martes, 28 de mayo de 2013

Dice la Biblia que...

"Pero no basta con oir el mensaje; hay que ponerlo en práctica pues de lo contrario se estarían engañando ustedes mismos. El que solamente oye el mensaje, y no lo practica, es como el hombre que se mira la cara en un espejo: se ve a sí mismo, pero en cuanto da la vuelta se olvida de cómo es. Pero el que no olvida lo que oye, sino que se fija atentamente en la ley perfecta de la libertad, y permanece firme cumpliendo lo que ella manda, será feliz en lo que hace."

No hay comentarios:

Publicar un comentario