jueves, 27 de noviembre de 2014

27.11.2014... Bueno, pues sí, creo!!

He terminado el día bien, pero no pensaba caer por aquí y escribir. No me apetecía, ni apetece mucho. He terminado pronto, tras un día agradable, como lo está siendo la semana, dando pasos y cumpliendo medianamente objetivos, sembrando más que recogiendo, pero con esa ilusión, felicidad y pasión que no me quita nada. 
No hay sentimiento más importante, sin contar el amor, que creer. Creer es amar. 
Es difícil amar sin creer o creer sin amar. Amo a mi familia y amigos porque creo en ellos. Creo en mi trabajo y proyectos porque no he dejado de tener pasión por ellos y amo lo que hago porque creo en ello.

Y es difícil. Es muy difícil, creer en estos tiempos que vivimos, pero no hay que dejar de hacerlo. 

Me comentaba un conocido ayer, de esos que pasan por aquí y me leen no sé muy bien por qué, de esos varios que escriben en otros blogs de Getafe aunque no compartamos las mismas ideas, discutamos de vez en cuando, o nos hayamos 'peleado' en alguna ocasión; pero que guardamos un respeto mutuo que, con los años, se ha convertido en cariño. Me comentaba que qué o quién me había molestado en los últimos días. "Nadie ni nada", ha sido mi contestación. 
Me puede molestar, o hacer sentir mal, el comentario de alguien que quiero o aprecio, que siento o estimo, que respeto y veo más allá de ideas, pensamientos, rencores e, incluso, odios infantiles. El que dice sin 'ser', sin 'estar', sin 'aparecer', sin más 'arma' que la cobardía del anonimato, hace tiempo que no me hace ni sentir ni padecer. Son ya cuarenta y tantos los que uno lleva a la espalda y, orgulloso de ello, prácticamente la mitad en las trincheras.
Sé que no debía hacer este comentario pero, como gente que me aprecia y aprecio se preocuparon, hecho queda. No hay ningún tipo de problema. Nadie hay 'tan anónimo' en este siglo ni en este lugar.



Y creo. Claro que creo. No es fácil, como he dicho, en la época y momentos que vivimos. Pero creo. 

Creo en la política (uy, lo que he dicho!!), creo en los partidos políticos (este se ha vuelto loco!!), creo en la justicia (ufff!!), creo en la religión (en todas, como parte de nuestra cultura universal), creo en España (como patria mía, país hermoso y luchador), creo en mi región, Madrid (porque vivo y siento como la más avanzada), creo en mi pueblo que resido, Getafe, (como ese lugar en el que me acogió, casé y en el que nació mi hijo dando forma así a lo que es mi familia) y en ese minúsculo municipio manchego que es Minaya (como lugar que guarda mis raíces y me guardará siempre). 
Soy una persona que cree en momentos en los que, como éste, leo o veo las noticias y dan ganas de dejar de creer en todo (menos en lo que siempre es importante y esencial).

De la imagen de la política en general, en estos momentos, es mejor no hablar. Pero hay que clarificar: los partidos políticos lo forman personas. Los errores voluntarios o involuntarios, los cometen personas, no la organización ni el conjunto que la forman. 

De la imagen de la justicia no quiero ni hablar: depende del juez que 'toque' o de la 'persona juzgada', la sentencia tarda o no tarda, es de una forma o de otra.

De la iglesia prefiero no hacer ningún comentario en estos momentos. La iglesia que existe hoy no es en la que creo. Es más, no creo en la Iglesia como una institución más. En su momento escribiré más sobre ello, aunque me cueste el esfuerzo psíquico  pero, desgraciadamente, ni me sorprende ni me asusta lo poco denunciado. 
No hace falta ser sacerdote para dar por los demás; Cristo lo dio desde la humildad, desde la sencillez y la pobreza. No necesitó grandes florituras, ni anillos, ni altares, ni cruces, ni vestimentas caras.

De Getafe, prefiero no hablar aunque leo siempre atento. No puede ser que lo bueno quede menospreciado por los detalles cuestionables.

Y llegado al final sólo me queda decir que me vuelvo a mis versos, a mis vinos, a la filosofía y todo aquello que me hace sentir bien. Ya está, es lo único que quería escribir hoy.

3 comentarios:

  1. ¡Adelante, amigo! Como ya sabes un poco de catalán, te dejo un trocito de Raimon, en una canción memorable (dedicada a Gregorio López Raimundo, un veterano militante comunista, de los que se dejaron la piel en estas cosas que tú comentas):

    "I en som molts més dels que ells volen i diuen".

    ResponderEliminar
  2. Mira, he encontrado esto, en tu Madrid, en un recital histórico de Raimon. Lástima que tenemos la grabación original, pero no las imágenes (aunque yo las he visto en algún sitio):

    https://www.youtube.com/watch?v=sY6_1usSnM8

    ResponderEliminar