viernes, 11 de noviembre de 2016

11.11.2016... Cohen.

Es curioso cómo en las capitales de provincia parece que las calles despiertan más tarde, sin prisa, con esa tranquilidad del que sabe que el tiempo es el que es y no por correr llegamos.

Salgo a las 8h de mis aposentos y ni un alma recorre la ciudadela segoviana. Algún que otro repartidor, algún que otro trabajador municipal, pero ni una sola persona ajena a la puesta a punto de la ciudad.

Busco un quiosco de prensa y me dicen que hasta las 9h. no abren. ¿Para qué van a abrir antes si no hay nadie por estas calles?

Entro en una cafetería de la plaza, frente a la bella e ilustre catedral, y me dicen que lo están limpiando, que hasta las 9 h. no abren.

¿Y qué coño hago hasta las 9h?

Me alejo de la zona amurallada y consigo una cafetería en la que me siento a pensar sobre lo que nos hace tener más o menos calidad de vida. No sé si en Madrid ganaremos más o menos, sí sé que vivimos menos.



En ese momento, revoloteando por la prensa digital en el móvil, me entero del fallecimiento del poeta, compositor y cantante Leonard Cohen. Me encojo y mis pensamientos me vuelven a hacer reflexionar sobre lo inevitable.

No hace mucho, exactamente el 14 del pasado mes, escribía aquí una reseña sobre unas declaraciones que el poeta realizó en una entrevista ante el lanzamiento de su nuevo trabajo:
"Estoy preparado para morir. Espero que no sea demasiado incómodo."
¿Lo presentía? ¿Lo esperaba?

Qué más da. Lo importante es que se ha ido tranquilo y no humillado por ella.

Han sido dos días poéticos y realmente agradables en esta ciudad. Dos días en los que el trabajo provoca, también, momentos en los que la gratitud a la vida se convierta en una constante.

Mi gran amigo y compañero Montaigne lo tenía clarísimo: la mejor forma de dejar de preocuparse por la muerte es viviendo la vida. Yo lo recuerdo y recalco muchísimas veces por aquí: la vida es una oportunidad, cada día lo es, no vivir es morir viviendo.

"Los grandes pasanpasan sin tocarsepasan sin mirarsecada uno sumido en el gozocada uno en su fuegoNo tienen necesidadel uno del otrotienen la más profunda de las necesidadesLos grandes pasan"Cohen

Se ha marchado un grande.

No hay comentarios:

Publicar un comentario