viernes, 22 de agosto de 2014

El día a día de la vida nos supera muchas veces. Nos viene sin darnos cuenta y entonces nos preguntamos el ¿por qué? Suele ser fácil. Normalmente lo único que ocurre es que recogemos lo que sembramos.

2 comentarios:

  1. En ocasiones no se recoge lo cosechado, en fín forma parte de incongruencia de la propia vida.

    ResponderEliminar
  2. Dificil de recoger a veces ante tanta mediocridad ignorante.

    ResponderEliminar