martes, 10 de septiembre de 2013

Somos ese país en el que sus ciudadanos, esa inmensa mayoría,  nos alegramos de los males que nos ocurre sin parar a pensar en que repercuten directamente en nosotros. 
Nos cuesta unirnos en proyectos comunes y cuando alguno sale mal, inmediatamente, en vez de consolar, apoyar y tratar de sumar, arremetemos, reprochamos y ridiculizamos hasta humillar. Así somos, así nos va y, lo que es peor, así nos irá.

1 comentario:

  1. Lo que dices, no entra en definiciones ya pudieran ser optimistas o pesimistas, sino realistas porque la realidad de lo que dices sobre este tema es la verdad de lo que continuará ocurriendo, si los motivos por los que pasas en esos renglones tus pensamientos, no cambian.

    ResponderEliminar