viernes, 29 de agosto de 2014

A veces me descubro...

A veces me descubro
despierto
mirando el infinito
de la noche
mientras el silencio
reabre sus ventanales
de inocencias.
Revuelvo el fracaso
embotello los miedos
estrangulo mis defectos
y agarro lo absurdo
que es
esconderse de Ti.

1 comentario:

  1. Anónimo30/8/14 9:08

    Precioso poema, es importante descubrirnos y muy especial " Reabrir los ventanales de inocencias" para calmar los pensamientos inquietantes del sueño y apaciguar el alma.

    ResponderEliminar