viernes, 14 de noviembre de 2014

14.11.2015... Sin fundamento


Llega uno de hacer unos kilómetros running tortugueros. Es verdad que uno le pone voluntad pero lo que es anormal es salir a correr tras haber ingerido un buen plato de fabes con almejas. Creo que digerí las almejas, pero las fabes quedaban en el estómago.

Y es que ha sido un día raro, de esos que deseaba acabar. 

Voy a trabajar todos los días en transporte público. Repaso la prensa digital, leo el correo y voy contestando los urgentes, leo alguna página del libro que toque y todo ello mientras escucho buena música. Suelo tardar alrededor de 40 minutos y por 4 euros voy y vengo realmente relajado.
Pero hoy cogí el coche. Tenía que llevar algún que otro bártulo. He tardado exactamente una hora y media en el trayecto. He llegado estresado, no me ha dado tiempo ni al café de primera hora y entre parking y combustible me he  podido gastar cerca de 50 euros.
¿Es de gilipollas llevar coche a Madrid? Si, lo es.

Así que voy a relajarme entre libros, sin mucha estridencia, y a disfrutar del fin de semana...

2 comentarios:

  1. Sin fundamento la irracionalidad loca que tiene la mayoría de las personas.

    ResponderEliminar
  2. Saludos solidarios desde mi media hora de ida (y media de vuelta) diarias, que son siempre momentos magníficos (últimamente, cada vez contemplo más, por cierto, aunque siempre voy leyendo algo).

    ResponderEliminar