jueves, 29 de agosto de 2013

Querido hijo...

Piensa y medita siempre antes de hablar. No dejes que tu lengua te desobedezca, podrás arrepentirte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario