jueves, 23 de febrero de 2017

23.02.2017... Reflexiones del jueves.

De vez en cuando despierto y no sé ni en el día que me levanto. A veces, como hoy, no sé muy bien quién soy, ni si tengo que ir hacia un lado o hacia otro. Es ese momento en el que simplemente soy consciente de que parar para seguir es lo más importante.

No es que en estos días no escriba, no es que no quiera escribir. Estos días el tiempo se me va como esas nubes que aparecen bajo el azul del cielo y al momento desaparecen.

No sé si es poesía. No sé si estrés. Lo que sé es que, posiblemente, cualquiera pensaría que esto no es vida, que no es forma de vivir siempre bajo constantes tensiones. Pero en mi caso, es mi vida, no tengo otra, esa que me lleva como un relámpago de un lado a otro del camino, pero siempre en dirección.



Y así va uno, escribiendo o no su poesía; esculpiendo piedras que son versos que construyen esa vida, que no deja de ser más que un poema más en un mundo en el que faltan versos.

Lydia Davis es su cuento 'Propósito de año nuevo' hacía una fantástica reflexión: 
"Al fin, en la mitad de tu vida, eres suficientemente listo para ver que todo suma nada, incluso el éxito no significa nada. Pero ¿cómo aprende una persona a verse como nada cuando ha tenido tantos problemas para verse como algo en primer lugar? es confuso"
Escribir ayuda. Claro que ayuda. Escribir ayuda a sobrellevar los fracasos y a no dejarte llevar por ese éxito que la mayoría de las veces es ficticio.

"El dolor también es vida". Es una frase de alguien que me importa. Uno, con la edad, va dejando entrar en su vida a muy pocas personas, pero si permito entrar se convierten en tesoros poéticos que cuidar, un tesoro eterno. El dolor también es vida es como decir que no hay vida sin dolor. Si algo duele lo sentimos, si sentimos existimos y si existimos vivimos. Poético y filosófico a la vez. 

Siempre lo más cercano es lo que nos causa más dolor, pero también es lo que nos llena de la alegría y felicidad más grande. Siempre son nuestros pensamientos interiores los que nos provocan nuestros estados de ánimo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario