Es difícil opinar, discutir o razonar con quien lo que dice un día al día siguiente es lo contrario; o lo que no siente hoy, siente mañana. Las ideas y los sentimientos es lo único que no puede cambiar de un día para otro. Si así fuera hablaríamos de veletismo crónico.

Comentarios

Por si te interesa...

Carta sobre la LEALTAD, a un Amigo leal.-

El Mala Budista

23.09.2018... Esos auténticos líderes!

30.09.2018... Gracias!

Nunca nadie pudo volar - La Casa Azul