miércoles, 20 de septiembre de 2017

Lo mejor para no sufrir sorpresas desagradables, antes de tomar una decisión, es sopesar las posibles consecuencias. Una vez tomada, no debe haber marcha atrás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario