sábado, 30 de octubre de 2010

Querido hijo...

Cada día escribe el libro de tu vida, escucha tu banda sonora y piensa en el protagonista de tu película: sólo eres tú.

Motivación: Terry Fox.-

Terrance Stanley "Terry" Fox (n. 28 de julio de 1958 en Winnipeg, Manitoba, Canadá - 28 de junio de 1981 en Port Coquitlam, Columbia Británica, Canadá) fue un jovencanadiense que a temprana edad fue diagnosticado con cáncer en 1977 y por lo cuál, le fue amputada una pierna. Pese a esto, este joven no bajó los brazos y luchó, corriendo maratones con una pierna metálica postiza, y haciendo otras campañas, contra el cáncer, ayudando a sus compatriotas enfermos e incitando a otras personas enfermas en otros países, a unirse a esa lucha contra el cáncer. El 12 de abril de 1980 el comenzó a organizar la maratón de la esperanza, reuniendo a millones de personas. En una maratón, Terry recorrió desde St John's, Newfoundland and Labrador hasta Thunder Bay, Ontario entre muchas otras maratones recorriendo diferentes provincias de Canadá como Nueva Escocia, Nuevo Brunswick, Quebec y Ontario. El 28 de junio de 1981, a sus jóvenes 22 años, siendo una excelente persona, Terry Fox muere en un hospital de la localidad de Port Coquitlam, Columbia Británica. Su muerte causó pesar, y en su honor se realizan maratones todos los años en los que participan millones de personas y en los que se reúnen fondos para fundaciones que luchan contra el cáncer.1

Fox, nació en Winnipeg, Manitoba y creció en Port Coquitlam, Columbia Británica, donde hoy está enterrado.2

Las batallas no se ganan al principio, se ganan o se pierden al final. El que gasta, o enseña, todas sus armas al principio, tiene muchas posibilidades de perder la batalla sin haber llegado al final; el que aguanta, seguro, podrá llegar con toda su energía al final y, si es buen estratega, habrá hecho malgastar 'las armas' al adversario.

viernes, 29 de octubre de 2010

Fotografía de Idan Gazit 'Nocturno en Safed'

Fuente: Safed-Tfat-Zefat

Dice Rudyard Kipling que...

"EL EXITO COMIENZA CON LA VOLUNTAD

Si piensas que estás vencido, lo estás.
Si piensas que no te atreves, no lo harás.

Si piensas que te gustaría ganarpero no puedes,
no lo lograrás.
Si piensas que perderás, ya has perdido,
porque en el mundo encontrarás que el éxito comienza

con la voluntad del hombre.
Todo está en el estado mental.
Porque muchas carreras se han perdido
antes de haberse corrido,
y muchos cobardes han fracasado,
antes de haber su trabajo empezado.
Piensa en grande y tus hechos crecerán.
Piensa en pequeño y quedarás atrás.
Piensa que puedes y podrás.
Todo está en el estado mental.

Si piensas que estás aventajado, lo estás.
Tienes que pensar bien para elevarte.
Tienes que estar seguro de ti mismo,
antes de intentar ganar un premio.

La batalla de la vida no siempre la gana
el hombre más fuerte, o el más ligero,
porque tarde o temprano,
el hombre que gana,
es aquél que cree poder hacerlo."

lunes, 25 de octubre de 2010

Comienza la campaña del 'doberman', campaña histórica del socialismo español y del barriobajerismo cutre universal. Son campañas políticas utilizadas por esos que se quedan sin argumentos, frente a las campañas políticas basadas en 'hechos', en acciones de gobierno de aquellos que pueden ejemplificar gestión. Es la campaña de la ignorancia frente a la campaña basada en la sensatez. Es la campaña del PSOE frente a la del PP.

Running Getafe y 40: 57.40 km y seguimos recuperando!


Ando ya bastante recuperado de mi lesión en la pierna izquierda. Yo diría que totalmente recuperado ya que en mis salidas noto que los músculos, sobre todo el gemelo, no se cargan más de lo normal. De lo que sí estoy seguro, e imagino competiréis conmigo, es que es bastante difícil para aquellos que corremos habitualmente el que no nos duela algún músculo de nuestro cuerpo. Qué barbaridad. Es rarísimo que no me acueste o levante con esa sensación de dolor o cansancio que provocan los kilómetros del día a día.


Esta semana ha sido peculiar ya que no he podido tener salidas constantes. Salir en días alternos supone que los músculos se recuperen mejor y no sientes los síntomas de cansancio que te aporta el no descanso. No ha sido mi deseo utilizar esta formula en estos días: ha sido la obligación. Los compromisos laborales me vencen y, de momento, salir a runnear más allá de las 21.30 h no me apetece. Ya tocará.


El lunes hice una salida tranquila y bastante apetecible, con buenas sensaciones y pensando en una semana cargada de kilómetros (cosa que finalmente no ocurrió). El martes me vi obligado a no salir ya que la cena se alargó un poco demasiado y también hay que ejercitar los músculos estomacales. Pero el miércoles aproveché y alargué un poco más, aprovechando mi buena predisposición muscular. Jueves salida de relax, llegué pronto a casa y pensando que el viernes tenía otra salida larga decidía dar prácticamente un paseo.

Pero el viernes volví a fallar ya que comenzó la Convención del PP de Madrid, en la que participaba, y volví a retrasar la llegada a casa. Sábado es mi día de descanso obligado y el domingo, que levanté con fuerza y ganas, aprovechando una mañana soleada y con una temperatura muy agradable, salí a eso de las 11.30 h con el ánimo de hacer unos 15 km y terminé con una media/maratón personal, recorriendo el perimétro de Getafe. Muy buenas sensaciones y, sin duda, podía haber alargado un poco más pero se me iba de hora. Para salidas largas, más de 22 km, hay que tomar la mañana.


No ha estado mal la semana aunque sigo pensando debo ir acumulando más kilómetros y planificar días de series y cuestas si quiero llegar en condiciones del Maratón de Madrid.

Así quedó la semanita:
  • . Lunes 18: 1h:05'.34" 12.68 km a 5.10 min/km
  • . Miércoles 20: 1h:15'.46" 14.43 km a 5.15 min/km
  • . Jueves 21: 46':39" 9.08 km a 5.06 min/km
  • . Domingo 24: 1h:48'.57" 21.21 km a 5.07 min/km
El total de kilómetros con los que he terminado la semana, del 18 al 24 de octubre, ha sido de 57.40 km a una media de 5.10 min/km.

No ha estado mal pero siempre podría haber sido mejor...

Felices kilómetros amigos...

Dice Séneca que...

"El verdadero calificativo de amigo lo merece aquel a quien, después de haberle juzgado digno de tal nombre, le confiamos los secretos como a nosotros mismos."

domingo, 24 de octubre de 2010

Querido hijo...

Mañana a lo mejor no amanece por eso no emplaces nada, deja hecho o dicho todo hoy.

No comparto -y rechazo- las declaraciones o frases salidas de tono y con un alto contenido machista del alcalde de mi partido en la ciudad de Valladolid Javier León de la Riva. Creo ha pedido disculpas y el Partido Popular ha condenado estas descalificaciones...

Pero me parecen extremadamente más peligrosas, con mayor grado de falta de respeto a la democracia, a las mujeres y hombres que han trabajado por ella, las frases cargadas de odio y radicalidad espetadas por el Presidente de la Federación Española de Municipios y Alcalde de mi ciudad, Getafe, del PSOE, Pedro Castro, que nos llamó, nos insultó, a todos los votantes del Partido Popular, entre los que se encuentran muchos millones de mujeres, como 'tontos de los cojones'.

Ni lo uno ni lo otro...

Música Running: Breakfast Club - Never Be The Same

Y todavía me encuentran... en un rato me acompañará en mis kilómetros de domingo por las calles de Getafe...

sábado, 23 de octubre de 2010

Querido hijo...

No vivas nunca por encima de tus posibilidades, pero tampoco dejes nunca de vivir.

Mi Madrid... y 53... desde Fresnedillas.

Las discrepancia debería convertirse en un derecho fundamental. Qué sería de la vida sin 'discrepantes' y/o qué serían las organizaciones, sobre todo las políticas, sin esas personas que discrepan y generan debates abiertos. Siempre he preferido un 'discrepante' educado a un pelota desalmado.

viernes, 22 de octubre de 2010


Descubro este vídeo de Marco Olmo gracias al blog de Kike de Diego. Me ha parecido tan lleno de motivación que he querido colgarlo por aquí para visionarlo de vez en cuando.

Amor, sufrimiento, revancha.
La verdadera historia de un obrero que se ha convertido en Campeón del Mundo de UltraTrail A los 60 Años.

Marco Olmo es una leyenda viviente de la carrera extrema. Empezó tarde, cuando los otros acababan.
En las vidas pasadas, cómo dice él, fue campesino, camionero, después obrero.
Correr se ha convertido en su razón de vivir, el modo para rescatarse de un destino amargo.
A los 58 años se convirtió en Campeón del Mundo de Ultratrail ganando la Ultra Trail du Mont Blanc, la competición de resistencia más importante Y dura del mundo, 167 Km atravesando tres naciones, más de 21 horas de carrera ininterrumpida alrededor del macizo más alto de Europa.
Un deporte al límite de lo imaginable dónde la preparación física, mental y las motivaciones personales son fundamentales.
No obstante la edad, los achaques y una temporada de derrotas sufridas por adversarios siempre más jóvenes y preparados, no tiene ninguna intención de dejarlo.
Durante un año se entrena al Ultra Trail du Mont Blanc. La competición que dos veces seguidas lo consagró como campeón podría
convertirse en la última de su carrera. Marco debe ganar, para demostrarse a si mismo que aún puede hacerlo.
Ésta es su historia...

Están los políticos ignorantes aquellos políticos que utilizan la ignorancia de los demás en su beneficio.

jueves, 21 de octubre de 2010

Querido hijo...

Ama y respeta el tiempo, tanto que no te quites nunca el reloj aunque lo lleves sin mirar. Cada minuto puede valer lo mismo que una vida, si lo pierdes no lo podrás volver a recuperar.

Mi París... y 3.




Dice Séneca que...

"Mas no es pobreza aquella que es alegre; no es pobre el que tiene poco, sino el que ambiciona más. Pues, ¿qué importa cuánto caudal encierre en su arca, cuánto en sus graneros, cuánto ganado apaciente o cuántos préstamos haga, si codicia lo ajeno, si calcula lo no adquirido, sino lo que le queda por adquirir? ¿Preguntas cuál es el límite conveniente a las riquezas? Primero tener lo necesario, luego lo suficiente."

miércoles, 20 de octubre de 2010

Música Running: MECADANCE - Siempre Juntos...

Siempre estarán...

Dice Krishnamurti que...

"En el mundo hay dos clases de seres: los sabios y los ignorantes. Esta sabiduría es la que nos interesa. La religión que un hombre profese, la raza a que pertenezca, importan poco; lo realmente importante es que los hombres conozcan el plan Divino. Porque el plan de Dios es la evolución. Una vez que el hombre realmente lo reconoce, no puede sino identificarse con sus designios y trabajar de acuerdo con él, porque es tan glorioso como bello. Así, conociéndolo, permanece al lado de Dios, firme para el bien y resistente contra el mal, trabajando para la evolución y no por egoísmo."

martes, 19 de octubre de 2010

'El fracaso educativo' por JUAN MANUEL DE PRADA

GUSTA mucho nuestra época de lamentar sus postraciones, y de buscarles remedios, sin admitir ni corregir las causas que las originaron, en lo que se parece al sifilítico que pretende curarse sin dejar de frecuentar el burdel. Cuando se habla del fracaso de nuestro sistema educativo, por ejemplo, se suele soslayar un hecho gigantesco, que torna vacuos y miopes todos los propósitos de enmienda; o todavía peor, cínicos, pues todo intento de combatir una enfermedad sin atreverse a diagnosticarla en su origen es como pretender atajar una inundación con un gran despliegue de activismo sin cerrar primero el grifo que la ha causado. Ese hecho gigantesco es la disolución de la institución familiar, de la cual la escuela es su apéndice natural; y, faltando la familia, es natural que la escuela se convierta en un árbol sin raíces, al que no le resta otro destino sino amustiarse y fenecer; o bien convertirse, como ocurre en esta fase de la historia, en un artefacto al servicio del Estado Leviatán.

«Los primeros educadores son los padres», suele repetirse, a modo de mantra buenista. Pero, ¿de qué padres estamos hablando? ¿De los progenitores A y B que preconizan las «nuevas modalidades de familia»? ¿De los padres que andan cada uno por su lado, felizmente divorciaditos?¿De los padres que, aunque no estén felizmente divorciaditos, andan todo el día como felicísima puta por rastrojo, afanados en sus respectivos desempeños laborales, y vuelven a casa a las diez de la noche, hechos unos felicísimos zorros? Para que los padres sean esos «primeros educadores» que quiere el mantra buenista hace falta, en primer lugar, una comunidad de vida en el seno familiar; y hace falta también que esa comunidad acepte sus responsabilidades. Pero si la comunidad de vida es supeditada a otros «bienes» (llámense «libertad individual», «realización personal» o como se quiera) y si sus responsabilidades se subordinan a la consecución de tales o cuales logros vitales y profesionales, la familia ha dejado de existir, para convertirse en mera agregación humana (progresivamente desagregada, por lo demás), sin traditio ni auctoritas: esto es, sin capacidad para transmitir una visión del mundo ni para «hacer crecer» (que esto significa auctoritas) a quienes vienen detrás. En familias donde no hay comunidad de vida (bien porque los padres están divorciaditos, bien porque andan azacaneados en sus importantísimos quehaceres) no puede haber educación responsable; y, a cambio, hay «des-educación» incorregible: pues allá donde hay un vacío de traditio y auctoritas, o donde entran en liza tradiciones y autoridades contrapuestas, o desentendidas entre sí, o debilitadas por la falta de comunión entre los padres, sólo es posible criar hijos huérfanos de afectos (o empachados de afectos cojos, que es la levadura que los convierte en caprichosos chantajistas emocionales), huérfanos también de un criterio para enjuiciar la realidad y, por lo tanto, condenados a la dispersión, a la desorientación y al caos.

Una vez disuelta la familia, el Estado Leviatán puede usurpar tranquilamente el derecho de los padres a educar a sus hijos, convirtiendo la escuela en una máquina feroz de adoctrinamiento que, ante los ojos de los padres dimisionarios aparece, sin embargo, como la única instancia capaz de salvarlos del caos. A tal engaño los conduce su mala conciencia; y luego, cuando el engaño se desvela, claman contra el sistema educativo. Que es como si el sifilítico clamara contra el treponema, camino del burdel.

Publicado en ABC 18/10/2010

Lo que veo... y 2.



Dice Nicolás Gómez Dávila que...

"Extirpar un vicio, o borrar un defecto, llega a ser el único pasatiempo que nos queda."

lunes, 18 de octubre de 2010

Querido hijo...

Cuando obtengas un éxito en tu vida, gracias a tu esfuerzo y sacrificio, no te vanaglories ni seas prepotente por ello. Acéptalo con sencillez y humildad.

Running Getafe y 39: 60.40 km... recuperando!


Semana de recuperación: de eso se trataba. Comencé con ganas, pero con algo de precaución. Las molestías continuaban y, a día de hoy, todavía el gemelo se carga demasiado. Pero estoy contento y satisfecho.

Han sido cinco días de running, a un ritmo tranquilo y con el deseo de comenzar esta semana para obligarme un poco más. Todavía tengo sesiones con el fisio -una semanal- en las que me estira la pierna hasta límites insospechados. Creo que es necesario para que los músculos vuelvan a coger la forma que tenían. Tenía la pierna cansada y cargada antes del reto y, simplemente, reventó durante los 104.

A partir de ahora debo preocuparme un poco más de los descanso, casi como de los entrenos.

Mis salidas de esta semana pasada han sido tranquilas, de menos a más, terminando ayer domingo -y aprovechando el excelente sol que nos acompañó todo el día- con un rodaje por el Cerro, aumentando un poco más el ritmo pero sin forzar.

Ha sido una semana de buenas sensaciones, de kilómetros terapéuticos en lo físico y mental y de recomposición total de mi mismo que de vez en cuando viene bien. Me he sentido en orden, muy bien, centrado y de eso se trata amigos.

Por lo tanto, esta semana me ha quedado así:

  • . Martes 12: 1h:05'.41" 11.81 km a 5:30 min/km
  • . Miércoles 13: 1h:03'.37" 12.41 km a 5:06 min/km
  • . Jueves 14: 52':54" 9.35 km a 5:39 min/km
  • . Viernes 15: 1h:05'.55" 12.41 km a 5:18 min/km
  • . Domingo 17: 1h:12'.46" 14.42 km a 5:02 min/km

El total de kilómetros recorridos esta semana, del 11 al 17 de octubre, ha sido de 60.40 km a una media de 5:17 min/km.

Me han sentado bastante bien estos kilómetros tras el descanso de la semana anterior...

Felices kilómetros amigos...
La vida es para vivirla y no para pasar por ella como si nada.

sábado, 16 de octubre de 2010

Los años de mi infancia se derramaron tan aprisa que cuando fui a beber del vaso no quedaba nada.

No más que esquinas...

No más que esquinas
dónde habita el hambre
y eructa el viento
no más que grietas
que lleva el hombre nuestro
de este siglo
ese que todo tiene y quiere
que desea en vida
más de lo que necesita
y hambre le persigue
de aquello que sólo habita
en ese resto mortal
de desfavorecidas almas
que entre grietas orinadas
inmunes y felices
pasean sus descalzas
sombras
por la vida...

Música Running: Seal - Secret

Simplemente me gusta...

viernes, 15 de octubre de 2010

No dejamos de quejarnos cuanto más dichosos somos. Es como si siempre nos faltara más porque queremos más, porque somos incapaces de saciar nuestro deseo de poseer. Mirando a nuestro alrededor deberíamos sentir vergüenza de nosotros mismos... con qué poco se conforman aquellos que nada tienen.

Dice Nicolás Gómez Dávila que...

"La estupidez es el ángel que expulsa al hombre de sus momentáneos paraísos."

Lo que veo... y 1.



jueves, 14 de octubre de 2010

Uno no es de donde nace sino de donde muere. La vida te ofrece dos espacios: el que eliges y el que no eliges. No eliges ese lugar de tu alumbramiento pero sí eliges, si los dioses te permiten, el lugar de tu deslumbramiento. Ahí quedas.

Mi Paris y... 1

Dice Omraam Mikhaël Aïvanhov que...

"El ser humano puede ser comparado a un libro, un libro que él mismo está escribiendo. Y a menudo, ¡cuántos garabatos, qué galimatías! Todas las locuras y aberraciones están ahí… Y cuando dos de estos libros se encuentran y sienten atracción mutua, están ahí día y noche ocupados en leerse mutuamente, pero ¿qué aprenden de esta lectura?

Los humanos conocen ciertamente muchas cosas, pero todavía no han aprendido cómo deben escribir su propio libro. Sólo saben crear en el exterior de sí mismos: esculpir, modelar, dibujar, escribir… siempre en el exterior; el interior continúa siendo un terreno baldío. Ya es hora de que tomen conciencia de que deben preocuparse en escribir su propio libro. Entonces, cada vez que se encuentren, se maravillarán de poder leer unos y otros escrituras, dibujos sublimes: las cualidades, las virtudes y los dones que cada cual habrá trabajado en desarrollar en sí mismo."

miércoles, 13 de octubre de 2010

Running Getafe y 38: 0 km... askgfdgdgd!


0 km. Ni un solo metro he corrido esta semana pasada. ¿Y por qué dejo constancia aquí? Porque debo hacerlo, debe quedar reflejo de esas semanas que nos vemos obligados a no correr por 'brutos'. Ese ha sido mi caso.

Es la primera vez, en dos años, que no hago ni un sólo kilómetro durante una semana. Ni siquiera en viajes de trabajo o vacaciones he estado sin calzarme las zapatillas. Y lo peor de todo es que no ha sido por descanso -o recuperación- tras la carrera de los 100 km (bien saben los dioses que no hubiera aguantado más de tres días de parón), sino que ha sido por una lesión que a día de hoy -y ayer ya troté un poco- todavía molesta.

En un principio pensé que eran agujetas multiplicadas por diez. Me obligué a pasar por el fisio y lo que me diagnosticó fue una fatiga muscular de caballo, que estaba totalmente bloqueado y que me había producido incluso un edema. Tuve sesión lunes y miércoles: me estrené también en esto de acudir al fisioterapeuta.

A partir del miércoles la pierna derecha estaba como si no hubiera hecho nada, como nueva, en cambio la izquierda mejoraba pero todavía era incapaz de estirar bien y el dolor continuaba. El tobillo, de estar todo el día moviéndome terminaba hinchado todas las noches. Total que la recomendación era que no hiciera ningún tipo de esfuerzo al menos hasta el lunes. Esta vez he hecho caso y teniendo en cuenta que pasábamos el puente del Pilar en París (mira que me ha dado rabia no salir a trotar un poco por esta bella y bohemia ciudad) he decidido no moverme hasta el martes.

Y así he pasado la semana, del 4 al 10 de octubre, sin hacer un sólo kilómetro, con un deseo de volver a ponerme las zapatillas tremendo, pero asumiendo que cuando uno se excede, cuando uno pasa el límite de alguna forma, luego debe asumir daños colaterales.

A día de hoy estoy mucho mejor, esta semana comenzaré -ayer ya salí- con rodajes suaves, recuperando poco a poco, buscando coger el ritmo y acoplando las piernas a los asfaltos getafenses buscando las mejores sensaciones para, a partir de la semana próxima, ponerme nuevos retos.

Esta tarde tengo cita, otra vez, con el fisio, a ver qué me dice, y así quedarme tranquilo.

Felices kilómetros y semana amigos!!!

sábado, 9 de octubre de 2010

Mi Madrid... y 51.

Parece que aquí, en España, cierto sector social, aparcado en la izquierda rancia, debe su existencia a una guerra maldita que desgraciadamente vivió nuestro país y a la que no dejan de acudir para justificar sus desdichas ideológicas. No existe mes en el que no aparezca una novela, una película, un libro, amparado en esa guerra civil en la que todos perdimos y todos debimos aprender. Pero es curioso que, para estos individuos, repito, aparcados en una ideología ancestral, parece como si no hubiera habido más vida o más historia posterior a entonces. España ha crecido, España es más, España y los españoles hemos aprendido de los errores del pasado y vivimos el presente mirando el futuro con deseo de crecer y progresar no de vivir permanentemente en el pasado.

miércoles, 6 de octubre de 2010

Running Getafe/Madrid-Segovia... y 37: 128.45 km y 254.10 km de septiembre.-



No voy a ser muy pesado en esta entrada resumen de la semana pasada -que hasta hoy no había podido escribir- porque he contado mucho sobre el fin de semana protagonista running.

Diré que todavía no he vuelto a salir a correr desde los 104. Eso sí, no me ha quedado más remedio que estrenarme yendo a un fisio. El lunes no podía mover, prácticamente, la pierna izquierda por un agarrotamiento total. Cuando llegó la noche me preocupé bastante y tras varias recomendaciones me encontraron cita con un Fisioterapeuta que tiene pasa consulta en el Colegio Aristos de Getafe (Miguel Alonso, fisio del equipo Agrupación Deportiva Alcorcón).


Creo que fue una fantástica decisión ya que me diagnosticó un bloqueo total y una fatiga muscular extrema. Me realizó unos estiramientos y hoy volveré a la consulta. Me encuentro mejor pero todavía tengo molestias y dolores. Mucho me temo que estoy ante mi primer parón y lesión de runner. Espero y deseo no dura más de una semana y pueda volver ha calzarme las zapatillas y hacer kilómetros cuanto antes. Lo necesito. Posiblemente este reposo me venga bien en todos los sentidos. Y qué leche ¿merecido, no?


Analizando ahora los 104 km es verdad que la falta de experiencia me hizo cometer bastantes errores. Por ejemplo diré que debía haber dedicado al menos 10 min. a estirar en cada parada. No es mucho tiempo pero de seguro hubiera evitado algo el dolor o agarrotamiento postcarrera. También creo que la alimentación que hice fue escasa y mal organizada. Sí bebí mucho líquido pero debía haber comido alguna barrita más entre kilómetros.


Me ha gustado mucho la crónica, que hace de sus 104, el monstruo de Pablo Vega. Se aprende bastante leyendo las sensaciones de un profesional.


En general me encuentro satisfecho, bien y no sé si al menos, por haber pasado la prueba, podré denominarme ultrafondista, pero lo que sí pienso es tener siempre en el corazón las 18 horas que duró mi gesta.


Y así quedó la semana:


. Martes 28: 1h:15'.21" 13.71 km a 5':31" min/km


. Miércoles 29: 1h:01'.03" 10.74 km a 5':44" min/km


. Sábado 2: 18h:12'.50" 104 km a 10':30" min/km

El total de kilómetros realizados esta semana, del 27 de septiembre al 3 de octubre, ha sido de 128.45 km a una media desigual por el motivo por todos conocido.


Los kilómetros acumulados del mes de septiembre serían: 254.10 km.


Esta semana, mucho me temo, no habrá días running... creo que lo primero es que las piernas vuelvan a coger su buen estado para responder y... runnear felices.

Dice Omraam Mikhaël Aïvanhov que...

"Con el pretexto de que se les ama, permanecemos muy cerca de los seres para ocuparnos de ellos. Pero, ¿cómo podremos ayudarles si no nos hemos esforzado en elevar su nivel de conciencia? Esta clase de amor no basta, puede verse bien en el ámbito de la educación. No por el hecho de que los padres estén continuamente ocupados en vigilar a sus hijos les están educando. Sólo les educan si son capaces de hallar en sí mismos y darles a ellos, elementos de un mundo superior que estos hijos puedan conservar toda su vida.
No se educa a los hijos diciéndoles solamente: «Come… duerme… trabaja bien en clase… no vayas con cualquiera…, etc.» Estos consejos son ciertamente útiles, pero no son alimentos para su alma y su espíritu. Y si no alimentan el alma y el espíritu de sus hijos, que los padres no se hagan ilusiones: no les educan, no les protegen."

lunes, 4 de octubre de 2010

100 KM MADRID-SEGOVIA: 17h:41'... un RETO.





















En estos momentos ya conocemos algunos datos provisionales de las clasificaciones, publicados en la página de uno de los organizadores o colaboradores, el Club Ñ Ultrafondo:



El total de hombres y mujeres que tomaron salida en los 100 km cronometrados desde Fuencarral fue de: 648 (546 H y 102 M).



. Parcial Colmenar Viejo Masculino:


2h:30'.05" Posición 113 (yo)

1h:52'.44" Posición 1 (Pedro Pinto)

4h:52'.34" Posición 546 (Fernando Gimeno)



. Meta Acueducto de Segovia Masculino:


17h:41'.48" Posición 143 (yo)

9h:09'.55" Posición 1 (Pablo Vega)

23h:29'.44" Posición 337 (Fernando Gimeno)




Me siento bastante orgulloso y felicito a toda la organización y participantes. Todos los que salieron y todos los que llegaron. El mérito, sinceramente, está en llegar. 373 hombres y mujeres tocaron el acueducto en las horas permitidas para recorrer los 100 km de la prueba cronometrada (104 en total). Mi enhorabuena a Pablo Vega, una máquina total; me quito el sombrero y felicito a Fernando Gimeno porque llegó.

Han pasado ya algo más de 48 h desde que toqué el grandioso Acueducto de Segovia, el domingo 3, a eso de las 3.45 h de la madrugada. La noche era preciosa, el cielo estrellado completamente, Segovia vaciaba sus calles, pero mi único deseo era tocar esa piedra porque significaba que mi reto y el dolor que traía kilómetros atrás terminaba en ese momento.

Todavía no sé, en estos momentos, por qué lo he hecho. Y no he dejado de preguntarme el motivo por el cuál esos cientos de hombres y mujeres de edades diferentes, jóvenes y mayores, participan con asiduidad en este tipo de pruebas que sólo sirven, de verdad, para poner a cada uno en el límite de su resistencia: física y psicológica. Tal vez sea por eso, porque algunos inquietos necesitemos continuamente de retos más 'inquietos' para que nuestras vidas no dejen de ser un crecimiento contínuo.


Ha sido una experiencia personal única. Única por su dureza, por su ambiente fraternal, por su camino; un reto del que tan sólo quería saber si sería capaz de conseguir, como esos otros consiguen. Pero ha sido un reto en el que he sufrido como no pensaba, aunque era de suponer, en una pelea continua contra mi resistencia física y contra mi resistencia psicológica.


En ningún momento de esos 104 km históricos para mí, en ninguno de esos instantes de risas y dolores, pensé en abandonar. Lo único que pensaba, lo único que pensábamos, a cada minuto, a cada paso o mal paso, era terminar lo que habíamos comenzado.


24 horas sin prensa, sin televisión, sin comunicación con el mundo y sin saber de nadie más que de esa familia que siempre te espera, que se preocupa -estaba preocupada- y de algún Amigo de los que saben de esta cabezonería mía -una más-.

Para mi la prueba tuvo dos partes bien diferenciadas. La primera duró desde que levanté hasta las 20 h., en el avituallamiento de Cercedilla; la segunda desde esta hora a la de llegada, algo más de 7 horas sin luz, de noche... Y digo dos partes porque en una, la primera, disfruté como un enano, corriendo por nuestros campos y montes, con esa sensación que aporta la naturaleza y que poco tiene que ver con hacerlo en la ciudad. Los kilómetros así, parece mentira, cuestan mucho menos aunque las piernas lleguen a sufrir más. La noche en la montaña, en el campo, sin luna, te hace perder referencias, te sientes más sólo y más poca cosa en este universo nuestro.


Pero como todas las pruebas y carreras que hago -en este caso más- realmente el ritual comienza la noche anterior con el ritual de los preparativos. Para esta prueba debía llevar tres mochilas: una la que llevaría encima los 104 kilómetros, pequeña pero repleta de calcetines, botiquín, agua, geles y galletas; una segunda con la ropa deportiva para la noche y una tercera con ropa seca para cambiar al llegar a Segovia (es curioso, siempre pensé en que llegaría).

A las 6h del sábado sonó el despertador. No estaba despierto así que todo indicaba que había dormido bien. A vestir, desayunar bastante fuerte y, a las 7 h cogí el coche para ir a recoger a Clemente (infatigable acompañante en estas gestas).

Como nos suele pasar siempre, a las 7.30 h ya habíamos aparcado el coche cerca de la Plaza de Castilla y creo que éramos de los primeros en llegar. Hacía fresco y el cielo estaba totalmente limpio, parecía que el día iba a acompañar. Dejamos las dos mochilas en los autocares correspondientes para su traslado a los puntos de avituallamiento y a dar vueltas mientras veíamos llegar a los cientos de atletas, hombres y mujeres inscritos en esta prueba que, finalmente, ha subvencionado la Comunidad de Madrid (nos devolvieron dinero de inscripción a los que habíamos pagado antes de septiembre y las inscripciones posteriores han sido gratuitas).

Lo de la gratuidad en las inscripciones no me parece algo positivo. De los 1000 inscritos no creo tomáramos salida poco más de 700. Siempre se debe cobrar algo -es una opinión-, aunque sea simbólico, pero que responsabilice al que se inscribe de que si ocupa una plaza otro no podrá hacerlo, y si no asiste, es poco solidario con los que sí les hubiera gustado participar y no pudieron hacer por falta de plazas.


A las 8.30 h charla técnica con últimos consejos y a las 9h, con los nervios de que ya no había marcha atrás. Primer contratiempo: se retrasa la salida por problemas logísticos a las 9.30 h. No importa.


Y comenzamos....


TRAMO I: MADRID-FUENCARRAL (0 km a 4km)


Y así fue, a las 9.30h, aproximadamente, se dio la primera salida, de 4 km, no cronometrada, hasta la calle de San Ciugat de Vallés (Fuencarral) dónde se daría la salida ya cronometrada. Estos primeros 4 km nos vinieron bastante bien para calentar. Andando, a ritmo rápido, pensando en la estrategia a seguir, observando al resto de participantes ya compañeros, charlando...

TRAMO II: FUENCARRAL-TRES CANTOS (4 KM a 16KM)


No sé a qué hora se dio el pistoletazo de salida cronometrado, traté durante todo el día de mirar poco el reloj, no quería agobiarme con los tiempos y ritmos, pero posiblemente sería sobre las 10.30 h cuando esto comenzó en serio.


La gente comenzaba fuerte. Nosotros decidimos ponernos a trotar, tranquilos, a un ritmo cómodo para hablar, comentar, reír. Estábamos ilusionados y nos encontrábamos bien.


Lo de la mochila a la espalda: un coñazo. Había que llevarla, por si acaso. Además todos los corredores portábamos los mapas y las tarjetas que había que sellar en cada punto de control. Las pruebas de ultrafondo son así aunque algunos corredores, entiendo los más experimentados y rápidos, no llevaban más que agua.


Llegamos a Tres Cantos cómodos, comenzaban los desniveles, pero no excesivos, y había alguna bajada para recuperar. El sol había salido con fuerza, hacía calor y comenzamos a predecir que sería un día caluroso.


TRAMO III: TRES CANTOS-COLMENAR VIEJO. (KM 16 a 29)

Tras parar unos minutos en el avituallamiento, beber agua y un poco de Aquarius (Clemente comenzó ya con sus 'merendolas' característicos en todo el recorrido, parecía que el día anterior no había comido, aunque creo que hacía lo correcto) salimos hacia Colmenar campo a través.


En este tramo el desnivel aumentaba considerablemente, cerca de 10 km de subida que, con un sol de justicia, nos iba provocando ya cierto cansancio. Pero íbamos muy bien, con bastante cabeza, trotando y en las subidas con mucha inclinación, andando fuerte.

TRAMO IV: COLMENAR VIEJO-MANZANARES DEL REAL (KM 29 a 44,7)

Llegamos a Colmenar bien, pero ya con cierto cansancio. Era el punto de control y avituallamiento con comida. Un plato de arroz con tomate, plátano y mucho aquarius y agua. Nos descalzamos, estiramos un poco y no creo que parásemos más de 30 minutos. Decidimos salir y aprovechar que todavía estábamos bien.

En este punto ya se comenzaba a ver en algunos participantes los primeros síntomas de cansancio.


Volvemos al recorrido, bordeando Colmenar Viejo (recorrido del día de entreno) bajo un sol que quemaba para buscar el camino que nos llevaría a coger la vía pecuaria hacia Manzanares.


Aquí el terreno, además de con inclinación (prácticamente todo el recorrido, los 100 km, han sido en subida) de sumaba la dificultad rocosa de ciertos tramos en los caminos. Había que ir muy pendiente y con cuidado de no tropezar y caer.


En este tramo tuvimos uno de esos momentos de cansancio (o pájara). Comenzaron a aparecer ciertos dolores en piernas y pies, y se nos hizo un poco largo. La verdad es que superamos el momento bebiendo un poco y comiendo plátano (jamás había comido tantos) en el punto de Manzanares.


TRAMO V: MANZANARES DEL REAL-MATAELPINO (KM 44 A 52)


Comenzamos con fuerza. La verdad es que el paisaje de estas zonas es increíblemente bello. Es una parte de nuestra Comunidad que me gusta especialmente. Pero claro, no es lo mismo ir de paseo que ir en este plan...


Este tramo fue realmente duro ya que los 8 km eran en subida. Subir, subir y subir. Cuestas interminables por el campo que nos hicieron llegar al siguiente punto algo 'mataos'.


Los pies estaban respondiendo bien, sin amenaza de ampollas que era nuestro temor. En Mataelpino decidimos hacer el primer cambio de calcetines y relajar un poco más los pies y piernas.


Aquí pararíamos unos 20 minutos, en esta plaza del pueblo dónde se habilitó el control y que tanto me gusta... Llevábamos justo la mitad del trayecto. Aguantábamos los Moreno...

TRAMO VI: MATALPINO-NAVACERRADA (KM 52 A 57)


A seguir subiendo. El desgaste en las piernas estaba siendo total. Pero parecía nos estábamos recuperando algo o, sinceramente, volviendo a animarnos tras la 'pájara' de Manzanares.


En estas zonas prácticamente los tramos de carrera eran mínimos. Era imposible -para nosotros- correr con subida permanente. La estrategia era importante para llegar en orden al final...


Este tramo, aunque corto, se nos hizo algo largo pero llegamos al punto de Navacerrada mejor de lo esperado y con fuerzas para trotar.

TRAMO VII: NAVACERRADA-CERCEDILLA (KM 57 A 66)


Este tramo estaba equilibrado en el terreno, entre subidas y descensos. Volvimos a recuperar ritmos y, verdaderamente volvimos a sacar fuerzas y disfrutar de la belleza del paisaje mientras trotábamos.


Me sentí muy bien, incluso me entró un pequeño gusanillo para aumentar ritmos. No sé, en algún momento se pasaba por la cabeza eso de terminar incluso antes de lo previsto.



Llegamos a Cercedilla corriendo, en ritmo. En el pueblo gente animando, emocionante. Parece una tontería pero los ánimos de la gente, a estas alturas de la carrera, te subían la moral y casi que las fuerzas.


Cercedilla era el punto de control con avituallamiento 'cena': un poco de pasta y líquido. También era el lugar dónde debíamos cambiarnos de ropa, para iniciar la noche que se preveía fría.


Así hicimos: comimos, nos cambiamos, estiramos un poco, cremas en pies y piernas y a por el tramo de la noche...

TRAMO VIII: CERCEDILLA-ALTO DE LA FUENFRÍA (KM 66-78)


Salimos de Cercedilla ya con la noche entrada. Serían las 20.40 h. Además de ropa adecuada debíamos llevar reflactores y linterna frontal.

No hace falta que explique mucho. Comenzamos a subir el Puerto de la Fuenfría con un desnivel expectacular. El camino era cómodo, con una buena temperatura, el cielo estrellado, precioso, sin luna, sin luz, rodeados de árboles y con esa sensación de soledad que te provoca estar en medio de la montaña.


En este tramo se nos unió Tito. Un hombre de edad cercana a los 60, mostoleño, amante de la montaña desde siempre, corredor de medias maratones y que participaba en su cuarta prueba de los 100. Nos acompañó hasta el final con su ánimo y su ritmo que además, era bastante bueno y reconozco que en muchos momentos tiró de nosotros.


En estos tramos, además de por el gran desnivel, era imposible correr, no se veía más allá de la luz del frontal (3, 4 metros).


Este tramo ya dejaba caer su dureza sobre nuestros músculos, sobre todo en piernas y pies. Los kilómetros se hacían largos, el ritmo no era alto (creo íbamos a unos 12 min/km) y a mí, personalmente, me comenzó a agobiar algo la noche, la falta de referencias.


Llegando a lo alto del puerto comencé a sentir un dolor que no era normal. Era como si los músculos que tenemos tras las rodilla, dónde se unen el biceps femoral y el músculo semimembranoso con el gemelo interno y externo, se contrajeran provocándome dolor al estirar la pierna. No sé si era (o es) sobrecarga o algo que se estaba dañando.


Aquí mi recorrido comenzaba a ser algo tortuoso.

Llegamos al punto de avituallamiento, en lo alto del puerto, y nos esperaba un sobroso caldo que nos resucitó bastante. Sobre todo a Clemente que se tomó algo así como dos basos de medio litro. Qué tío, y porque no había cocido que si no se lo come también. Así estaba luego, como una moto.

TRAMO IX: ALTO DE LA FUENFRIA -CRUZ DE LA GALLEGA (KM 78 A 92)


Comenzamos a descender. Un descenso duro en el inicio pués el suelo estaba lleno de piedras, y con tramos dónde parecía que volvías a subir para luego bajar. Comenzó, repito, mi tortura y la parte en la que reconozco haber disfrutado menos. El dolor se acrecentaba por momentos, no quería parar, no quería perder el ritmo ,aunque notaba que estaba forzando.


No había marcha atrás, no valía arrepentirse, con lo cual comencé a hacer eso que saben hago los que me conocen de verdad: el desahogo con exabructos sobre cualquier cosa. Criticaba la prueba, las piedras del camino, la noche, la subida, la bajada, que no hubiera luna, que hiciera mejor temperatura de la esperada, que mi primo se cruzara, que me picara la nariz o la oreja... todo. Ahora me río de lo que tuvieron que aguantarme Tito y Clemente. Qué paciencia.


Llegamos al punto de avituallamiento final del tramo que se me hizo más largo. Sólo bebí agua y no quise ni parar por miedo a no poder volver a mover.

TRAMO X: CRUZ DE LA GALLEGA-SEGOVIA (KM 92-104)


Tramo que comenzó por medio del monte, sin camino, bajando hacia el llano por tramos complicados y pedregosos. Dos kilómetros así... El dolor se agudizó tanto que tuve algún momento en el que me daban ganas de dejarme caer rodando. Ya íbamos como zombis, pero estaba conseguido.


Y creo que ese fue el problema. Sólo pensaba en llegar y eso provocó que todo pareciera más largo. Ver las luces de la ciudad de Segovia tan cercanas que parecía tocarlas, pero tan lejanas en distancia todavía.


Cuando entramos en Segovia, recorriendo sus calles camino al Acueducto -lugar de meta- muchos participantes que venían por detras nos adelantaban trotando. Yo ya no podía, no me daba vergüenza decirlo, no podía con el dolor dichoso.


Tito podía haber trotado algo y aumentado más el ritmo. No lo hizo. Quiso llegar con nosotros en un alarde fraternal que sólo se vive en este tipo de circunstancias.


Y llegamos, lllegamos y llegamos!!!!!


No puedo decir que disfruté de mi entrada en meta, al menos como en otras carreras. Los corredores íbamos llegando solos, uno a uno, a la meta dónde nos colocaban la medalla de recuerdo. Sólo quería llegar y llegué, pero llegué dolorido dejando atrás unos 25 km muy duros.


Pero habíamos llegado y superado los 104 km. El tiempo que vi en la pantalla de los 100 km cronometrados fue de 17h:42'.13" (más o menos lo de la calsificación)

Según Tito no estuvo mal para ser la primera vez. Nos sobraron 6 h y 20 minutos....


Por cierto que el gran atleta Pablo Vega, primero en la prueba, lo hizo en 9h:15'. La leche!


Y por cierto que Tito estaba como si nada, con unas pequeñas molestias. Qué tío.


Desde allí andando hasta el Polideportivo, dónde tenían nuestras cosas que recogimos sin cambiarnos ni ducharnos par bajar otra vez (otro kilómetro de regalo) a subirnos al autobús que nos devolvería a Madrid al llenarse.


Creo que salimos de allí sobre las 5.30 h. Me dormí un poco. Al bajar del autobús no podía mover las piernas. Andaba como la Nancy (la muñeca no mi querida amiga). Cierto es que el resto de corredores iba más o menos igual.


A las 7 h en casa y después de la ducha a dormir....


Ahora mismo pienso que no sé si volveré a hacer otra vez una prueba así, de 100 km, de ultrafondo. Imagino estoy pensando eso por el cansancio que siento y el dolor que todavía me acompaña. Es posible que en unos días piense de otra manera. Eso sí, ha merecido la pena aunque en algunos momentos me preguntara que "qué estaba haciendo".

En este camino me he dejado penas y remordimientos, he pensado mucho en los que me quieren y por qué lo hacen -siendo como soy- y me he valorado más a mi mismo.


Y me ha servido para ser más humilde, para comerme el orgullo e incluso humillarme. Creo que esto es fundamental en la vida y en el crecimiento personal de todo hombre. desde la prepotencia ni se gana ni se llega. Y en esa cura de humildad que te proporciona una prueba como esta, merece destacar la impresión que me han causado muchas de las personas que participaban. Personas que vi en la salida, durante el recorrido, que incluso pensé no llegarían, y ahora sé de su proeza y gesta épica.


Y voy a poner el ejemplo de este señor, francisco contreras, con el dorsal 238, que vimos al salir, corriendo por las calles de Madrid hacia el camino de Tres Cantos, con una indumentaria nada deportiva -aunque sí cómoda para él- y que con una edad de 72 años terminó los 100 km (104) en 18h:33'. Nunca lo hubiera imaginado y me arrodillo ante tal capacidad, aguante y resistencia para su edad. Digno de hacernos reflexionar y ejemplo de motivación.

Como siempre, gracias a Clemente, sin él no lo hubiera hecho jamás. A mi familia que estuvo pendiente a cada momento con sus llamadas de ánimo y calor.


A Tito por su apoyo final. A los organizadores porque la prueba ha sido excelente y no creo sea fácil organizar un evento así. A las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Policías Locales, Protección Civil y demás cuerpos que velaron por nosotros en cada momento y nos hicieron sentir más seguros. Y a mis dioses, todos ellos, que me acompañaron y me dieron fuerza y salud para terminar un reto muy personal.


Y gracias también a mis zapatillas. Las Nike LunarLite son las que decidí utilizar. No me han fallado, no me han incomodado, no me han provocado rozaduras ni ampollas.
Mis piernas van a tener un recuerdo inolvidable de estas 17 horas de mi vida. No sé si volveré a hacer, no sé si volveré a correr un camino así, pero en mi haber queda haberlo intentado y conseguido. El 100 será grabado.