miércoles, 26 de agosto de 2015

Saber lo que se quiere es tanto o más importante como saber lo que no se quiere.

No hay comentarios:

Publicar un comentario