lunes, 25 de agosto de 2014

25.08.2014... Vuelta al trabajo en #biciretro...




El primer día de trabajo, tras las vacaciones, suele ser una especie de suplicio sólo compensado por ese reencuentro con los proyectos pendientes y aquellos nuevos que revolotean en la cabeza. Anoche me acosté pensando que este año debía ser distinto. Tenía que intentar que mi primer día de vuelta fuera diferente a lo habitual. 

En cuanto me he levantado lo he tenido claro. Todavía es agosto, preveía menos tráfico, así que ¿por qué no? Comenzaría mi curso laboral en bici. Sí así, en bici por Madrid.

Soy de esos nostálgicos amantes de las bicis. No de esas bicis de montaña o de carretera, que con veinte marchas o cambios te hacen coger gran velocidad. Soy amante de las bicis clásicas, de esas retro en las que te subes, pedaleas, no sin esfuerzo, y te hacen disfrutar de tu paseo o trayecto.

Y así he hecho, he cogido mi bici retro (bici clásica restaurada) y me he ido al trabajo con ella. Hasta la RENFE, luego en el tren y cuando he llegado a Atocha, por el Paseo del Prado, Recoletos, en Colón he subido por Serrano y de Serrano a Velázquez. Feliz, contento. 


Al principio algo asustado, creo que Madrid no es una ciudad adaptada para la circulación en bicicleta. Debes ir con mil ojos y muchísima precaución pero, aún así he disfrutado como un niño. Tanto, que estaba deseando terminar la jornada para volver a hacer el recorrido, esta vez más cómodo, de bajada, para volver a casa.

Me ha gustado tanto la experiencia que mañana repetiré.

Sé que ha sido una simpleza. Casi algo de niño. Sólo he cambiado la rutina, lo que vengo haciendo siempre, para conseguir que el día me haya aportado muchísima energía positiva. La vuelta al trabajo suele ser dura para muchos. Yo, que me siento un privilegiado por tenerlo, que mi vuelta siempre ha sido bastante alegre y agradecida, hoy, además, ha sido un día en positivo. 

Deseo que este inicio predisponga un curso maravilloso e importante en proyectos tanto personales como profesionales, para todos, para los que crean en ellos, como yo, como para los que no y, sobre todo, un año muy ciclourbano con muchos #versosdArte.

4 comentarios:

  1. Estuve metido en el ecologismo en mi primera juventud (ahora estoy en la segunda) y el tema de la bicicleta nunca lo vi claro.
    Sí, he disfrutado mucho con la bici de montaña, pero esto era deporte. También he utilizado mucho la bici para pequeñas compras, ir a casa de algún familiar, pasear lentamente por la ciudad, etc.
    Ahora bien, cuando el recorrido es un poco largo y el destino final es el trabajo, la cuestión del sudor -que es uno de los tabúes de la sociedad actual- se impone implacablemente. Parece una tontería, pero es fundamental en la vida urbana. bueno, quizás en la meseta el calor es más seco, pero en el área mediterránea o en Andalucía a los tres o cuatro kilómetros el sudor ya es tu compañero. Bueno, en fin, lo digo porque es un tema que se discute poco (se habla de seguridad, de enlaces con el transporte público -cosa que está muy bien- etc.). Pero el sudor es un tema clave en la relación bici-trabajo (bueno, ya puestos, quizás habría que darle la vuelta y cambiar el espacio de trabajo, con zonas de llegada integradas por duchas, aparcamientos de bici, etc...)

    ResponderEliminar
  2. La restauración de los objetos antiguos es una gran labor de Artesanos, creo que debería darse más valor a la artesanía como en el Renacimiento, saber aprender a tener paciencia, a no ver tan siquiera un trabajo acabado pero ilusionarnos con seguir caminando en la obra, sobre ella y dejar nuestras pasiones en la creación.


    Nada de simpleza, Señor Moreno, nada de Simpleza, las cosas simples son las maravillosas de la vida, al igual que las preguntas tontas son las más importantes, porque de tontas no tienen nada, hoy en día existen muchos artículos con demasiadas palabras teóricas nada más pero vacios por completo, porque las personas casi ni existen ya...así que su blog me parece magnífico, sencillo y humano, que no es poco.


    Repita su experiencia que da alegría al corazón y al pensamiento.


    Para mí donde se ponga lo Sencillo que se aparte lo rebuscado y artificial.

    ResponderEliminar
  3. ¡Que maravilla¡. Estirate un poco y saca unas fotos, seguro que el detalle del asa del cuadro merece la pena ser visto. Brooks y cinta de manillar de piel?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué tal estás amigo? ¿Cómo va todo?
      Jaja... en breve pongo unas fotos ya que todavía me falta algún detalle de cuerto por ahí.
      Sí, el sillín es de Brooks y la cinta del manillar de piel marrón también. El asa del cuadro, para agarrar cómodamente la bici es de cuero también. Ahora me están haciendo un maletín de cuero para que vaya colgado adaptado en la barra del cuadro.En fin, un capricho en esta bici que adquirí restaurada y que le voy añadiendo detalles para hacerla más 'yo'. Estoy encantado.
      La fixied para subir desde atocha se me hacía pesado así que esta tiene unas marchas.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar