martes, 27 de septiembre de 2016

27.09.2016... Por Dios ¿quién es este hombre?: es super Iceta en acción.

Prefiero escribir sobre la vida, sobre la filosofía o la literatura, sobre el día a día que sobre política. Prefiero entretener mi humilde intelecto en activo, pensar sobre el Ser, sobre lo que Somos o dejamos de Ser porque no queremos ser.



Uno trata de no dejarse sorprender por el día a día de la política en este país. Reconozcámoslo, vivimos en tal emoción e incertidumbre, cansancio y/o aburrimiento, que no queda más remedio que, aunque sólo sea de reojo, echar un vistazo a lo que se va cociendo por aquí y por allá.

Acabamos de conocer, como aquél que dice, los resultados en dos importantes regiones españolas: Galicia y el País Vasco

En la primera el Partido Popular ha ganado por mayoría absoluta (41 diputados) y el PSOE ha pasado a ser la tercera fuerza con 14 diputados, 4 menos de los que tenía. 

En el País Vasco el partido más votado ha sido el PNV con 29 diputados (dos más de los que tenía), el PSOE obtiene 9 diputados, perdiendo 7 de los que obtuvo en las anteriores y el PP 9 diputados perdiendo 1 diputado con respecto a las últimas elecciones celebradas.

A la vista de cualquiera, simpatizante o no, militante o no, votante o no, está la bajada que, cita electoral tras cita electoral, sea dónde sea, el partido socialista está obteniendo.

Tras las primeras elecciones generales -luego hubo segundas y, quién sabe, puede haber terceras- el PSOE va marcando una tendencia decadente. Podemos decir, con datos, que la de este fin de semana, Galicia y País Vasco, es la sexta derrota seguida del PSOE desde que es secretario el señor Sánchez.

El PSOE, de su secretario general Pedro Sánchez, se ha convertido en el partido del NO a Todo. Esta estrategia, respetable para quién busca una 'muerte política lenta', parece que no gusta al electorado de a pie. ¿Por qué? Porque los electores de a pie, los no militantes, los ciudadanos, andan hasta las narices de no tener gobierno en un país como el nuestro, en un momento en el que más que nunca se necesita lo haya.

Y entre medias, un sábado reflexivo, veo un vídeo en el que aparece un candidato, también perdedor, en este caso del Partido Socialista de Cataluña, en plan verbenesco; está feliz en uno de esos municipios catalanes al que tengo un especial cariño, Gavá, arengando soflamas sin sentido contra el quien es, actualmente, el Presidente del partido más votado de España, el partido más votado en Galicia y en otras comunidades, el elegido por más ciudadanos incluso para ser presidente y aguantar una situación política como vivimos: eso sí, en Funciones.


En este vídeo, que adjunto, pueden comprobar a lo que llega el carnaval y la verbena política de algunos. De verdad que me lo habían contado y no visto hasta hoy. Yo no sé si el Dios de muchos escucharía las plegarías de este personaje socialista, el tal Iceta. Yo no sé si le tienta, o intenta, convertirse en superhéroe socialista: Super iZeta. Yo no sé si el 'líbranos del mal' supone el libéranos del bien. Lo que sé, es que ni él se cree que lo que España necesita, a la vista está por los votos, es que un Rajoy y un Partido Popular nos deje de gobernar para que entren personajes populistas y dicharacheros, bailongos y bailongueros, como él.

¿Ustedes se imaginan, por ejemplo, a Juan Vicente Herrera, Cifuentes, Feijoo o el propio García Albiol gritando a ojo partido, mientras se tiran de los pelos del pecho, azorados, descoyuntándose la pelvis, dando saltos: ¡váyase señor Sánchez por el bien de España!?  ¿Alguién lo imagina?

Yo no lo imagino e, incluso, también lo critaría. No estamos para carnavales ni verbenas políticas.

Lo siento, ya no me gusta escribir de política, pero...

No hay comentarios:

Publicar un comentario