Caminando vamos por senderos inhóspitos, quién sabe lo que uno encontrará. Pero no podemos estar constantemente parándonos, debemos superar cada adversidad hasta la siguiente. La Paz interior nos acompaña.

Comentarios

Por si te interesa...

El Mala Budista

Carta sobre la LEALTAD, a un Amigo leal.-

17.08.2018... Breves reflexiones de verano...