domingo, 4 de septiembre de 2016

Lo curioso de los días, muchas veces, es lo que dejamos de hacer bien por preocuparnos de todo lo que hacemos mal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario