domingo, 22 de septiembre de 2013

El equilibrio es vital para una vida óptima. Ni un extremo ni otro, como decía Aristóteles. Ni mucho ni poco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario