Es realmente curioso que para ser honrado no haga falta ser inteligente; en cambio, para ser falso y tramposo, hay que estar en posesión de una gran inteligencia.

Comentarios

Por si te interesa...

El Mala Budista

15.07.2018... A vueltas con las Decisiones.

Carta sobre la LEALTAD, a un Amigo leal.-

13.07.2018... ¿Poesía...?

08.07.2018... Las preocupaciones.