Running Getafe y 47: 51.55 km.


Los días comienzan a ser desordenados por las fechas: exceso de trabajo por fin de año, fiestas, comidas, cenas, cenas y comidas, excesos de todo tipo que acumula cansancio, desorden y calorías varias. Y desorden que se ve reflejado también, cómo no, en las salidas running que, si además le unimos que todavía no estoy recuperado de la lesión de coxis o, mejor dicho, que no se ha colocado en su sitio el puñetero hueso, genera un desparrame running total. Aún así, con un exceso de cabezonería -típica Moreno- y disciplina, esta semana he conseguido mi objetivo.

El lunes fue fiesta, Día de la Constitución, y entre celebraciones variadas, no salí a correr para tratar de no molestar mucho el coxis.
El martes, que sí trabajé, decidí salir a trotar -con buena dosis de antiinflamatorios- a primera hora de la tarde. Ese fue mi error: creer que todo el mundo hacía puente menos yo. En un buen recorrido, a un ritmo que parecía moderadamente bueno, recibí algo así como 7 llamadas telefónicas con las paradas propias -andar-. Al final terminé con una distancia bastante buena y unas sensaciones no malas.
El miércoles volví a animarme y me pasé de la raya. Aceleré el ritmo y los impactos de zancada. El coxis lo sufrió y no pude hacer más de esos 10 km llegando a casa con un dolor tremendo otra vez.
Descansé el jueves y traté de salir el viernes. Digo traté porque a los 600 metros eso comenzó a dolerme otra vez como el primer día. Joder con el huesecito de los h.... No me quedó más remedio que dar la vuelta a la manzana, andando,y con lágrimas en los ojos volver a entrar en casa con la incredulidad de N y A: "¿ya estás aquí?". Mal, muy mal y preocupado.
El sábado decidí ni moverme. Descanso total. Antiinflamatorios, pocos movimientos y tentación del otro running Moreno, Clemente: "¿corremos mañana domingo por Getafe?".

A cabezón nadie. A las 9 h., con una niebla impresionante que cubría las calles, un frío húmedo que provocaba una sensación de bastante menos temperatura de la que realmente hacía (4º), con cuidado, a un ritmo tranquilo, comenzamos nuestra ruta. Recorrido ameno como siempre, charlando, disfrutando cada zancada y con molestias en el coxis, pero nunca las de el viernes. Cabezón yo: 2 horas de running que me han dejado satisfecho y realmente contento. Se lo debo al primo Clemente porque, si no es por él, no hubiera hecho más de 10 km. A ver cómo lo aguanta este trasero mío estos días.

Por cierto las Vomero, tras unos cuantos kilómetros: fantásticas. Estoy muy contento con la elección.

Así queda mi semana running, de kilos no hablo porque en estos días voy aumentando:
  • . Martes 7: 1h:35'.25" 16.58 km a 5'.46" min/km
  • . Miércoles 8: 51':33" 10.21 km a 5'.02" min/km
  • . Viernes 10: 19':53" 2.53 km a 7'.20" min/km
  • . Domingo 12: 2h:01'.33" 22.23 km a 5'.28" min/km

El total de kilómetros realizados esta semana, del 6 al 12 de diciembre, ha sido de 51.55 km a un ritmo medio -sin contar el viernes- de 5'.25" min/km. He vuelto a llegar a los 50 pero continúo con demasiadas molestias en el trasero.

Comentarios

  1. Diciembre es un mes en el que se puede parar, tómate tu tiempo de descanso si lo necesitas. Mapoma ya tiene abierta la posibilidad e inscripción.
    Apúntate ya y verás cómo te cambia la vida. La sensación de estar inscrito a un Maratón te centra mucho.
    Las Vomero son una pasada, lo único es que hay que tener mucho cuidado con la cuenta de los kilómetros. En cuanto pierdas estabilidad y el talón se ponga excesivamente blando pueden dar problemas de tendinitis.

    ResponderEliminar
  2. A golpe de martillazos puede que el coxis vuelva a su sitio.
    Hace tiempo me paso algo parecido (o peor) a tu viernes y se pasa mal, muy mal. Mi recuerdo es estar en casa vestido para la ocasión dispuesto a salir pero la tibia me decía que no.

    ResponderEliminar
  3. Buena semana pese a lo malo de las fechas. Mucho ánimo y a seguir, me alegro que las zapas vayan de lujo, yo estoy a ver si pruebo mis New Balance

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por si te interesa...

El Mala Budista

Carta sobre la LEALTAD, a un Amigo leal.-

17.08.2018... Breves reflexiones de verano...