viernes, 27 de febrero de 2009

Se lee en el Srimad Bhagavatam que...

"Permanece contento, sin que te importe tu suerte; sé moderado en la comida, la bebida y en el tiempo libre; camina por los senderos de la soledad; busca la paz en tu corazón; sé amigo de todos, no te quejes de sus fallos. Con simpatía atiende sus sufrimientos, siempre a punto para recibir ese conocimiento que revela la verdad. Libre de las redes de la ignorancia, libre de la esclavitud de la consciencia terrenal, conocerás el ser, el infinito y bendito ser."

jueves, 26 de febrero de 2009

Cómo puede ser
el momento ese
en el que de repente
en una micromilésima de segundo
todo se apaga
todo se detiene
para el resto
para ti
el tiempo
ese valor incalculable
que deja de existir
como si ni siquiera
nada antes hubiera
ni aquel existiera
nada
absolutamente nada
dejando de ser todo
para nada
para la nada
para nadie
porque nada ni nadie eras
nadie ni nada eres
más que un trozo frío
pedazo del entusiasmo
pizca de amor que fueres
pero ya no eres.
Me persigue el instante
me persigue ese instante
ese momento mínimo
en el que el tiempo
deja
para
no sigue.
Nos persigue a todos
hasta que nos encuentra
ni siquiera para despedirse
de las lágrimas que abandonas
en ese instante.
¿Cómo ese instante,
cómo ese momento?
¿Cómo ese silencio absoluto,
cómo ese infinito?
¡Quién supiera cuándo!
O para qué saber.
Tanto buscas
para no llevarte más que eso:
nada.

miércoles, 25 de febrero de 2009

Cibeles 2009


Aires camperos, militares y rockeros. Mujeres bandoleras con amenazantes tacones navaja, chaquetas de cuero que sustituyen las tachuelas por exvotos. "Me encontré con la fotografía de un bandolero, al parecer, robaban los uniformes a las tropas de Napoleón y luego los reutilizaban a su modo", dice Nicolás Vaudelet para que logró ayer uno de esos escasos el Premio L'Oréal a la mejor colección.
Una imagen perfecta, una imagen sensual y pseudoespañola.
Encantador momento bandolero español con acento francés...

Dice Omraam Mikhaël Aïvanhov que...

El hombre espiritual que tiene la conciencia vasta e iluminada es rico como el Señor; mucho más rico, por tanto, que el rico que sólo posee riquezas terrenales. El materialista no sabe que es heredero de Dios; siempre piensa que es heredero de su padre, de su abuelo o de su tío, y esto es poca cosa. El hombre espiritual, en cambio, siente que es heredero de Dios y que esta riqueza de la que es heredero se encuentra en su espíritu. En tanto que no lleguéis a pensar así, seréis siempre pobres y miserables. Diréis; "Ser heredero del Señor... ¿Qué cuentos nos está contando?". No son cuentos. Si vuestra consciencia se ilumina, sentiréis que sois los verdaderos herederos del Señor.

martes, 24 de febrero de 2009

Mención Especial V Edición del Premio a las Mejores Prácticas de Administraciones Públicas Europeas de la Agencia de Protección de Datos de la CM.



La Quinta Edición del Premio a las Mejores Prácticas de Administraciones Públicas Europeas de la Agencia de Protección de Datos de la Comunidad de Madrid, correspondiente al año 2008, tiene como principales objetivos el reconocimiento de la realización de buenas prácticas en el ámbito público, así como el fomento de una adecuada gestión del conocimiento que favorezca el intercambio de buenas experiencias en protección de datos entre administraciones públicas.


El proyecto premiado en esta ocasión ha sido “Alcobend@s. Protege tus datos”, que analiza desde la calidad los procedimientos de tratamiento de datos, rediseño de procedimientos y los roles dentro del Ayuntamiento, realizando conjuntamente una labor de difusión.


Por decisión del Jurado se han otorgado, además, tres menciones especiales. La primera de ellas, a un proyecto presentado por la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid (España), valorando la creación del Registro de Historiales Académicos y Alumnado escolarizado en la Comunidad de Madrid que supone una importante mejora en el tratamiento de datos personales del alumnado y un avance cualitativo del Sistema de Información de Centros Educativos de la Comunidad de Madrid.



La segunda de las menciones fue para la Asociación de Municipios Vascos - Euskadiko Udalen Elkartea (EUDEL).


La última de las menciones recayó en el Crossroads Bank for Social Security (Bélgica), por el proyecto “Seguridad de la información y aspectos de la protección de la privacidad en la gestión electrónica de la información en el sector social belga”.


Tuve el honor de recoger esta Primera Mención Especial de la Quinta Edición del Premio a las Mejores Prácticas de Administraciones Públicas Europeas de la Agencia de Protección de Datos de la Comunidad de Madrid, correspondiente al año 2008, pero el valor de dicha mención lo tienen las personas que trabajan en la Dirección Gral. de Infraestructuras y Servicios y, concretamente, en este caso, en el Servicio de Tecnologías. Ellos son los verdaderos protagonistas y a los que agradezco el trabajo que realizan día a día.

lunes, 23 de febrero de 2009

Si en el mismo barco todos remamos en la misma dirección, qué fácil sería llegar al destino establecido. Se tardará mucho más, e incluso existe probabilidad de no llegar, si en el barco los hay que reman a contracorriente. No cabe duda que el barco se terminará por hundir si mientras unos reman a contracorriente, otros se dedican a intentar ser capitanes: no puede haber más capitanes que marineros.

domingo, 22 de febrero de 2009

La Biblia es uno de esos libros sabios que todos deberíamos leer. Resulta curioso que España sea uno de los países dónde menos adeptos tienen sus páginas, aunque de seguro, unos y otros, creyentes y no creyentes, tienen un ejemplar en sus casas. Yo soy uno de esos pocos, o muchos aunque no confesos, que de vez en cuando me adentro en sus páginas: me pierdo y me encuentro leyendo sus versículos.
Para mí la Biblia es uno de esos libros imprescindibles en mi vida. Un texto espiritual dónde encontrar enseñanzas y consejos. La Biblia es un texto simbólico repleto de historias que buscan la reflexión de aquél que las lee. Un texto en el que cobijarse, como el Tao Te King, el Dhammapada u otros que releo asiduamente y que me dejan parar en mi ajetreo diario. Como texto espiritual y sabio, digo, nunca hay que llevarlo al extremo y sí, sin lugar a dudas, dejarse aconsejar desde una perspectiva simbólica, en esos momentos en los que se nos hace necesario la búsqueda interior.
Hay muchas formas de lectura del texto bíblico. Yo utilizo una manera -no soy el único- que es la que uso en la lectura del resto de mis libros sabios: cuando lo necesito, abro al azar y leo los versículos que se me ofrecen en la página. Siempre encuentro algún significado positivo y, de verdad, un camino.
Hoy tuve algún momento de esos en los que no me gusto -suele ser muy a menudo- absolutamente nada. La soberbia debe estar alejada de nuestro comportamiento aunque a veces, muy de vez en cuando, sea justificado su utilización.
Lo cierto es que la cabeza se me ha llenado de pensamientos contradictorios y he decidido lanzarme a correr unos kilómetros para desahogar. Al llegar a casa, justo antes de la ducha, he cogido el ejemplar que reposa en mi mesita y lo he abierto al azar con ánimo de encontrar unas palabras de regocijo. Podía haber sido otro de mis libros espirituales, pero éste es el que más apego tengo.
Comparto los versículos que se me han presentado, han sido estos del Libro de Job ,13 13-23:
"Callad y dejadme que hable yo, y ¡venga sobre mi lo que viniere! ¡Yo tomo mi carne en mis dientes y coloco mi vida en las palmas de mis manos! Aunque El me matara, no me dolería, con tal de defender ante El mi conducta. Y esto me servirá de salvación, pues el impío no se atrevería a comparecer en su presencia. ¡Oíd atentamente mis palabras, prestad oído a mi razonamiento! He aquí que he preparado mi proceso, consciente de que he de tener razón. ¿Quién pretende litigiar conmigo? Porque si, resignado, callara, moriría. Sólo dos cosas no hagas conmigo, y entonces no me esconderé de tu presencia. Aleja de mí tu mano y no me espante tu terror. Después convoca (al debate), y yo responderé, o hablaré yo y tu me replicarás."
Sin duda, de estos versículos, leídos tras abrir a la suerte las páginas de la Biblia, cada uno podría reflexionar y sacar su significado. Lo importante es encontrar lo que a cada uno, en ese momento, le quieren decir. Yo he recibido el mensaje. Gracias.

sábado, 21 de febrero de 2009

Claro que me escondo
aunque me desnude por fuera
aunque no evite la mirada
y sea capaz de retar en frente.
Claro que me escondo
aunque el sol me busque
en el reflejo de tu voz
y la luna se ensombrezca
ante mi presencia.
Claro que me escondo
y me quejo
que sediento suspiro
mientras vives
y que me pierdo sobre
... mis pasos.

viernes, 20 de febrero de 2009

Dice Ramiro Calle que...

"Toda persona que emprende la aventura del espíritu empieza a ser una luz para sí misma y una luz para los demás. Al encender la propia lámpara, se proyecta la luz sobre los otros, del mismo modo que una vela encendida no sólo se alumbra a sí misma, sino también alrededor. La mayor y mejor contribución que se puede hacer a la humanidad es convertirse en luz.... Al ir elevando la consciencia, también ese proceso repercute y beneficia la elevación de la consciencia de los que nos rodean, y se coopera así en la elevación de la consciencia planetaria, lo cual es sumamente importante en un mundo de hombres máquinas ofuscados, iracundos y codiciosos."

Del libro 'La enseñanza oculta de Jesús', Ramiro Calle, Editorial Martinez Roca (2006), p.120-121

miércoles, 18 de febrero de 2009

Llega uno a esas edades
que comienza a conformarse
con muy poco o menos:
o tal vez sólo
lo importante.

Llega uno a esas edades
que parece que todo lo tiene
y a lo mejor,
piensa,
nada le acompaña.

Es como si
de cada uno de los vientos
sólo uno te mueva;
o si de cada mañana
sólo una amaneciera.

Corres
pero casi nunca llegas;
saltas
y nunca subes.

Por eso cada día,
en estas edades
-ecuador si Dios lo quiere-
prefiero perderme
en mis silencios,
imaginar esa sonrisa
que recojo
de cuando en cuando
robandote el aliento
y que me hace pensar
día a día
que existo.

martes, 17 de febrero de 2009

Dice Buda que...

Recuerda este Sutra de Buda a los Kalandas:

"No os creáis algo simplemente porque lo oigáis repetir. No os creáis algo porque sea una tradición antigua y transmitida de generación en generación. No os creáis algo simplemente porque el testimonio escrito de un antiguo sabio se os muestre al respecto; no os creáis algo porque haya alguna presunción a favor de ese argumento o porque una costumbre establecida tiempo atrás os incline a tenerlo por cierto. Todo lo que según vuestra propia experiencia y después de un profundo examen, concuerde con vuestra razón, conduzca a la felicidad y a la de los seres vivientes, aceptarlo como la verdad y vivid en consecuencia"

Un extraordinario texto sobre el que meditar y reflexionar.

domingo, 15 de febrero de 2009

Objetivo: IX Media Maratón Madrid 2009


La vida está llena de retos, o al menos debería estarlo. Es más, una vida sin ellos sería monótona, aburrida, insulsa.



Creo que el reto más importante que debemos plantearnos debe ser uno mismo: superarnos, ser mejor cada día, limar las aristas que nos acompañan, conocernos y encontrarnos, darnos a los demás sin pedir nada a cambio, amar más... Retos.



El otro día decidí emprender uno más. Me inscribí por primera vez en la Media Maratón de Madrid. Nada, eso, correr el próximo 5 de abril los 21,097 km de nada por las calles de nuestra capital. Objetivo: terminar no sobrepasando las 2 horas. ¿Podrá ser? Espero que sí.



En estos días mis salidas a correr tendrán que sumar algo más de kilómetros de los que hago actualmente.



Una nueva experiencia, un nuevo reto, un objetivo saludable. Y como en los últimos eventos runner, me acompañará en el ánimo e intento Clemente Moreno. Allá vamos.



sábado, 14 de febrero de 2009

Dice Steve Jobs que...

"Nadie quiere morir. Ni siquiera la gente que desea ir al cielo quiere morir para llegar allí. Y sin embargo la muerte es el mejor invento de la vida. Es un agente de cambio. Barre lo antiguo para dejar espacio a lo nuevo. Tu tiempo es limitado, así que no lo malgastes viviendo la vida de otro."

viernes, 13 de febrero de 2009

'Las Raíces del liberalismo' por Alejandro Diz

Hay artículos, tribunas de opinión, que merece la pena leer, recordar y retener...

Las Raíces del liberalismo

La caída del Muro de Berlín fue el símbolo del derrumbe, en lo fundamental, de los totalitarismos que configuraron una de las épocas más oprobiosas de la Historia, pero en las mentes de algunos quedaron agazapados muros de Berlín a los que se les dio, eso sí, unas capas de estuco de diferentes marcas, antiglobalización, antisistema, contra el cambio climático, con las que camuflar la textura ya no muy vendible de los sillares del comunismo o del socialismo real anticapitalista.

No es de extrañar, pues, que cuando se ha producido la profunda crisis económico-financiera actual, ésta haya actuado como estímulo pavloviano para toda una caterva de perritos babeantes que, ya sin necesidad de tanto travestismo, poco han tardado en reclamar «refundaciones del capitalismo», el fin del «libre mercado» y -¡ahí querían llegar!- y en rechazar y criticar de manera radical el liberalismo, esa especie de bestia negra responsable de todos los males que aquejan a nuestras sociedades para aquellos que siguen entelando sus mentes con las telarañas del intervencionismo más o menos explícito o camuflado.



Cuando se llega a situaciones como ésta, tanto en el ámbito político-económico como, incluso, epistemológico, contaminadas por falacias causales, en que se confunden causas y efectos, y por toda clase de desfiguraciones semánticas (llegando incluso a lo estrambótico de calificar como de extrema derecha a liberales, por el simple hecho de proclamarse como tal), son momentos en los que, quizá, es necesario acudir de nuevo a los clásicos, los que siguen «librando batallas después de muertos», en expresión de Ortega, al plantear cuestiones que trascienden a su propia época, y así ayudarnos a profundizar en nuestros problemas actuales.


Es, pues, necesario, ayudándonos de las muletas de los clásicos del liberalismo, descontaminarse de la charlatanería que ha inundado el discurso sobre el liberalismo y su pretendida responsabilidad en la crisis actual y en la mayoría de los males habidos y por haber, con ausencia de interés por la verdad, con indiferencia por el modo de ser de las cosas acerca de las que se discute.


En primer lugar, hay que tener claro que en su interpretación actual el término liberalismo es un concepto polisémico, como ideología, como movimiento político (en este plano, el liberalismo consiste fundamentalmente en la organización social de la libertad), como corriente económica o como específico tipo de mentalidad, de personalidad y conducta, de modo de sentir y de actuar en la vida. Pero hay una especie de masa crítica en su conceptualización, tanto en la utilización del término en su sentido más general o más restringido, ya claramente expuesta desde los padres fundadores del liberalismo moderno -Locke, Montesquieu, Adam Smith, Tocqueville, Stuart Mill...-, que es el considerar la libertad como el bien máximo tanto del individuo como de la sociedad, así como el que los derechos del individuo tienen primacía sobre los del grupo (sea éste clase, raza, sexo, religión, etcétera).

Y la no vigencia o insuficiencia de estos principios es uno de los males o riesgos que existen en la coyuntura crítica que se vive en nuestras sociedades actuales. Así, por ejemplo, en España en los últimos años existe una tendencia destacada a dar primacía a los derechos del grupo -o colectivos, como ahora se han venido en llamar- sobre los del individuo: derechos específicos por adscripción territorial, política de cuotas por sexo, leyes con penas discriminatorias también por sexo
Es en momentos de crisis como los actuales cuando hay que estar más vigilantes ante el peligro de que se cercene la libertad individual, bajo la coartada de una u otra justificación, necesidad de intervenciones estatales, motivos de seguridad, reforzamientos de igualitarismos injustificados no basados en el mérito y el esfuerzo personales, y tantas otras. Como ojos del Guadiana aparece una y otra vez la perversidad de confundir o identificar igualdad con libertad. Es paradigmática a este respecto la terrible interrogante que se hizo Lenin: «¿Libertad para qué?». Un auténtico liberal respondería: libertad por sí misma, porque -en palabras de Tocqueville- «el que busca en la libertad otra cosa no sea ella misma está hecho para servir». Como ya señalara el pensador francés, la pasión por la igualdad es más poderosa en el corazón de los hombres que la de la libertad, y por eso ante los males y riesgos que pueda traer un igualitarismo estandarizado hay que «hacer salir la libertad del seno de la sociedad democrática».

Las sociedades liberal-democráticas se caracterizan porque el principio de libertad consiste en una combinación de lo que Constant denominó «libertad de los antiguos» y «libertad de los modernos», lo que en terminología de Isaiah Berlin son el concepto de «libertad positiva», es decir el imperativo de participación pública, que vendría a responder a la interrogante de en qué medida participo yo en elegir a mis gobernantes, y el de «libertad negativa», en cuanto barrera protectora del ámbito privado, que vendría a responder a la pregunta de en qué ámbito de mi vida yo soy plenamente soberano y no se inmiscuye nadie si yo no lo permito.Y es este último ámbito de la libertad el que más peligra en momentos críticos cuando el Estado pueda tener más tentaciones de intervenir o ingerirse en toda clase de actividades y de vinculaciones espontáneas, voluntarias y libres entre individuos, que pueden desarrollarse con autonomía a él.

Es necesario, también, desmontar la falacia de que ha sido el liberalismo el responsable de la crisis económica-financiera actual; otra cosa es la responsabilidad de los excesos cometidos en un mal entendido libre mercado y las deficiencias de diferentes organismos reguladores y vigilantes del cumplimiento de las normativas legales. Muy al contrario, la experiencia histórica muestra que ha sido el liberalismo en su acepción más amplia el que ha permitido a Occidente salir de sus situaciones más críticas, cuando peligraba tanto la libertad como el progreso material. Porque, entre otras cosas, no hay nada más alejado del liberalismo que verse a sí mismo como un pensamiento estático, ya que no hay reglas absolutas establecidas de una vez para siempre.

El liberalismo, como ha señalado Dahrendörf, «no es otra cosa que una teoría política de la innovación y el cambio». Raro es el pensador liberal en el que no se encuentre este enfoque en lo relativo a la relación del individuo con su medio social, la política o el mercado. Así, por ejemplo, Montesquieu señala que «donde no hay conflictos no hay libertad»; para Stuart Mill todas las soluciones, tanto a nivel individual como colectivo, deben ser provisionales o aproximativas, porque no hay soluciones simples a la complejidad y diversidad de la vida en general; Hayek reconoce que, probablemente, nada haya hecho tanto daño a la causa liberal como «la rígida insistencia de algunos liberales en ciertas toscas reglas rutinarias, sobre todo en el principio del laissez-faire»; en los escritos de Isaiah Berlin es recurrente el planteamiento de que las ideas siempre deben someterse a la realidad humana cuando entran en contradicción con ella, porque cuando ha ocurrido al revés se ha producido el dominio del totalitarismo y del terror... y la lista al respecto podría alargarse.

No es correcto, por otra parte, contraponer un Estado liberal con lo que se ha venido en denominar un Estado social. Y no lo es ya desde un Adam Smith en el XVIII señalando que no puede haber libre mercado sin valores morales y marco legal, hasta un Stuart Mill, en el XIX, inaugurando el llamado liberalismo modernizado o liberalismo social, con la aceptación de unas condiciones marco de la economía establecidas por el Estado o unas exigencias por parte de éste en algunos temas educativos. Lo que no hace el pensamiento liberal es fomentar el odio -diríamos que hipócrita- al dinero, pues como ha señalado Hayek, «el dinero es uno de los mayores instrumentos de libertad que jamás haya inventado el hombre; es el dinero lo que en la sociedad existente abre un asombroso campo de elección al pobre, un campo mayor que el que no hace muchas generaciones le estaba abierto al rico». Revel ha escrito que «lo social no puede existir sin lo liberal, ya que únicamente la economía liberal engendra la prosperidad que permite redistribuir la riqueza» y, por lo tanto, «no sólo no existe ninguna incompatibilidad entre la Europa liberal y la social, sino que la primera es incluso una condición necesaria para la segunda». Muy al contrario de lo que sucede en los sistemas intervencionistas, y aún más en los totalitarios. En la magnífica novela Todo fluye del ruso Vasili Grossman, un personaje expresa su visión de la libertad, con el terrible bagaje vital del totalitarismo y la colectivización forzosa del stalinismo: «Antes creía que la libertad era libertad de palabra, de prensa, de conciencia.Pero la libertad se extiende a la vida de todos los hombres.La libertad es el derecho a sembrar lo que uno quiera, a confeccionar zapatos y abrigos, a hacer pan con el grano que uno ha sembrado, y a venderlo o no venderlo, lo que uno quiera. Y tanto si uno es cerrajero como fundidor de acero o artista, la libertad es el derecho a vivir y trabajar como uno prefiera y no como le ordenen».

Decíamos que, el liberalismo además, y mucho más, que un movimiento político o económico es una actitud, una conducta. Es conocida la definición de Marañón: «Ser liberal es, primero, estar dispuesto a entenderse con el que piensa de otro modo y, segundo, no admitir jamás que el fin justifica los medios». Y es esa actitud la que, en gran medida, se necesita hoy en día, porque es posible que volvamos a estar en la coyuntura que describía Hayek: «Quizá se encontrarán todavía las mejores guías para ciertos problemas contemporáneos en las obras de algunos de los grandes pensadores políticos de la era liberal; generaciones para quienes la libertad era todavía un problema y un valor que defender, mientras que la nuestra la da por segura y ni advierte de dónde amenaza el peligro ni tiene valor para liberarse de las doctrinas que la comprometen».

Alejandro Diz es profesor de Historia de las Ideas de la Universidad Rey Juan Carlos.
Artículo publicado en El Mundo, 13feb2009

Vacas en Madrid


jueves, 12 de febrero de 2009

Dice San Agustín que...

"Una cosa es divisar desde una cumbre agreste la patria de la paz... y otra cosa es seguir el camino que conduce a ella."

miércoles, 11 de febrero de 2009

Te podría preguntar
si realmente vives y sientes
cómo has llegado,
o si desde tu camino
serías capaz de volverte.



Podría preguntarte
si realmente has descubierto
lo que es amar,
o si por contra
encontraste en la mentira
el verdadero sentimiento
de tu pasión.


Y podría además,
porque me apetece
porque quiero,
conseguir agarrarte
mientras desde tu mirada
descompones cada minuto
de esos que compuse
para ti.


Podría preguntar
y no pregunto
¿para qué?

martes, 10 de febrero de 2009

lunes, 9 de febrero de 2009

Dice Omraam Mikhaël Aïvanhov que...

"Tanto como podáis, esforzaros en elevaros interiormente muy alto, y permanecer allí el mayor tiempo posible. Elevarse y permanecer en las alturas significa no dejar jamás de ser noble, justo y generoso. Las alturas de las que os hablo, son la grandeza y la luz que están en vosotros, y esta grandeza y esta luz, os enseñan que es necesario saber descender para ayudar a vuestros hermanos los humanos.Aunque viváis y trabajéis en la tierra entre los humanos, hay que evitar descender interiormente, es decir dejarse llevar por tendencias inferiores o participar en empresas egoístas y deshonestas. Para elevaros, no imitéis jamás a esa gente altiva, inaccesible y dura que no quiere rebajarse para tender su mano. Tomad más bien el ejemplo del sol: desciende hasta nosotros, nos calienta, nos ilumina, nos envía sus mensajes, su alma, su amor, nos da su vida, pero él mismo permanece eternamente en las alturas."

domingo, 8 de febrero de 2009

sábado, 7 de febrero de 2009

Por estos escalones
he subido y bajado
cientos de veces
a recoger de tu nombre
el Secreto
a barrer para siempre
el tiempo.

He bajado y subido
otra vez
y otra vez
pensando que así
olvidaría que el Camino
es más fácil
cuando al paso llano
el corazón se acostumbra.

Y no,
siempre vuelvo
una y otra vez
a subir y bajar
bajar y subir
entrecortando la vida
que es el paso
salvificando el instante
que es
tu Nombre.

jueves, 5 de febrero de 2009

'Cuando el Silencio Me LLama', el libro.

La publicación de un libro suele ser como un parto -entiéndase en sentido metafórico-: la gestación, la preparación, la expectación, el cariño... el nacimiento. Cuando lo cojes por primera vez, cuando lo tomas en tus manos, cuando lo hueles y abres, un cosquilleo te recorre todo el cuerpo. En ese momento te da igual lo que piensen los demás, te da igual que guste o no guste: es tuyo.
Después de unos meses, después de idas y venidas, de correcciones, de decisiones, nace 'Cuando el Silencio Me Llama'. Un libro que recoje algunos de los poemas que en este mismo blog he ido dejando. Un libro intimista, emocional y sentido, que alberga muchos de mis momentos, de mis silencios.
Es el segundo libro que publico (primero fue 'Diario de un Blog'), pero tal vez el más personal. La poesía es un sentimiento, una emoción, un momento; la poesía es un cuadro escrito, una obra, la transmisión de un instante. Podrá gustar o no, la poesía es subjetiva, pero lo importante es que exista.
Por cierto, sin Miguel Angel Gasco, EDM y su equipo, no hubiera sido posible. Gracias.
Bueno, ahí está y deseo, espero, aquellos lo lean disfruten de ello.


miércoles, 4 de febrero de 2009

Dice el Dalai Lama que...

"Ya hagamos algo bueno y que merezca la pena con nuestra vida o no, el tiempo no espera nunca y sigue corriendo. No sólo el tiempo corre sin que nada lo detenga, sino que igualmente nuestra vida también sigue avanzando sin cesar. Si algo sale mal, no podemos hacer retroceder el tiempo para volver a intentarlo. Así pues, en realidad no hay una segunda oportunidad. De ahí que sea vital que un practicante espiritual examine constantemente sus actitudes y sus acciones."

martes, 3 de febrero de 2009

Hay algo que me inunda
hoy,
no sé:
en esta calle
en esta esquina
a esta hora oscura
sin ni siquiera nombres
bajo esta media luna
que aparenta más soledad
que la mía.

Me acompaña
su silencio
que parece me sigue;
no sé si mirar al suelo
o al cielo
o evocar esas luces
que casi provocan miedos,
arreglar mis pesadumbres
y olvidarme de mis temores.

No sé,
no sé si andar o volverme
traspasar los años
y los días
caminar, revolverme
volverme a encontrar
o seguir
siempre seguir
aguardando la sorpresa
buscando el sabor
de ese instante.

Mientras llega
cada momento
podría ser como este
así
cuasiperdido
cuasiperfecto.

Miro a la perpendicular
y cruzo:
siempre cruzo
de un lado a otro
de aquí a en frente
y mientras
mientras...
vuelvo.

Vuelvo otra vez
a escuchar su sonido
el sonido de la calle
esta calle
que me susurra
y sigo.

lunes, 2 de febrero de 2009

Dice Luis García Montero que...

"La memoria prendida en los poemas pertenece a un azar implacable. De las dudas sobre el propio trabajo, sólo llega a consolar la certeza de saberse dedicado a una tarea noble, que reivindica la dignidad humana, la conciencia individual y el diálogo con los otros, en el tiempo, demasiado silencioso o demasiado locuaz, de una nueva barbarie."

domingo, 1 de febrero de 2009

Por la Libertad en Cuba


50 años de dictadura, 50 años de represión, 50 años sin libertad, 50 años sin respeto a los Derechos Humanos y las libertades públicas.

Lo triste es comprobar, en este nuestro país -también en otros-, como algunos de esos que se dan golpes en el pecho gritando que son los 'únicos' defensores de la 'libertad' salen a la calle a defender, a solidarizarse, con dictadores como 'los Castro'. Este es uno de los principios de libertad que siempre defenderé, en nuestro país se puede hacer, en Cuba no. Y, parece, eso es lo que anhela la izquierda en nuestro país: ¿dejar sin libertad a los que no piensan como ellos? Así viven los cubanos, así vive un pueblo embutido en una miseria silenciosa (quién habla, quien opina diferente, está en la cárcel).