Es difícil opinar, discutir o razonar con quien lo que dice un día al día siguiente es lo contrario; o lo que no siente hoy, siente mañana. Las ideas y los sentimientos es lo único que no puede cambiar de un día para otro. Si así fuera hablaríamos de veletismo crónico.

Comentarios

Por si te interesa...

El Mala Budista

Carta sobre la LEALTAD, a un Amigo leal.-

17.08.2018... Breves reflexiones de verano...