miércoles, 2 de agosto de 2017

Querido hijo...

No dediques tu tiempo a buscar honores temporales y grandes riquezas. Todo termina por desaparecer antes o después.
Busca tu enriquecimiento interior y espiritual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario