martes, 16 de julio de 2013

146.7.13. Si difamas a alguien con ánimo de dañarle, o incluso destruirle, nunca debes olvidar que son muchos más los que comparten la verdad que siempre será capaz de hundirte en tu propia pestilencia.

1 comentario: