domingo, 28 de febrero de 2010

Música Running: Leño 'Corre, corre'

Una de las muchas que me acompañó en la salida de esta mañana.
Siempre Leño...

Dice Javier Subias que...

"Una persona se convierte en aquello que el cree que es. Si te dices a ti mismo que no puedes hacer algo, es posible que termines siendo incapaz de hacerlo. Pero por el contrario, si tienes la seguridad que puedes hacerlo, adquirirás la capacidad de realizarlo aunque no la hayas tenido en un principio. " Javier Subias.

sábado, 27 de febrero de 2010

Querido hijo...


Ama el campo, la naturaleza, porque es la vida y, por tanto, la esencia de la buena vida.

Dice Aristóteles que...

"... siempre que está en nuestro poder el hacer, lo está también el no hacer, y siempre que está en nuestro poder el no, lo está el sí. Por tanto, la posibilidad de hacer lo bueno y lo malo nos da también la posibilidad de ser virtuosos o viciosos."

jueves, 25 de febrero de 2010

Mi Madrid... y 15.



Querido hijo...



Si algún día nuestro Dios nos permite, que siendo yo tu padre, me mires siendo ya también abuelo, no olvides que si Dios así lo quiere, también, tu llegarás a serlo y tu mirada hacia éste 'viejo', tal vez gruñón, ha de ser siempre como la de un padre a su hijo: tierna y sonriente.

'Giussani, maestro de fe' por José Miguel Oriol

Se cumplen cinco años de la muerte de Luigi Giussani, el padre de Comunión y Liberación. Su vida y su obra me parecen cada vez más pertinentes para la gran cuestión que tiene planteada España a comienzos del siglo XXI. Conocí a Giussani en diciembre de 1974. Yo militaba entonces en un movimiento obrero muy idealista basado en un cristianismo fuertemente moralizante que nos había llevado a una contradicción y una confusión religiosa profundas. Giussani escuchó con atención el relato de mis años de militancia, con las perplejidades y los desgarros humanos que sufría. Y en un momento dado me paró: «Un segundo antes, y en cada uno de los avatares por los que has pasado estaba y sigue estando Cristo». Latía en su mirada el reconocimiento de Su presencia. Y expresaba así de una forma sencilla la pertinencia existencial de la Encarnación.

Giussani, maestro de la racionalidad de la fe, me señalaba que el drama humano se comprende al entrar en relación con Cristo. Siempre subrayó que era decisivo tener en cuenta lo que humanamente somos para captar el verdadero interés de la Revelación. Desde aquella conversación he pasado mi vida tratando, con torpeza, a trompicones, de seguir a este hombre, comprender y hacer mía su experiencia humana, cosa imposible en lo que tiene de personal e intransferible, pero posible si se comparte la amistad con Cristo.

Por eso estoy convencido de que el gran reto de nuestro país, más aún que moral o político, radica en reavivar sin temor y con respeto el sentido religioso, que es de todos, cristianos, judíos o musulmanes, creyentes y no creyentes, porque nadie puede borrar la pregunta por el sentido de la vida. La educación en la fe recibida de don Giussani va libremente al encuentro de esa dimensión central de la experiencia humana, descubre su profunda racionalidad, y hace posible así la unidad vital y social que todos deseamos.

Dice Nicolás Gómez Dávila que...

"El hombre inteligente no vive nunca en ambientes mediocres. Un ambiente mediocre es aquel donde no hay hombres inteligentes."

miércoles, 24 de febrero de 2010

El viento me acaricia...

El viento me acaricia la cara
es frío pero corro
enfrentándome a él,
pero vuelve y vuelve
abrazándome la piel desnuda
tratando de resucitar
más que un gesto
un sentimiento
tal vez dejado
demasiado atrás.

Desde mi ventana... y 3.

Sólo mirar me pone los pelos de punta. Como si no pasara nada, de tertulia, en el tejado de un edificio de siete plantas, charlando, fumando el cigarrillo, moviéndose de un lado a otro, colocando sacos de arena, ajenos a la altura al peligro, al vértigo... y sin ningún tipo de seguridad. Luego dicen que pasan las cosas... 'leche!'.



'Gracias' por Cristina L. SCHLICHTING

Estoy cuerda. He sufrido mucho. Tengo 44 años. ¿Cómo es posible que una mujer –o un hombre– normal, de edad madura, con profunda experiencia del peor lado de la vida, crea en Dios? Hay quien piensa que es por «sentido poético», hay quien lo atribuye a la imaginación fantasiosa y quien considera que es una imbecilidad. Pero existe otra posibilidad: que Dios verdaderamente se haya hecho carne y que, por lo tanto, atención, fíjense, esa carne se pueda tocar. Hace veinte años me encontré con el hombre más inteligente y sensible que he conocido. Se llamaba Luigi Giussani y era un sacerdote italiano que me dejó asombrada cuando empezó a hablar, porque daba razón de los datos de la realidad de la forma más completa que yo había oído. Me quedé tan sorprendida que decidí no despegarme de su lado y, en los años siguientes, entendí por qué la fe ha dejado de interesar a los jóvenes, incluso a muchos que van a misa. Sencillamente, de poco sirve que Dios exista si no aporta nada real a tu vida, entendida en términos de trabajo, amor humano y razón. Sólo si Dios se revela pertinente, indispensable en estos tres aspectos, merece la pena preguntarse por Él. Que el Verbo se haya hecho carne quiere decir que la Verdad se ha hecho carne, que la Bondad y la Belleza se han hecho carne: un hombre era todas estas cosas. Mucha gente tiene exigencias de verdad, de bondad y de belleza, pero muy poca encuentra respuesta. Yo, oyendo hablar a Giussani, toqué la verdad, la bondad y la belleza encarnados en un hombre que se llama Jesús. En Giussani vi y gusté la Encarnación. Por eso actualmente soy una discípula de ese señor –en realidad de los dos, de Luigi y de Cristo– como miembro del movimiento eclesial que fundó y que se llama Comunión y Liberación. Y por eso les cuento hoy mi historia. Sencillamente porque se cumplen cinco años de la muerte de mi amigo. De la muerte de Luigi Giussani.

Dice Antonio Colinas que...

"Cuánto tiempo transcurrido, cuánta acumulación de conocimientos inútiles, cuántas caídas y cuántas luchas hasta aprender las cuatro o cinco verdades: que no hay que preocuparse de nada, que hay que gozar el instante, que hay que amar la calma y la libertad, que hay que imitar la naturaleza, que hay que respirar plena y correctamente... Nadie nos habló en escuelas o en universidades, en nuestros primeros años de formación, de esas verdades. Y si alguién lo hubiera hecho nos habríamos echado a reír."

martes, 23 de febrero de 2010

Momento Moreno's


Hay momentos y momentos. Momentos que vivimos y momentos que dejamos sin vivir sin darnos cuenta de haberlos perdido.


Esta imagen muestra uno de esos momentos que no se viven habitualmente y que merece la pena sean recordados y repetidos.


Un momento Moreno's... Moreno´s todos, los cinco, consiguiendo uno de esos instantes felices que pasan por la vida de cada uno y que ayer decidimos no dejar escapar.


A todos gracias.
Aquellos que caminan, día a día, sintiendo rencor hacia los demás, jamás llegan a ninguna parte.

lunes, 22 de febrero de 2010

Running Getafe... y 6: 45.99km.-



Lo siento, no me acostumbro. No me acostumbro a tener que salir a correr abrigado, con el gorro, los guantes, lloviendo, con los mocos cayendo, terminando empapado de agua hasta los calzoncillos... No me acostumbro. Sé que otros que viven en otras zonas de nuestra geografía, amantes del running, salen en peores condiciones: estarán acostumbrados, yo no. Tengo una especie de sopor y hartón completo a esta climatología. Oye, unos días, unas semanas, un mes, bien, se aguanta, nos resulta incluso placentero, pero... cuatro meses así. No puedo más...!

Así comenzó la semana. El lunes lluvia y frío. Como la semana anterior había sobrepasado el objetivo, decidí tomármelo de descanso, a ver si mejoraba (jaja). Pero el martes volvimos con lo mismo, algo menos de frío pero lluvioso: llegué a casa a eso de las 21h y mira, nada me hacía ponerme las zapas y salir a pasar 'penas climatológicas'. La semana iba cuesta abajo con lo cual el miércoles dije que "¡se acabó!" y me propuse, pasara lo que pasara, salir los tres días siguientes seguidos. Así hice y así acumulé algo de kilómetros en las piernas. Lo de tres días seguidos a 10 km el día se me hace pesado.

El sábado toco día de descanso y dedicado a la familia. Con doblete: comida y cena familiar de celebración de cumpleaños. Recuperación de calorías varías... Los judiones con conejo extraordinarios.

Llegó el domingo, mi domingo, ese día que apetece salir a correr sin prisa, relajado, buscando lugares abiertos para recargar de oxígeno puro el cuerpo... Este domingo, además, había quedada bloguera: II Quedada Bloguera. Una fantástica idea de algunos de los runners que tienen blogs -y pasan por aquí y van por allá- que entre otras cosas sirve, además de para runnear por lugares dónde normalmente no se sale, para conocer a otros que tienen este misma manía de meterle kilómetros a las piernas. Una quedada, la segunda, a la que me invitó RA, de 'Vamos Corriendo Por Madrid' y a la que me apetecía asistir para eso: conocer a muchos de los que se pasean por este blog y que yo leo y sigo sus consejos y entrenamientos en los suyos (motivación). La habían organizado en El Pardo y aunque debía desplazarme a la otra punta de Madrid, mi otro Madrid, auguraba una fantástica mañana runner. Pero no he asistido, me rajé. Me rajé por el puñetero clima.

Desperté temprano escuchando sobre el tejado el sonido de las gotas de lluvia -presentí lo peor-, abrí la puerta de la calle y vi lo que imaginaba: todo mojado, lloviendo y una sensación fría a la que no consigo acostumbrarme. "Otro día será" me dije. Opción cobarde pero, sinceramente, salir a correr al campo, para tratar de disfrutar de lo natural que tenemos en Madrid, lloviendo... creo que no.

Deseo a todos los que hayan asistido a esta quedada que hayan disfrutado de la mañana. De verdad espero algún día poder saludar a todos personalmente: hoy me 'rajé'. Lo siento, así ha sido.

En fin. Como era temprano desayuné, fui a tomar un café y comprar la prensa y comprobar que además de lluvia el frío era más intenso de lo que temía. Tras repasar los periódicos, a eso de las 12, me he dicho "¡venga!". Me he calzado, abrigado bien -gorro y guantes incluidos-, música y a rodar un poquito.

Desagradable al máximo: frío, lluvia y un vientecillo poco afortunado. Me ha costado mucho entrar en calor. Al rato de salir me he quitado las gafas porque veía menos con ellas puestas que sin ellas. He hecho un recorrido urbano -vuelta a Getafe Norte-, kilometreando hasta poco más de los 10 km y he terminado con el estómago rogándome algo de alimento urgente, nunca lo había sentido rugir así. Voy a probar en alguna salida larga llevar alguno de esos geles power de los que hablan por ahí, he tenido un momento -ya que me quedaba poco para terminar- que pensaba tenía que parar.


Bueno, al menos finalmente he salido y he cubierto el objetivo semanal, aunque con un día de salida menos:

Así quedó la semana:

  • Miércoles: 57':57" 10.74 km 5:24
  • Jueves: 1h:04':56" 12.42 km 5:14
  • Viernes: 1h:03':07" 12.28 km 5:09
  • Domingo: 55':02" 10.55 km 5:13

El total de la semana del 15 al 21 ha sido de 45.99km a una media de 5':15" el kilómetro. Podía haber sido mejor, lo sé, pero no ha estado mal teniendo en cuenta que salí 4 días.

Bueno amigos, deseo que vuestra semana de kilómetros haya sido mucho más placentera que esta mía: odio este clima pero... a correr!


domingo, 21 de febrero de 2010

También mi Madrid... y 14.

'La peineta' por Alfonso Ussía.

Publicado en La Razón de hoy.

Pues a mí, qué quieren que les diga, me gustó la peineta de Aznar. Resulta curiosa la manía que le tienen a este hombre los paniaguados del presumible progresismo. Le llamaban «asesino» unos mamarrachos y respondió con una higa monumental. Libertad de expresión y de opinión. Ámbito universitario. Javier Solana ha comprendido y defendido la libertad de expresión de Aznar. Años atrás, un grupo de proterroristas de Batasuna recibieron al Rey con el mismo cariño que a Aznar el grupillo de revolucionarios bables. Y el Rey les dedicó una higa abutifarrada y a casi todos nos cayó muy bien. Pero hay chicos de la izquierda, tan abiertos y libres, que por un gesto callado en respuesta a un gravísimo insulto se escandalizan como monjas. Pudo haberse ahorrado el gesto, pero no lo hizo. También podían haberse ahorrado la pancarta los gamberros, y acompañaron su mensaje con gritos y berridos. Es la Universidad, muchachos. María Teresa Fernández de la Vega también se ha mostrado indignada. Prefiere que a un ex presidente del Gobierno de España le llamen «asesino» a que un ex presidente del Gobierno de España protagonice una peineta vertical, que también las hay diagonales y paralelas. Los bálticos dominan la higa paralela, que es más agresiva que la vertical, por cuanto el dedo corazón amaga un movimiento de flecha hacia el objetivo que no resulta agradable. Una higa vertical sólo conmueve al techo o a las nubes, y tampoco es para tanto. A estos escandalizados de «look» de falsa izquierda, que tanto gustan de la transgresión y el macarrismo urbano, se les agitan las correntías cuando alguien que carece de su permiso y benevolencia hace un gesto tan culto como macarra, según se mire. Entonces tachan al protagonista de la peineta de «pijo», porque para ellos no existe otro argumento ni otra descalificación cuando les fallan las ideas. Pijo o facha. Se consideran dueños y custodios de las extralimitaciones. La señora De la Vega, exiliada en su despacho por Zapatero, ha dicho que la higa de Aznar a los que le llamaban «asesino» «daña la imagen de España». Aquí, doña María Teresa, los únicos que dañan, destrozan, hacen añicos y pulverizan la imagen de España son el presidente del Gobierno y los miembros del mismo, usted incluida, a pesar de su destierro en los ámbitos influyentes. Eso sí que es macarra. El Gobierno. Y además, pijísimo, con más horas dedicadas a las «boutiques» que a los Consejos de Ministros. Y el daño que están haciendo a la imagen de España, y a España sin imagen, es demoledor.

Responder con una higa a un insulto tan grave como necio es muestra inequívoca de amable tolerancia, y más aún en un espacio universitario, donde la libertad de expresión es sagrada. Es gesto interpretativo, y si va acompañado por una sonrisa, abierto a cualquier probabilidad. Es cierto que puede ser analizado como un resorte de público desprecio, pero poco aprecio merecen los que se dedican a insultar, y menos aún los que critican al insultado y no a los insultadores. Una higa bien resuelta, una peineta estéticamente culminada, puede llegar a ser una obra de arte. Los italianos, como en casi todo, son auténticos artistas en la belleza de su procedimiento. ¿Tiene voz y palabra una higa? La tiene, y no supera el «¡Anda ya!», o a lo sumo, «¡tu padre!». Pero estos chicos de la izquierda con caspa de marca son muy mirados e intolerantes en ocasiones. Bien por la higa.
La estupidez me provoca sensatez. ¿Quién no se ha sentido estúpido alguna vez? Yo no sólo me he sentido, incluso reconozco haberlo sido. Curiosamente, ahora mismo, en un estado de misticismo verbal, pensaba que no quiere decir que algún momento no vuelva a serlo. A veces es bueno serlo, reconocerlo y darte cuenta, sensatamente, del instante que lo provoca.

sábado, 20 de febrero de 2010

Simpáticos Momentos de Carnaval...

Y pasó la semana de Carnaval con momentos y actos de celebración diversos en nuestros coles...
Divertido ejemplo gráfico en el Colegio Sagrado Corazón de Getafe. Lo mejor de lo mejor...




La docencia es una vocación, eso no cabe duda...



Felicidades por un trabajo que, dada su importancia, debería estar muchísimo más valorado de lo que a veces está.


Dice Aristóteles que...

"La verdad no necesita cambiar, pero la prudencia cambia constantemente, pues se refiere a lo conveniente en cada caso y para cada uno."

viernes, 19 de febrero de 2010

Querido hijo...



Alegrate siempre de lo bueno que ocurra a tus amigos, tanto o más que si te ocurriera a ti.

Aznar y la 'peineta'

Es que ya está bien de faltar el respeto, de no permitir que se opine o hable. ¿Dónde están los de estas pandillas para manifestarse contra la guerra de Afganistán y la participación del ejército español?
Tal vez no debió hacer tal gesto que seguro surgió de forma inconsciente, pero es natural ante una 'pandilla de elementos' como los que le increpaban... Somos humanos.

Dice Antonio Colinas que...

"Cuanto más arriba se asciende en la montaña de la vida (o del reconocimiento) más huracanados son los vientos que azotan. Ésta es una verdad incuestionable. Pienso, sin embargo, que lo más difícil no es aguantar, impertérrito, los fuertes vientos de la cima. Lo más difícil es saber descender de la montaña a tiempo, simplemente saber descender."

jueves, 18 de febrero de 2010

Los amigos de verdad son los únicos que te dicen la verdad. A lo mejor en el momento te molesta, en el futuro lo agradecerás.

Dice Omraam Mikhaël Aïvanhov que...

"La gente que pone todos sus esfuerzos en conseguir el éxito material no puede mostrarse muy generosa. Sienten que siempre se hallan amenazados de perder lo que poseen, porque están a merced de los acontecimientos, o de la malevolencia, o de competidores más activos o hábiles que ellos. Es por tanto normal que duden en compartir con los demás lo que tienen tanto miedo de perder. Y no sólo no lo comparten, sino que harán todo lo posible para conservarlo, aunque para ello deban mostrarse egoístas, despiadados y crueles.

Por el contrario, aquél que ha trabajado en adquirir riquezas espirituales sabe que nadie puede arrebatárselas, y siempre está dispuesto a compartirlas, porque siente que tratando de beneficiar a los demás, es él quien se enriquece."

martes, 16 de febrero de 2010

Lo más triste cuando has construído algo, lo que sea, es ver cómo otros lo destruyen sin razón. Lo que está mal hecho, se quita. Lo que está bien hecho, sea de quién sea, se deja crecer: el fruto siempre será de todos.

¿Fotografía o provocación? ¿Arte, belleza, pornografía?



No lo sé, tengo mis dudas. Soy amante de la fotografía, de la imagen, del instante contenido en un segundo. La provocación me provoca y tal vez me revoca. Opiniones habrá para todos los gustos, seguro que sí. Lo cierto es que la revista LoveMagazin ha vuelto a provocar. Pero ¿es una provocación o es arte? Díganme....

Son los cuerpos de las topmodels más deseadas del mundo envueltos en la naturalidad de sus figuras expuestas voluntariamente a la cámara del fotógrafo Terry Richardson (invito a entrar en su página y conocer algo más al autor) para ser visualizados (vistos o disfrutados visulamente) por el resto de los 'mortales'...


Terry Richardson




"Disquisición inveterada y frontera difusa la que separa al amor del odio, la ternura del dolor, un gran lazo azul de un bondage extremo y, por supuesto, el arte de la pornografía." No es mía la frase pero me apodero de ella ccomo reclamo o vértigo de lo real. Love Magazine, a la que pertenecen estas imágenes se arriesga siempre con deseo de arte detallado y/o egocéntrico. Lo hizo el año pasado con Beth Ditto, cantante de The Gossip.
No llego a conseguir marcar una línea entre una cosa u otra... Así es el arte y todo, por ello, puede ser arte.
A lo mejor es deseable dejarse llevar por el hipnotismo que marca un cuadro, un libro, una fotografía para aquél que desea que sea.
Hay que ser diferente y dejarse llevar por lo distinto sin miedo. Tal vez seamos -y digo seamos- demasiado corrientes.

Me quedo con el Arte, con la belleza, con la imagén, con la literatura, la poesía y la vida... Críticas, opciones: todas.

Dice Marco Aurelio que...

"En cada instante, preocúpate por realizar a conciencia lo que esté en tus manos, con seriedad, sin fingimiento, con afecto, libertad y justicia. Lo conseguirás si ejecutas cada acción como si fuera la última de tu vida."

lunes, 15 de febrero de 2010

Running Getafe... y 5. Objetivo CUMPLIDO: 53 km.

Que nadie se asuste, soy yo tras unos estiramientos y el rodaje del domingo, en plan meditación abdominal: nuevo estilo zen de hacer abdominales aprendido del maestro 'abdominal' Clemente Moreno.

Lo confieso: me siento orgulloso de mi mismo. Ha sido una semana de running fantástica. Las sensaciones buenas en todos los días que he conseguido salir: 5. Objetivo cumplido. Me lo propuse tras los míseros kilómetros de la semana pasada y, bueno, superé los 40 que es objetivo semanal y he llegado a los 50: algo extraordinario para mi, no para la mayoría de los compañeros blogueros.

Por cierto: ¿cuándo coño va a terminar este frío? es horrible, me tiene hasta las narices, por no decir las partes bajas. Hasta ayer domingo, que salí por la mañana -sabia decisión- no teníamos más de 3ºC. Me cuesta muchísimo entrar en calor, eso que voy bastante abrigado. A veces creo que he calentado justo cuando dejo de correr; ese es mi mejor momento de temperatura.

Los días han sido variados en recorrido y el más tonto el último, el domingo. Salí pensando en ir al Cerro, luego me entró la desgana y comencé a correr de forma aleatoria, sin rumbo, por dónde me pillaba, hasta completar la hora que pretendía runnear.

No sé, saliendo cinco días a la semana, aunque no termino excesivamente cansado, siempre se me juntan tres días seguidos (D, L y M o como ésta semana L, M y X) y se me hace bastante pesado, sobre todo el tercero en el que las piernas ya las tengo muy pesadas. Me gusta descansar el sábado, dedicarlo a la familia por entero y a descomprimir la semana, por ello mis días suelen ser, en caso de 5 salidas: L-M, X descanso, J-V, S descanso y D/ L-M. Esos tres son criminales. Creo que es la mejor alternativa aunque tenga que sacrificar la tercera salida para rodar menos.

En fin, a ver si va subiendo algo la temperatura y podemos ir quitándonos ropa (corriendo quiero decir). Y Yo, a ver si voy cuidándome un poco más en las comidas (demasiados compromisos laborales) y voy consolidando los 5 días. Me conformaría con hacer de 40 a 45 km semanales, estaría cumpliendo conmigo.

Bueno la semana ha quedado así:

  • Lunes: 1h:00':57" 11.59km 5:15
  • Martes: 44':06" 8.30km 5:19
  • Miércoles: 57':31" 10.80km 5:19
  • Viernes: 1h:01':15" 11.26km 5:26
  • Domingo: 1h:00':26" 11.77km 5:08

El total de kilómetros esta semana (8 al 14 de febrero) ha sido de 53.72 km a un tiempo medio el kilómetro de 5:16 aproximadamente.


Me siento bien.

domingo, 14 de febrero de 2010

Su instante es mi instante.

'Los auténticos constructores de la Paz' por Arantza Quiroga

La situación de las víctimas del terrorismo, en toda su descarnada dureza, es apenas comprensible para quienes no hemos experimentado en carne propia las consecuencias más extremas del fanatismo ciego. No somos capaces de imaginar la profundidad del daño causado, y quizás por ello no les hemos otorgado la prioridad que merecen. Ochocientos veintiocho hombres y mujeres han muerto en España asesinados por ETA, cientos de familias han sido destrozadas, miles de personas que aún hoy siguen estando sometidas a un acoso constante. Tenemos una deuda enorme con las víctimas. Por un lado, la sociedad entera tiene la obligación moral de darles absolutamente todo el apoyo posible; por otro, pesa sobre nosotros -y especialmente sobre quienes formamos parte del espectro público- procurar que nadie más pase por lo que ellos han pasado, y ello implica especialmente buscar la fórmula que nos permita inculcar respeto por la vida humana a nuestras nuevas generaciones, educándolas para la paz. Esto además nos obliga, insoslayablemente, a impedir que la memoria de aquellas vidas perdidas se apague, a evitar que se conviertan en meras estadísticas fatales de un pasado borroso.
El siempre sarcástico Mark Twain escribió en algún lugar que lo mejor que podemos hacer con la historia es reescribirla. No creo que esta afirmación tenga validez universal, pero estoy convencida de que sí la tiene con respecto a varios capítulos de la historia de las víctimas de ETA, en los que no se ha otorgado el protagonismo y crédito necesario a una larga lista de personajes anónimos que día a día contribuyen con su esfuerzo y ejemplo a luchar por la anhelada paz. Apenas leemos sus nombres en los periódicos, no son mencionados a menudo en los telediarios, y quizá los libros de historia nunca los reconozcan; y, sin embargo, ellos son la causa y fin de los avances logrados durante los últimos años. Si volvemos la mirada hacia atrás, si nos detenemos para fijarnos en la letra pequeña, los veremos a todos ellos, uno a uno, en su auténtica dimensión.
En primer lugar, por supuesto, se encuentran en este grupo la familia y amigos de los fallecidos durante más de medio siglo de violencia, guardianes involuntarios de una triste memoria. Es muy llamativa la actitud de aquellos que han sufrido las más graves consecuencias de la intolerancia fundamentalista: ninguno reclama venganza, ninguno de ellos busca la crispación, menos aún alcanzar protagonismo, sólo nos recuerdan constantemente la imperativa obligación que tenemos los políticos de ponernos de acuerdo para «terminar con la banda de asesinos que dice hablar en nombre del pueblo vasco», según palabras textuales de Leonor Regaño, viuda de don Manuel Jodar, policía asesinado por una bomba de ETA en 1989. Dos décadas de profunda impotencia han pasado para esta mujer que, junto con sus hijos, lo único que busca es servir de inspiración para evitar que otros sufran lo mismo.
Si reescribimos nuestra historia, y clausuramos por fin este capítulo de terror y miedo, no imagino mejor epílogo que la contundente frase de Montse Lezáun: «Soy la madre del último asesinado por ETA y quiero seguir siéndolo». Mientras el mundo se les viene abajo, las víctimas sólo responden con esperanza, revelándonos justamente en su interior el extremo opuesto de la incomprensión y el odio ciego que motivaron su tragedia. El catálogo de casos es inacabable, y la generosidad de estas personas es infinita, como también lo es su perseverancia y valentía. Paqui Hernández, viuda de Eduardo Puelles, lo dijo claro y en voz muy alta: «Nunca podrán con nosotros». Si de educación de valores para nuestros hijos queremos hablar, estos ejemplos, que se dan diariamente a lo largo y ancho de Euskadi y de España, valen más que todas las lecciones que se puedan aprender en los libros de texto.
Si replanteáramos la crónica de nuestros días tendríamos además que brindar un lugar esencial a los miles de emprendedores vascos que sufren en silencio el acoso diario de esa camorra con pretensiones ideológicas. Ello incluye a todos aquellos que enfrentan la adversidad con lo mejor de su instinto imaginativo y su afán de superación, contribuyendo al avance de toda la sociedad: nuestros artistas, profesionales, intelectuales, científicos y empresarios. Necesitamos hoy especialmente del espíritu creativo que ha guiado siempre a nuestros emprendedores durante siglos. Porque la principal contribución de estos seres humanos no se agota en las plazas de trabajo que generan, en su esfuerzo diario, en los avances tecnológicos logrados, o en el regocijo estético que nos causan sus obras; su auténtica contribución viene de allanar el camino en el que se libera el potencial de una estirpe de hombres y mujeres que se conoce aventurera, capaz. En una historia así contada, desde luego, brillarían nombres como el de Ignacio Uría, José María Korta o Ángel Berazadi.
Hoy la paz en Euskadi se vislumbra posible, y sin duda anhelada por una amplia mayoría antes condenada al silencio. No obstante, y pese a la importancia radical de estos logros -fruto de la lucha permanente y silenciosa de toda nuestra sociedad-, nada puede darse por consumado mientras no nos ocupemos de aquel sector más vulnerable al aparato propagandístico de ETA y sus colectivos afines: nuestros jóvenes. Y por más que cueste admitirlo, hay signos de que este problema está lejos aún de ser resuelto. Un informe presentado hace pocos meses por el Ararteko, el Defensor del Pueblo en el País Vasco, titulado «La Trasmisión de Valores a Menores», apunta que los síntomas menos visibles del fundamentalismo siguen ahí. Dicho documento constata que un importante porcentaje -más de un 12 por ciento- de los adolescentes vascos justifica la violencia ejercida con fines políticos. Las conclusiones presentes en ese trabajo, si son consideradas en su verdadera hondura, constituyen un baño de fría y cruda realidad para todos quienes luchamos por la paz en Euskadi. Nos recuerdan la existencia de ese universo «autorreferencial, endogámico, impermeable a la duda y a los razonamientos opuestos», en el que la vida humana mantiene un valor meramente instrumental.
Si Twain tenía razón y lo mejor que podemos hacer con la historia es reescribirla, creo que en Euskadi deberíamos empezar por reclamar el lugar que merecen esas figuras silenciosas que nos rodean, que nos marcan el camino. Si queremos pagar nuestra deuda con aquellos que han sufrido lo peor, y encaminar a las nuevas generaciones por el camino de la paz, debemos empezar por reconocer y divulgar la enorme contribución de las víctimas. Los políticos apenas merecemos, si acaso, una nota al pie de página, porque es la sociedad civil quien ha tenido el protagonismo en los capítulos más memorables de este libro, sufriendo con abnegación, día tras día, la intimidación y los continuos desplantes que suponen las alegorías del terrorismo. Quizá sólo si reencontráramos así nuestro pasado reciente, si lo entendiéramos en toda su hondura, podríamos comprender al fin que detrás de toda sigla política, de toda identidad colectiva, de toda bandera ideológica, hay siempre individuos, únicos e irreemplazables, dignos y libres.

El amor es...

El amor es mucho más que un día en el calendario; son todos los de una vida. El amor es mucho más que un beso o un 'te quiero'; el amor es estar, es dar, es superar, es esperar... el amor es vivir. Podremos vestirlo con besos, deseos o palabras fáciles envueltas en mil recetas; podemos llenarlo incluso de silencios a veces difíciles de conjugar. Pero sólo el amor se desnuda puro cuando lo es en principio y nunca final. El amor es como esa maceta de barro que aguanta tierras buenas y malas, raíces vivas y muertas, lluvias y sequedades, abono fértil y malas hierbas... y no romperá por nada más que por una tonta patada a destiempo. El amor es tanto más cuanto menos parece ser.
El amor es energía y guía.

sábado, 13 de febrero de 2010

Lo cierto es que una fotografía es un momento del tiempo que se para; un instante de toda una vida recogido en milésimas de segundo para que forme parte de lo ojos del mundo.

Dice Alexandr Blok que...

"¿Quién es un poeta? ¿Una persona que escribe versos? No, claro que no. Se llama poeta no porque escriba en verso sino porque dota de armonía al sonido y a la palabra, porque él es hijo de la armonía. ¿Y qué es armonía? La armonía es el acuerdo entre las fuerzas del mundo y el orden de la vida del mundo".

jueves, 11 de febrero de 2010

Música Running: The Offspring - All I Want

Anoche terminé la sesión running con ellos...

Dice Antonio Colinas que...

"Más allá de todo dolor, de cuanto hemos perdido, de los años gastados, nada se puede comparar con la dulcísima experiencia de respirar en el presente, de vivir todavía. En el presente respiramos la esencia de todos los goces pasados y la luz purifica cualquier posible pesar. Presente: dulce y plena experiencia de respirar la luz, de ser luz."

martes, 9 de febrero de 2010

Si todo es tan fácil ¿por qué lo hacemos tan difícil? ¿No será que no hay nada fácil en el camino qe tenemos por delante?

Música Running: Europe - Scream of anger

Vamos recuperando la fuerza... Ayer me acompañó en uno de los 11 km que dediqué al buen arte del running en una fría noche.

Dice Marco Aurelio que...

"¿Hacia dónde has de dirigir todo tu empeño? Hacia la reflexión justa, el servicio a los demás y la conformidad con lo necesario y familiar."

lunes, 8 de febrero de 2010

Podrán pensar que has perdido la batalla, incluso tú puedes pensarlo; lo que no sabrán es que lo que has hecho ha sido ganar. Las batallas que se ganan, en innumerables ocasiones, a la larga, se pierden; aquellas que se pierden, normalmente, se ganan.

Running Getafe... y 4: objetivo No cumplido.


Sí: no he cumplido. No sólo no he cumplido salir 5 días sino que ni siquiera he salido 4. Triste o alegre, depende. No sé cómo sentirme. ¿Necesitaba descansar? Tal vez. A veces uno tiene sensaciones, emociones, momentos, que más que salir corriendo le provocan un cansancio inesperado y le atan a la silla como si fuera un pedrusco pesado incapaz de moverse.

No ha sido esta una semana fácil. La primera semana de febrero (del 1 al 7) se ha caracterizado por una intensidad laboral más allá de lo normal, mezclada por momentos y emociones políticas dispares que me han obligado a pensar, repensar y plantearme ciertas cuestiones (¿merece la pena?) y unido a pequeños altibajos personales que me han desconcentrado más de lo debido.

Uno no es de piedra, aunque a veces quiera aparentar serlo. Me afecta todo: lo mío y lo de aquellos que me importan. Creo que es cuando me afecta lo de los demás cuando me aplomo. Mis bajones los supero. Correr, practicar running, no deja de ser una terapia mental para muchos -me incluyo-, pero aunque parezca una contradicción, si emocionalmente no te encuentras en condiciones te cuesta ponerte las zapatillas y dedicarte a hacer kilómetros bajo la soledad de ese frío que nos acompaña últimamente. Un frío gris que comienza a ser cansino.

Esta semana ha sido rara. Una semana de la que extraigo mucha sabiduría, como de todo, pero en la que me he dejado llevar demasiado por el decaimiento.

Incluso ayer domingo preferí vaguear un poco más de lo normal. Creo que de vez en cuando hay que bajar un poco la intensidad de 'todo'. Exigirte está bien, exigirte demasiado puede ser eso: demasiado.



Mañana es lunes, mañana es otra semana... vamos a por los kilómetros.

Mis tres días de running fueron los siguientes:

  • Lunes: 56':03" 10.55 km
  • Jueves: 1h:00':58" 11.15 km
  • Viernes: 1h:05':52" 12.17 km


El Total de kilómetros de la semana (1 al 7 de febrero) ha sido de 33.87 km. Unos poquitos, casi un paseo para el ritmo de este año. Ha estos kilómetros uniré el paseo en bicicleta que realicé ayer sábado con mi enano. Cerca de 16 km a un ritmo tranquilo y disfrutando de uno de esos momentos paternos.


En fin, terminó este inicio de mes... Inicio la semana con ganas y fuerzas para superar los 40. Veremos a ver si lo consigo.


A correr....

domingo, 7 de febrero de 2010

Querido hijo...

No vivas siempre tratando de aplastar a tu adversario. Qué desgaste, qué pérdida de energía. Atraelo hacia ti con tus palabras y obras; trata de convencerlo. Si no lo consigues, ignóralo, es la mejor forma de vencerlo.

Velocidad...

El hombre suele envidiar más lo de los demás que valorar lo que tiene.

sábado, 6 de febrero de 2010

Querido hijo...



A tu padre respóndele y sírvele siempre, con amor, dulzura y respeto; a tu hijo, hijo, enseñale a servir de igual manera.

Marilyn... siempre Marilyn.


'La plegaria de Zapatero' por Juan Manuel de Prada

¿En qué consistió la plegaria de Zapatero en Washington? Pues consistió en repetir la estrategia que emplea el demonio en el episodio de las tentaciones en el desierto, donde cada vez que trata de seducir a Jesús lo hace invocando citas bíblicas; y es que, en efecto, el demonio es un gran conocedor de la Biblia, aunque su conocimiento lo emplee para invertir el sentido de sus palabras. Esta estrategia la desplegó Zapatero, a imitación de su modelo, en un doble y complementario sentido: por un lado, recurrió a la literalidad engañosa que trocea y descontextualiza la Biblia, para evitar alusiones molestas; por el otro, recurrió a su interpretación laxa, utilizando la cita bíblica a modo de «cadáver exquisito» cuyas palabras pueden intercambiarse a voluntad. O sea, la Biblia convertida en un fósil o en un ectoplasma, para que deje de ser Palabra viva y se convierta en palabra petrificada o palabra reducida a papilla.
Zapatero uso la Biblia como un fósil en su cita del Deuteronomio, donde leyó el mandato que prohíbe oprimir al jornalero pero omitió la consecuencia lógica de infringir tal mandato, que el Deuteronomio nombra explícitamente: «De otro modo, (el jornalero) clamaría a Yavé contra ti y tu cargarías con un pecado». Y usó la Biblia como un ectoplasma cuando muy taimadamente repitió la inversión de la sentencia evangélica -«La Verdad os hará libres»-, afirmando que es la libertad la que nos hace verdaderos. Pero la libertad, como afirma don Quijote en otra cita tergiversada por Zapatero, es un «don de los cielos»; y es que Don Quijote era, como lo definió Turgueniev, «la criatura más profundamente moral que existe en el mundo». Ese don divino de la libertad nos permite reconocer categorías morales objetivas, a las que el hombre puede adherirse o traicionar, porque, en efecto, somos libres para salvarnos y libres para perdernos. Don Quijote usó del don divino de la libertad para adherirse al Bien; y su lealtad al Bien, que tantos varapalos y privaciones le costó, fue inquebrantable hasta la hora de su muerte. Sabía cuál era su misión en el mundo y sabía, sobre todo, que tal misión no podía llevarla a cabo solo, sino con la ayuda de Quien, desde el cielo, le había entregado magnánimamente el don de la libertad; por eso dice (II, cap. 58): «Los que reciben son inferiores a los que dan; y así es Dios sobre todos, porque es dador sobre todos».
Don Quijote está tan unido a la Verdad, tan abrazado al Bien, que es libre para probarse en los sacrificios más ímprobos; es libre para entregarse a las causas que no le reportarán ningún provecho; es libre para alzarse del polvo una y otra vez, cuando cada una de sus empresas se salda con el fracaso y el escarnio; es libre, en fin, hasta de sí mismo, como lo expresa con delicadeza sin igual Sancho, cuando de regreso a la aldea junto a su vapuleado amo, exclama: «Deseada patria, abre los brazos y recibe a tu hijo don Quijote, que si viene vencido de los brazos ajenos, viene vencedor de sí mismo; que, según él me ha dicho, es el mayor vencimiento que desearse puede». Zapatero, que representa la criatura antípoda de don Quijote, o sea una criatura profundamente amoral, no cree que el Bien se alcance «venciéndose a uno mismo», sino que piensa que el bien es una gelatina que cada cual puede moldear a su gusto, dejándose vencer por sus caprichos; y, de este modo, la libertad se convierte en la búsqueda del interés propio, en la satisfacción de apetencias y deseos; esto es, en puro emotivismo y debilidad mental.
Hay quienes afirman que el discurso de Zapatero no fue una verdadera plegaria; yo, por el contrario, sostengo que lo fue de principio a fin, sólo que no iba dirigida a Dios, sino a aquél que los antiguos denominaban «mono de Dios». Por eso, en su plegaria llenó de mierda la Biblia y, por añadidura, el Quijote, que es la más sublime expresión de la literatura cristiana.
www.juanmanueldeprada.com

Dice Séneca que...

"Dice un viejo aforismo que el gladiador toma la decisión en la arena. Es verdad: el rostro del adversario, los movimientos de sus manos, la propia inflexión del cuerpo dan algún indicio al contendiente que le observa. Así, sobre el cuándo y cómo debe uno actuar, nadie desde lejos dará un consejo, puesto que hay que decidir partiendo de la misma realidad."

jueves, 4 de febrero de 2010

Mi Madrid... y 11.


Dice Dag Hammarskjöld que...

“El respeto por la palabra es el primer mandamiento en la disciplina por la cual puede educarse a un hombre a la madurez –intelectual emocional y moral.
El respeto por la palabra –emplearla con un cuidado escrupuloso y con un sincero e incorrompible amor a la verdad– es esencial para que pueda darse cualquier crecimiento en una sociedad o en la raza humana.
El mal uso de la palabra es mostrar desprecio por el hombre. Socava los puentes y envenena los pozos. Provoca que el Hombre retroceda en el largo sendero de su evolución.
“Pero en verdad os digo, que cada palabra superflua que un hombre diga...”"

miércoles, 3 de febrero de 2010

Arte sobre ruedas: Carmen Molina Cantabella.


Me gusta...

La joven artista Carmen Molina Cantabella muestra este mes en una línea de los autobuses urbanos de Murcia un cuadro en el que desnuda, a partir de la fotografía de una modelo, el retrato que hizo Velázquez de Mariana de Austria, todo ello en el marco de la bienal de arte contemporáneo PAC.
Junto al cuadro de Mariana de Austria desnuda, en la línea 2 de los urbanos, su propuesta en este festival de arte contemporáneo incluye un cuadro del Conde Duque de Olivares sobre una lata de cerveza y una pareja de guardias civiles retirando un cuadro de Goya, que se mostrarán en los próximos días en las traseras de otros dos autobuses de las líneas 3 y 4.
Algunos tienen la costumbre de justificar su incapacidad con el hacer culpables a los otros. Los otros, en cambio, siempre tienen -y tendrán- la capacidad de hacer, estén dónde estén; de errar o acertar, estén en lo que estén, pero con esa premisa que siempre les acompaña: ser, estar, hacer.
El incapaz vivirá solo, agazapado, sin brújula que le guié, desorientado. Se rodeará de más y mayores incapaces como única manera de esconder sus debilidades. Y caerá en manos del 'mejor' o 'peor' postor: aquel que sin escrúpulos se alimenta de despojos.
En esta vida unos trabajan y otros ganan deshaciendo el trabajo de los 'otros'.
¿Será entonces, tal vez, cuando aquellos que usan la autoridad de forma desmedida, se den cuenta de su propio error?
Será tarde; habrá sido una pena más.

lunes, 1 de febrero de 2010