lunes, 31 de marzo de 2014

31.03.2014... Octavio Paz...

Es cierto, este cambio de horario nos afecta. Despierto con la sensación de que todavía no debía de despertar y me acuesto más tarde porque no tengo necesidad de ir a dormir. Eso provoca que, unido a lo que ha sido este lunes lluvioso, llegase a la oficina con una especie de cabreo consentido que comencé a curar con la lectura de algún verso del maestro mejicano Octavio Paz, en este día que se celebra el centenario de su nacimiento.
Y es que el deseo de sol, de que paren las lluvias, se acrecienta cada día más. Es como si el invierno continuara, que no quiere abandonarnos a esa primavera de momento imaginaria.



"Como ser de deseos, como ser que desea, como ser que fabrica imágenes de su deseo que son un presentir, que son también un recordar, el hombre no es un sujeto de progreso sino de regreso." Octavio Paz

Y así, para terminar mes y día, lo hago con la cabeza dolorida y reflexiva. Dolorida de pensar de seguro en estupideces varias, si dedicara el tiempo a pensar en cuestiones mucho más productivas o no me dolería o me dolería con razón. Uno cree que no hace las cosas como las debe hacer, que vive ultimamente algo desorganizado para lo que suele ser; que muchos le utilizan para su propio interés porque has acostumbrado a todos a que no valoren lo que das, aunque sólo sea tu tiempo.

Por eso a estas horas ya nocturnas sólo encuentro el equilibrio leyendo algunos versos de ese poeta que se celebra hoy o algún que otro sabio versículo de ese libro inmenso que es la Biblia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario