18.07.2018... Más reflexiones sobre el Liderazgo.

Amanecer, despertar, es comenzar de nuevo. Una nueva oportunidad para corregir tu camino, una nueva oportunidad para decidir lo que quieres ser o hacer, una nueva oportunidad para vivir, una nueva oportunidad para ser consciente del Ser. 
Cada nuevo despertar es un regalo, es una nueva oportunidad.
Sé que hay personas que despiertan al día como si fuera un castigo divino. Se levantan con pereza para afrontar lo que para ellos es una carga: otro día más.

Despertar, saltar de la cama, dar gracias y hacerte cargo de tus pensamientos. Salir a la calle con una actitud positiva es fundamental.

Esto es liderarte a ti mismo.



Comenzar a liderar nuestra vida es el primer paso del liderazgo. Liderarnos desde dentro, desde nosotros mismos hacia fuera. Si no nos lideramos nosotros, desde nuestra verdad, lo haremos con las ideas o verdades de otros.

Comprometernos con nosotros mismos desde que despertamos y ser conscientes de ello.

Nos fascinan los líderes porque en ellos depositamos nuestras esperanzas para solucionar nuestros problemas y afrontar nuestros miedos.

Te he dicho muchísimas veces que para liderar a los demás, primero tenemos que ser líderes de nosotros mismos. El liderazgo comienza con uno mismo. 

Cada uno tiene un estilo de liderazgo, debes encontrarlo; cada uno tenemos nuestra historia, nuestra experiencia, nuestra vida. 

Solemos ser víctimas de nosotros mismos, nos culpamos continuamente. Le damos más valor a lo que está fuera de nosotros que a lo que está en nuestro interior.

El primer paso para liderar, es autoliderarse. Tener la capacidad de asumir el desafío, que no es fácil, con uno mismo y a partir de ahí, de nuestra transformación, liderar y transformar al resto de las personas.

La base del líder es saber gestionarse a sí mismo. Si no somos capaces de liderarnos, de motivarnos o de confiar en nosotros ¿cómo seremos capaces de hacerlo con los demás?

Tomar el control de nuestras vidas, no que nuestra vida nos controle a nosotros; construir nuestra felicidad y la de aquellos que nos rodean desde nuestro interior.

Todo cambio comienza en ti, cuando te levantas. Desde tu interior hacia fuera.

Si eres líder de tu propia vida, serás capaz de construir, de edificar, mejores empresas y una mejor sociedad.

Y esta es la mejor huella que puedes dejar a tus hijos.


Eres líder, liderandoTe.

Comentarios

Por si te interesa...

Carta sobre la LEALTAD, a un Amigo leal.-

El Mala Budista

23.09.2018... Esos auténticos líderes!

30.09.2018... Gracias!

Nunca nadie pudo volar - La Casa Azul