domingo, 18 de septiembre de 2016

A veces dejar de pensar es tan efectivo como pensar tanto. Simplemente el hecho de calmar la mente y limpiarla de toxicidades, para dejar fluir después esos pensamientos limpios que quedaban obstruidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario