lunes, 6 de junio de 2016

El mayor enemigo para cualquier organización siempre es la desunión de sus integrantes. La humildad debería ser ejemplo y virtud para aquellos que fueron y ya no son.

No hay comentarios:

Publicar un comentario