lunes, 23 de enero de 2017

Lo frío por frío, lo caliente por caliente, el caso es no estar nunca a gusto y quejarnos siempre de lo que nos rodea o tenemos. Tal vez sea por eso, porque lo tenemos y el valor es mínimo para nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario