jueves, 22 de septiembre de 2016

Pensaba hoy eso que tantas veces he leído, que querer lo que tienes es el principio de la felicidad; desear lo que no tienes es el principio de la amargura. ¿Por qué no disfrutamos más de lo que tenemos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario