sábado, 13 de abril de 2013

84.4.13

84.4.13. Está claro que en este mundo en el que vivimos los tontos se hacen con el tiempo y no nacen. Lo he descubierto, también, con el tiempo.

3 comentarios:

  1. La razón que nos impide hablar entre personas sobre La Vida después de la muerte, es la increíble actitud de nuestra Sociedad que se obstina en ridiculizar o en negar todo lo que no pueden percibir fuera de lo material, pues nos molestan y no cuadran con nuestros preceptos ni con nuestras ideas científicas o religiosas.

    ResponderEliminar
  2. ¿Por qué los niños tienen que morir?. Es una de las preguntas con la que muchos se justifican para la no búsqueda de La Verdad, cuando deberían hacer lo contrario. En esta nuestra Sociedad, han participado nuestros padres, nosotros, participan nuestros hijos y participarán los hijos de nuestros hijos. Es un mundo en el que estamos desde nuestros primeros padres. Desde ellos hasta aquí —con toda libertad—, decidimos obrar y somos los únicos causantes de las consecuencias que el pasado nos ha acarreado. ‘Las generaciones’… fueron, somos y serán libres para hacer y deshacer en este lugar. “Mi reino no es de este mundo” ( Juan 18: 36-37).

    ResponderEliminar
  3. Cuando no obtengamos respuesta a ciertas preguntas o no nos convenzan las explicaciones de los demás, no anulemos al Creador, no queramos ambicionar nuevamente Su sabiduría, ni olvidemos el resultado que ello nos originó.

    ResponderEliminar