martes, 17 de enero de 2017

Es muy difícil justificar lo injustificable y por ello, lo peligroso siempre, es intentar culpar a los demás ‬de tus errores o irresponsabilidades. Es una manera miserable de convertirte en un gran miserable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario