miércoles, 18 de febrero de 2015

No hay que esperar a cambiar cuando la circunstancia te obliga. Sentirte obligado a algo te suele hacer tomar decisiones precipitadas y, en la mayoría de los casos, equivocadas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario