jueves, 15 de agosto de 2013

Deberíamos ser capaces de aprender a disfrutar de las pocas y pequeñas cosas que nos rodean, que estar intentando siempre conseguir tantas y grandes  de las que nunca tendremos ni siquiera el tiempo necesario para valorarlas.

1 comentario:

  1. Pues sí, Jose, Creo que al final saldríamos ganando.

    ResponderEliminar