viernes, 31 de octubre de 2014

Tengo una teoría: cuando unos se dedican a ir liquidando a todo aquel que les rodea simplemente porque no opinan como ellos, realmente los que sobran son ellos. 

jueves, 30 de octubre de 2014

30.10.2014... Días de barbas...




Hay semanas en las que uno despierta, comienza a andar pero es incapaz de dar crédito a lo que escucha o ve que está ocurriendo.
Hay días en los que se derrumban muchos planteamientos o principios que sostenían parte de tus ideas y te hace repensar mucho de aquello que durante tiempo habías reconocido como tuyo.
Hay días que te repiensas varias veces y vuelves a repensarte y no sabes muy bien si sueñas o vives.

Podremos negar la realidad, podremos decir que no conocemos o a no sé quién o cuál, pero lo cierto es lo que la mayoría ve y no bien. 
No pienso decir, no es el momento: ni de valientes ni de cobardes. Posiblemente aquél o aquella que piensa o pretende quedar como valiente, demuestre su vil cobardía; o aquella o aquél que deje entrever su cobardía, demuestre más tarde valentía.
Lo único cierto es que los ciudadanos, en general, exigen transparencia y respuestas. La transparencia y la respuesta no sólo debe ser política, debe ser judicial y ejecutiva. 

No es de las mejores semanas. Termino el jueves, casi llegando al viernes, arrastrado por los picos de presión, trabajo y  exceso de conversaciones poco edificantes.

Si tengo que poner en valor algún momento diré que han sido pocos. Hoy, por ejemplo, hace un rato, ha sido uno de ellos: disfrutando de un vino con esas personas que consiguen hacerte olvidar las tensiones diarias, en mi pueblo, Getafe, conversando y sintiendo la esencia del pensamiento de aquellos ajenos a eso que creemos nuestra realidad.


También ayer viví una de esas experiencias, al final del día, ayer, que te recuerdan que en el mundo existe otra vida. Decidí, por primera vez en mi vida, acudir a una barbería
Busqué las cercanas a la oficina y encontré Lucas36, en la calle Monte Esquinza, 36 de Madrid
Mi barba crecía sin dirección, buscando su camino y creí debía corregir y, al menos, dar un poco de forma acorde con mi estilo. Llamé, conseguí cita y llegué dispuesto a mi experiencia.
Nada más llegar el local me encantó. Cálido, decorado en un ambiente auténticamente barbero y, sobre todo, envuelto en una atención dificilmente comparable a cualquier negocio parecido. Muy profesional. Encantado.

No tuve que esperar mucho tiempo. Me ofrecieron tomar un refresco o una cerveza y... manos a la obra. 

Sentado en ese sillón, con el respaldo bajo, los ojos cubiertos para no recibir ningún pelillo puntiagudo... cerca de una hora recortando, arreglando, mimando una de esas barbas realmente desatendidas: la mía.
¿Contento? Feliz. ¿Recomendable? Sin duda.

La vida no es más que eso: medio momento, media barba... y a crecer!!!

Mis Momentos... Barbería Lucas36


Dice Isaiah Berlin que...

"Quiero que mi vida y mis decisiones dependan de mí, no de fuerzas externas de cualquier índole. Quiero ser el instrumento de mi propia voluntad, no de la voluntad ajena. Quiero ser un sujeto, no un objeto; que me muevan mis propias razones y propósitos conscientes, no causas que me influyan desde el exterior. Quiero ser alguien y no nadie, quiero hacer, decidir, no que decidan por mí; guiar mis propios actos, no que los guíen la naturaleza externa u otros hombres, como si fuera una cosa, un animal o un esclavo incapaz de actuar como un ser humano. Quiero concebir objetivos y políticas por mi cuenta, y actuar en consecuencia."

miércoles, 29 de octubre de 2014

En momentos me gusta acompañarme...

En momentos me gusta acompañarme
de mi mismo 
agarrarme del hombro y pararme
ayudarme a sentar y estar quieto
hablarme en el silencio.
Si queremos hacer, crear, no debemos preocuparnos por aquellos que desde la pasividad busquen hacernos tropezar. Prefiero tropezar mil veces que estar quieto.

lunes, 27 de octubre de 2014

'Los 12 hábitos durante el fin de semana de la gente eficaz' por Emma Rashton

Emma Rashton, abogada y bloguera de Melbourne, titulado ‘12 Weekend Habits of Haghly Successful People’ (los 12 hábitos durante el fin de semana de la gente eficaz).

Emma cita a Aristóteles: “Somos lo que hacemos repetidamente. La Excelencia no es un acto sino un hábito”. ¿Cuál es la docena de hábitos del finde que define a la gente ganadora?



1. Levántate temprano. Robert Iger (CEO de Disney) se levanta a las 4,30 de la mañana, cada día (domingos incluidos). Los triunfadores no se quedan en la cama hasta las 2 de la tarde. Ni siquiera hasta las 11 de la mañana. La investigación neurocientífica demuestra que el cerebro está especialmente en forma entre 2’5 y 4 horas después de despertarnos. Levántate temprano y aprovecharás mejor el día.

2. Ten un plan. Benjamín Franklin (inventor del pararrayos y “padre de la patria” de EE UU) se preguntaba qué bien iba a hacer cada día. Los objetivos son esenciales, y la gente altamente eficaz lo sabe. Planes y propósito marcan la diferencia.

3. Céntrate y no te dediques a la multitarea. Timothy Ferris (la semana laboral de 4 horas) recomienda ir paso a paso, no hablar por teléfono mientras corres y lees correos electrónicos. Se trata de “estar presente” en cada actividad. No más de dos objetivos cada vez para maximizar la productividad.

4. Mantente activ@. Anna Wintour (editora jefe de Vogue) juega al tenis una hora diaria. Richard Branson (fundador de Virgin) hace surf y uno de los mayores millonarios de la India es corredor de maratón. La gente de éxito es consciente de que necesitan un cuerpo activo y una mente activa, fines de semana incluidos.

5. Prioriza lo importante. “Las cosas no tienen que cambiar el mundo para ser importantes” (Steve Jobs). Los fines de semana son ideales para recuperar los detalles: pasar el tiempo con la pareja, con los hijos, con los amigos. Incluso el presidente Obama saca tiempo para cenar con los suyos.

6. Dedica tiempo a tus aficiones. Warren Buffet, uno de los mayores inversores del mundo, toca el ukelele en sus ratos libres. Las personas eficaces suelen ser gente interesante, y por eso practican hobbies que merecen la pena. Meryl Streep, hacer volar cometas; George W. Bush, pintar.

7. Practica la tranquilidad. Oprah Winfrey (la mayor celebridad de 2013, según Forbes) encuentra tiempo para sentarse y descansar durante 20 minutos, dos veces al día. Es la serenidad de los yoguis, hoy compartida por tod@s. En el mundo empresarial son conocidos los beneficios de la meditación y el mindfulness para reducir el estrés, mejorar la productividad, impulsar la creatividad y mantener el bienestar. Los fines de semana son ideales para practicarlo. Las personas de mayor éxito lo aprovechan.

8. Olvídate del FOMO y dedícate al JOMO. Durante los findes solemos practicar el FOMO (Fear of Missing Out; en inglés, Miedo a estar Desaparecid@) en las redes sociales. Para Randi Zuckerberg, hermana del creador de Facebook y ella misma CEO de Zuckerberg Media, debemos pasarnos al JOMO (Joy of Missing Out; en inglés, el Placer de Estar Desaparecid@). Las personas triunfadoras, en general competitivas, practican la “actitud de la gratitud” y pasan de las redes sociales durante los fines de semana.

9. Tómate tiempo para reflexionar. “Está bien celebrar el éxito, pero es más importante aprender las lecciones el fracaso” (Bill Gates, Microsoft). La Reflexión deber formar parte de nuestros hábitos. Gretchen Rubin, autora del best-seller ‘El Proyecto Felicidad’, nos propone escribir un “periódico de una frase” cada día como síntesis reflexiva. Dedica los sábados y domingos a reflexionar sobre lo aprendido en la semana.

10. Devuelve lo que has recibido. “Es increíble cómo focalizar tu mente en temas como la salud, la pobreza, la consevación y el cambio climático puede ayudarte a re-energizar tu pensamiento en otras áreas”, opina Richard Branson. En palabras de Ana Frank, “Nadie se ha hecho pobre al dar”. Tom Corley, autor de ‘Los hábitos de la riqueza: Los hábitos diarios de éxito de los ricos”, analizó a las personas con mayor riqueza durante cinco años. Encontró que el 73% de ellos hacen trabajos de voluntariado durante cinco o más horas al mes. Ayudar a las personas menos afortunadas aportan perspectiva y reducen el estrés. Los fines de semana son ideales para comprometerse con actos de voluntariado locales y comunitarios.

11. Prepárate para el resto de la semana. Jack Dorsey (cofundador de Twitter y Square) trabaja 16 horas al día durante la semana laboral. Sin embargo ha declarado: “Los sábados desconecto. Monto en bicicleta. Y el domingo me dedico a la reflexión, al feedback, la estrategia y a prepararme para el resto de la semana”. Laura Vanderkam, autora de ‘Lo que las personas de más éxito hacen durante el fin de semana”, ha dicho que esta gente sabe que los findes son la clave de su éxito profesional. “El lunes hay que empezar preparad@”.

12. Mantén el momento. El rapero Jay Z ha amasado una fortuna de 520 M $ y ha contado el secreto en una de sus canciones. Si quieres pasar tus fines de semana con Beyoncé en un yate de lujo en el Caribe, pide y persiste (él lo ha conseguido). El éxito es una elección de estilo de vida (fines de semana incluidos).
La felicidad no se posee. Se es feliz o no se es.

domingo, 26 de octubre de 2014

26.10.2014 Entre lecturas y Encuestas

Dicen que los domingos son esos días de recogimiento, caseros, que te preparan para afrontar con garantías de aguante la semana. Si además el cambio de horario te beneficia, te da un rato más de descanso o sueño, levantas y prácticamente despiertas al del kiosco mientras el sol baña tu ciudad, entonces sabes de sobra que vas a encontrar el equilibrio y cuando llegue la noche, como ahora, antes de tiempo, comprenderás desde un punto de vista positivo, que la semana terminó como debía de terminar.

Mi sesión running de cerca de 16 km, junto a C, con un precioso sol acompañando un cielo azul, nuestras conversaciones, nuestros silencios, el esfuerzo y la gratitud por tener momentos así, que han quedado recogidos en otro día de esos que se llenan y te llenan de familia.

Día de lecturas y estudios. Día de repaso de proyectos y objetivos. Día de análisis varios.

La verdad es que cada uno lee lo que le entretiene y place. Lo que necesita en muchos casos. Eso debería ser una obviedad fuera de cualquier pensamiento contrario o crítica. Lo que ocurre es que vivimos en un mundo en el que tendemos a criticar todo, absolutamente todo.
Unos leen novelas de moda, otros novelas clásicas o de autores de culto. A unos les encanta el teatro escrito o los relatos cortos y a otros los versos. Unos se pierden en interminables tratados filosóficos y otros llegan al orgasmo con los libros de Ayn Rand. Y muchos, desgraciadamente, no leen absolutamente nada. 

Cada uno lee lo que le interesa, aunque a veces también lo que no, y va conformando su pensamiento día a día. Y el pensamiento de cada uno, sus ideas, es el de cada uno, el suyo. Puede ser compartido por otros o no. La esencia de lo diverso es una de las partes de la riqueza de la libertad.
Y dicho esto yo, además de versos, la prensa, de informes varios, de algún que otro ensayo filosófico o biografía, este fin de semana he leído dos artículos bastante interesantes, de dos autores de pensamiento diferente, pero hoy con un argumento parecido.

El primero es de Antonio Elorza, 'Podemos: Asaltar, ¿para qué?', publicado ayer en El País y me quedo con estas palabras: "Lo único claro, con una frase del proyecto y el artículo de Monedero en la mano, es que van a cargarse mediante 'una fase destituyente' (sic) el exhausto, elitista y oligárquico 'régimen de 1978'. Implantarán una democracia 'plebeya'. Algo suena aquí a Chávez, o algo peor..."

El segundo es de Enrique López, 'Alimentar al populismo', publicado hoy en La Razón y del que recojo: "El populismo en su sentido más negativo es la forma de gobierno que sólo desarrolla medidas populares, destinadas a ganar la simpatía de la población con derecho a voto aún a costa de que sean contrarias al estado de derecho (...) No debemos alimentar más el populismo desde el propio sistema, es muy peligroso."

A estas alturas de la 'película' todos sabemos de qué hablan o sobre qué escriben. Por acción u omisión, estamos alimentando el populismo, los populistas y el peligro existente en nuestra sociedad de que, sin darnos cuenta, sin ni siquiera darse cuenta esos que ahora les jalean o aplauden, estén introducidos en todas las estructuras que nuestro sistema democrático permite. Ese sistema que ellos critican.

He podido analizar esta semana dos encuestas: una de ámbito nacional y otra local

En el ámbito nacional esta nueva organización, de postulados y principios bolcheviques, obtiene apoyos suficientes (17,1%) como para tener una representación en el Congreso de los Diputados de 42/51 diputados (ENCUESTA COMPLETA OCTUBRE AQUÍ). 

A nivel local, sólo voy a hablar de mi ciudad, Getafe, donde el actual gobierno del Partido Popular está haciendo una gestión notable, los apoyos que obtendrían (20,5%) a día de hoy les podría dar una representación de 6 concejales (ENCUESTA AQUÍ), convirtiéndose en la tercera fuerza política del municipio y, posiblemente, visto lo visto, de España. 

Estamos a mucho tiempo de las fechas electorales, pero no tanto si lo miramos desde un punto de vista sociológico. Cambiar tendencias hacia abajo o hacia arriba, no es fácil.

Me preocupa que lo construído con esfuerzo de todos comience a desmoronarse. Cuidado con los experimentos. La historia de nuestro país es la que es y todos la conocemos. Somos caprichosos. La regeneración no pasa por cambiar el sistema. La regeneración no está en las ideas, está en las personas. La regeneración no pasa por los populismos blocheviques o chavistas.



Y sí, dicho esto, voy a seguir leyendo. Me queda poco para terminar el día lo haré entretenido en la biografía que Carlos García-León y Borja Martínez-Echevarría han escrito sobre un gran hombre: Antonio Garrigues Walker.

Música Running: Sister Cristina - Like A Virgin

Qué voz...

Dice Osho que...

"...en la vida puedes cometer muchos errores, equivocaciones --no pecados--, ya que el hombre es falible. No nace siendo omnisciente, sabiéndolo todo. No nace siendo Papa, es decir, infalible. Tropezará muchas veces, pero volverá a levantarse. Así es como aprende a caminar; así es como aprende a ver, a investigar.
Sí, muchas veces tomará el camino equivocado. No hay nada malo en ello. Al tomar el camino equivocado, estás aprendiendo que no es el correcto, porque cuando vas en una dirección equivocada no te sientes cómodo; es una señal que te envía tu cuerpo. Te sentirás incómodo, sentirás un nudo en el estómago, te sentirás tenso, porque, vayas donde vayas, ese no es tu camino natural. Todas esas señales sirven para cambiar de ruta y saber de una vez por todas que no es el camino correcto para ti".

viernes, 24 de octubre de 2014

‘Siete malas ideas’ que han sustentado el Capitalismo por Jeff Madrick



1. “La mano invisible”. La creencia, desde Adam Smith (1723-1790), de que la libre interacción de vendedores y compradores conduce inexorablemente al mejor precio. “Es una metáfora tan bonita como incorrecta”, apunta Madrick. A un servidor le gusta recordar que antes de “La riqueza de las naciones”, este economista escocés escribió su “Teoría de los sentimientos morales”. No cabe una sin el otro.

2. La ley de Say, en honor al economista francés Jean-Baptiste Say (1767-1832). La “ley de los mercados” dice que no puede haber demanda sin oferta. “La defensa de la austeridad actualmente estriba en esta ley”, dice Madrick. Resulta evidente que todo lo que se ahorra no acaba siendo invertido.

3. La falacia de Milton Friedman (y, con él, la Escuela de Chicago). De ella parten los intentos de privatizar las pensiones y reducir la protección social.

4. La baja inflación como objetivo único. Para Jeff Madrick, una de las simplificaciones que más daño provocan. Afortunadamente, la Reserva Federal ya se lo está cuestionando, opina el autor.

5. La tesis de los mercados financieros eficientes. Incluso Eugene Fama, premio Nobel de Economía 2013, la sigue defendiendo (como comenté en su día en este blog, el año pasado se premió a economistas que defendían esta tesis y la contraria, la de las burbujas especulativas).

6. La globalización del mercado, como extensión de “la mano invisible” a todo el planeta. Cada nación aplica políticas especificas, como es evidente.

7. Las “ciencias económicas” en sí mismas, con leyes a la manera newtoniana. Creo que sí, la Economía es una Ciencia (alberga principios aplicables), pero se parece más a la teoría del caos o a la mecánica cuántica que a la física clásica.


Dice John Ruskin que...

"La calidad nunca es un accidente: siempre es el resultado del esfuerzo de la inteligencia."

jueves, 23 de octubre de 2014

Todo en la vida tiene sus momentos. Hay me momentos que son para dormir y debería castigarse estar despierto. Y momentos que son para estar despierto y no se debe dormir.

miércoles, 22 de octubre de 2014

22.10.2014... El odiador!


A la vista de acontecimientos varios, reflexionaba esta noche, al llegar a casa, sobre el odio.

El odio es ese sentimiento de profunda antipatía, disgusto, aversión, enemistad o repulsión hacia otras personas o cosas. 

El odio no destruye al odiado, destruye al que odia. 

Sinceramente, me han hecho algunas perrerías a lo largo de mi vida, pero nunca he odiado, ni sentido odio, hacia nadie. No sé lo que es sentir odio, odiar. 
Yo no  sé si alguien habrá sentido que le haya hecho yo alguna 'perrería', nunca habrá sido voluntariamente, o que alguna decisión, acción u omisión mía pueda haber provocado odio en personas. No lo sé ni lo entendería nunca.

Creo que el odio lo produce el complejo, la envidia, la soberbia y la falta de racionalidad.  
¿Por qué se odia? A veces los que odian, los odiadores, lo hacen simplemente porque el odiado no comparte su opinión. Otras porque siente que el otro es más feliz que él y cree no debe ser así. Otras, tal vez, porque siente algún tipo de amenaza por parte del odiado.

El odiador vive sumido en una obsesión continuada porque a su odiado le vaya mal en la vida. Tiene como único objetivo, de manera obsesionada, tratar de alterar constantemente la vida del odiado con el ánimo de buscar su mal.

Sinceramente pienso que la vida del odiador es una autodestrucción controlada de sí mismo.

No puedo saber realmente cómo se siente un odiador, debe ser terrible.

El odio no es racional y, realmente, rompe cualquier tipo o forma de dialogo. Por eso pierde la racionalidad. No es posible hablar con alguien que te odia. 

El maestro Aristóteles veía el odio como un deseo de la aniquilación de un objeto que es incurable por el tiempo. 

Por eso  Sigmund Freud lo definía como un estado del yo que desea destruir la fuente de su infelicidadLa psicología nos dice que el odio es un sentimiento "profundo y duradero, intensa expresión de animosidad, ira y hostilidad hacia una persona, grupo u objeto".

Me compadezco de los odiadores, en general, porque creo es algo incurable. 
De mis odiadores en particular, que alguno hay, también siento vivan sumidos en tal estado. Que no olviden lo que comentaba al principio: es el odiador el que termina destruido de una manera u otra.

Mi Madrid y... 164.


Dice Salman Rushdie que...

"Un poco de aquí y un poco de allá, así es como la novedad se introduce en el mundo."

martes, 21 de octubre de 2014

Masonería: Orígenes y Breve Historia



Nadie sabe a ciencia cierta cuándo y dónde se inició la masonería. La tradición afirma que la antigua masonería se inició en Egipto, entre los maestros y arquitectos que dirigían la construcción de las grandes Pirámides. Otros ubican sus orígenes en Israel, en la época en que los judíos construían el Templo de Salomón, dado el recurrente simbolismo alusivo en las logias actuales. El primer indicio de su existencia, sin embargo, aparece en el siglo XIII, cuando grupo de albañiles (en francés, maçons) que querían emanciparse de la tutela de los frailes, en especial los benedictinos, constituyeron gremios que llegaron a monopolizar la construcción. Para conservar los secretos y las técnicas del gótico instituyeron tres grados: aprendiz, compañero y maestro e implantaron ceremonias de iniciación y de fidelidad.

Se ha pretendido remontar el origen de la masonería en la construcción del Templo de Salomón por Hiram de Tiro, supuesto primer masón. Constituiría el período mítico de la masonería. Aunque tal afirmación figura en el rito de iniciación de los tres primeros grados, existe general unanimidad en señalar el concreto origen histórico de la masonería: las Hermandades profesionales de constructores de Catedrales y otros templos de la Edad Media (desde el tallador de piedra al maestro albañil), establecidas al servicio del bienestar material y espiritual de sus miembros y que, a la vez, poseían “secretos” de orden técnico y de orden ritual o de iniciación.

Ya en el siglo XIII, estas Hermandades establecieron las primeras constituciones góticas al servicio de sus miembros. Se trataría del período antiguo u operativo. Dos textos de finales del siglo XIV y principios del XV se refieren a los orígenes míticos: “Regius” (que relata un supuesto viaje de Euclides a Egipto donde fundaría una escuela de geometría y construcción) y “Cooke” (la historia del arte de la construcción antes del Diluvio Universal). A principios del siglo XIV algunos maestros alemanes viajaron a Inglaterra a construir catedrales, pero los aprendices ingleses que trabajaban con ellos organizaron talleres propios y de este modo redactaron la primera ley masónica (La Constitución de York) y la Orden de la Fraternidad de los Libres Masones. Cien años más tarde se importó a las islas británicas el estilo renacentista italiano, por cuya causa los talleres masónicos, dedicados exclusivamente al gótico, estuvieron a punto de desintegrarse. Sin embargo, deseosos de conservar su organización, estos grupos admitieron gente rica e influyente bajo la denominación de hermanos patronos, por lo cual cambió el nombre a Fraternidad de los Masones Libres y los Aceptados.



En el siglo XVIII varios intelectuales y científicos crearon una orden identificada con una rosa y una cruz (rosacruces), que incorporó principios del agnosticismo, judaísmo y maniqueísmo, popularizaron los símbolos de la escuadra y el compás, practicaron la alquimia y la teosofía. El 24 de junio de 1717 se fusionaron las cuatro logias de la Fraternidad con la Sociedad de Alquimistas Rosacrucianos. Al conjunto se le llamó Gran Logia de Inglaterra y se adoptó el nombre de francmasonería (de “franç”, que quiere decir “libre”). En 1786 Federico de Prusia reorganizó las órdenes masónicas, las reunificó, reglamentó su funcionamiento, su liturgia y estructuró sus grados. Desde esas fechas la fraternidad, dividida en diversos ritos como el escocés, el yorkino, el francés, el egipcio, el templario y el nacional mexicano, se ha extendido por los 5 continentes y actualmente se encuentra presente en más de 200 países, agrupando entre sus filas a varias decenas de millones de masones. Con el transcurso del tiempo el reclutamiento dejará de hacerse sobre la base profesional inicial, admitiéndose a personas de otras profesiones no vinculadas a la construcción. Es en Inglaterra donde se da el paso de una masonería “operativa” (la de los constructores que trabajaban la piedra con sus manos y herramientas) a otra “especulativa” (período histórico) en la que la construcción es sólo simbólica, trabajándose a la humanidad mediante el modelado del propio ser. Ahora, por iniciación hay que entender “entrar”, paso introductorio de un hombre que desea cambiar su “modo”de conocer, de actuar, de ser, que debe cultivar su alma. Ese paso se desarrolla en una iniciación simbólica, mediante un rito que resume ese trance y que capacita al neófito para ejecutarlo. El día 24 de junio de 1717 se funda la Gran Logia de Londres a partir de 4 pequeñas logias que la precedieron y, en 1726, se abre la primera logia en París.

La primera constitución moderna reguladora de la masonería especulativa es la redactada por el pastor presbiteriano inglés James Anderson, quien elabora en 1723 “The Constitutions of the free-masons.”. Estos textos tienen cuatro partes: una historia legendaria de la orden y del arte masónico, los llamados “deberes”, un reglamento para las logias y los cantos para los tres grados iniciales. La parte más importante es la relativa a los “deberes”, en la que establece como pilar fundamental la creencia en el “Gran Arquitecto del Universo”, aunque en otros artículos procura marcar distancias con el cristianismo a través de unas referencias al esoterismo, el secreto y al relativismo, junto a un deísmo iluminista. Esos componentes filosóficos ocasionaron, casi enseguida, la primera escisión: la Logia de York, de carácter más esotérico que la de Londres, más racionalista. Pronto salta de Inglaterra a América. Ya en 1813 se fusionan ambas logias, dando lugar a la Gran Logia Unida de Inglaterra. A la vez se redacta otro texto fundamental en la masonería: los Antiguos límites o Ancient Landmarks. Se trata del conjunto de reglas tradicionales e inmutables, transmitidas de forma oral desde sus orígenes hasta ese momento en que se plasman por escrito. Dicha Gran Logia Unida de Inglaterra se constituyó en la depositaria de la “tradición” y de la“regularidad” masónica, de carácter aristocrático y puritano en sus orígenes. Esa regularidad se determina, todavía hoy, a partir de varios criterios: regularidad de origen (sólo una Logia regular puede fundar otra logia regular), regularidad territorial (una Gran Logia por país), regularidad doctrinal (creencia en Dios, uso de un libro sagrado, exclusión de las mujeres, interdicción de las discusiones políticas). Conforme se extiende por toda Europa y América, la masonería acoge con entusiasmo las corrientes del enciclopedismo del siglo XVII, del racionalismo y del liberalismo. De forma paralela, los rituales se “enriquecen” y amplían con aportaciones procedentes de grupos que cultivan la Alquimia, la Kabala, el llamado “neotemplarismo”, la Teosofía, la moda por lo egipcio, etc. Y la descristianización, con todo ello, se acentúa.

La masonería se establece pronto en Francia, hacia 1721. De origen escocés y estuardista, se vio favorecida por el espíritu racionalista francés, adquiriendo un carácter deísta inspirado en el racionalismo naturalista.En España, por iniciativa inglesa, ya aparece en 1728, pero no será hasta la invasión napoleónica cuando se produzca la eclosión de la orden. Una vez irrumpe en la historia, su presencia, más o menos oculta, se hace notar con fuerza. El mayor número de masones se encuentra, actualmente, en Estados Unidos de América.


La fractura de la masonería.
El ilustre masón Robert Amadou afirma que es hacia 1860 cuando el Gran Oriente de Francia, la mayor organización masónica después de la inglesa, se desvía de la iniciación a la política partidista, al servicio de una filosofía materialista y atea. Ello se plasma, jurídicamente hablando, en 1877 cuando la Asamblea General de esa obediencia francesa, siendo Gran Maestre Fréderic Desmons, suprime de sus constituciones la fórmula del “Gran Arquitecto del Universo”, siendo por ello “excomulgado” por la Gran Logia Unida de Inglaterra, al igual que el resto de obediencias que le siguieron en ese paso. Esas obediencias constituyen la llamada masonería “irregular” (liberal, se llaman a sí mismas), dando lugar en muchos países a una duplicidad de obediencias. Desde entonces, casi toda la masonería francesa, española, italiana y belga integra la mencionada masonería “irregular” o “liberal”. Buena parte de esas obediencias irregulares se agrupan, a nivel internacional, en el CLIPSAS (Centre de Liaison et d’Information des Puissances maçonniques signataries de l’Appel de Strasbourg). Existe, por otra parte, una federación internacional de logias femenimas y mixtas: “Le droit humain”. Existen otras múltiples organizaciones, de carácter sectario muchas de ellas y de contenido ocultista, “en el límite” de la masonería (ya regular o irregular). Otras organizaciones, como el “Club de los Leones” o los Rotarios, de finalidad filantrópica y humanitaria, adoptan algunas características próximas en ciertos aspectos a la masonería. Incluso algunos de sus miembros mantienen la doble pertenencia; pero conceptual e históricamente se trata de organizaciones netamente diferenciadas. Después de la segunda guerra mundial se produjo un cierto movimiento de regreso a la regularidad masónica, iniciado en Francia, y que en España se concretó en la Gran Logia de España. Pero, en general, los intentos de unificar ambas ramas de la masonería, debe afirmarse, que han fracasado. Los propios masones achacan a tal duplicidad la imagen desfigurada de la masonería que existe en muchos ambientes. Para otros autores, por el contrario, esa duplicidad sería un “lavado de imagen”, pues, a su juicio, ambas masonerías coinciden en lo fundamental. En cualquier caso, esa duplicidad ha facilitado un complejo debate dentro de la Iglesia católica acerca de la naturaleza real de la masonería y las relaciones de los católicos con la misma.


Masonería en España

La primera logia fundada en España es “La Matritense”, establecida por Lord Wharton, aunque ya funcionaba desde un año antes una logia en Gibraltar. Las primeras logias son de obediencia inglesa, manteniendo el carácter inicial, ingresando en ellas buena parte de la minoría ilustrada española de la época, aristocrática e intelectual. Con la invasión francesa se inicia la influencia de la masonería gala, que favoreció la implantación de numerosas logias en las que ingresaron muchos afrancesados, en contraste con las de obediencia inglesa, cuyos integrantes eran patriotas liberales contrarios a la ocupación francesa.Con los años, la masonería adquirió en España peculiaridades propias: carácter conspirador, extrema politización e implicación en muchos sucesos revolucionarios del siglo XIX, reducto de los militares liberales, anticlericalismo extremo. Algunos de sus hombres llegan al poder en el llamado “Trienio constitucional” (1820 – 1823). Se mezcla con otros fenómenos, como los de las sociedades secretas de los Comuneros y los carbonarios. En 1824 es prohibida. De 1854 a 1868 participa en medios políticos, militares e intelectuales. En 1868 adquiere nuevo protagonismo, con ocasión de la revolución producida ese mismo año. Con la Restauración es prohibida, de nuevo, en 1874. A raíz de la proclamación de la Segunda República española alcanza su mayor esplendor, al menos en su expresión política, pese a sus múltiples escisiones y obediencias. La relación de masones ilustres en este periodo de la historia de España es abultadísima. Como dato significativo recordaremos que de los 470 diputados de la Cortes Constituyentes de la República, 183 eran masones. Sin embargo el número total de masones en España no parece superara los 5.000 por entonces. Otro sector en el que existía un importante número de masones era el del ejército.Señalemos algunos nombres importantes de la política española de aquellos años, masones todos ellos: Diego Martínez Barrio, Alejandro Lerroux, Fernando de los Ríos, Casares Quiroga, Largo Caballero, Manuel Azaña, Marcelino Domingo, Nicolau d’Olwer, Abad Conde, Luis Jiménez de Asúa, Emiliano Iglesias, Ricardo Samper, Álvarez del Vayo, Pedro Rico, Belarmino Tomás, Luis Araquistáin, Llopis, Domingo Barnés, Portela Valladares. Presentes, todo ellos, especialmente en el PSOE, Partido Radical, Partido Radical – Socialista, Acción Republicana, Esquerra Republicana de Cataluña y Federación Republicana Gallega. Es prohibida, por última vez, con la consolidación del régimen surgido de la guerra civil, hasta su legalización a finales de los años 70. La masonería española actual retoma algunas de sus constantes históricas: la fragmentación y su escaso número en comparación al de otros países. Veamos cuales son las principales obediencias en la actualidad:

.Gran Logia de España. Mayoritaria. Su número oscila entre 1.500 y 3.000 miembros. Forma parte de la masonería regular. Está reconocida por la Gran Logia Unida de Inglaterra. No acepta mujeres.

. Gran Logia Simbólica de España. Unos 500 miembros. Es una obediencia irregular. Sus logias son sólo masculinas, sólo femeninas o mixtas. Está afiliada al CLIPSAS. Masonería liberal. Ha alcanzado cierta notoriedad en los medios de información al tratarse de la primera obediencia española que eligió a una mujer como “Gran Maestra”, hecho acaecido en Zaragoza a mediados del 2000.

Gran Logia Federal de España. Escisión de la Gran Logia de España. Tiene en torno a los 400 miembros. De orientación regular.

Gran Logia de Canarias. Unos 200 miembros. Orientación irregular y de ámbito territorial.

. Gran Logia de Cataluña. De similares características de la anterior. Unos 200 miembros.
. Gran Oriente de Cataluña. Unos 100 miembros. Similar a las dos anteriores.
. Logia del Derecho Humano. Masonería irregular, mixta. Unos 100 miembros.
. Gran Logia Femenina Francesa. Sólo mujeres. Irregular. Unas 40 integrantes.
. Gran Oriente de Francia. Varias logias levantinas pertenecen a esta obediencia irregular y liberal.


Fuente: Sociedad de Mejoras Públicas de Manizales
Deseamos lo que no tenemos. Ofrezcamos pues, para que otros deseen lo que no tienen.

lunes, 20 de octubre de 2014

'5 formas de ser un buen ejemplo como líder' Por Jacqueline Whitmore


Como líder de tu negocio debes mandar el mensaje correcto a los empleados, socios, clientes y colegas. Los miembros de tu equipo y la gente en tu lugar de trabajo están esperando que los guíes con el ejemplo. Tal vez pienses que tu trabajo hablará por sí solo, pero tu imagen profesional y comportamiento diario tal vez no proyecten la impresión que quieres dar.

Así como haces juicios todos los días de los otros, la gente con la que hablas hace suposiciones sobre ti basada en cada interacción. Usa estos cinco tips para asegurarte de que tus intenciones se vean reflejadas en tus acciones.

1. Llega temprano al trabajo. Si normalmente llegas tarde, tus empleados van a asumir que es aceptable para ellos hacer lo mismo. En el liderazgo, es importante eliminar la mentalidad de “haz lo que digo, no lo que hago”.

Si quieres que la gente llegue a una hora específica, tu trabajo como líder es llegar a tiempo o más temprano. La ética laboral de tus empleados puede ser influenciada por tus acciones. Si ven que trabajas duro todas las mañanas, van a copiar tu comportamiento.

2. Personifica la marca de tu empresa. ¿Tu marca online es congruente con tu marca personal? Aparta algo de tiempo para actualizar tu blog o perfiles de redes sociales para asegurarte de que reflejan exactamente lo que es tu negocio. Asegúrate de que tú y tus empleados sigan entregando resultados para tu empresa.

3. Vístete para la ocasión. Lo que te pongas es tu método personalizado de presentarte sin hablar con el mundo. Tu vestimenta y actuación puede comunicarle a los otros que eres competente, conocedor, consiente y poderoso, entre otras cosas. Invierte en ropa de calidad que vaya con tu negocio e industria.

4. Comparte el crédito. Un emprendedor no puede tener éxito trabajando solo para siempre. Lacolaboración es clave para el éxito. Perderás el respeto de tus colegas y compañeros si los dejas fuera y te niegas a compartir el centro de atención con ellos.

Cuando distribuyas el crédito y felicites a todos, los inspirarás y motivarás para que hagan lo mejor. Rodéate de gente que complemente tus fortalezas no con la que sólo te hace cumplidos.

5. Afina tus habilidades para escuchar. Los emprendedores necesitan aprender a escuchar. Si estás tentado a ver tu celular cada vez que suene o vibre, apágalo o déjalo en tu oficina. Practica la paciencia y trata de no interrumpir cuando alguien hable. Sé atento, haz contacto visual, asiente y pregunta cosas pertinentes. Insiste que tus empleados sigan tu ejemplo. Después de todo, la cortesía y los buenos modales nunca pasan de moda.

Dice Van Gogh que...

"Las grandes cosas no se hacen por impulso, sino a partir de unir pequeñas cosas entre sí."

domingo, 19 de octubre de 2014

19.10.2014... Llenar la vida...




Llegamos al fin de la semana. Últimas horas del domingo en las que la cabeza comienza a posicionarse en el lunes. Es increíble cómo la mente va cambiando a partir del domingo por la tarde. Sin que lo pretendamos, gira pasando del off al on minuto a minuto.

Esta mañana, en esos estupendos kilómetros por los campos getafenses, en nuestra charla habitual entre zancada y zancada, en esos cerca de 16.000 metros, comentaba C que a veces se pregunta si realmente le llena en su vida lo que hace. La verdad,  es una pregunta que todos terminamos por hacernos, sobre todo en esos momentos en los que llegamos a cuestionarnos prácticamente todo. 
¿Nos llena nuestra vida? ¿Somos felices haciendo lo que hacemos? ¿Lo hacemos porque no podemos hacer otra cosa? ¿Somos ambiciosos y hacemos justo lo que nos permite vivir con cierta comodidad, pero no lo que realmente nos llena?

La verdad es que cada uno tendrá, y tiene, sus respuestas. Hacemos lo que nos gusta, es verdad; todo un privilegio trabajar en aquello que te gusta y apasiona pero, ¿realmente nos llena? Tal vez desde un punto de vista egoísta, privilegiado, responder sería como no valorar lo suficiente aquello que nos permite vivir como vivimos.

Hoy leía la entrevista, que publicaba un periódico, al escritor irlandés John Banville, Premio Príncipe de Asturias de las Letras. En ella comentaba, no sé a cuento de qué pregunta,  que en un momento dado de su vida eligió un camino duro y tortuoso, pero que le hacía inmensamente feliz: la escritura. Reconoce que eso le hizo perder mucho, no sólo en comodidades, sino también en esos afectos que en aquél entonces no eran entendidos; pero era su camino y realmente le ha llenado su vida.

Son muchas las personas que renuncian a comodidades por dedicarse a lo que realmente les gusta, apasiona y llena. Incluso muchos de los que se dedican a dar amor, cariño y atención a los demás lo hacen a cambio de nada. Desgraciadamente otros muchos, no pueden dedicarse a una cosa ni a otra porque la oportunidad en la vida no les llega o, simplemente,  se les va. Lo que llena la vida a unos de una manera,  se la vacía a otros de otra. Es muy difícil conseguir o decidir renunciar por aquello que creemos nos llena. Realmente no sabemos si nos llenará de verdad o si, por el contrario, al decidirnos pensaremos habernos equivocado.

Por eso la mayoría, siempre, buscamos el término medio que es intentar hacer aquello que nos apasiona y vivir sin preguntarnos si es realmente lo que llena nuestras vidas. Tratamos de vivir, o sobrevivir, lo más felices que podemos.

Como resumen de la semana diré que ha sido correcta y aunque trabajada, los objetivos se han cumplido. 
Lo más destacable ha sido mi viaje a esa ciudad poética que es Ourense. Celebramos la Jornada sobre Transparencia y Gobiernos Locales junto a la Diputación de Ourense y todo salió perfecto, como no podía ser de otra manera con los excelentes anfitriones que contaba.

Marché el jueves temprano, en uno de esos entrañables viajes de tren de cuatro horas y media. Cuando llegué llovía y no dejó de hacerlo hasta que me acosté por la noche. Aun así pude pasear por sus calles, visitar su bella Catedral y recorrer el centro de la ciudad hasta el almuerzo.


Ourense es una ciudad no muy grande, cariñosa, agradable y atenta. Sus gentes sonríen incluso al mal tiempo. Creo que es una de esas ciudades en las que no tiene que ser difícil vivir.

La Jornada me pareció de las más interesantes que hemos organizado por la temática. Creo que la Transparencia en la administración, en lo público, en la política, es esencial y fundamental. Posiblemente el debate llegue algo tarde. Las acciones ya se venían tomando.  La Transparencia tiene mucho que ver, está relacionada directamente con los conceptos de  Ética, de Valores, con la Moral. Principios de todos, no sólo de los responsables, políticos o no, sino de todos los que conforman una administración, una entidad, una institución. Responsabilidad también de los ciudadanos. No sólo debemos exigir transparencia a los demás, debemos ser transparentes.

Hablaré más sobre este tema que creo apasionante. Y sí, a mi el fin de semana, y toda la semana, en general, me ha llenado estos días de mi vida: me ha llenado la vida mi familia, el trabajo, mis proyectos, mis amigos, el fin de semana en casa, correr el domingo junto a mi primo, estar con los míos, ver a mis padres, hablar con mis hermanos... vamos a por otra semana. 

Feliz noche.

Música Running: Mando Diao - Sweet Wet Dreams

Son muy buenos, los he descubierto estos días por Ourense...

Nunca he sabido lo que pasará mañana; pero sí he sabido y sé lo que quiero que pase.

sábado, 18 de octubre de 2014

Transparencia y Gobiernos Locales






La transparencia ha ocupado, por fin, el lugar que merece en el debate público de nuestro país. No hay responsable público, gobierno o administración que se precie que, de una u otra forma, no apele a la transparencia como modo en que han de organizarse y funcionar los poderes públicos, en sus distintas manifestaciones. La progresiva interiorización de las exigencias propias de la transparencia ha de ser entendida no como una carga enojosa que haya que soportar, sino como una oportunidad que, bien aprovechada, puede servir para combatir hábitos y usos muy asentados en toda Administración Pública, sobre todo si esta es bicentenaria, como es el caso de la Administración local.

Gracias al impulso de la Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno, aprobada hace menos de un año por las Cortes Generales, nuestras Administraciones Públicas han comenzado a cambiar paulatinamente su forma de actuar y de relacionarse con los ciudadanos. Un buen ejemplo lo constituye la Diputación de Ourense, institución que hoy ha actuado como anfitriona de la Jornada “Transparencia y Gobiernos Locales”, organizada por la Fundación Democracia y Gobierno Local, y celebrada en la ciudad de Ourense, gracias al impulso del Presidente de aquella, el Sr. D. José Manuel Baltar Blanco. La Diputación de Ourense, en efecto, ha sido la primera de España en aprobar una ordenanza de transparencia  y un Código Ético y de Conducta. Además, ocupa un lugar muy destacado, el tercero, en la valoración global que a este respecto elabora la ONG “Transparencia Internacional España”.

En la jornada referida sobre “Transparencia y Gobiernos Locales” se han abordado, por parte de ponentes especialmente cualificados, temas de la máxima relevancia, que tienen que ver con dimensiones no siempre bien conocidas de la transparencia, como es la relativo a su valor político y económico; o que presentan una indudable vertiente práctica, tanto para quien solicita el acceso a la información pública, como para quien tiene que facilitarlo.

Esta jornada ha sido organizada por la Fundación Democracia y Gobierno Local, una institución que nació hace ya más de doce años y que en la actualidad cuenta con veintidós patronos, todos ellos diputaciones provinciales, cabildos y consejos insulares. Una institución que persigue, desde entonces y hasta ahora, un claro propósito: contribuir y dar soporte a todo tipo de actuaciones y de iniciativas para el conocimiento, el estudio, la difusión y el asesoramiento en materia de régimen local. Además, la Fundación actúa también como lugar de encuentro y de intercambio en el que las diputaciones provinciales, los cabildos y los consejos insulares pueden poner en común sus experiencias y coordinar esfuerzos para favorecer el desarrollo de sus funciones de cooperación y asistencia a las entidades locales.


José Luis Moreno Torres. Gerente de la Fundación Democracia y Gobierno Local


Dice Thomas Tusser que...

"Aquel que contrae una deuda, contrae una pena... El necio y el dinero toman caminos opuestos."

viernes, 17 de octubre de 2014

Lo que nos aleja muchas veces de la realidad social es la falta de contacto con ella. Tomar decisiones con la puerta cerrada al mundo nos convierte en ajenos a él; luego no nos debe extrañar que no sean apoyadas por la sociedad.

jueves, 16 de octubre de 2014

16.10.2014... desde Ourense.

Sonó temprano el despertador: 5.15 h. en aviso de que lo mejor que puedes hacer en ese momento es no pensar mucho y levantar si no quieres perder el tren. Las calles despertando y la estación de cercanías de Las Margaritas ya con personas que recorren Madrid a sus puestos de trabajo. Privilegiados todos, privilegiados somos.
En Chamartin subo a ese tren que tras cuatro horas y media, con su mejor movimiento acompasado, recorre el amanecer de España hasta dejarme en esta encantadora, lúcida y poética ciudad que es Ourense.
Hoy sí he podido disfrutar de esos momentos de tranquilidad que te aporta el viaje en tren. Escuchar música, leer, estudiar, volver a leer... Muchas horas en un espacio reducido, sin escapatoria más que para lo esencial .
Participo en una Jornada sobre Transparencia y Buen Gobierno, organizadas junto a la Diputación de Ourense y en las que intervendré en la clausura junto a su Presidente, Manuel Baltar.





Programa de la Jornada.


En estos viajes no todo es poesía. La lejanía, aunque sea por poco tiempo, te desubica del entorno y te das cuenta que cada uno tenemos nuestro sitio, nuestro lugar. Podrás moverte, viajar de un lado a otro, deambular, pero tienes, por qué formas parte, esos lugares que siempre son tuyos y en los que nunca te sientes separado.

En Ourense no ha dejado de llover desde que he llegado. Aún así es una ciudad que tiene su encanto. He podido recorrer las calles del centro, su esplendorosa catedral que parece te llama, el acento gallego que no pierde España, la hospitalidad y ese sentimiento céltico que envuelve todo.

Mañana continuamos. ...



Raphael y su baile adaptado en El Hormiguero

Está muy logrado. Es muy bueno...

Dice Bill Allin que...

"La enseñanza no es la respuesta a la pregunta. La enseñanza es el medio que le permite encontrar respuesta a todas las preguntas."

miércoles, 15 de octubre de 2014

Querido hijo...

No pienses nunca que pierdes el tiempo en tu educación. La educación es el medio que te hará conseguir los objetivos que te propongas en un futuro.

'La esposa de la canción' (Santa Teresa) por Gustavo Martín Garzo

Santa Teresa”, escribe Cioran, “era una esposa de la canción, un corazón traspasado, el misterio del solitario, de una pasión divina imparcial, la misma fuerza, lo mismo... Todo su tambaleo en un trance de éxtasis es la esposa del Cantar que deambula y no encuentra, es todo el embebecimiento sabroso, es la esposa de la canción que ha logrado su propósito, o que ha sido secuestrada por sorpresa”. Una esposa en busca de su amado, que sigue su rastro en la oscuridad, que se adentra con él donde nadie puede verles.



El Dios en el que cree Santa Teresa no es una entidad abstracta, como el dios de las grandes religiones, sino que tiene una dimensión humana. No solo habla con él sino que llega a describirlo físicamente: habla de su cuerpo, de sus gestos, del color de sus ojos. Habla de él como la esposa del Cantar lo hace de su amado. Y, como la esposa, también ella busca un lugar escondido y secreto, donde recibirle, pues todo ese mundo de visiones, arrobamientos y gozos inefables, ese mundo de hermosos desatinos de los que ella da cuenta en sus escritos solo hablan del cuerpo transfigurado por el amor.

Los pasajes en que nos cuenta sus raptos no tienen nada en común con los delirios de un psicótico. Un delirio es un sueño que no se puede compartir, que solo le pertenece al que lo tiene, que no cabe abandonar. Y los delirios de Santa Teresa lejos de apartarla del mundo la hacen soñar con una comunidad de iguales, una comunidad de mujeres. En realidad, tan pronto se encuentra con Dios corre a reunirse con sus monjas para contárselo. Y como prueba de ello ahí está el Libro de la vida, que es sin duda uno de los libros más extraordinarios, inclasificables y deleitosos que se han escrito en nuestra lengua. Una Sherezade celeste es lo que Santa Teresa soñaba ser.

Santa Teresa no se limita a hablar con Dios sino que lo ve, y se ve atravesada por él. Este es el famoso pasaje en que Santa Teresa describe uno de esos encuentros: “Vi a un ángel cabe mí hacia el lado izquierdo en forma corporal... No era grande, sino pequeño, hermoso mucho, el rostro tan encendido que parecía de los ángeles muy subidos, que parece todos se abrasan... Veíale en las manos un dardo de oro largo, y al fin del hierro me parecía tener un poco de fuego. Este me parecía meter por el corazón algunas veces y que me llegaba a las entrañas: al sacarle me parecía las llevaba consigo, y me dejaba toda abrasada en amor grande de Dios. Era tan grande el dolor que me hacía dar aquellos quejidos, y tan excesiva la suavidad que me pone este grandísimo dolor que no hay desear que se quite, ni se contenta el alma con menos que Dios. No es dolor corporal, sino espiritual, aunque no deja de participar el cuerpo algo, y aun harto. Es un requiebro tan suave que pasa entre el alma y Dios, que suplico yo a su bondad lo dé a gustar a quien pensare que miento... Los días que duraba esto andaba como embobada, no quisiera ver ni hablar, sino abrasarme con mi pena, que para mí era mayor gloria, que cuantas hayan tomado lo criado”.


Es de ese espacio sustraído a la identidad, a la razón, al alba, de lo que habla en sus trances

Se trata de un rapto consentido, la escena de una amante arrebatada en la noche por el ser que ama. Estamos en el reino de la adoración, y adorar algo es abandonar el reino del yo, del sujeto, y desaparecer en esa noche de la que hablan las canciones de alba. Los amantes, en esas canciones, no quieren que la noche termine, no quieren que amanezca porque eso supone encontrarse con aquellos que eran antes de conocerse. “El cuerpo del amor se vuelve transparente”, escribe José Ángel Valente en uno de sus poemas. Y añade: “No busca el alba, no amanece el cantor”. Es de ese espacio sustraído a la identidad, a la razón, al alba, de lo que habla Santa Teresa en sus trances.

“La poesía”, escribió Lorca, “no quiere adeptos sino amantes. Pone ramas de zarzamoras y erizos de cristal para que se hieran por su amor las manos que la buscan”. Santa Teresa es una de esas amantes, por eso sufre constantes trastornos y llega a enfermar una y otra vez en ese camino de perfección. Se ha hablado de crisis epilépticas, de problemas histéricos, de trastornos derivados de unas fiebres reumáticas mal curadas y de otras dolencias reales o imaginarias. Pero su cuerpo es el cuerpo de todos los seres heridos de los cuentos.

Los cuerpos heridos por la pena o el desprecio de los demás, que no fue sino lo que ella misma tuvo que sufrir a causa del origen judío de su familia y de su condicion de mujer. Es la ley de los cuentos, que nada esté completo, por eso su mundo está poblado de seres y lugares rotos. Seres a los que les faltan los brazos, que no pueden ver o andar, que viven presos en torres que nadie visita, que han perdido la voz o que tienen que realizar las tareas más complicadas o visitar los reinos más extraños.

Santa Teresa siempre cumple con esas tareas y regresa de esos reinos. Como el trapecista, vuela a lo alto, pero sabe que tiene que descender, ocuparse de sus monjas, de su escritura, de sus compromisos con el mundo y con su propia fe. Por eso quiere reformar el Carmelo, para hacer frente a esos compromisos. Para ella, un convento es un lugar donde vivir. De ahí su humor, la ironía que desprenden sus escritos. La ironía transforma el templo en una casa.


Que nada esté completo es la ley de los cuentos, por eso su mundo está poblado de seres rotos

“No era grande, sino pequeño”, escribe del ángel que la visita. Ese ángel es una metáfora preciosa del amor, porque el amor, como el juego de los niños, es el reino de lo pequeño. La celda en que escribía Santa Teresa era un lugar diminuto. Escribía sentada en el suelo, poniendo el papel sobre el duro jergón, ya que apenas había espacio para más. Es curioso señalar a este respecto la importancia que tienen los diminutivos en el Libro de la vida. Se ha hablado de su valor afectivo, y de cómo esa forma gramatical expresa el estado de pobreza espiritual del alma que empieza su camino de perfección, pero su verdadero significado es otro.

“Casa de trece pobrecillas, unos trabajillos envueltos en mil contentos, una triste pastorcilla, estas maripositas de las noches...”, todos esos diminutivos son su manera de mantenerse en ese reino de lo pequeño esencial. Lo pequeño es el símbolo de lo que está en el umbral, lo abierto a otras formas de realidad, al lugar donde viven los deseos. Su mundo es el mundo de graciosa afectividad de los villancicos y las canciones populares.

Pero ¿no es la escritura también una forma de hacerse pequeña, de desaparecer en ese silencio que es su sola razón de existir? Santa Teresa no escribe porque se lo hayan pedido sus superiores, pues de ser así ¿cómo sus palabras tendrían esa gracia, estarían tan llenas de deseo? Escribir para ella es relacionarse con lo que desconoce. La búsqueda de un interlocutor providencial que le haga decir lo que no sabe explicar; la espera, en suma, de la gracia. Una respuesta a preguntas que no nos habíamos hecho, eso es la gracia para ella. Tal es el misterio de Santa Teresa, y lo que hace que cinco siglos después de su nacimiento podamos seguir leyéndola con gozo: transforma la religión en poesía. Porque religión y poesía no siempre son lo mismo (y esta es la desgracia de las religiones). La religión nos ofrece respuestas; la poesía nos enseña a amar las preguntas aun sabiendo que no pueden ser contestadas.

Gustavo Matín Garzo es escritor.
Hay que degustar todos los instantes; aunque unos sean amargos, siempre los habrá más dulces.

martes, 14 de octubre de 2014

14.10.2014... Anormal!

Anormal. ¿Qué es ser anormal? Pues depende para quién. Lo 'normal' es que todos pensemos que un 'anormal' es aquél diferente al resto de los que creen ser 'normales'. Pero, uno puede creerse normal pensando que está rodeado de anormales o ser realmente el anormal entre normales, o también, simplemente, sentir orgullo de anormalidad. 
Hoy termino el día reflexionando sobre uno de esos anormales que quiero muchísimo y siento: yo. Termino el día teniendo más claro que nunca que soy un anormal



Sí, soy uno de esos anormales a los que les gusta la poesía, de esos que se levantan los domingos a las 7.30h. para correr 15 km, que disfruta yendo a trabajar en el cercanías y el autobús porque va leyendo, que siente a su familia como su brújula, que de vez en cuando gusta de comer solo porque le viene bien para pensar, que se siente idealista, que cree en la amistad por encima de otros tipos de intereses, que se siente un romántico de la política y un privilegiado que sólo tiene que dar gracias a Él por despertar cada día y que vive pensando que la caballerosidad y el honor todavía existen. Un verdadero anormal.

Pero sintiéndome así, cuando conoces a otras personas, hablas con ellas y dejas que se abran, te das cuenta que muchos de los que dicen ser normales, son tan anormales como tú.

Y comenzaba escribiendo estas reflexiones pensando en hablar de la anormalidad política. Tras estas líneas prefiero no hacerlo. No quiero estropear el sentido poético de la anormalidad. Porque me he dado cuenta que en mi vida siempre he estado más cerca de aquellos 'anormales sociales' o 'diferentes' que de esos que creen o han creído sentirse 'normales'.

Vivimos una época en la que cualquier ciudadano, cualquier persona que se levante por la mañana, encienda la radio o la tele para escuchar alguna noticia, pueda pensar que vive en un mundo del que no forma parte. Pero todos formamos parte de este mundo. No podemos ser ajenos ni separarnos de él. Debemos comprometernos.
Ahora lo pienso, esa es otra característica de la anormalidad: el compromiso.

Creo en lo que hago, todo. Admito la crítica, siempre lo he hecho. De vez en cuando me gusta arriesgar y ponerme a tiro pero, que no me hagan perder ese sentimiento de anormalidad poético-religiosa porque, en caso de ser, de volverme tan normal como otros, el que dispara soy yo y, queridos, soy artillero.

Creo que lo mejor que puedo hacer hoy es irme a dormir.