viernes, 31 de mayo de 2013

Motivación: Valery Rozov - Salto B.A.S.E

Siempre espectacular...

Dice San Agustín que...

"Es mejor cojear por el camino que avanzar a grandes pasos fuera de él. Pues quien cojea en el camino, aunque avance poco, se acerca a la meta, mientras que quien va fuera de él, cuanto más corre más se aleja."

jueves, 30 de mayo de 2013

Querido hijo...

No dejes nunca de preguntarte cómo quieres ser como persona, antes de qué quieres ser en tu vida.

Getafe y el Teatro Clásico al Desnudo: provocando.

Ni estoy chapado a la antigua, ni soy quién para juzgar los gustos artísticos ni culturales de nadie. Creo en el arte, creo en la expresión libre y busco la belleza en cada instante pero... creo que para atraer público a ver una obra de teatro clásica no hay que tratar de llamar la atención saliendo en 'pelotas'.

¿Getafe desnuda a los clásicos? Me parece excelente si supone acercar la cultura clásica al ciudadano. ¿No hay límites? ¿Se va a permitir que escenas así se representen ante menores del municipio? 

Imagino que me tacharán de 'anticuado'. No lo soy. ¿Qué hubiera pasado si algo así lo hubiese permitido o realizado otra persona? 

¿Hace falta utilizar el dinero de los ciudadanos para que dos actores se desnuden delante del alcalde? Simplemente creo que no.

121.5.13. Está claro que la vida se va haciendo pequeña conforme hablamos.

miércoles, 29 de mayo de 2013

'Las siete claves de la sabiduría' según Frédéric Lenoir

Publicado en El Confidencial.

Del sentido de la vida

Llama la atención en la obra de Lenoir la gran importancia que concede a la espiritualidad oriental. En su opinión, “Occidente ha desarrollado durante siglos un domino del mundo exterior a través de la ciencia y la técnica. Todos estamos condicionados por la revolución tecnológica”. Sin embargo, esta evolución ha producido un déficit de espiritualidad en el que Oriente nos aventaja con mucho. “Por el contrario, Oriente, que no ha desarrollado ese dominio de igual manera, ha conseguido ayudarnos a comprender nuestro mundo interior”.
La idea preconcebida que comparte la mayor parte de la gente es que “el ser humano será feliz si consume más objetos”, indica Lenoir. Lo que es una “mentira”, ya que “debido a la lógica del consumo vamos a querer cada vez más. Para escapar hay que pasar del “tener” al “ser”, y del “siempre más” al “siempre mejor”. “Todos conocemos mucha gente que tiene un montón de objetos que sigue siendo infeliz, agresiva y que no ha resuelto sus problemas personales”, explica el director de la revista Le monde des religions.

Ello hace que Lenoir se preocupe especialmente por los jóvenes, como son los protagonistas de su novela, Tanzin y Netina, los auténticos receptores de todo ese acervo de sabiduría. “Son los que están más sometidos a la publicidad. Los grandes sacerdotes ya no están en las iglesias, son los publicistas. Un publicista francés, Jacques Ségéla, dijo que si no tenías un Rolex a los 50 años es porque habías desperdiciado tu vida. Eso es falso, pero los jóvenes piensan que si no tienen determinada marca de zapatillas, el último modelo de teléfono, ordenador, etc., están descalificados socialmente”.

Del cuerpo y del alma 

Lenoir señala, haciendo buena la fórmula mens sana in corpore sano, que no hay que despreciar ni la parte física ni la psíquica de nuestra naturaleza. El autor cita las célebres frases de François Rabelais (“ciencia sin conciencia es la ruina del alma”) o de André Malraux (“la revolución será espiritual o no será”) para poner de manifiesto esa importancia de lo interior, también herencia de las enseñanzas orientales. “Nos ayuda a buscar la felicidad no sólo en las cosas materiales sino dentro de nosotros mismos. Oriente nos lleva hacia esa profundidad espiritual que solía tener el cristianismo, pero la religión cristiana se ha concentrado demasiado durante los últimos siglos en la exterioridad del dogma y no en la experiencia interior”.
Lenoir considera que “en el mundo en el que vivimos el valor supremo es el dinero”, y que por esa razón la crisis nos ha pillado desprevenidos. “Desde el final de la Segunda Guerra Mundial no habíamos vivido un período de decrecimiento como este en el que nuestra propia situación es muy precaria y nuestros hijos seguramente ganarán menos dinero que nosotros”. Por eso, indica el autor de La promesa del ángel, “si nuestro único valor es el dinero, viviremos en el drama”.

Abre tu corazón 

En esa sociedad consumista, hemos trasladado los mismos criterios de coste y beneficio a las relaciones personales que mantenemos con los demás. “El consumismo es la idea de que las personas son como objetos intercambiables, que cuando ya no aportan el placer del que habíamos tenido durante un tiempo, y cambiamos, los tiramos”.
Aun así, Lenoir reconoce que en toda relación amorosa “hay una parte de egoísmo y una de altruismo”, puesto que es la lucha constante en toda pareja. “Hay cosas que necesitamos y que vamos a buscar en la otra persona, que nos proporciona placer, seguridad y nos hace crecer, lo que sería una forma de egoísmo, pero al mismo tiempo le damos algo, le queremos por lo que es, tenemos ganas de que le vaya lo mejor posible”. Sin embargo, dependiendo de a qué lado se incline la balanza, así marchará la relación. “Las relaciones evolucionan en este equilibrio frágil de egoísmo y altruismo. Cuando el altruismo es más fuerte, la pareja es cada vez más profunda y sólida. Cuando el egoísmo es más fuerte, la relación es más frágil, porque esperaremos que nuestra pareja siempre nos vaya a dar lo máximo”.

Las cualidades que debemos cultivar y los venenos que debemos desechar 

En ocasiones, nos dejamos llevar por los impulsos negativos, como pueden ser la envidia, el odio, la injusticia o la corrupción, cuando realmente deberíamos impulsar “lo bueno, justo y luminoso”, es decir, el asombro, el esfuerzo, la dulzura, el buen humor, la alegría, la jovialidad, la generosidad, el coraje… ¿Pero no vivimos en una sociedad que premia a aquellos que peor se comportan? “Es excesivo afirmar eso”, indica Lenoir, que utiliza el ejemplo de Italia y Silvio Berlusconi para señalar que “es cierto para una parte de la población, creen que lo que cuentan son los fines, no los medios”. Pero al mismo tiempo, “hay otra mitad que defiende los valores exactamente opuestos”.
Siguiendo esa visión dualista del mundo, en la actualidad existen “dos sistemas de valores que se enfrentan. Uno, individualista, que está destruyendo las sociedades y que defiende utilizar métodos ilícitos, y otro que apuesta por la justicia y la verdad, que son valores eternos y que están presentes en todas las culturas”. Precisamente, Lenoir admite que la principal motivación para escribir este libro era mostrar que la bondad y el amor son universales, y que por ello, debemos rescatarlos en este preciso momento.

De la verdadera libertad 

¿Es el hombre libre?, se preguntan los protagonistas del libro. Estamos condicionados por multitud de pulsiones, instintos, miedos, necesidades vanas y la mirada de los demás, elementos que nos limitan y nos ponen barreras. “Lo que necesitamos para ser libres, frente a las ideologías materialistas, consumistas, la presión de los modelos culturales es la razón y la filosofía, trabajar con uno mismo para conocerse mejor, dominar las propias pulsiones y pasiones y de esa manera ser libres”. 

De la aceptación de lo que es

Una de las últimas enseñanzas que proporcionan los personajes de la novela es que la felicidad y la infelicidad se encuentran dentro de nosotros; una idea ampliamente difundida pero que no ha impedido que esta sea una de las sociedades más infelices de la historia del hombre. ¿Por qué? “En un mundo tradicional, la gente es mucho más feliz porque no se hacen muchas preguntas y hay redes de solidaridad y sentido que unen a los individuos. Cuando abandonamos este mundo por el moderno, el de la felicidad individual, descubrimos la euforia de la libertad política, la posibilidad de escoger un oficio, experimentar una sexualidad libre, pero se han perdido esos vínculos de solidaridad, comunión y sentido que daba la religión. El hombre moderno debe volver a encontrar esos vínculos”. Ello ha dado lugar a una paradoja, “porque hay mucha gente que a pesar de la libertad le faltan el amor y la fraternidad. Debemos intentar unir los dos”.
¿Hemos perdido más de lo que hemos ganado por el camino? Lenoir se lo piensa. “No quisiera vivir en un universo tradicional cerrado. Prefiero la libertad política, vivir en un país democrático donde pueda expresar mi singularidad sin que haya barreras políticas respecto a lo que puedo ser y pensar”, reconoce Lenoir. “Al mismo tiempo, tengo conciencia de que hay gente que no tiene esa libertad,  que vive en sociedades tradicionales y quizá sea más feliz que yo. No podemos renunciar a la libertad una vez que la hemos conocido”.

Del arte de vivir 

En definitiva, lo que el filósofo defiende es una reivindicación de la “filosofía y la espiritualidad” más que de la religión, ya que “en ella hay una dimensión colectiva e identitaria que puede crear violencia”.

Dice Doria Cornea que...

"si rompes tus cadenas te liberas; pero, si cortas con tus raíces, mueres."

martes, 28 de mayo de 2013

120.5.13. Yo me pregunto, en esos instantes que suelo tener de tortura mental, cómo puede haber tantos muchos pensando en dietas voluntarias para bajar su ingesta calórica y así no engordar; y tantos muchos pasando hambre por las calles. ¿Tenemos un mundo realmente extraño o hemos hecho un mundo realmente absurdo?

José Tomás, grande, arte. Fotografía de Andrés Lorrio.


Dice la Biblia que...

"Pero no basta con oir el mensaje; hay que ponerlo en práctica pues de lo contrario se estarían engañando ustedes mismos. El que solamente oye el mensaje, y no lo practica, es como el hombre que se mira la cara en un espejo: se ve a sí mismo, pero en cuanto da la vuelta se olvida de cómo es. Pero el que no olvida lo que oye, sino que se fija atentamente en la ley perfecta de la libertad, y permanece firme cumpliendo lo que ella manda, será feliz en lo que hace."

lunes, 27 de mayo de 2013

'Reflexionar' por Alex Rovira.

Del Blog El Bloc del Joan.

Reflexionar es detenerse. Pararse a mirar, a observar con detenimiento, que es la antesala del ver claro, de la lucidez, del desarrollo de la consciencia.
También implica esperar, dejar madurar, contemplar activamente, escrutar con cariño y tiempo. Es considerar nueva o detenidamente algo antes de dar un paso, que puede ser menor, o puede ser crucial, determinante.
Muchos sufrimientos nos evitaríamos si reflexionáramos más y mejor antes de decidir según qué. Incluso en las pequeñas decisiones cotidianas, la elección hecha con reflexión (qué compramos, a qué destinamos nuestro tiempo, atención y recursos, en quién confiamos, etc.) podría cambiar el mundo. Si somos siete mil millones de personas y tomamos unas cincuenta decisiones —mayores o menores— al día, son trescientos cincuenta mil millones de decisiones que giran cada día con este planeta alrededor del sol, repito, solo en un día… Imaginemos que ganáramos lucidez en una parte pequeña de ellas, apenas un diez por ciento, serían treinta y cinco mil millones de decisiones tomadas desde la consciencia frente a la inercia, el impulso, el hábito inconsciente y sus derivadas.
Reflexionamos cuando examinamos, cuando analizamos nuestros propios sentires y pensares, cuando ejercitamos la crítica no solo sobre lo ajeno, sino sobre lo propio (hábito inhabitual por nuestros lares). Es bueno reflexionar antes de actuar. La reflexión es amiga de la prudencia y de la verdad. La reflexión, bien entendida, es hermana de la honestidad y de la paciencia, ya que sin ellas no puede darse.
Junto con la meditación, que nos limpia el pensamiento y el alma y nos conecta esencialmente, la reflexión nos ayuda a construir la sencillez en el vivir, y a labrar una cierta sabiduría sobre el mismo.
La reflexión además abre las puertas de la empatía, porque nos ayuda a ponernos en la piel del otro, y de la compasión, porque desde ese gesto interno podemos sentir el sufrimiento del vecino, del compañero.
No deja de sorprenderme el poco valor que damos a los gestos sencillos pero que de verdad nos transforman la vida. Reflexionar es uno de ellos, sin duda. Parece que vivimos en un mundo que valora la intensidad más que la profundidad, el petardo más que el beso, lo banal más que lo verdadero, el titular más que el poema, el estruendo más que el silencio. Esto no va. Y todo ello se arreglaría con mejores dosis de meditación y de reflexión. Porque la acción que se desprende de ellas tiende a ser (no hay garantías, no obstante), más madura, más sistémica, más humana.
Reflexionar es tener en cuenta. Y tener en cuenta es la semilla del cuidar. Quien reflexiona es cuidadoso, y en el cuidado a alguien o algo reside el respeto que genera confianza y compromiso.La persona que actúa desde la bondad de intención y desde la reflexión honesta y libre de prejuicios, nos brinda oxígeno y depura el aire emocional que respiramos.
Un sinónimo de reflexionar es “parar mientes” (por cierto, muy bella expresión pero cada vez menos empleada), es decir, prestar atención, considerar, dar importancia a lo que es digno de ella. Ojalá este espacio, esta bitácora digital y las otras dos que la acompañan, con mayor o menor acierto, desde el acuerdo o desde el desacuerdo, provoquen paréntesis para la reflexión, para detenerse, para mirar adentro, para mirar afuera y apreciar lo que realmente vale la pena y tiene sentido; y desde ese lugar, ofrecerlo al mundo.
Que tengais un buen día.
119.5.13. Admiro más a un hombre que contradice que a uno que guarda silencio por miedo a decir.

sábado, 25 de mayo de 2013

118.5.13. Hay personas que hacen de su vida un problema y cuando no lo tienen lo crean. Así no se puede ir por el mundo. 

jueves, 23 de mayo de 2013

Esta España nuestra! ¿Quién da más por 1 euro con 10 céntimos?


117.5.13. La máxima expresión de la libertad es decir y escribir lo que uno piensa y siente utilizando y buscando la belleza en la palabra hacia el bien común. En cambio aquellos que utilizan la palabra como una especie de onanismo público pueden llegar a caer en el más absoluto silencio social.

miércoles, 22 de mayo de 2013

116.5.13. Medir los tiempos, en la vida, en la actividad de cada uno, es importantísimo. Hay un tiempo para cada momento y circunstancia. Uno se va de un lugar, porque así lo elige, mirando el futuro; si uno piensa en volver de dónde se va, mira el pasado y eso siempre será un error.

martes, 21 de mayo de 2013

José Luis Sampedro... grande!


Qué cierto!!!

Pd. Extraído del magnífico blog de José Luis del Campo Villares.
115.5.13. Mi problema con el liberalismo es que lo siento idealmente, de forma romántica y no substancial. No encuentro buenos representantes de entre esos que alardean serlo y tienen las máximas responsabilidades como para aplicarlo personal y políticamente.

lunes, 20 de mayo de 2013

Música Running: Imagine Dragons - Radioactive

Muy buenos...

Dice Juan Pablo II que...

"... los pobres aparecen en muchos casos como resultado de la violación de la dignidad del trabajo humano: bien sea porque se limitan las posibilidades del trabajo, bien porque se deprecian el trabajo y los derechos que fluyen del mismo, especialmente el derecho al justo salario, a la seguridad de la persona del trabajador y de su familia."

domingo, 19 de mayo de 2013

114.5.13. Hasta ahora he ido preparándome para la vida; comenzaremos esa etapa en la que toca prepararse para la muerte.
113.5.13. En la vida es difícil que nuestro avance esté libre de imprevistos. Por eso debemos estar preparados y cuando surjan que no relanticen nuestro propósito.

sábado, 18 de mayo de 2013

Dice Tomás de Kempis que...

"Si pensaras más a menudo en tu muerte que en la posibilidad de una vida larga, indudablemente desplegarías mayor celo en enmendarte."

viernes, 17 de mayo de 2013

Cámaras graban Mujer Fantasma en Bogotá

La verdad es que pone los pelos de punta... habrá que esperar a conocer el artista que ha hecho el montaje.



TRES CÁMARAS GRABAN SU PASO Y CÓMO SE 'ESFUMA'

El padre Álvaro Mejía: “Puede ser el espíritu de una persona muerta que está apegado aquí, y por eso la Iglesia reza”

Renovación Balear, 17 de mayo de 2013 a las 00:45

DESAPARECE DE REPENTE SIN EXPLICACIÓN
Camilo Prieto, un vigilante de la zona, testigo en varias ocasiones de la fantasma, cuenta ahora que en la noche de este lunes, de nuevo, "vio a la viejita' y que corrió tras ella "por curiosidad", aunque tal y como se puede apreciar en el vídeo, ésta se esfumó de repente como por arte de magia.
Mientras trata de desvelarse el misterio son muchos los sacerdotes colombianos que han elevado al cielo sus plegarias, caso del padre Álvaro Mejía, teólogo de la Universidad Santo Tomás, que no duda para nada de que se trata de un ente venido del más allá:
"Lo que pasó la madrugada de aquel lunes no tiene ninguna explicación científica. Me asusté bastante. Es evidente que se trata de algo extraño que se escapa a una explicación racional. Puede que sea el espíritu de una persona muerta, y por eso la Iglesia reza por los muertos. Creemos en el poder de la oración".
Los vecinos de la zona, mientras tanto, viven con el miedo en el cuerpo.
112.5.13. El hombre, en general, continúa pensando más en sí mismo que en la colectividad. Así nos va; así hemos llegado aquí. Si no apartamos los individualismos y pensamos más en lo colectivo, no saldremos de esta.

jueves, 16 de mayo de 2013

111.5.13. Venía en el tren esta noche, de regreso a casa, como todos los días.  Y también como casi todos, por desgracia, ha subido en el vagón una de esas personas que por maldita necesidad -entendemos y creemos- se ve en la humillación y obligación de pedir una ayuda. El discurso suele ser el mismo de todos, prácticamente con el mismo tono. Reconozco que a veces esto me mosquea. Pero últimamente, como en este caso, ya no son de esos jóvenes en la mayoría inmigrantes, casi en edad de buscarse la vida más que vivir de la limosna, no, son españoles de edades entre los 50 y 60 años. Relataba el hombre de seguido, que además de la edad, estaba impedido para trabajar por diversas operaciones.  He dejado de leer y le he escuchado hasta el final, tal vez por eso, por ser alguien mayor. Me ha puesto los pelos de punta, sinceramente.
Cuando ha terminado iba parándose uno a uno solicitando esa ayuda 'para poder comer'. Me he fijado en quienes se metían la mano en el bolsillo y le daban unas monedas. Es un ejercicio de curiosidad que nos pone en su sitio a cada uno. Nunca lo había hecho. Han sido unos cuantos los que han ayudado a ese hombre, a ese señor. Lo más chocante es que casi todos los que lo han hecho, por su forma de vestir, por  su apariencia, no tenían pinta de que les sobrase mucho al final de mes. 
Casi siempre ayuda más el que menos tiene.  El que más tiene suele volverse egoísta, el que poco tiene lo da.

Música Running: Moon Trance - Lindsey Stirling

Diferente... mola!!!

Dice Tomás de Kempis que...

"Esforcémonos cuanto podamos, que, aun así, caeremos con facilidad en muchas faltas."

miércoles, 15 de mayo de 2013

110.5.13. A las crisis debemos enfrentarnos con medidas y acción. Quietos no arreglamos nada.

martes, 14 de mayo de 2013

Mi Madrid y... 143. Lorca...


Dice Juan Pablo II que...

"La obligación de ganar el pan con el sudor de la propia frente supone, al mismo tiempo, un derecho. Una sociedad en la que este derecho se niegue sistemáticamente y las medidas de política económica no permitan a los trabajadores alcanzar niveles satisfactorios de ocupación no puede conseguir su legitimación ética ni la justa paz social. Así como la persona se realiza plenamente en la libre donación de sí misma, así también la propiedad se justifica moralmente cuando crea, en los debidos modos y circunstancias, oportunidades de trabajo y crecimiento humano para todos."

lunes, 13 de mayo de 2013

domingo, 12 de mayo de 2013

Música Running: 'Prisoners' Carlos Jean and DJ Nano

Está bien...

Dice Pablo d'Ors que...

"Nada hay valioso en el mundo que no haya sido precedido de mucha soledad. En realidad, la soledad es la condición indispensable para cualquier logro. La soledad es el medio por excelencia para el cultivo de la sensibilidad.

sábado, 11 de mayo de 2013

108.5.13

108.5.13. Cuando creemos que hemos haber llegado a la meta y terminado una carrera, nos equivocamos, en ese preciso momento comenzamos otra.

viernes, 10 de mayo de 2013

El "vagabundo y poeta de Dios" que acabó siendo mártir: John Bradburne

Artículo de Javier Lozano  en Religión En Libertad.

John Bradburne está ahora en proceso de beatificación tras ser asesinado por las guerrillas marxistas de Mugabe en Zimbabue. 




Poeta, vagabundo y trovador pero sobre todo amante de Cristo. John Bradburne es el protagonista de esas historias tan increíbles  en las que sólo el amor de Dios puede estar detrás. La entrega permitió a este inglés cumplir uno de sus deseos, morir mártir. Ahora está en proceso de beatificación y en Zimbabue es considerado un santo, país en el que dejó su huella, a pesar de que fue un peregrino que recorrió el mundo sin otra cosa que su ansía por encontrarse con Dios.


El “vagabundo de Dios” dedicó una buena parte de su vida a vivir y a cuidar de los leprosos. En ellos veía a Cristo. Sin otra cosa que su presencia, sin dinero, ni medicinas ni conocimientos médicos, él les daba lo que no tenían: amor y dignidad. Y fue por eso por lo que fue asesinado por las guerrillas marxistas del ahora presidente Mugabe.
Anglicano y de familia burguesa
Pero la historia de Bradburne va mucho más allá. Él mismo se definía como “un avión no tripulado”. Iba donde creía que tenía que ir…siguiendo el ejemplo de San Benito José Labre, un santo francés conocido por ser un vagabundo en constante peregrinación. Él hizo lo mismo durante años hasta llegar a la antigua Rhodesia, en África.
Bradburne nació en 1921 en Reino Unido. Era anglicano y miembro de una familia de clase alta de la burguesía. Pronto su pasión se dirigió a la literatura, el teatro y la música, aunque esencialmente a la poesía, de la que fue un autor prolífico y que utilizó como un instrumento para dar gracias a Dios.
La malaria cerebral durante la II Guerra Mundial

Para comprender su vida posterior es importante conocer sus orígenes. Al estallar la II Guerra Mundial se levantó y fue a luchar por su país. Fue al infierno de Malasia, uno de los reveses más importantes que se llevaron los británicos. 130.000 fueron capturados. Él logró escapar por la selva, donde estuvo escondido un mes. El precio a pagar fue una malaria cerebral que casi le cuesta la vida. Cuenta que tuvo una revelación de “Cristo Rey” durante una noche gracias a la cual pudo salir de la jungla  y sobrevivir.
De vuelta a Inglaterra vivió en silencio el trauma de lo vivido durante la Guerra. Después se enamoró de una joven y tenían programado casarse.  Pero cada vez pasaba más tiempo en una abadía benedictina. Él seguía buscando a Dios y en 1947 se convirtió al catolicismo. En la raíz de este amor por la Iglesia Católica estaba una visión de la Virgen María que tuvo durante su hospitalización en Asia. Su fe era cada vez mayor y sus caminos otros por lo que acabó rompiendo el compromiso con su novia.
Su peregrinación constante
En 1950 entró en un monasterio pero se dio cuenta de que no era su lugar. Lo intentó además en otros dos sitios más. Pero no estaba llamado a esto. Su búsqueda le llevó a ser el “vagabundo de Dios” y pasó 19 años yendo de una comunidad a otra sin dinero, sólo llevaba con él la oración. Cuando llegaba algún sitio trabajaba, escribía, cantaba…Donde iba alegraba a la gente.
De Jerusalén a Roma y el voto secreto con la Virgen
También fue en peregrinación sin dinero a Jerusalén y a Roma, durmiendo en gallineros o donde buenamente podía. Así, cerca de Nápoles hizo un voto privado a la Virgen para mantenerse célibe.
Con casi 40 años escribió una carta a un amigo suyo de la II Guerra Mundial y que ahora era jesuita en Rodhesia (Zimbabue). Le preguntó si allí habría alguna cueva en la que pudiera orar. Sin pensarlo, John Bradburne estaba en África. Su peregrinaje le llevaba ahora allí.
“Yo me quedo con los leprosos”
Cuando llevaba varios años en este lugar, un amigo le invitó a que conociera la leprosería de Mutemwa, que se encontraba en unas condiciones lamentables. Al ver a los leprosos sucios y hambrientos, descuidados y olvidados, él vio en ellos a Jesucristo y le dijo a su amigo: “Yo me quedo”. Y así fue. Además para siempre.
Era consciente de sus limitaciones pues no tenía conocimientos pero allí estaba él. Les dio a los leprosos la atención que nunca antes nadie les había dado, también cariño, tanto o más importante que la medicina. Les construyó mejores chozas para vivir y les mejoró su higiene. Ahuyentaba a las ratas que roían las extremidades insensibles de los enfermos. Bradburne bañaba a los enfermos, cortaba las uñas a los que aún tenían dedos y les daba de comer.

107.5.13

107.5.13. Al futuro hay que mirarle de frente, sin miedo, con inquietud y esperanza. Así se construye un hombre, una sociedad y un país.

miércoles, 8 de mayo de 2013

105.5.13

105.5.13. Nuestras vidas son un equilibrio continuo entre el riesgo y la seguridad. Buscamos una vida segura, pero no podemos pasar sin provocarnos momentos de riesgo que nos pueden desestabilizar.

martes, 7 de mayo de 2013

José Luis Moreno, gerente de la Fundación Democracia y Gobierno Local, participa en la Jornada sobre La Reforma del Régimen Local.




Como ponentes de la jornada participaron, entre otros, el Director del Instituto Nacional de Administración Pública y Catedrático de Ciencia Política, D. Manuel Arenilla;  José Luis Moreno, Gerente de la Fundación Democracia y Gobierno Local; Eulalio Cano Ávila, Presidente de COSITAL; Silvia del Saz Cordero, Catedrático de Derecho Administrativo UNED y letrado del Tribunal Constitucional y Jerónimo Escalera, Presidente de AVS Madrid.

Durante toda la Jornada se trató de analizar la Propuesta de medidas para la Reforma de la Administración que bajo el título de Anteproyecto de la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local ha comenzado a tramitar el gobierno de España desde el 15 de febrero que fue la fecha de presentación del Anteproyecto.

El profesor y Director del INAP, Manuel Arenilla, realizó una explicación del Anteproyecto y reflexionó sobre los por qués de la necesidad  de la reforma que "ya se ha comenzado a tramitar, que ha recibido numerosas alegaciones de las que algunas serán recogidas en el documento que se llevará próximamente a la Comisión Nacional de Administraciones Públicas y posteriormente al Consejo de Ministros". Para el Director del INAP una de las características fundamentales del Anteproyecto conocido es regular las competencias municipales, mejorar la calidad de los servicios que prestan los ayuntamientos a los ciudadanos, incluidos los de municipios pequeños y conseguir la estabilidad presupuestaria y la sostenibilidad financiera en todas las administraciones.

Por su parte, José Luis Moreno, Gerente de la Fundación Democracia y Gobierno Local, defendió que era imprescindible la reforma de la administración pero que no debía hacerse de cualquier manera. Una reforma de la Administración Local no puede estar sujeto únicamente al concepto de 'ahorro'. Se debe tender a buscar la eficiencia en la gestión pública eliminando duplicidades competenciales: una administración, una competencia. Y cada administración con la financiación necesaria para prestar de la forma más eficiente esa competencia o servicio.

José Luis Moreno defendió el papel de las Diputaciones Provinciales y aplaudió que el Anteproyecto refuerce la labor de estas administraciones intermedias. Las Diputaciones son agrupaciones de municipios y representan a los municipios. Según Moreno habría que dotarlas de esa competencia veladora de la prestación eficaz de los servicios por parte de los ayuntamientos, sobre todo, más pequeños.

"Vivimos un momento de desprestigio brutal de las instituciones: de la administración, de la universidad, de la banca, de todo aquello que ya sabéis. El desprestigio de las instituciones supone el desprestigio de la sociedad y una sociedad desprestigiada carece de futuro." concluyó José Luis Moreno en palabras dirigidas a los estudiantes asistentes.

104.5.13

104.5.13. Democratizar las organizaciones políticas a la hora de cómo elegir a sus candidatos o líderes, se hace imprescindible en estos momentos. Ello conlleva educar en la democracia y libertad interna de los partidos a muchos de esos dirigentes actuales.

lunes, 6 de mayo de 2013

103.5.13

103.5.13. Él está cerca si queremos tocarle. Depende de nosotros que se aleje o no. Son nuestros actos los que Le aceptan o rechazan.

'Reformas' por Jon Juaristi

Muy buen artículo del amigo Jon Juaristi, publicado ayer en el periódico ABC y que comparto en su esencia.


JON JUARISTI, ABC 05/05/2013

· Antes de abordar la reforma profunda de la Administración es necesario definir su objetivo general.

Se insta a una reforma de la Administración que quizá sea necesaria, pero abordarla al buen tuntún implica el riesgo de montar un fastuoso estropicio, y no sólo por el número más o menos elevado de empleados públicos que engrosarían el ejército del paro sin horizonte. Lo verdaderamente peligroso sería empantanar al Estado en un marasmo funcional. Es cierto que la Administración ha crecido y se ha multiplicado exageradamente en los últimos cuarenta años. Una parte de este crecimiento ha sido hinchazón mórbida, cuando no pura metástasis. La cuestión es si merece la pena matar al enfermo para que recobre la salud.

¿Para qué sirve el Estado? La respuesta más obvia sigue siendo, hoy por hoy, la de Hobbes: para terminar con la guerra permanente que la naturaleza lleva aparejada (el jardín es un campo de batalla). ¿Bastaría entonces un Estado gendarme cuya única función consistiría en liarse a garrotazos con los que buscan gresca? Quizá se entienda mejor la necesidad de una diversificación compleja de las funciones del Estado recurriendo a un parangón evidente: la Ley.

La Ley es siempre un conjunto de leyes, pero en toda Ley, empezando por la Ley del Sinaí, existe una ley más importante que las demás y a las que todas las otras se subordinan. Esa ley es la prohibición de quitar la vida a cualquier ser humano. El resto de las leyes que completan la Ley tienen como finalidad impedir los conflictos entre individuos o grupos que puedan derivar en la muerte de unos a manos de otros. De ahí que se prohíba la idolatría (es decir, los sacrificios humanos), el robo, la mentira, el falso testimonio, la desordenada codicia de los bienes ajenos… todo lo que sea fuente o causa potencial de violencia y muerte. La mera prohibición del homicidio no basta para evitarlo.

De manera análoga, el Estado debe asegurar las condiciones mínimas que hagan inviables los conflictos que puedan desembocar en guerra civil, lo que exige que asuma funciones no sólo disuasorias y arbitrales sino también niveladoras. No puede limitarse a dirimir los conflictos cuando estos ya se han producido. Debe prevenirlos, asumiendo la distribución de bienes y servicios, es decir, convirtiéndose en Administración. No todos los bienes y servicios son de carácter material, pero todos requieren una inversión de recursos y esfuerzos. Asegurar las condiciones para el ejercicio sin trabas de los derechos individuales resulta imposible sin organismos y funcionarios dedicados a ello. Para cierto liberalismo, la libertad puede desarrollarse –incluso mejor que en otra parte– en una especie de atmósfera cero, en un vacío sin Estado. Lo menos que puede decirse de semejante liberalismo es que nada ha aprendido de la Historia.

Si se acomete una reforma en profundidad de la Administración deben quedar claros de antemano los objetivos que se pretenden. El desmantelamiento de la Administración –central o autonómica– no constituye un objetivo legítimo, pues supondría la sustitución fraudulenta de los fines por los medios. Gran parte de la irritación que suscita la política de recortes no brota de la certeza de que se trata de medidas impuestas al Gobierno desde las instituciones europeas, sino de la aparente falta de un objetivo general. Se percibe que el carácter del Estado está cambiando, y el hecho de que vaya dejando de ser un Estado subvencionador, manirroto y clientelista, no se valora negativamente por la mayoría. Lo que suscita angustia, inseguridad y desconcierto es la ausencia de un objetivo que vaya más allá del pago de la deuda. Es necesario definirlo y explicarlo, aunque no sea alcanzable sin la mediación de una reconstrucción del consenso y de un nuevo proceso constituyente.
JON JUARISTI, ABC 05/05/2013

102.5.13

102.5.13. El desprestigio de las instituciones supone un desprestigio de la sociedad. Una sociedad desprestigiada carece de futuro.
No podemos caer en la trampa de aquellos que viven del aplauso fácil y que la excelencia, la eficacia, la eficiencia y el prestigio nunca les ha importado un carajo. 
La sociedad se sostiene sobre la imagen de cada una de sus instituciones y la exigencia, en todo caso, debe recaer sobre las personas que las integran.

domingo, 5 de mayo de 2013

Música Running: Icona Pop - Good For You

Dance pop-ero que me gusta...

101.5.13

101.5.13. Pensar una vida sin valores es peligroso para nosotros y los que nos rodean. Sólo pensar en nuestra propia supervivencia, en nuestro interés y comodidad, por ejemplo, demuestra un egoísmo que conlleva vivir situaciones sociales como las que vivimos actualmente.

sábado, 4 de mayo de 2013

100.5.13

100.5.13. Si quieres, si te dejas, los días, las personas, no dejan de enseñarte. Todo lo puedes aprender si estas abierto y atento. Creemos que sabemos pero, en cuanto nos relajamos, descubrimos que aquellos que pensábamos ignorantes nos dan mil vueltas.

jueves, 2 de mayo de 2013

98.5.13

98.5.13. Cada vez necesito más el silencio. Alejarme del ruido, apearme del mundo, esconderme en mi, tomar posesión de mi mente y pensar.

Dice Yoshida Kenko que...

"Que alguien que no entienda mi forma de pensar me llame loco si así lo desea, que piense que no estoy en mis cabales y que carezco de sentimientos. Los insultos no me molestarán y las alabanzas no las escucharé."

miércoles, 1 de mayo de 2013

'El olvido de sí', Pablo d'Ors.

En este primer día del mes de mayo, festivo, en un país que requiere el esfuerzo de todos, sobre todo de los que privilegian el tener un puesto de trabajo, para tirar con fuerza de aquellos 6 millones de españoles que lo desean y necesitan con una urgencia extrema, he comenzado a leer el libro del sacerdote y escritor Pablo d'Ors 'El OLvido de Sí'.

No llevo muchas páginas, pero suficientes para significar que me ha enganchado. 

Editado en la magnífica editorial Pre-Textos, nos dice: «El éxito deforma nuestra visión de la realidad y, desde luego, la apreciación de nosotros mismos. A lo largo de mi vida he visto a menudo a las gentes del mundo caminando en una dirección y a mí en la contraria. Porque mientras el mundo busca fama, yo llevo treinta años buscando anonimato; ellos buscan riqueza y poder, yo, en cambio, pobreza y debilidad; todos quieren ser grandes, por mi parte elijo la pequeñez; no hay quien no desee triunfar, yo perder. Prefiero los últimos puestos a los primeros, la vida oculta a la pública y la humillación al encumbramiento. Por todo ello veo a menudo a las gentes del mundo caminando en una dirección y a mí en la contraria. Pero no soy el único; hay otros conmigo, solitarios todos, todos locos. Y el primero de la fila es el propio Jesucristo: el más loco de todos.»
Narrado en primera persona, El olvido de sí describe detalladamente la aventurada y aventurera vida del vizconde francés Charles de Foucauld (1858-1916), religioso y viajero, así como su camino de desprendimiento y búsqueda espiritual.

Pablo d’Ors (Madrid, 1963) es sacerdote y escritor. Viajero entusiasta, ha peregrinado al Sahara, al Monte Athos y al Himalaya, entre otros muchos puntos de irradiación espiritual.
Su debut literario tuvo lugar en el 2000 con El estreno, un libro de cuentos que inaugura su inconfundible estilo, cómico y lírico a un tiempo, y con Las ideas puras, novela que, como todas las suyas, conjuga felizmente lo espiritual y lo sensorial. También en Anagrama publicó la nouvelle Andanzas del impresor Zollinger (2003), adaptada al teatro y representada en el 2011 por el actor y director italiano Roberto Abbiati. Poco después se editaron El estupor y la maravilla (2007), esta vez en Pre-Textos, Lecciones de ilusión (Anagrama, 2008), posiblemente su obra magna, y El amigo del desierto (Anagrama, 2009). Como ensayista ha publicado Sendino se muere (Fragmenta, 2012) y Biografía del silencio (Siruela, 2012), donde reflexiona sobre su práctica de meditación zen. Todas sus obras, emparentadas con la literatura de Kafka y Kundera, pero también con la de Hesse y Stefan Zweig, han tenido una magnífica acogida por la crítica, que ha destacado su claridad narrativa y luminosidad.



Cuando llegue a su fin, comentaré si ha colmado mi expectativa. De momento me enfrasco en sus páginas...




97.5.13

97.5.13. La paciencia es una virtud difícilmente exigible en situaciones complicadas o de extrema necesidad.