viernes, 8 de noviembre de 2013

Es increíble como la obsesión y el rencor puede llegar a matar la mente de una persona, dejándola viviendo en un absurdo pasado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario