lunes, 2 de mayo de 2016

02.05.2016... El lugar de cada uno.

Hoy es lunes, pero podría ser domingo. Un lunes festivo que repercute en el sentido de comenzar la semana. Perdemos el ritmo, pero lo habremos agradecido. Cuando nos demos cuenta volveremos a aparecer en el bendito sábado.




Cuando vuelvo de un fin de semana en el campo, transformo mi mente y mis pensamientos. Veo todo tan diferente que al regresar a este habitat natural, parece que he estado en otro mundo. Me entra una pereza que me adormece. Me cuesta espabilar.

Cada uno tiene su lugar, cada uno su silencio.

Decía Cela que 
"las aguas vuelven siempre a sus cauces y los hombres, salvo en casos de muy amargo tropiezo, retornan siempre a la querencia del paisaje que los vio nacer."
Qué razón tenía.

No entiendo a aquellos que renuncian a sus raíces, a sus lugares de nacimiento, sus pueblos o lugares. Muchos lo hacen por falta de allegados o casas que les acojan; otros, simplemente porque prefieren olvidar o, tal vez, porque ni siquiera quieren poner en valor lo que es sentirte parte de una tierra, lo que significa tener raíz en algún lado.

Poner en valor lo nuestro. Otro gallo cantaría o pocos 'gallos' se atreverían a cantarnos. Valoramos más lo de los demás que lo nuestro. Y es tan sencillo hacerlo como quererlo.

Es verdad que en el mundo habrá una inmensidad de lugares más bellos que Minaya; pueblos hermosos llenos de historia. Pero ninguno es Minaya, ninguno tiene nuestra historia. Minaya es y no necesita ser como los demás. Ninguno huele ni sabe igual. En ninguno eres capaz, por ejemplo, de agarrar montones de estrellas por las noches. En ninguno llegas a escuchar el silencio como aquí.  

Solo aquí soy consciente de cada momento. Soy capaz de olvidar y analizar con la tranquilidad qué merece cada instante de presente de cara al futuro.

Estos días pensaba que el tiempo ha corrido más deprisa de lo esperado y, sin darnos cuenta, las fechas se nos echan encima.

Es hora de centrarnos y ponernos a escribir sin excusas. 

El sábado, sentado en el porche, sentía que cuántos quisieran tener un lugar así para esconderse del mundo y escribir sin ser molestados ni tentados. 



Desaparecer una semana sería suficiente para poner en orden parte de lo necesario. Pero tal vez provocaría el desorden en otros ámbitos. Es muy difícil querer estar en todo, pero así, también es fácil que todo quede a medias.

Es hora de eliminar de nuestros días aquello que nos molesta o entorpece la consecución de nuestros objetivos.

Creemos que las cosas son sencillas, o al menos eso nos puede parecer. Pero todo requiere un tiempo para hacer hasta lo más sencillo.

Toleramos en nuestros días demasiadas cosas que lo único que provocan es agotamiento para llevar a cabo otras muchas.

Así llego a este lunes primero del mes de mayo. Mañana comienza una semana comenzada. Un mes importante e interesante. Un mes en el que varios proyectos deben quedar cerrados para iniciar su camino. Tal vez demasiado o tal vez no. 

Todo se puede con orden y siendo dueño de tus tiempos.

2 comentarios:

  1. Geniales palabras hacia nuestro pueblo!!! Es digno de admirar el cariño que tus palabras describen a tu tierra. Da gusto sentirse querido, en parte, gracias a esas palabras, ya que los que aquí habitamos, tratamos que Minaya siga intacta, y llena de vida, con los brazos abiertos a todos aquellos que nos añoran desde la lejanía! Viva Minaya y viva tú!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti y a todos los que seguís haciendo Grande nuestro pueblo. #sentirMinaya

      Eliminar