miércoles, 20 de abril de 2016

Posiblemente la mejor manera de curar el sufrimiento sea enfrentándonos a él. Huir no nos cura, simplemente nos esconde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario