lunes, 10 de junio de 2013

127.6.13. Uno no sabe muy bien dónde puede encontrarse con esos momentos que te emocionen. Lo cierto es que un hombre se va labrando por dentro a base de esos pellizcos que te endurecen o desgarran el corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario