlo. 

Me comentaba un conocido ayer, de esos que pasan por aquí y me leen no sé muy bien por qué, de esos varios que escriben en otros blogs de Getafe aunque no compartamos las mismas ideas, discutamos de vez en cuando, o nos hayamos 'peleado' en alguna ocasión; pero que guardamos un respeto mutuo que, con los años, se ha convertido en cariño. Me comentaba que qué o quién me había molestado en los últimos días. "Nadie ni nada", ha sido mi contestación. 
Me puede molestar, o hacer sentir mal, el comentario de alguien que quiero o aprecio, que siento o estimo, que respeto y veo más allá de ideas, pensamientos, rencores e, incluso, odios infantiles. El que dice sin 'ser', sin 'estar', sin 'aparecer', sin más 'arma' que la cobardía del anonimato, hace tiempo que no me hace ni sentir ni padecer. Son ya cuarenta y tantos los que uno lleva a la espalda y, orgulloso de ello, prácticamente la mitad en las trincheras.
Sé que no debía hacer este comentario pero, como gente que me aprecia y aprecio se preocuparon, hecho queda. No hay ningún tipo de problema. Nadie hay 'tan anónimo' en este siglo ni en este lugar.



Y creo. Claro que creo. No es fácil, como he dicho, en la época y momentos que vivimos. Pero creo. 

Creo en la política (uy, lo que he dicho!!), creo en los partidos políticos (este se ha vuelto loco!!), creo en la justicia (ufff!!), creo en la religión (en todas, como parte de nuestra cultura universal), creo en España (como patria mía, país hermoso y luchador), creo en mi región, Madrid (porque vivo y siento como la más avanzada), creo en mi pueblo que resido, Getafe, (como ese lugar en el que me acogió, casé y en el que nació mi hijo dando forma así a lo que es mi familia) y en ese minúsculo municipio manchego que es Minaya (como lugar que guarda mis raíces y me guardará siempre). 
Soy una persona que cree en momentos en los que, como éste, leo o veo las noticias y dan ganas de dejar de creer en todo (menos en lo que siempre es importante y esencial).

De la imagen de la política en general, en estos momentos, es mejor no hablar. Pero hay que clarificar: los partidos políticos lo forman personas. Los errores voluntarios o involuntarios, los cometen personas, no la organización ni el conjunto que la forman. 

De la imagen de la justicia no quiero ni hablar: depende del juez que 'toque' o de la 'persona juzgada', la sentencia tarda o no tarda, es de una forma o de otra.

De la iglesia prefiero no hacer ningún comentario en estos momentos. La iglesia que existe hoy no es en la que creo. Es más, no creo en la Iglesia como una institución más. En su momento escribiré más sobre ello, aunque me cueste el esfuerzo psíquico  pero, desgraciadamente, ni me sorprende ni me asusta lo poco denunciado. 
No hace falta ser sacerdote para dar por los demás; Cristo lo dio desde la humildad, desde la sencillez y la pobreza. No necesitó grandes florituras, ni anillos, ni altares, ni cruces, ni vestimentas caras.

De Getafe, prefiero no hablar aunque leo siempre atento. No puede ser que lo bueno quede menospreciado por los detalles cuestionables.

Y llegado al final sólo me queda decir que me vuelvo a mis versos, a mis vinos, a la filosofía y todo aquello que me hace sentir bien. Ya está, es lo único que quería escribir hoy.

'Israel' por Esperanza Aguirre




El pasado martes el Congreso de los Diputados aprobó, con el apoyo de todos los Grupos Parlamentarios, una proposición no de ley para instar al Gobierno a reconocer a Palestina como un estado. Se trataba de una iniciativa presentada por el Grupo Parlamentario Socialista, que secundaron todos los demás grupos, empezando por el Popular.

El azar –o no– quiso que esa proposición se votara bajo la tremenda impresión del sanguinario atentado que, solo unas pocas horas antes, habían perpetrado dos terroristas palestinos en una sinagoga de Jerusalén, en la que asesinaron a hachazos a cuatro rabinos que allí estaban rezando. Un atentado que fue inmediatamente aplaudido por Hamás y por la Yihad Islámica.

Este dato es muy significativo por la importancia y la presencia que Hamás tiene en los territorios y entre los habitantes de lo que, según los parlamentarios españoles, el Gobierno español debe reconocer como Estado Palestino. También hay que tener presente que la Unión Europea (de la que forma parte España) tiene a Hamás en la lista de organizaciones terroristas a las que los estados miembros de la Unión deben combatir.

Parece que, entre los argumentos que se esgrimieron en el Congreso de los Diputados para defender la aprobación de esta proposición, estaba el de que el reconocimiento por parte de España de ese Estado Palestino servirá para «desatascar» el proceso de paz en aquella región y para impulsar las negociaciones entre Israel y Palestina.

No sé si todos los parlamentarios que votaron esta proposición tuvieron en cuenta que los representantes palestinos, entre los que Hamás ocupa un lugar prominente, no reconocen el Estado de Israel, creado en 1948 por una resolución de las Naciones Unidas. (Estado que, por cierto, ingresó en la ONU en 1949, antes que la propia España, que lo hizo en 1955). Y no solo no reconocen el Estado de Israel, sino que tienen entre sus objetivos irrenunciables el de eliminarlo, el de arrojar a sus ciudadanos al mar.

El Estado Palestino solo podrá ser reconocido cuando los palestinos reconozcan el Estado de Israel, renuncien a su propósito de eliminarlo y acepten sus fronteras.

Porque de otro modo estaríamos reconociendo un Estado dominado en gran parte por una organización terrorista y que preconiza la eliminación de Israel, que es el único estado democrático de la zona, y con el que los europeos compartimos los mismos valores y la misma forma de entender la política y la convivencia.

Probablemente, los diputados de los bancos de la izquierda, fieles de la parroquia «progre», sí sabían todo esto, pero no les importaba votar a favor de ese reconocimiento, porque una de las señas de identidad de los «progres» españoles es ya el antisemitismo, que se manifiesta por tomar siempre partido en contra de los intereses de Israel.

Mucho más inquietante es que los diputados del Partido Popular no se dieran cuenta de que, con su voto, estaban manifestando una hostilidad clara ante ese país, Israel, con el que nos unen unos vínculos políticos evidentes (ser democracias liberales los dos países), además de unos vínculos históricos indiscutibles (el hecho de que buena parte de sus ciudadanos es de origen español, los sefardíes).

Pensar que reconocer el Estado Palestino puede contribuir a la paz en la región es cerrar los ojos a lo que allí pasa. Quienes constantemente amenazan la paz en la región son los terroristas.

¿Habrá que recordar de nuevo que en 1948, cuando la ONU creó el Estado de Israel, también creó un Estado Palestino, y que fueron los países árabes los que no solo impidieron la viabilidad de ese Estado Palestino, sino que, desde el primer momento, atacaron a Israel con el ánimo decidido de eliminarlo?

En el conflicto de Oriente Próximo los ciudadanos occidentales no podemos ser equidistantes. Y, desde luego, los políticos de la derecha española, los políticos que creemos en los valores de nuestra civilización y de nuestra cultura, los políticos que queremos defender esos valores, no podemos unirnos a los que, detrás de aparentes buenas intenciones, cultivan ese antisemitismo «progre», en forma de equidistancia entre el único estado democrático de esa región y los que utilizan el terrorismo para intentar destruirlo.

Y si defender a Israel no fuera, en sí mismo, un deber moral para los occidentales, tendríamos que defenderlo por razones de interés nacional. Sería suicida no comprender el alcance que la amenaza yihadista tiene para todos los países occidentales. Y muy especialmente para España, que es el país más cercano geográficamente al mundo árabe, y el que aparece como reivindicación recurrente de esos mismos yihadistas.

Pues bien, la primera y mejor defensa que Occidente tiene para plantar cara al yihadismo es, sin ningún género de dudas, la firmeza y la fortaleza del Estado de Israel. Si, Dios no lo quiera, los palestinos de Hamás lograran su objetivo de echar a los israelíes al mar, Occidente y, sobre todo, España estarían, desde ese mismo momento, absolutamente indefensos.

Dice Osho que...

"No hay una diferencia cualitativa entre el mendigo, el emperador y tú. Lo único que los separa son elementos externos: la ropa, los títulos, el elefante sobre el que se sienta el rey, y el mendigo con sus harapos. Pero no son estos los que marcan la auténtica diferencia.
En tu interior descubrirás una tranquilidad, una serenidad, un silencio... un tesoro inconmensurable. Cuando lo descubres, te das cuenta de que todo el mundo posee ese tesoro; la cuestión es si lo sabes o no."

martes, 25 de noviembre de 2014

25.11.2014... Dañando...

Termino hoy el día , tras repasar prensa y redes sociales con esa reflexión de que los hombres somos esos seres capaces de hacernos la vida imposible a nosotros mismos. Sí, no sonrías tú que me lees habitualmente, es así. Nos levantamos cada mañana pensando cómo 'jodemos' a los demás. Unos más que otros, es verdad, pero siempre tratando de 'joder'.

Es posible que habrá por ahí alguno, de esos que pululan, que le 'joda' que de vez en cuando escriba cosas de estas por aquí. Realmente lo que 'jode' es que escriba. Tras los cuarenta, que los cumplí hace seis, me dije que siempre haría y diría lo que siento y pienso. Y hoy, como todos los días, lo hago y digo: soy feliz no haciendo daño a nadie.

Sé que no es fácil. No es fácil decirlo, tampoco hacerlo. Sé que a veces el daño se genera de manera involuntaria. Es posible que el daño involuntario pueda llegar a ser el peor o más dañino pero, sinceramente, ni he querido ni quiero dañar jamás a nadie. ¿Qué se gana dañando?



¿Para qué? ¿Por qué?

Sé, y espero, que ahora aparecerá por aquí ese vigilante seguidor, de esos muchos -o pocos-, que dejará su comentario malicioso de turno y desahogo. Me genera pena más que reproche. Pasa al inventario de despropósitos poco entendibles, aunque asumidos por mi condición. ¿Qué se le va a hacer? 

La condición, y los motivos desagradables que no vienen a cuento por aquí, hacen que permita la intervención de este blog. Todo queda. Nada importa hasta que importe o, realmente, me importe.

El daño voluntario, como acción, obsesión e incluso profesión, es el modus vivendi de todo aquél que ignora la verdadera vida. La vida, en realidad, es mucho más que estar preocupándose siempre por lo que hacen los demás para criticar o enjuiciar. La vida es para disfrutar.

Me voy con Montaigne...

Nace #versosdArte...



¿Qué es #versosdArte?


Creemos que la vida es poesía y la poesía puede ser vida. Por eso hemos creado una marca que engloba un sentimiento y una emoción: vivir poéticamente.

#versosdArte nace como un proyecto creativo en el que tomamos como base principal del mismo los versos, la poesía como elemento que irá interconectando todos y cada uno de los servicios o productos como expresión artística, como expresión poética.

#versosdArte es poesía, es emoción, es sensibilidad, es creación, es en general, arte.


Queremos que te identifiques con #versosdArte. Que sea tu escaparate creativo, que sea tu camiseta, que sea tu vino, que sea tu editorial o espacio de exposiciones, que sea tu guía artística.

#versosdArte no busca beneficio, busca gusto, sentimiento, emoción y estilo.

Vivir envueltos en versos.



Dice Nietzsche que...

"No existe la verdad, existe solo la interpretación."

lunes, 24 de noviembre de 2014

Querido hijo...

Sólo se avanza en la vida a base de vivir incomodidades.

Cinco verdades sobre los escritores y las redes sociales.


Tener presencia en las redes sociales es hoy imprescindible para un escritor. 

1. Escribir es lo primero

Puede parecer evidente, pero con frecuencia lo olvidamos y nos volcamos tanto en actualizar nuestra cuenta de Twitter o publicar algo nuevo en Facebook que le robamos tiempo a la escritura para dedicárselo a las redes sociales. Con una buena organización, puede haber tiempo para todo; pero si empezamos a pasar más tiempo actualizando nuestros perfiles que escribiendo, debemos preocuparnos.

2. No hay que hacer de todo

En ocasiones nos estresa ver la intensísima actividad de otros escritores en las redes sociales: mantienen un blog, tienen miles de seguidores en Twitter y graban vídeos que suben a YouTube. Pues bien, no es necesario que hagamos todo eso. Solo tenemos que hacer aquello con lo que nos sintamos cómodos, hacer hasta allí donde nos lo permita una jornada en la que debe haber tiempo para escribir, tiempo para leer y, por supuesto, tiempo para estar con la familia y los amigos. Ahora bien, hay muchas cosas que podemos aprender de esos escritores ubicuos: podemos imitar de ellos aquellas cosas que nos parezcan interesantes, útiles o divertidas.

3. No siempre funciona

Podemos desarrollar diferentes estrategias para gestionar nuestra presencia en las redes, pero debemos tener claro que no siempre van a funcionar. Hay miles de cosas que podemos hacer y cada uno de nosotros las haremos de un modo distinto, pero a veces la que hemos elegido no da los resultados esperados. Eso no significa que debamos tirar la toalla, simplemente debemos diseñar una nueva estrategia y ponerla en funcionamiento.

4. El número de seguidores no es decisivo

El éxito de la presencia en redes sociales de un escritor no se mide por el número de sus seguidores, ni siquiera por las ventas de libros que consigamos a través de ellas. El éxito debe medirse en función de nuestra capacidad para lograr que las redes nos muestren como queremos que nuestros lectores nos conozcan: profesionales, cercanos, interesantes… Sin duda las redes sociales son un escaparate, pero deben ser además un espejo que refleje lo mejor de nosotros mismos. Ahí radica el verdadero éxito.

5. No sirven para vender

Esto es algo que repetimos a menudo, pero que parece que muchos escritores no acaban de comprender (como lo demuestra la insistencia en los mensajes del tipo “Compra ya mi libro”). Las redes sociales no son un canal de venta. Ni siquiera son un canal de promoción, o al menos no debemos usarlas como tales todo el tiempo. Las redes son una excelente herramienta para aumentar nuestra visibilidad. Es decir, que la gente sepa quiénes somos, cómo somos, cuáles son nuestros intereses y, como parte de todo ello, pero no únicamente, que hemos escrito un libro que merece ser leído.

Es verdad que podemos pasarnos todo el tiempo de nuestra vida pensando, o diciendo, o planeando, cosas que hacer. Pero lo importante, lo que queda, es lo que verdaderamente hemos hecho.

domingo, 23 de noviembre de 2014

Dice la Biblia que...

"En aquel tiempo, Jesús decía a la gente: «Cuando veis una nube que se levanta en el occidente, al momento decís: ‘Va a llover’, y así sucede. Y cuando sopla el sur, decís: ‘Viene bochorno’, y así sucede. ¡Hipócritas! Sabéis explorar el aspecto de la tierra y del cielo, ¿cómo no exploráis, pues, este tiempo? ¿Por qué no juzgáis por vosotros mismos lo que es justo? Cuando vayas con tu adversario al magistrado, procura en el camino arreglarte con él, no sea que te arrastre ante el juez, y el juez te entregue al alguacil y el alguacil te meta en la cárcel. Te digo que no saldrás de allí hasta que no hayas pagado el último céntimo». (Lc 12,54-59)

sábado, 22 de noviembre de 2014

22.11.2014... De Enric Marco a Francisco Nicolás.



Pasar más de una noche fuera de casa, embestido por lo laboral y aunque me apasione, es algo que desorienta. 
Despertar en la soledad de una habitación impersonal, en una cama que no es la tuya y en la que sin duda habrán pernoctado quién sabe cuántos, quienes y de qué modo, me produce cierta incomodidad física y mental. A lo mejor es fruto de la edad, tal vez nos hagamos con el tiempo más cómodos, o simplemente es fruto de esa falta de costumbre que nos hace perder el rumbo cuando salimos de la normalidad.
El caso es que esta semana he estado entre Huesca y Zaragoza, participando en jornadas más que interesantes, sobre la Protección de Datos, aprendiendo y conociendo a personas también de interés, y visitando alguna de esas ciudades españolas que, de no ser así, posiblemente no lo hubiera hecho: Huesca.

Y ahora aquí, en mi Getafe, con los míos, entre mis libros y mi música, entre reflexiones y lecturas, en esos momentos en los que no sabe uno si ponerse a escribir mucho más o no volver a hacerlo jamás, te das cuenta que es dónde estás a gusto de verás. 

Ya en la vida, como los momentos, nos van quedando los rincones. Cada uno tienes sus rincones para estar; esos en los que encuentra su felicidad, su comodidad. Los animales buscan sus lugares, sus espacios. Por mucho que corran por el campo, siempre vuelven esas guaridas dónde entienden su seguridad. A nosotros, que no dejamos de ser animales nunca, somos de costumbres y por muy en libertad que a veces queramos o creamos estar, finalmente buscamos el calor del cobijo, ese rincón nuestro que nos permite recostar la cabeza y los pensamientos tan a gusto que querríamos no movernos del sitio jamás.




Leo la novela de Javier Cercas que titula 'El Impostor' y que no deja de ser la historia real de un personaje que se inventó unos hechos durante años y todo el mundo le creyó hasta que se descubrió su mentira: Enric Marco. Y esta mañana, leyendo la primera entrevista (AQUÍ) que ha ofrecido Francisco Nicolás Gómez Iglesias, conocido en todo el mundo como el Pequeño Nicolás, desde su cautiverio voluntario. 
Leyendo, me he preguntado lo siguiente: en este caso ponemos en duda todo lo que este chico cuenta, aunque lo cierto es que consiguió engañar a muchos de esos que asumen importancia pero ¿y si al revés de la historia de Enric Marco, en este caso lo que cuenta Francisco Nicolás si fuera verdad?  Enric mintió y todo el mundo le creyó; a lo mejor Francisco Nicolás está diciendo la verdad y nadie le cree.



Crear es libertad. La mayor sensación de libertad la tiene uno cuando escribe, pinta, esculpe, interpreta o compone. Nadie es tan libre como el que crea.

viernes, 21 de noviembre de 2014

El Evangelio en skateboard con el Hermano Gabriel.


Fray Gabriel había dejado su pasión por el skateboard para volverse fraile franciscano pero su superior le ordenó recuperar su pasatiempo preferido para llevarlo a un nivel superior: evangelizar.

El hermano Gabriel tiene otro gran don: el canto, y es quien canta el Salve Regina en el video.

Dice Goethe que...

"Lo mejor que puedes hacer por los demás no es enseñarles tus riquezas, sino hacerles ver la suya propia."

jueves, 20 de noviembre de 2014

Aquél que sólo ve los defectos en los demás habitualmente es una persona defectuosa.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

19.11.2014... Ayudar!!

A veces uno piensa que hace todo lo que puede por los demás pero que siempre se queda corto. 

Vivimos de esos momentos en los que ayudar, lo que se dice ayudar, se ayuda poco. Es verdad que somos un país, como tal, solidario. Pero ¿realmente cada uno de nosotros somos solidarios? ¿Ayudamos todo lo que podemos ayudar? ¿Es suficiente? Deberíamos de preguntarnos si, en todo caso, ayudamos algo. Creo que la gran mayoría no ayudamos nada.

Cuando hablo de ayudar no es tener apadrinado un niño, o dos, en una ONG, o echar unas monedas a un indigente, un día, para limpiarnos la conciencia. Cuando hablo de ayudar no me refiero a eso, por cierto que me parecen una acciónes todas estupendas. 

Para ayudar no hace falta irse lejos. Para ayudar sólo tenemos que mirar alrededor, a lo mejor lo tenemos más cerca de lo que pensamos.
No sólo se ayuda con dinero. A veces se puede ayudar con una sola palabra, con un gesto cariñoso, con es pregunta que genera el saber que estamos ahí. Eso es ayudar y, desde mi punto de vista, no lo hacemos lo suficiente.



No sé muy bien cómo me ha venido este pensamiento por aquí. Creo ha debido ser el viaje  a Huesca dónde pernocto hoy.

Según venía en el tren, leía en u libro algo así como que no se puede tener el culo en dos sillas al mismo tiempo. Que si vas saltando de una a otra nunca lograrás nada valioso.
Esto, que parece simple, llevado a cualquier ámbito de nuestra vida, es una realidad. Debemos plantear dirigir toda nuestra energía, nuestro tiempo, en 'algo'. ese 'algo' debe de ser la prioridad y lo importante para nosotros. Por ello debemos tener muy claro el 'algo'.
Ni podemos, ni debemos, andar dando bandazos. 

Estos pensamientos y reflexiones de hoy, con los que me acostaré, tienen su importancia, al menos para mi. 

Mi Madrid y... 166


Dice la Biblia que...

‘El Señor es mi Pastor, nada me falta: 
en verdes praderas me hace recostar; 
me conduce hacia fuentes tranquilas 
y repara mis fuerzas; 
me guía por el sendero justo, 
por el honor de su nombre.
Aunque camine por cañadas oscuras, 
nada temo, porque tú vas conmigo: 
tu vara y tu cayado me sosiegan. 
Preparas una mesa ante mí, 
enfrente de mis enemigos; 
me unges la cabeza con perfume, 
y mi copa rebosa.
Tu bondad y tu misericordia me acompañan 
todos los días de mi vida, 
y habitaré en la casa del Señor 
por años sin término.’
(Salmo 22, una maravilla)

martes, 18 de noviembre de 2014

Discurso de Gloria Álvarez: "El populismo desmantela las instituciones."

Un magistral discurso. Una acertada opinión que deberíamos tener en cuenta en España.

"El populismo de lo primero que se encarga es de desmantelar las instituciones y su líder utiliza la desesperación de la población para ofrecer una solución rápida a sus problemas, y en lugar de invitar a la reconciliación, avivar la lucha de clases."


A veces tengo la sensación de que a la mayoría le da igual una cosa que otra, unos que otros. No es lo mismo y entenderlo así puede tener consecuencias de las que podemos arrepentirnos. La indiferencia es un defecto social importantísimo.

lunes, 17 de noviembre de 2014

Siete pasos del Liderazgo según Oscar Farinetti



1. Gestionar la imperfección: distinguir entre lo difícil y lo imposible.

2. Saber priorizar: simplificar problemas e individualizar prioridades.

3. Asumir contrastes aparentes: juntar valores positivos que pueden contrastar entre sí, como mantener la autoridad siendo informal.

4. Pensar localmente y actuar de forma global: buscar motivos de orgullo de tu empresa y lanzarlos al mundo.

5. Saber contar historias de tus productos: lo que no se cuenta no existe.

6. Desplazar el valor del respeto alejándolo del sentido del deber y acercándolo al placer.

7. No rendirse jamás.

Dice Plutarco que...

"La mente no debe llenarse cual recipiente sino encenderse como fuego."

domingo, 16 de noviembre de 2014

16.11.2014 Examen de Candidatos a Alcalde...

Corrí temprano esta mañana. Como todos los domingos pero con más frío y en soledad. 15 kilómetros conmigo mismo, de pensamiento y reflexión, de cansancio y pasión, de meditación y equilibrio.

Cuando uno corre solo una distancia más larga de lo habitual, además de echar de menos la compañía, se pierde en mil pensamientos. Da tiempo a hacer un repaso general de la semana y a liarse en esas miles de ideas y proyectos de futuro.

Según comenzaban caer las primeras gotas de sudor volví a pensar, tras ver las portadas de los periódicos esta mañana, en cómo la política ha llegado a un desprestigio tal que ni siquiera las buenas noticias, los buenos hechos y prácticas, tienen la atención que merecen por parte de los ciudadanos. Veía las fotos de los líderes del populismo español, ya constituídos en verdadera organización política, de esas a los que ellos mismos han criticado y de la que, sin duda, más pronto que tarde, tendrán que dar buena cuenta.

Unos pocos han conseguido echar por tierra el buen hacer de muchos y una situación de crisis extrema ha conseguido auspiciar un populismo que, arropado por algunos medios de comunicación, ha encontrado en una población desesperada su bandera de enganche. No tengo ninguna duda:  todos terminaremos por pagarlo.

Por eso, es en estos momentos, en estos momentos en los que corre verdadero peligro lo que tantos años ha costado construir, en los que menos espacio hay para los oportunismos. El oportunismo ya está en manos de los populistas, no debería, también, verse acogido por los políticos serios y de prestigio.

Y es que no he entendido, ni entiendo, ni la pretensión, ni la ocurrencia, del denominado Examen a Candidatos a Alcalde, promovido por la presidenta de mi partido en Madrid, Esperanza Aguirre. No entiendo tal disparate y menos viniendo de alguien como Esperanza Aguirre, que no sólo merece todo mi respeto y admiración, sino que es, a más, defensora de propuestas liberales y participativas a la hora de elegir candidatos. ¿No?

Mientras corría, entre zancada y zancada,  pensaba en esto. Llevo toda la semana dando vueltas sobre si dejar mi opinión  por aquí. Nunca sabe uno, o sí, si eso del liberalismo obedece tan solo al dicho. 
El caso es que tras leer los periódicos, ya en casa, he comprobado, sin sorpresa, cómo las opiniones existentes sobre el tema, surgidas en estos días, no han sido del todo positivas. 
No podía ser de otra manera, he pensado. Parece que hasta el propio Presidente del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, se ha mostrado algo confundido con la ocurrencia.



Porque es una ocurrencia que, desde todo punto de vista, ahonda más en el desprestigio de la política y los que, honradamente en un 99,9%, se dedican a ello.

Resulta que se trata de hacer un examen público a las personas que van a tener la responsabilidad de ser alcaldes de sus municipios, pero que ya fueron elegidos en las listas por los ciudadanos como concejales.

¿Quiere esto decir que lo que valía para ser concejal, a lo mejor no vale para ser alcalde?
¿Quiere esto decir que se pone en duda las listas de candidatos hechas, propuestas y posteriormente aprobadas por el Comité Electoral Regional?
Creo que la imagen que se da es que nosotros mismos dudamos de nosotros mismos.

Un tanto por ciento minúsculo de personas, ínfimo, que ostentaban cargos de responsabilidad, están incursos en procesos por presuntos delitos. El resto no. El resto, que son la mayoría, desarrollan su trabajo prestando un servicio a los ciudadanos  de la forma más honrada, eficaz y sacrificada que pueden en los tiempos que corren. Y digo en los tiempos que corren porque hacer política municipal cuando a tus ciudadanos les comen los problemas, cuando además no tienes un duro en las arcas municipales para prestar más y mejores servicios, para invertir, es muy difícil. 

Los ciudadanos no entienden ni admiten ocurrencias. No están para ocurrencias, están para acciones, para que les solucionen cuanto antes sus problemas y no atender a retransmisiones preparadas, en directo, que llegan ha provocar más de una sonrisa entre los espectadores y, entendería, la humillación de alguno de los protagonistas.

Y es que en estas sesiones, exámenes públicos,  solo faltaba el tal Jorge Javier Vázquez y que hubiesen sido retransmitidos en Sálvame Deluxe.

Y yo, ya puestos, me pregunto: 

¿Quién debería, en todo caso, examinar o elegir a los candidatos? ¿Los afiliados del municipio? Según propuestas pasadas y cercanas de los mismos -y que yo defiendo-, críticos a los 'dedazos', debería de ser.

¿Deberían ser examinados por responsables y experimentados alcaldes de otros municipios? Parece que tampoco. 
Personas del comité que, en la mayoría de los casos, no han tenido  ninguna experiencia en política municipal de pueblo (por cierto que todos y cada uno merecen mi respeto, a casi todos conozco y tengo estima y cariño personal).  De los que he visto, tan solo uno sabe lo que es realmente hacer política en un municipio, pasar por las 'trincheras' de la oposición primero, trabajar cada día por ganar un difícil voto, llegar a gobernar y no siempre en condiciones fáciles. Por cierto, no le hizo falta pasar ningún examen para ser concejal y luego candidato a alcalde. 

Porque, a los examinadores ¿quién les examinó para ser lo que son: diputados, viceconsejeros, concejales? 

Y a partir de ahora, ¿se va  a examinar a los 178 candidatos  a las alcaldías madrileñas o sólo a algunos?  
¿Qué baremo se va a utilizar?  ¿Qué se va a exigir para presentarse a candidato de candidato? ¿Se puede presentar cualquier afiliado? 
Y para candidatos a concejales ¿se va a examinar también? ¿Y a diputados? Y, por qué no ¿a presidente del gobierno de la Comunidad o alcalde de Madrid? 
¿Se van a sentar los aspirantes o las aspirantes frente a examinadores y medios de comunicación, para que les hagan todo tipo de preguntas? 

Y ¿Quién examina al examinador? ¿El examinador que examine al examinador buen examinador será?

Yo creo y confío en la honestidad y honradez de todos los candidatos del Partido Popular. Y el que pierda esa confianza, pues se le retira por los mecanismos que existen y han existido siempre para hacerlo. Así se está haciendo.

Para ser concejal o alcalde de un municipio se necesitan pocas cosas, pero importantes:

Honestidad, honradez y humildad.
Ser ejemplar para los ciudadanos a los que representas.
Estar integrado socialmente en el municipio.
Ser 'vecino' y no dejar de 'serlo' aunque seas elegido.
Ser conocido por los afiliados y simpatizantes del municipio.
Defender siempre los intereses vecinos y, sobre todo, de los más débiles.
Sacrificio y dedicación personal.
Defender las ideas y el proyecto del partido por el que eres elegido.

Y trabajando, seguro se podrán cometer muchos errores, pero al final los ciudadanos valorarán los aciertos.

Confío en que los candidatos de mi partido lo cumplen. No hace falta exámenes ocurrentes y televisivos. Y si los hay, si los tiene que haber, que los haya para todos y para todo.

Y, dicho esto, para terminar este domingo y semana, me voy a enfrascar un rato en esos ensayos, llenos de sabiduría, de Montaigne.

Fundación Desnuda: El corazón me dijo adiós

La vida no sucede así porque así. La vida es el resultado de lo que hacemos y lo que dejamos de hacer.

sábado, 15 de noviembre de 2014

15.11.2014... Hace 30 años...


Escuchaba hoy en las noticias, que se cumplen treinta años de la aparición de aquel majestuoso disco, que adquirí nada más salir, de Madonna 'Like a virgin'.
Al escuchar esto, con esas canciones de fondo, me he dado cuenta que hace 30 años yo tenía exactamente 16. 


En momentos así sólo la nostalgia te viene, entre tristeza y alegría.

Ayer también, casualmente, uno de mis primos me enviaba una fotografía antigua en la que aparecen mis abuelos maternos, Santiago Torres y María del Señor García, junto a sus cinco hijos, mis tíos Santiago, Luisa, María (DEP, tristemente ya no está entre nosotros), Paulino y mi madre, Carmen. Me hizo ilusión recibirla, contemplar, sus caras y ver en ellos muchos rasgos de mis primos. Recordar y no olvidar de dónde venimos.



Tal vez sea el momento de pensar lo que uno ha hecho y no hecho. Analizar eso que le queda por hacer, priorizarlo y pedirle a Dios tiempo para poder llevarlo a cabo.

Treinta años son ya tantos que emociona pensar en aquellos maravillosos 16.

Dice Montaigne que...

"Un hombre pequeño es un hombre entero igual que uno grande. Ni los hombre ni sus vidas se miden por la longitud."

viernes, 14 de noviembre de 2014

14.11.2015... Sin fundamento


Llega uno de hacer unos kilómetros running tortugueros. Es verdad que uno le pone voluntad pero lo que es anormal es salir a correr tras haber ingerido un buen plato de fabes con almejas. Creo que digerí las almejas, pero las fabes quedaban en el estómago.

Y es que ha sido un día raro, de esos que deseaba acabar. 

Voy a trabajar todos los días en transporte público. Repaso la prensa digital, leo el correo y voy contestando los urgentes, leo alguna página del libro que toque y todo ello mientras escucho buena música. Suelo tardar alrededor de 40 minutos y por 4 euros voy y vengo realmente relajado.
Pero hoy cogí el coche. Tenía que llevar algún que otro bártulo. He tardado exactamente una hora y media en el trayecto. He llegado estresado, no me ha dado tiempo ni al café de primera hora y entre parking y combustible me he  podido gastar cerca de 50 euros.
¿Es de gilipollas llevar coche a Madrid? Si, lo es.

Así que voy a relajarme entre libros, sin mucha estridencia, y a disfrutar del fin de semana...

No es suficiente con ver... hay que OBSERVAR.


Una vez me dio vergüenza decirle a una persona que era estúpida, me callé y equivoqué; más tarde tuve que decirle que era gilipollas.

jueves, 13 de noviembre de 2014

martes, 11 de noviembre de 2014

10 enseñanzas de la Biblia para momentos difíciles.

The Bible_

1.- “No temas, porque yo te he rescatado; te he llamado por tu nombre, tú eres mío” (Is 43,1).

2.- “Unos se fían de sus carros y otros de sus caballos, pero nuestra fuerza está en el nombre de nuestro Dios” (Sal 20,8).

3.- “Y todos los que están aquí reunidos sabrán que Yavé no necesita espada o lanza para dar la victoria, porque la suerte de la batalla está en sus manos: él los va a poner a ustedes en nuestras manos” (1Sam 17,47).

4.- “¡Bendito el que confía en Yavé, y que en él pone su esperanza!” (Jer 17,7).

5.- “No teman ni se asusten ante esta gran muchedumbre; porque esta guerra no es de ustedes sino de Yavé”. (2Crón 20,15).

6.- “Entonces yo les dije: No teman ni tengan miedo de ellos. Yavé, nuestro Dios, que los conduce a ustedes, peleará por ustedes como ya lo hizo en Egipto” (Dt 1, 29-30).

7.- “Mas no temas, acuérdate de lo que hizo Yavé, tu Dios, con Faraón y con todos los egipcios”. (Dt 7,18).

8.- “Sean valientes y firmes, no teman ni se asusten ante ellos, porque Yavé, tu Dios, está contigo; no te dejará ni te abandonará”. (Dt 31,6).

9.- “Sepan que en la guerra la victoria no es de los más numerosos, sino que la fuerza proviene del Cielo… y el Cielo los hará añicos ante nuestros ojos. ¡No les teman, pues! (1Mac 3,19.22).

10.- “Todo lo que ha nacido de Dios vence al mundo, y la victoria en que el mundo ha sido vencido es nuestra fe” (1Jn 5,4).

Dice Kenneth Blanchard que...

"Hay una diferencia entre interés y compromiso. Cuando uno está interesado en hacer algo, lo hace sólo cuando le conviene. Cuando está comprometido con algo, no acepta excusas."

lunes, 10 de noviembre de 2014

10.11.2014: De la Inacción a la Acción... un paso!

Estos días así, medio festivos, que lo son en la ciudad en la que desarrollo mis trabajos, pero no en la que vivo, no los disfruto del todo. No sabe uno si estar o no estar, si hacer o no hacer. Te llaman al móvil de otros lugares de la geografía porque no te encuentran en la oficina, y has de explicar que se trata de una de esas jornadas que el calendario decide hacerlo no laboral porque la fiesta cae en domingo. ¡Pues si cae en domingo ya caerá en lunes otro año, coño!

El caso es que sí puedo decir que, como siempre, quieto no he estado. Madrugué como todos los días para llevar a mi hijo al colegio. Aproveché el tiempo entre revisión del correo, ordenar ideas y objetivos; estudié un poco, lo justo, volví a recoger a A a la salida del cole y luego salí a hacer unos cansados 10 kilómetros por las calles de Getafe.

La verdad es que de la inacción a la acción sólo hay un paso, es el necesario para ponerte en marcha. Podemos permanecer sentados todo el tiempo que deseemos, como si lo estamos siempre, pero está claro que así ni haremos, ni crearemos, ni cambiaremos aquello que pensemos o deseemos cambiar.
Tampoco es bueno estar sentados esperando que ocurra algo que nos obligue a mover o levantar el culo; entonces puede que sea demasiado tarde.
No entiendo ni he entendido nunca esas estrategias de inacción. Sé que los hay que prefieren estar quietos, a la espera. Siempre he dicho que el que espera pierde el tiempo; siempre habrá quién mientras tanto avance.
La verdad es que estas ocurrencias, que no dejan de ser eso, me venían esta mañana leyendo la prensa.



En fin, y con todo, me ha dado tiempo a enzarzarme con la lectura de una de esas biografías que tenía por ahí apartadas y que, por su volumen, me daba algo más que miedo ponerme con ella. Hoy lo he hecho. Lo voy a intentar. He comenzado a deleitarme con la biografía del escritor americano John Cheever y que lleva por título 'Cheever: una vida' y está escrita por Blake Bailey. De momento, en estas primeras  de sus casi 900 páginas, me mantiene entretenido. El problema de estos libros tan gruesos es que te tienen que enganchar mucho desde el principio ya que su lectura, su pose, es bastante incómoda.

John Cheever fue uno de esos escritores con una vida algo convulsa, como muchos. Lo cierto es que es uno de los mejores escritores de cuentos americano y una figura en la literatura del siglo XX. Con este voluminoso libro, con críticas buenas y no tan buenas, espero conocer mucho más de su vida.

Y yo, con algo de cansancio, me vuelvo a la lectura.