jueves, 15 de agosto de 2013

Querido hijo...

Si el de tu lado, o el de enfrente pueden, entonces tú también puedes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario