miércoles, 13 de agosto de 2014

13.08.2014.... personas que dan sin recibir!



Están siendo estos días de agosto bastante calurosos,  tanto que me está costando descansar y dormir como esperaba en estas fechas. No estoy haciendo excesos de ningún tipo con lo que realmente, mis intermitencias de sueño, se deben a la elevada temperatura que nos acompaña.  Más allá de eso, que no deja de ser algo propio de estas fechas y lugar, el verano está siendo agradable.
Sigo con mi constancia en las salidas running.  Una constancia que ha avivado mi hermano. Está pasando aquí también sus vacaciones y, además de volver a unirnos familiarmente, más de lo que estamos, lo está haciendo deportivamente. Estos días salimos juntos a correr y aunque vamos a un ritmo algo cómodo, parece que nos obligamos a hacerlo y esforzarnos. Creo estar volviendo a coger esa forma física perdida y aunque los años van pasando y pesando,  consigo aguantar algo más de lo habitual. Recupero físico y salud, me ordeno y ese era mi objetivo para este mes.

Ayer las noticias nos trajeron el fallecimiento de dos personas y me dejó bastante apenado. El primero fue la del padre Miguel Pajares, misionero español contagiado por el maldito virus ébola. Una vida entregada a los demás,  una vida dando a cambio de nada, un ejemplo de persona anónima (hasta estos días no conocimos de su existencia), como esas muchas personas que andan por ahí,  dando su vida por el resto de los mortales más desfavorecidos. Ejemplaridad cristiana.
También supimos del fallecimiento del magnífico actor Robin Williams. Falleció por suicidio, ahorcado en su casa. Un actor de comedia que nos hacía pasar momentos divertidos pero que parece, su vida, no lo era tanto. Un ejemplo más de que el todo no hace feliz.
Descansen ambos en paz.

Y yo a estas horas, levantado un poco de viento, voy a perderme en mis libros hasta que duerma. A ver si consigo un poco más de sueño.

1 comentario:

  1. ¡ Que tenga Usted buena jornada perdido entre sus libros algo tan fantástico como perderse en una Biblioteca de esas tan bellas que existen como la de Coimbra" Biblioteca Joanina".


    La Gran Valía de personas que hacen por los demás sin nada a cambio, esas personas son de otro mundo, hasta si le miramos a los ojos, tienen una serenidad que nos embellece el alma. Nuestro agradecimiento hacia ellos, tan desconocidos pero no necesitan publicidad, Verne y Dumas sabían mucho de esas cosas.

    Y en cuanto al gran actor Robin Williams, magistral, descanse en paz, nunca sabemos lo vacía que pueda estar una persona inclusive maravillosa como ser humano, que se nos cruza por la mente, como decía el título de una de sus películas ( a cual más maravillosa), es INOLVIDABLE.

    ResponderEliminar