Entradas

¿Por qué te distraes de tu misión? ¿Por qué te dejas llevar por esos otros o pierdes el tiempo tratando de convencerles? No te rodees de aquellos que estáticos no avanzan y prefieren perderse en lo mundano. Confía en ti.
De verdad que hay días en los que preferiría que la vida fuese de otra manera. Pero me paro y pienso. Entonces simplemente agradezco que el camino esté lleno de piedras.

Empire Of The Sun - Changes

Imagen
Solemos adquirir las virtudes de aquellos a quienes admiramos. Somos los jardines y esas personas son nuestra lluvia. No hay que buscar los referentes lejos. Aprendamos de la experiencia de los sabios si queremos ser sabios. Yo siempre los he tenido cerca, mi padre y mi madre. Hoy lo celebro. Ojalá que algún día mi hijo diga lo mismo.
La única libertad es la Verdad. Sin Verdad difícilmente seremos libres. El mero hecho de la existencia es confiar en esa Verdad que inaugura nuestra libertad.

Diario de un Estoico II. La posibilidad de lo imposible. Semana 32

Imagen
  A/8.L   El concepto filosófico ‘acrasia’ surge de un debate, en la antigüedad, sobre la posibilidad de actuar en contra de lo que se sabe que es bueno. Alguien que decide hacer algo debería hacerlo tras juzgarlo como lo mejor que puede hacer en ese momento. “Quien aprende lo que es bueno y lo que es malo nunca se dejará llevar por nada para actuar de otra manera que no sea lo que le indica el conocimiento” , le dijo Sócrates al filósofo Protágoras. Una vez que sabemos las acciones que son virtuosas, razonables, buenas y llenas de sentido común ¿por qué o para qué hace otra cosa? Comienzas la semana con estas reflexiones a las que te lleva ser consciente de que a sabiendas de esto, cada día haces cosas que van directamente en detrimento de tus intereses, de los que te rodean y, lo que es peor, de tu salud (física o mental). Comes o bebes a sabiendas de que perjudica la salud; compras, gastas, en lo que no necesitas; te enfadas con personas a las que quieres o aprecias. Esto, en defin
Sólo hay un secreto en la vida: la ilusión. Ilusionarse con lo que sea, tener algún reto o meta, proyectos y pasiones que nos despierten cada día sonriendo, ya sean en el ámbito profesional o el personal. Y así cada día.