sábado, 28 de mayo de 2016

Si el límite de cada uno lo ponemos nosotros mismos, ¿por qué a veces vivimos como si no lo hubiera? Tal vez sea que nos guste vivir siempre así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario